March 19, 2021
De parte de Nodo50
383 puntos de vista


Art铆culo original en catal谩n

Las manifestaciones en Barcelona por la detenci贸n y encarcelamiento de Pablo Has茅l fueron las primeras movilizaciones de cierta envergadura y dinamismo desde hac铆a mucho tiempo, rompiendo as铆 la aton铆a que hab铆a atenazado la mayor铆a de los movimientos sociales. El hecho de que siguieran d铆a tras d铆a evidenci贸 que lo que las impulsaba ten铆a ra铆ces m谩s profundas e iba m谩s all谩 de este caso particular.As铆 que no result贸 extra帽o ni artificial que en las convocatorias apareciesen enseguida otras reivindicaciones democr谩ticas y sociales, algunas de las cuales ya figuraban, directa o indirectamente, en las canciones del mismo rapero: Liberemos los presos; regulemos los alquileres; detengamos los desahucios; acabemos con la monarqu铆a; abolamos la ley de extranjer铆a; deroguemos la reforma laboral.Esta evoluci贸n hacia lo que se podr铆a considerar como un programa unitario de m铆nimos, agrupando las demandas centrales de varios movimientos que podr铆an ser compartidas por todos ellos, abr铆a a su vez dos perspectivas ligadas entre ellas. Por un lado, la posibilidad de atraer a m谩s gente, que ver铆a sus preocupaciones reflejadas si no en todas, al menos en la mayor铆a de las consignas escogidas. Y por otro, una v铆a hacia la superaci贸n de la dispersi贸n de las luchas, dot谩ndolas de unos objetivos comunes.Es cierto que faltaban puntos relativos al feminismo o el ecologismo; en cambio, estaba, y no en 煤ltimo lugar, la abolici贸n (derogaci贸n) de la Ley de Extranjer铆a. En otra formulaci贸n a煤n m谩s concisa de una posible plataforma unitaria empleada recientemente en otras luchas, las necesidades de las personas migrantes contin煤an estando presentes: pan, techo, papeles y trabajo.Y es que, en los 煤ltimos tiempos, estas demandas han ido saliendo cada vez m谩s de los confines estrechos de las diferentes campa帽as en favor de los derechos de las personas migrantes para incorporarse tambi茅n en las peticiones de otros movimientos.En este avance han influido varios factores. Las luchas en torno a diferentes aspectos del racismo institucional y estructural -irregularidad, CIEs, fronteras, refugio, rescate en el mar…- han ido adquiriendo m谩s visibilidad. M谩s recientemente, el impacto de la pandemia ha evidenciado el papel esencial de mucha gente inmigrante en el funcionamiento de la sociedad, al tiempo que se ha visto como los y las inmigrantes han sido particularmente golpeadas por la crisis econ贸mica. Las movilizaciones masivas de Black Lives Matter en EEUU tambi茅n han tenido bastante eco aqu铆 con una imponente concentraci贸n en el centro de Barcelona a las pocas semanas de la declaraci贸n de la pandemia.

Cambios demogr谩ficos

Todos estos fen贸menos son importantes, pero no se entienden cabalmente sin tener en cuenta determinados cambios materiales que se han producido en los 煤ltimos 20 a帽os. Seg煤n el Institut d鈥橢stad铆stica de Catalunya, el 1 de enero de 2000 hab铆a 181.590 personas extranjeras residentes en el pa铆s, el 2,9% de la poblaci贸n total de 6.174.547. No hac铆a mucho que el gobierno de Jordi Pujol a煤n proclamaba ufanamente “Som sis milions”.Hoy (datos del 1 de enero de 2020), el n煤mero de personas extranjeras residentes ha subido a 1.260.619, representando el 16,2% del total de 7.722.203. Si a帽adimos que entre 2003 y 2019 casi cuatrocientas mil personas adquirieron la nacionalidad espa帽ola en Catalunya, se ve que el grueso del incremento de la poblaci贸n en las dos 煤ltimas d茅cadas se debe a la inmigraci贸n extranjera (es decir, la que no tiene la nacionalidad espa帽ola). En la ciudad de Barcelona, el 21,58% de las personas empadronadas son extranjeras.Una de las consecuencias de este crecimiento demogr谩fico es la presencia de cada vez m谩s j贸venes de ascendencia for谩nea  que han nacido y/o se han criado aqu铆. Entre esta generaci贸n, hay mucha gente que tiene bastante confianza y habilidad para criticar no s贸lo el sistema (capitalista) racista, sino tambi茅n determinadas actitudes y conductas de la llamada “izquierda blanca” o el “feminismo blanco” as铆 como una insuficiente atenci贸n a sus prioridades. Si bien una parte de la gente m谩s activa milita en organizaciones compuestas s贸lo de personas racializadas y que a menudo tienen relaciones conflictivas con las organizaciones a veces denominadas “blancas”, otra parte se ha integrado en movimientos sociales “blancos” (en realidad, “mixtos”) o grupos pol铆ticos m谩s o menos de izquierdas.

