April 7, 2022
De parte de SAS Madrid
1,958 puntos de vista

鈥淣o puede ser que sea este Gobierno el que inicie el camino hacia la privatizaci贸n de las pensiones鈥, clamaban los pensionistas este 6 de abril a mediod铆a. De fondo, un Congreso que hab铆a sido te帽ido de rojo unas horas antes por la Rebeli贸n Cient铆fica para denunciar la inacci贸n gubernamental frente a la crisis clim谩tica. El movimiento pensionista se concentraba este mi茅rcoles por razones muy diferentes: para mostrar su oposici贸n al proyecto de Ley de Regulaci贸n de los Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por el Gobierno en noviembre de 2021 y que acaba de pasar el primer tr谩mite parlamentario.

Sin embargo, se帽alan desde la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema P煤blico de Pensiones (Coespe), gracias a la movilizaci贸n de los pensionistas varios aliados del Gobierno han presentado enmiendas parciales al proyecto de Escriv谩 que recogen buena parte de sus posiciones. El debate de la ley 鈥渘o va ser un paseo triunfal para Escriv谩 y el poder financiero鈥, declaran.

Cuando se cumpl铆a un mes del inicio de la guerra de Ucrania, el 24 de marzo, una votaci贸n pas贸 inadvertida entre titulares sobre el conflicto con Rusia, los paros en el transporte y los altos precios de la energ铆a. Ese d铆a, el Gobierno reun铆a los votos necesarios para seguir con la ley de promoci贸n de los planes de pensiones de empleo, una apuesta del ministro de Seguridad Social, Inclusi贸n y Migraciones, Jos茅 Luis Escriv谩, con el que pretende crear un fondo de planes de pensiones de empleo promovido por el Estado, acordado entre sindicatos y empresas, y gestionado por las grandes entidad financieras privadas para crear un ingreso complementario a las pensiones p煤blicas. 

La principal cr铆tica a este plan es que detrae ingresos a la Seguridad Social en una estrategia que las plataformas de pensionistas identifican dentro de un plan m谩s amplio para el 鈥渄esmantelamiento progresivo del sistema p煤blico de pensiones鈥, paso necesario para que los planes privados terminen de despegar en Espa帽a

Seg煤n lleva denunciando el movimiento pensionista desde que Escriv谩 anunci贸 su propuesta, este plan de pensiones p煤blico-privadas 鈥渟olo favorecer谩 a las rentas altas鈥, aquellas que tienen capacidad de ahorro, y a la 鈥渙ligarqu铆a financiera鈥, capitalizada con miles de millones de euros procedentes de los planes de pensiones, fuente de financiaci贸n de los m谩s grandes fondos de inversi贸n, como es el caso del mayor de ellos, Blackrock. Pero eso no es todo. La principal cr铆tica a este plan es que debilita el sistema p煤blico de pensiones en una estrategia que las plataformas identifican dentro de un plan m谩s amplio para el 鈥渄esmantelamiento progresivo del sistema p煤blico de pensiones鈥, paso necesario para que los planes privados terminen de despegar en Espa帽a. 

Estas cr铆ticas del movimiento pensionista son compartidas por buena parte de los socios de izquierda del Gobierno 鈥擝NG, ERC, EH Bildu, M谩s Pa铆s-Equo, la CUP y Comprom铆s鈥, que votaron el pasado 24 de marzo a favor de devolver el texto al Gobierno. Sin embargo, en una nueva combinaci贸n de alianzas improbables, PSOE y Unidas Podemos votaron junto con PP, Vox, Ciudadanos y PNV y consiguieron los votos necesarios para seguir tramitando la ley y enmendarla con las aportaciones de los grupos parlamentarios. 

Desde el BNG, partido que impuls贸 la enmienda a la totalidad, se帽alan que el plan de Escriv谩 implica la 鈥渟ustituci贸n del sistema p煤blico por uno de capitalizaci贸n bajo gesti贸n privada鈥 y critican que los esfuerzos se pongan en mejorar las f贸rmulas de ahorro privado y no en fortalecer las pensiones p煤blicas. 

El plan de Escriv谩 鈥攓ue 鈥渆n absoluto menoscaba鈥 los ingresos de la Seguridad Social, seg煤n el propio ministro鈥 prev茅 ahorrar a los empresarios el pago a la Seguridad Social de hasta 400 euros anuales por cada trabajador afiliado a estos planes de ahorro complementarios

En el debate parlamentario, el diputado de ERC Jordi Salvador denunciaba el despliegue de ayudas p煤blicas para 鈥減otenciar un producto financiero鈥 privado y el diputado de EH-Bildu I帽aki Ruiz de Pinedo cuantificaba ese apoyo p煤blico y el dinero que dejar铆a de ingresar la Seguridad Social con el plan Escriv谩: las exenciones fiscales supondr铆an p茅rdidas para el Estado de 830 millones de euros y, en caso de que el plan funcione como espera el ministro de Seguridad Social, podr铆a llegar a suponer un agujero de hasta 4.000 millones de euros. 

El plan de Escriv谩 鈥攓ue 鈥渆n absoluto menoscaba鈥 los ingresos de la Seguridad Social, seg煤n el propio ministro鈥 prev茅, adem谩s de las desgravaciones fiscales, ahorrar a los empresarios el pago a la Seguridad Social de hasta 400 euros anuales por cada trabajador afiliado a estos planes de ahorro complementarios. 

