November 27, 2020
De parte de CGT
950 puntos de vista

Comunicado de la Federaci贸n de Ense帽anza de CGT respecto al texto de la LOMLOE aprobado en el Congreso.

El pasado 19 de noviembre fue aprobada por la m铆nima en el Congreso la LOMLOE, la 鈥渘ueva ley educativa鈥 conocida ya como Ley Cela谩. Ahora tendr谩 que pasar por el Senado y volver al Congreso para ser ratificada definitivamente y promulgada.

En rigor, no estamos ante una nueva ley que plantee una revisi贸n integral del sistema educativo, sino, como bien se explica en la exposici贸n de motivos, ante una modificaci贸n de la Ley Org谩nica de Educaci贸n de 2006 (LOE), que, en lo esencial, vuelve a estar vigente con algunos retoques y actualizaciones tras el par茅ntesis de la LOMCE.

Contemplar c贸mo partidos y sectores ultraconservadores se echan las manos a la cabeza por algunos contenidos del texto es como vivir en el d铆a de la marmota, porque son en muchos casos aspectos que estaban ya vigentes antes de la LOMCE, y no parece que este Estado se hubiera disuelto por no existir imposici贸n de lengua vehicular; ni que las personas cat贸licas se sintieran perseguidas por el hecho de que la Religi贸n, de oferta obligatoria antes como ahora, no contara para la determinaci贸n de los expedientes acad茅micos del alumnado. Mucho ruido medi谩tico, pocas nueces en sustancia.

Debemos reconocer que, desde la primera valoraci贸n que desde la Federaci贸n de Ense帽anza de CGT hicimos del nuevo Proyecto de Ley, algunas mejoras se han introducido en el proceso de enmiendas; pero incluso as铆 la LOMLOE sigue qued谩ndose corta, a nuestro entender, en la defensa a ultranza de la educaci贸n p煤blica, laica y de calidad. Eso s铆, en cualquier escala de valores mejora (lo cual no era dif铆cil) la hasta ahora semivigente LOMCE.

En el lado positivo de balanza del nuevo texto podr铆amos situar los siguientes aspectos:

  • La educaci贸n p煤blica se considera eje vertebrador del sistema educativo, eliminando la 鈥渄emanda social鈥 que introdujo la LOMCE para tratar de justificar el mantenimiento y posible incremento de unidades en centros privados concertados.
  • Los Ayuntamientos no podr谩n ceder suelo p煤blico de uso educativo para construir centros que no sean p煤blicos.
  • Se recupera la obligatoriedad de no segregar por sexos para los centros privados que soliciten conciertos educativos.
  • Se plantea una distribuci贸n m谩s equitativa del alumnado con necesidades educativas espec铆ficas entre centros p煤blicos y concertados.
  • Todos los centros, p煤blicos y concertados, estar谩n obligados a aceptar un porcentaje de matr铆cula viva.
  • En la adjudicaci贸n de plazas escolares primar谩 la cercan铆a del domicilio y la renta familiar.
  • Se expresa el compromiso de ir aumentando las plazas de oferta p煤blica y gratuita en educaci贸n infantil.
  • Se postula una reducci贸n de ratios en entornos desfavorecidos.
  • Se defienden los planes de coeducaci贸n y educaci贸n afectivo-sexual.
  • Se abandona la imposici贸n del castellano como lengua vehicular. Cabe recordar que con anterioridad a la LOMCE ninguna ley educativa contemplaba este aspecto.
  • Se recupera la Filosof铆a como materia obligatoria en segundo de bachillerato.
  • Se eliminan las rev谩lidas y los itinerarios de la ESO.
  • Se incorpora la intencionalidad de educar para la transici贸n ecol贸gica, la justicia social, sostenibilidad ambiental, social y econ贸mica.
  • El Consejo Escolar recupera peso en la elecci贸n de la direcci贸n, aprobaci贸n del proyecto educativo y de la programaci贸n general del centro.
  • Hay un compromiso de incremento de los recursos para una educaci贸n inclusiva, y hacer posible al alumnado de educaci贸n especial su integraci贸n en la educaci贸n ordinaria en un plazo de 10 a帽os.
  • Se expresa un compromiso de que en dos a帽os se incremente el presupuesto educativo hasta el 5% del PIB.

Pero pese a estas mejoras, el texto de la LOMLOE contin煤a lejos de lo que deber铆a ser una ley educativa capaz de dar respuesta a las demandas y problemas de la educaci贸n p煤blica, a las exigencias de calidad de la sociedad para el sistema educativo, y a las demandas que hist贸ricamente vienen planteando el profesorado, alumnado y familias para que la educaci贸n cumpla adecuadamente con su funci贸n de servicio p煤blico social.

