September 25, 2022
De parte de Acracia
249 puntos de vista

La lectura del testimonio de Antoine Gimenez, titulado: Del amor, la guerra y la revoluci贸n. Recuerdos de la guerra de Espa帽a del 19 de julio de 1936 al 9 de febrero de 1939, resulta deslumbrante. Antoine Gimenez, italiano, resulta ser Bruno Salvadori, un anarquista que vivi贸 el nacimiento y la actividad de las milicias anarquistas desde el inicio de la Guerra Civil en el Frente de Arag贸n.

El relato de este anarquista italiano no se queda solo en las actividades militares en el frente de batalla dentro del Grupo Internacional vinculado a la Columna Durruti, sino que no duda en incluir diversos aspectos de la vida cotidiana que muestran que la revoluci贸n va mucho m谩s all谩 de que el pueblo estuviera armado o de las colectivizaciones. Y es que la revoluci贸n, si lo es, tiene que ser una revoluci贸n de la vida, de la existencia, una mutaci贸n cultural profunda que, curiosamente, suele considerarse irrelevante. As铆 que nuestro italiano no duda en escribir (en 1974) sobre las comidas, sobre los momentos de ocio, sobre sus amistades, su segunda familia en Pina, un pueblo de unos dos mil habitantes muy cerca de Zaragoza, o de sus relaciones amorosas.

Este 煤ltimo aspecto le vali贸 el desprecio de los posibles editores cuando los busc贸 y no los encontr贸 ni en Francia ni en Espa帽a. Entre quienes lo rechazaron se encontraban algunos con la etiqueta de libertarios que le propusieron al autor que se lo publicar铆an si suprim铆a los pasajes 芦escabrosos禄, algo que Antoine Gimenez no acepta.

Este libro est谩 acompa帽ado por otro volumen, con m谩s p谩ginas que las que tiene los Recuerdos del italiano, cuyos autores son Los Gimen贸logos, un grupo de historiadores-investigadores no profesionales interesados en todo lo relacionado con la Revoluci贸n Social que se dio en amplias zonas de la Espa帽a de 1936. La gimenolog铆a es la ciencia que estudia las andanzas de los ilustres y ut贸picos desconocidos/as. Este volumen se titula En busca de los Hijos de la Noche[1] (unidades de francotiradores que recibieron dicho nombre) y est谩 formado por 82 notas de larga extensi贸n vinculadas al libro de Antoine Gimenez, notas biogr谩ficas de varias personas que aparecen en el libro y seis anexos.

Es la nota n潞 45 la que me ha llamado la atenci贸n y voy a reproducir en parte. Se trata de una nota relacionada con la libertad sexual y amorosa que describe Antoine Gimenez:

芦Para quienes duden de la realidad de esa libertad amorosa en el campo aragon茅s de 1936, veamos otros testimonios recogidos por la historiadora Hanneke Willemse. Seg煤n una antigua habitante de Albalate de Cinca, la revoluci贸n social aport贸 pocos cambios en la vida de las mujeres adultas de este villorrio agr铆cola. Por el contrario, convulsion贸 la de las j贸venes solteras. 隆Nada de curas, nada de autoridad p煤blica para se帽alar con el dedo las parejas no casadas! Muchachas y muchachos estaban siempre juntos y compart铆an las mismas ideas: militaban en la Juventudes Libertarias.

Un antiguo militante de la Columna Durruti se帽ala por su parte que
a partir del a帽o 1933, se produjo una cierta evoluci贸n en materia de relaciones sexuales. S铆 que se hablaba de amor libre. [鈥 Y hasta habl谩bamos de anticonceptivos. [鈥 [Pero] las chicas no se dejaban tocar.
Cuando volvi贸 del frente, en diciembre de 1936, para descansar en el pueblo, comprob贸 que su hermana y todas sus compa帽eras exhib铆an p煤blicamente sus relaciones, y no rehu铆an de tener relaciones sexuales. 脡l mismo se acostaba con su amiga Rosal铆a. Ahora bien, si su padre lo hubiera sabido, 隆le habr铆a matado!

Dicho de otro modo, y Gimenez nos lo deja ver, las madres pod铆an ser c贸mplices de las hijas, con el fin de que el padre no se enterara鈥 Puede que las j贸venes aragonesas hubieran ganado cierta confianza en sus comportamientos puesto que la nueva comunidad aldeana ya las consideraba un poco m谩s como individuos de cuerpo entero. O bien porque se encontraban un poco m谩s entregadas a s铆 mismas debido a los trastornos producidos en la vida cotidiana. F茅lix Carrasquer, que particip贸 activamente en la colectividad campesina de la misma Albalate de Cinca, evoca en parte la cuesti贸n en su libro:

En cuanto al llamado conflicto generacional, no puede decirse que dentro de las colectividades existiera realmente; porque [鈥 la tradicional oposici贸n de estos 煤ltimos no lleg贸 a darse de una manera sistem谩tica ni con la radicalizaci贸n de otras veces. [鈥  el principio de autoridad
 [鈥 estaba siendo socavado gracias al impacto de las colectividades, cuyo modelo de relaci贸n basado en la participaci贸n libre y solidaria actuaba de catalizador entre la habitual intransigencia de los mayores y la rebeld铆a de los j贸venes [鈥禄.

Una nota (que no he reproducido completa) que tiene un inter茅s fundamental para indagar en aspectos poco tratados cuando se estudia la vida de las milicias en el frente o las colectividades en las que, aparentemente, las mujeres tuvieron poca relevancia. O al menos eso parece a d铆a de hoy.

Laura Vicente
http://pensarenelmargen.blogspot.com/

[1] Los dos libros est谩n publicados por la editorial Pepitas de calabaza en 2009.




Fuente: Acracia.org