鈥淚nnecesario y peligroso鈥

Seg煤n las enmiendas parciales presentadas por Esquerra Republicana el 30 de marzo, resulta 鈥渋nnecesario y peligroso鈥 crear un fondo de promoci贸n p煤blica gestionado por el sector privado, 鈥渆n la medida que puede significar la v铆a de acceso a un sistema de pensiones mixto, donde las pensiones p煤blicas de todos los trabajadores no resulten suficientes para tener acceso a una vejez digna鈥. 

Como contraste, dicen desde ERC, la aprobaci贸n de este plan 鈥渟upondr铆a proporcionar a la banca y al capital financiero una puerta de entrada a la competencia directa del sector financiero privado con respecto al sistema p煤blico de la Seguridad Social鈥. Seg煤n el texto de enmiendas de este partido catal谩n, la propuesta 鈥渟upone un paso m谩s en el camino de recorte de las pensiones p煤blicas en favor de los planes de pensiones privados, aunque sean colectivos鈥. 

鈥淐omo resulta evidente, cualquier importe que los empresarios dejen de ingresar en virtud de cotizaciones sociales inevitablemente generar谩 una reducci贸n de ingresos a la Seguridad Social鈥, dice ERC en las enmiendas presentadas

Esta formaci贸n tambi茅n ataca las ventajas fiscales previstas por la ley para incentivar un tipo de ahorro privado sin apenas implantaci贸n en Espa帽a, en especial la exoneraci贸n de pagos a la Seguridad Social para los empresarios que negocien para sus trabajadores estos planes complementarios: 鈥淐omo resulta evidente, cualquier importe que los empresarios dejen de ingresar en virtud de cotizaciones sociales (que constituyen pura y simplemente un salario diferido de los trabajadores que las generan) inevitablemente generar谩 una reducci贸n de ingresos a la Seguridad Social鈥. En un sistema de reparto como el espa帽ol, la disminuci贸n de ingresos a la caja 煤nica, contin煤an, 鈥渞epercutir谩 a su vez en la reducci贸n de las bases de cotizaci贸n y, por lo tanto, de las futuras pensiones鈥. 

Unidas Podemos coincide con ERC en este 煤ltimo punto en sus propias enmiendas parciales presentadas tambi茅n el 30 de marzo. UP propone, al igual que el partido catal谩n, la supresi贸n de la disposici贸n donde se recoge la exclusi贸n de cotizaci贸n a la Seguridad Social por un importe mensual de 115 euros por cada trabajador trabajador incluido en estos planes, una medida que se traducir铆a en 400 euros menos por a帽o para las arcas de las pensiones p煤blicas. Para UP, resulta contradictorio que, por un lado, el llamado Mecanismo de Equidad Intergeneracional pretenda aumentar las cotizaciones sociales para financiar las pensiones p煤blicas y, por otro, 鈥渟e recuperen medidas que implican una reducci贸n de ingresos para el sistema p煤blico de pensiones鈥. 

En las enmiendas presentadas, el socio principal del PSOE a帽ade que este 鈥減rivilegio de exenci贸n se dar铆a en favor exclusivamente de las rentas del trabajo m谩s altas, con mayor capacidad marginal de ahorro, que son los que normalmente tienen acceso a planes de pensiones complementarios鈥. Estas exoneraciones son uno de los puntos principales de la reforma de Escriv谩. De hecho, las principales cr铆ticas de los partidos de derecha y las patronales se dirigen a la falta de incentivos para que este plan triunfe.

Sea como sea, la ley debe estar aprobada antes del 30 de junio. As铆 lo exige la Comisi贸n Europea para liberar el siguiente tramo de ayudas Next Generation. Para ello, no podr谩n contar con sus socios de izquierda, salvo con Unidas Podemos, que tampoco est谩 dispuesto a apoyar una de las principales disposiciones del plan Escriv谩

Tanto PP, Vox como Ciudadanos consideran que el plan Escriv谩 se queda corto en exenciones y han cuestionado el alcance de los incentivos propuestos, especialmente cuando la situaci贸n de inflaci贸n que roza las dos cifras desaconseja cualquier tipo de ahorro, incluido este los planes de pensiones de empresa, seg煤n el portavoz del PP en el Pacto de Toledo, Tom谩s Cabez贸n. Tambi茅n centraron sus cr铆ticas al apoyo de los planes privados de empresa frente a los planes de pensiones individuales, que han sido castigados fiscalmente en los 煤ltimos presupuestos y en la ley en tr谩mite frente a los planes colectivos.

Sea como sea, la ley debe estar aprobada antes del 30 de junio. As铆 lo exige la Comisi贸n Europea para liberar el siguiente tramo de ayudas Next Generation. Para ello, no podr谩n contar con sus socios de izquierda, salvo con Unidas Podemos, que tampoco est谩 dispuesto a apoyar una de las principales disposiciones del plan Escriv谩. El Gobierno de S谩nchez tendr谩 que buscar, al igual que en la votaci贸n de la Reforma Laboral, apoyos en los partidos de derecha. Esta vez, sin los votos de PP, Vox y Ciudadanos tendr谩 muy dif铆cil tener lista la ley que pide Europa antes de terminar el curso.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (07/04/2022).




Fuente: Sasmadrid.org