December 15, 2020
De parte de Asociacion Germinal
237 puntos de vista

La actual revoluci贸n tecnol贸gica arrasa sectores enteros por inviabilidad en la competencia ante los nuevos niveles de productividad multidimensonal emergentes, al igual que la caba帽a de animales de tiro fue arrasada por el parque de tractores y vehiculos a motor a inicios del siglo XX. Pero claro, entonces no dijeron que se hac铆a por los riesgos de 鈥渮oonosis鈥.

Este torbellino de transformaciones se suma a las reestructuraciones locales de la explotaci贸n y de los aparatos productivos regionales, con casos como el del capitalismo espa帽ol que ya tiene puestos en cola de la reestructuraci贸n industrial y de la reconversi贸n rob贸tica a los sectores tur铆stico, aerona煤tico,  automovil铆stico, energ茅tico, y educaci贸n y sanidad p煤blicas, entre otros. Adem谩s en las dos pr贸ximas d茅cadas tambi茅n tendr谩 que v茅rselas con las requisitorias de los nuevos niveles m铆nimos de rentabilidad multidimensional exigidas por el capitalismo neomalthusiano 鈥  que algunos llaman globalismo 鈥 en el sector ganadero.

En Dinamarca ya han aprovechado para reestructurar la ganader铆a peletera del vis贸n, y ech谩ndole la culpa al sars-cov-2 han sacrificado a 17 millones de visones de las granjas peleteras. 鈥Dinamarca sacrificar谩 17 millones de visones por una 鈥渞iesgosa鈥 mutaci贸n de covid-19.

Noticias as铆, que muestran la destrucci贸n de una ganader铆a animal entera por baja rentabilidad, pueden pasar desapercibidas en medio del tsunami de estupideces, mamarrachadas y supercherias covidianas con que viene la prensa cotidiana, pero son importantes.

La destrucci贸n de riqueza es descomunal. Si antes se tiraban cosechas para aumentar los precios ahora se matan caba帽as enteras de animales. De hecho, en 2019 en China sacrificaron 200 millones de cerdos, aduciendo que estaban afectados por la 鈥減este porcina africana鈥, y como no pod铆a ser otro modo, este a帽o los neomalthusianos vuelven a la carga solo que, ahora, a la vez dicen temer que el virus del SAD-cov que les afecta pueda pasar a los seres humanos.

En la reestructuraci贸n del sector industrial ganadero a escala mundial confluyen muchos intereses y fuerzas contradictorias, pero como vemos los neomalthusianos se han hecho presentes con su propia agenda siempre obsesionada con el control num茅rico de la poblaci贸n y el catalogado de materias primas. Esto se observa de forma muy clara en las declaraciones de los ecofascistas en los 煤ltimos a帽os. Pero estos dicen hacerlo no para ganar mucho dinero sino para 鈥渟alvar al planeta鈥.

Para 鈥渟alvar al planeta鈥, por supuesto, montando el suculento mercado de la descarbonizaci贸n, rabiosamente neomalthusiano, en el que la ganaderia mundial cotiza a la baja. En esa preocupaci贸n, los ecofascistas de Greenpeace Espa帽a reclamaban que en 2050 la carne consumida tiene que estar por debajo de los 50 gramos diarios por persona. 隆Oh, qu茅 casualidad, el ministro de salud mundial, William Gates invierte en cultivar carne, concentrando, eso si, capital, y presionando por la reestructuraci贸n de la ganaderia mundial.

La concentraci贸n de capitales no solo avanza en la banca, la miner铆a, la biogen茅tica, la agricultura, la energ铆a, el turismo, la educaci贸n, la sanidad y el autom贸vil, la ganader铆a mundial promete curas de salud de proletarios y del planeta muy impresionantes en orden inversamente proporcional al capital sobreproducido, por ejemplo visones, cerdos, gallinas o vacas, sin hablar de los humanos que tambi茅n somos capital y a quienes el Eje Neomalthusiano ya encontr贸 formas radicales de control num茅rico como es el abortismo, pero no 煤nicamente ello.

Los ecofascistas, subvencionados por el mundo socialdem贸crata vip de seudorevolucionarios plebeyos, en realidad cuadros reformistas neomalthusianos al servicio del capital, que son claramente ultraderechistas, tecn贸logos fuera de control y eugenistas de toda la vida decididos a dirigir La Evoluci贸n del vecino sobre todo proletario, convergen en organizar el traspaso de la crisis al proletariado sector a sector, y en el caso de la ganader铆a vienen quej谩ndose contra la ganaderia industrial insistente y preparatoriamente desde hace d茅cadas por que emiten gases con efecto invernadero, lo cual dicen que hacen para salvar el planeta del calentamiento por causas humanas. La convergencia neomalthusiana lo tiene muy claro.

As铆, seg煤n la actual fracci贸n reinante entre los capitalistas y sus clases medias aliadas, para salvar su planeta hay que eliminar no tanto la ganader铆a industrial como las vacas, los cerdos y pollos y gallinas, que son la fuente de proteina del proletariado mundial, al que se le dice que no debe comer carne (pero tampoco pescado). Esta reducci贸n de costos de la dieta proletaria es la base pol铆tica estrat茅gica del fomento socialdem贸crata del veganismo en el proletariado, que tambi茅n estaba planificado en las dos 煤ltimas d茅cadas.

Pero esto no es suficiente y aparece el virus, y la Ideolog铆a de la Zoonosis. Las vacunaciones masivas de la caba帽a ganadera mundial y su negocio ya est谩n en rampa de aumentar aunque el sector est茅 puesto en la fila de los sectores a reestructurar y reconvertir, pero como las caba帽as ganaderas pueden ser medios reservorios de zoon贸sis, las vacunaciones tambi茅n abarcar铆an a la poblaci贸n humanas, 鈥減or el bien de todos鈥, mientras rebajan el consumo humano de carne y suprimen los segmentos industriales no rentables de la producci贸n ganadera mundial. Miel sobre hojuelas, se paga la reconversi贸n, se sigue sosteniendo la infraestructura de la biolog铆a pol铆tica emergente, y se debilita f铆sicamente al proletariado a la vez que, en lugar de la mejora de sus condiciones de vida, estas son empeoradas.

A partir de ahora y durante las pr贸ximas d茅cadas es muy importante explicar a las personas agredidas que no es lo mismo ser vegetariano rico que vegano pobre, que la esperanza de vida basada en la correlaci贸n causal dieta/ingresos de estos 煤ltimos es muy inferior respecto a aquellos, sin hablar de los 鈥渧eganos鈥 a chulet贸n diario, promotores de este otro 鈥渃ambio social鈥 en ciernes para la nueva explotaci贸n. El veganismo de los pobres es mortal.

Lo que nos exigen los socialdem贸cratas y la burgues铆a digital est谩 muy claro; no reproducirnos, aceptar la industrializaci贸n vacunalista y la imposici贸n de los chip subcutaneos que anhelan implantarnos, paro, biotecnificaci贸n y robo de la porci贸n del salario m铆nimo dedicado a la movilidad territorial proletaria, pero, adem谩s, no comer carne si no es de cultivo. Para 鈥渟alvar el planeta鈥 y 鈥渃uidarnos de las zoonosis鈥.

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org