April 13, 2022
De parte de SAS Madrid
2,330 puntos de vista

Han organizado una plataforma de multados e imputados. A煤n no tienen nombre, pero acumulan decenas de multas 鈥攃uyas sanciones se elevan a m谩s de 15.000 euros鈥 y citaciones 鈥攗n total de 28, entre absueltos, condenados y a la espera de juicio鈥. Son trabajadores que han secundado las huelgas del metal de Bizkaia, Petronor, Tubacex e ITP Aero 鈥攃onocida antiguamente como PCB鈥. El Parlamento Vasco se comprometi贸 el 28 de junio de 2016 a no aplicar la Ley Mordaza en la Comunidad Aut贸noma Vasca. En 2017, la Ertzaintza inco贸 5.695 expedientes; 638 por desobediencia o resistencia a la autoridad, 1.103 por falta de respeto a las fuerzas de seguridad. Gobierno vasco jam谩s inst贸 al Departamento del Interior a cumplir ese mandato.

M谩s bien al contrario, alertan desde la plataforma. Se han reunido con la viceconsejera de Trabajo, Elena P茅rez, pero no el consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, sigue sin recibirles. El departamento que dirige Erkoreka es el responsable de dichas sanciones e imputaciones, una estrategia de represalia pol铆tica que parece consolidada desde el pasado a帽o.

Miren 鈥攏ombre ficticio鈥 es trabajadora de Tubacex. Por tanto secund贸 la huelga de casi ocho meses que ha permitido la readmisi贸n de 129 compa帽eras despedidas en un ERE que la Justicia consider贸 nulo. Por el camino, Miren particip贸 en los piquetes organizados a pie de f谩brica, en las concentraciones frente a los juzgados y en las manifestaciones que durante ese tiempo organiz贸 su comit茅 de empresa. La presencia de los agentes antidisturbios de la Ertzaintza fue constante. 

El 17 de junio particip贸 en la concentraci贸n convocada delante de los juzgados de Amurrio, donde dos personas iban a declarar tras ser identificadas en una concentraci贸n previa. 鈥淟os agentes antidisturbios nos dijeron que ten铆amos que quedarnos detr谩s del carril bici. Nos empujaron hasta ah铆 y siguieron empuj谩ndonos despu茅s. En apenas unos segundos, pas茅 de estar de tercera a primera fila. Con su escudo, un antidisturbio me dio en el dedo 铆ndice de la mano derecha. Le dije 鈥渕ira lo que me has hecho, y me siguieron empujando hasta que me empezaron a aporrerar y a tirar de m铆 hacia ellos鈥, explica. 

La identificaron, la metieron en el coche patrulla y la llevaron al centro de salud. Se negaron a dejarla a solas con la m茅dica 鈥攖uvo otras dos contusiones鈥 y fue la doctora quien se plant贸 y afirm贸 que Miren no iba a desnudarse delante de los agentes. O se iban o ven铆an mujeres polic铆a. No se marcharon, esperaron a un relevo de turno.

Ahora el fiscal pide para Miren 15 meses de c谩rcel por atentado a la autoridad. Da por buenas las explicaciones de los ertzainas, que aseguran que Miren le golpe贸 a un agente en el pecho. 鈥溌ero si llevaban escudos!鈥, exclama para incidir en la imposibilidad f铆sica de darle un pu帽etazo al t贸rax a un agente que lleva, adem谩s del chaleco protector, un escudo de pl谩stico. 

En Tubacex hay otras tres personas imputadas, dos de ellas por un presunto delito de des贸rdenes p煤blicos 鈥攗n agente de la polic铆a local consider贸 que hab铆an movido unas vallas鈥. Al menos 17 personas han recibido 30 multas 鈥攙arias personas han recibido varias multas, algunas sin ser identificadas en el presunto momento de los hechos鈥. Dos expedientes sancionadores ascienden a 3.000 euros, cinco son de 700 euros y el resto, de entre 100 y 50. Como m铆nimo, 10.000 euros en sanciones. Otros trabajadores han preferido no colectivizar las sanciones que han recibido, y han optado por pagarlas de forma individual. Tubacex cre贸 una caja de resistencia, que ahora servir谩, si alcanza, para pagar letrados y multas.

La huelga del metal de Bizkaia dej贸 15 imputados. Nueve personas resultaron absueltas, una condenada a un a帽o de prisi贸n 鈥攈a recurrido鈥, otras tres se encuentran a la espera de la sentencia, otra a la espera de juicio. Dos tienen una petici贸n de 23 meses de c谩rcel por presuntos delitos de atentado contra la autoridad y lesiones. 