Alianzas necesarias y posibles

El hecho de que reivindicaciones como la derogaci贸n de la Ley de Extranjer铆a o Papeles para todos hayan sido adoptadas por diversos movimientos sociales y partidos de izquierda no quiere decir que estos las hayan interiorizado del todo. Y no significa tampoco que hayan entendido completamente c贸mo funciona el capitalismo racial o como el combate contra el racismo debe ser un componente integral y transversal de la lucha contra el capitalismo si esta quiere tener 茅xito. Pero s铆 representa la posibilidad de que algunos sectores “racializados”, hasta ahora recelosos de las organizaciones “blancas”, participen conjuntamente con estas en ciertas campa帽as y, de este modo, que unas y otras vayan desarrollando una mayor comprensi贸n mutua en el camino hacia colaboraciones y alianzas m谩s estables.Este acercamiento es particularmente necesario no s贸lo ante la crisis m煤ltiple que no deja de agudizarse, sino para hacer frente a dos retos relacionados que actualmente han adquirido una importancia especial. Aunque el flamante ascenso electoral de Vox en Catalunya, a diferencia de la de Plataforma per Catalunya en el pasado, se debe m谩s a su posici贸n sobre la cuesti贸n nacional que a la sobre la inmigraci贸n, sus actitudes xen贸fobas e islam贸fobas tambi茅n juegan un papel. Adem谩s, a fuerza de difundir y normalizar estas actitudes, da cobertura a los grupos neofascistas o neonazis.Incluso antes de la pandemia, la situaci贸n de mucha gente migrante ya era dram谩tica. Una Proposici贸n no de Ley depositada en el Parlamento espa帽ol que planteaba soluciones parciales a buen n煤mero de estos problemas no prosper贸, a pesar del apoyo que hab铆a recibido de muchas entidades y algunos partidos pol铆ticos, incluyendo ERC y los Comunes.Ahora, el gobierno central, que tiene la mayor铆a de las competencias en temas de extranjer铆a, est谩 preparando una reforma del Reglamento de la Ley de Extranjer铆a. Despu茅s, posiblemente en consonancia con el Pacto sobre Migraci贸n y Asilo de la UE, contempla una reforma de la Ley. Todav铆a no se ha publicado ning煤n borrador, pero la poca informaci贸n disponible parece indicar, entre otras cosas, el retorno a un fallido sistema de cuotas de contrataci贸n en origen basado en las necesidades del mercado del trabajo como forma de fomentar un modelo de migraci贸n supuestamente legal, segura y ordenada.Sea como fuera, es altamente probable que las modificaciones quedar谩n muy lejos de satisfacer las necesidades de las personas migrantes (o tan siquiera de cumplir con varias normas democr谩ticas elementales) y que ser谩 precisa una fort铆sima campa帽a unitaria en la calle para arrancar por lo menos algunas de las mejoras que har铆an falta.

17/03/2021

Brian Anglo es activista antiracista y militante de Anticapitalistas

(Visited 74 times, 1 visits today)



Fuente: Vientosur.info