February 17, 2022
De parte de ANRed
141 puntos de vista

Ayer la Corte Suprema de Justicia de Chile revocó el fallo que otorgaba libertad condicional a Facundo Jones Hualas. El lonko mapuche cumplía condena desde 2018 en una cárcel en el sur del país trasandino. Había recibido la libertad condicional de parte de la Corte de Apelaciones de Temuco el 21 de enero pasado. Sin embargo tras un fallo dividido y un recurso presentado por el gobierno de Sebastián Piñera, Hualas deberá deberá volver a la cárcel. Por  ANRed


Tras un fallo dividido por cuatro votos a favor y uno en contra  y un recurso presentado por el gobierno de Sebastián Piñera, ayer la Corte Suprema de Justicia de Chile decidió revocar el beneficio de la libertad condicional al líder mapuche Facundo Jones Huala.

Cumplía una condena a 9 años desde 2018 en una cárcel en el sur de Chile, penado por provocar un incendio y por portación ilegal de armas en el fundo Pisu Pisué, comuna de Río Bueno.

La Corte de Apelaciones de Temuco le había otorgado la libertad condicional el 22 de enero pasado y la defensa del lonko mapuche estaba tramitando su regreso a la Argentina.

Según la información publicada por el medio Tiempo Argentino, tras la presentación del gobierno chileno, cuatro de los cinco jueces sostuvieron que la condición de miembro de un pueblo originario “no es suficiente para aliviar la pena en el tipo de delito por el que se lo juzgó a Jones Huala”, según se explica en el fallo.

“Ya sea porque la norma no puede ser absoluta y, con todo, es una regla aplicable a la hora de determinar la naturaleza de la pena; cuanto porque la aludida comisión, ponderando los antecedentes, estimó que los referidos avances en su proceso de reinserción social no se observan en el caso presente por los motivos que se expresan en dicha decisión, en opinión de esta Corte, no se reúnen los supuestos del artículo 21 de la Carta Política para acceder al arbitrio impetrado”, sostuvieron los jueces chilenos.

Tras conocerse ésta decisión de la justicia Jones Huala deberá volver a la cárcerl.





Fuente: Anred.org