En ITP Aero hay ocho trabajadores imputados, algunos a la espera de juicio, dos condenados. En esta huelga, la intervenci贸n de la Ertzaintza salt贸 a los medios de comunicaci贸n cuando un antidisturbios le rompi贸 la nariz al sindicalista de CC OO Javier G贸mez. Este denunci贸 a la Ertzaintza. En enero, la plataforma indic贸 que las multas recibidas ascend铆an casi a 5.000 euros

En Petronor, un trabajador ha sido imputado por da帽os y atentado a la autoridad.

Avalancha

La plataforma alerta de que los trabajadores est谩n recibiendo 鈥渦na avalancha de multas鈥 en las 煤ltimas semanas. 鈥淪olo hemos defendido el empleo y las condiciones laborales de todas y cada una de nuestras compa帽eras鈥, se帽alan. 鈥淟a lucha es la herramienta leg铆tima para defender y conquistar derechos para la clase trabajadora. Por ello decimos, alto y claro, que la lucha sindical nunca puede ser un delito鈥, advierten.

Precisamente el art铆culo 315.3 del C贸digo Penal, que penaba con hasta tres a帽os de c谩rcel la actividad de los piquetes en las huelgas, fue derogado el 11 de marzo de 2021.

Recientemente, una sentencia del 1 de marzo reconoc铆a el valor de las movilizaciones laborales para obtener mejoras: 鈥淸las movilizaciones, concentraciones, una huelga indefinida y el acompa帽amiento de un sindicato, ELA, que fue indemnizado] nos demuestran que el personal afectado es reivindicativo y ha obtenido con su conducta resoluciones judiciales que avalan mayores retribuciones a las que ven铆an percibiendo anteriormente鈥. Dicha sentencia declar贸 nulo el ERE contra las 76 trabajadoras de la limpieza del Igualatorio M茅dico Quir煤rgico de Bilbao.

La delegada sindical de LAB Iratxe Axkue, compa帽era de Miren, reitera que 鈥渄efender puestos de trabajo nunca ser谩 un delito鈥. Y a帽ade una valoraci贸n pol铆tica: 鈥淒etr谩s de todas estas multas, represi贸n e imputaciones hay una cosa bien clara, el intento de criminalizar cualquier lucha sindical y de la clase trabajadora, as铆 como una dejaci贸n absoluta del Gobierno vasco, que lo 煤nico que ha hecho es ponerse del lado de la patronal y no duda en poner a la Ertzaintza a su servicio鈥. 

En 2015, cuando el PP de Mariano Rajoy ostentaba la mayor铆a absoluta en el Congreso de los Diputados, aprob贸 la ley que inclu铆a el art铆culo 315.3 para ampliar la solicitud de penas de c谩rcel hasta tres a帽os para los piquetes. Ese a帽o tambi茅n aprob贸 la Ley Mordaza, que sigue intacta a pesar de los m煤ltiples anuncios de derogaci贸n 鈥攄el PSOE鈥 o los anuncios de no ejecutarla, como el del PNV en 2016. 

La Ley Mordaza  se ha convertido en Catalunya en el instrumento que utilizan los agentes de los Mossos d鈥橢squadra para intimidar al movimiento social en defensa de la vivienda. Un movimiento que, como el sindicalismo laboral en Euskal Herria, est谩 ampliamente implantado y cosecha frutos cuando sale a la calle. 

El 21 de enero de 2021, la Ertzaintza replic贸 la estrategia de los Mossos d鈥橢squadra al sindicato de viviendas de Gasteiz, Etxebizitza Sindikatua, en la ejecuci贸n del desahucio del n煤mero 15 de Los Herran. Detuvieron a tres personas, dos fueron enviadas a extranjer铆a, cuatro fueron imputadas por atentado a la autoridad y desobediencia e incoaron 15 multas de 700鈧 por desobediencia y 28 multas de 1.200鈧 a las personas que se encontraban dentro del edificio finalmente desahuciado. Las sanciones ascend铆a a 30.000 euros.

Los sindicatos CC OO, LAB, ESK, CNT y CGT, as铆 como la organizaci贸n juvenil Ernai apoyan la plataforma de trabajadores sancionados e imputados. Algunos miembros de esta plataforma consultados por El Salto alertan de las inconcreciones, incorrecciones e incluso invenciones que aparecen en dichos expedientes.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (13/04/2022).




Fuente: Sasmadrid.org