January 19, 2022
De parte de Nodo50
4 puntos de vista
La Audiencia Provincial de Las Palmas, España, archivó definitivamente la denuncia contra el campamento de migrantes levantado en verano de 2020 en el muelle de Arguineguín (en la isla de Gran Canaria), donde llegaron a hacinarse más de 2.500 personas en unas condiciones que el propio juzgado define como “pésimas”.
En concreto, el tribunal rechaza un recurso presentado por el Ayuntamiento de Mogán respondiendo que no ve indicios de delito en el trato a los migrantes pese admitir que se vieron forzados a vivir una situación “deplorable”.
De hecho, el auto de la Audiencia Provincial dice “utilizar un calificativo discreto” al definir las condiciones como “lamentables”, pero insiste en rechazar que se cometieran delitos de detención ilegal o trato degradante al considerar que “no había otra alternativa”.
“Las carencias del campamento no obedecieron a una arbitraria y manifiesta voluntad de vulnerar los derechos de los inmigrantes. Se intentó ofrecer amparo, protección y asistencia, si se quiere insuficiente, pero no había otra alternativa, no era posible prever tan masiva llegada”, dice el auto.
En esa línea, la Audiencia Provincial concluye que “atendiendo a las circunstancias concretas, no se pudo actuar de otra forma” porque “no existía en ese momento alternativa alojativa”.
Patera rescatada por Salvamento Marítimo, Gran Canaria - Sputnik Mundo, 1920, 17.01.2022

Los magistrados recuerdan además que solo en noviembre de 2020 llegaron al muelle de Arguineguín 6.357 migrantes en medio de una situación de pandemia “que obligaba a un previo control sanitario” de todos ellos.



Fuente: Kaosenlared.net