Por lo que en el lado negativo de la balanza del texto podr铆amos colocar los siguientes aspectos:

  • La LOMLOE sigue apostando por la doble red de centros. No se atreve a acabar con los conciertos educativos. Nuevamente dinero p煤blico para inversi贸n educativa seguir谩 siendo traspasado a las patronales y empresas del sector privado. No se contempla la posibilidad de que los centros concertados puedan pasar a la red p煤blica.
  • La religi贸n sigue siendo de oferta obligatoria. En CGT abogamos por la aconfesionalidad de los centros educativos mediante la eliminaci贸n de s铆mbolos y actos religiosos, la educaci贸n en valores universales y la derogaci贸n de los acuerdos con el Vaticano. Se deja en el limbo la atenci贸n al alumnado que no cursa religi贸n, lo cual, en manos de ciertas comunidades aut贸nomas, puede ser como dejarlo en el purgatorio.
  • Se siguen jerarquizando los centros, apostando por el neoliberalismo empresarial de la gesti贸n educativa y la selecci贸n meritocr谩tica de las direcciones.
  • Siguen recortadas las competencias de Claustros, Consejos Escolares y AMPAs. En CGT apostamos por la implicaci贸n del conjunto de la comunidad educativa en sistemas de gesti贸n alternativos (equipos de gesti贸n escogidos por un Consejo Escolar paritario鈥)
  • La LOMLOE no plantea mejoras concretas en la defensa de la calidad del sistema educativo, ni mejoras sociales ni laborales del profesorado.
  • Mantiene y retoma la apuesta por elaborar pruebas de diagn贸stico en 4潞 de Primaria y 2潞 de ESO, que de manera solapada acabar谩n generando rankings de centros.
  • Las ense帽anzas art铆sticas siguen sin tener el reconocimiento necesario y siguen menospreciadas.
  • Se recupera y no elimina la Selectividad.
  • En cuanto a la FP, hace posible que el alumnado pueda compaginarla con la vida laboral, elimina requisitos de edad y permite el acceso desde la ense帽anza de r茅gimen especial, pero de cara al profesorado no deja claro qu茅 pasar谩 con las condiciones laborales del personal t茅cnico. La LOMLOE no concreta equiparar los salarios del personal docente, como hemos reclamado desde CGT en incontables ocasiones.
  • Hay un compromiso de incrementar el presupuesto educativo, pero un 5% del PIB no es suficiente. Actualmente todav铆a se invierten 1.000 millones menos en educaci贸n que lo que se invert铆a en 2008. En CGT creemos necesaria una inversi贸n m铆nima del 7% del PIB. Las infraestructuras de los centros p煤blicos son deficitarias, los presupuestos de mantenimiento y funcionamiento reducidos, el mobiliario hace falta renovarlo, hay que construir nuevos centros, desmasificar las aulas, aumentar las becas, incrementar las plantillas de profesorado, personal de apoyo y PAS.
  • La LOMLOE no plantea mejoras concretas en la defensa de la calidad del sistema educativo, ni mejoras en las condiciones sociales ni laborales del profesorado. La Ley s贸lo plantea generalidades que no garantizan la reducci贸n de los 铆ndices de fracaso y abandono escolar.

En resumen, no podemos negar que, respecto a la LOMCE, la LOMLOE supone la eliminaci贸n de ciertos planteamientos ultraliberales y reaccionarios que amenazaban al sistema educativo p煤blico, pero en ning煤n caso se pueden echar las campanas al vuelo y considerar que se ha llegado a buen puerto.

En el fondo, nos encontramos con una vuelta a la LOE de 2006, con ciertos retoques y actualizaciones que, al hilo de los tiempos que corren, parec铆an inexcusables, pero que pueden quedar, como tantos otros aspectos de las leyes educativas que hemos conocido, en mero maquillaje sin contenido.

Estamos muy lejos de caminar hacia la educaci贸n p煤blica a la que CGT aspira, y dado que esta 鈥渘ueva ley educativa鈥 es una ley vieja que en su momento criticamos -por m谩s botox que le pongan-, tendremos que desempolvar nuestros documentos de 2006 en los que denunci谩bamos el neoliberalismo de la LOE y su falta de compromiso con la educaci贸n p煤blica. Eso s铆, los adaptaremos y retocaremos levemente para que resulten de plena actualidad.




Fuente: Cgt.org.es