August 13, 2021
De parte de Indymedia Argentina
359 puntos de vista

Tras una inspecci贸n de la Auditor铆a de Asuntos Internos del Servicio Penitenciario Bonaerense, el Ministerio de Justicia removi贸 de sus cargos a la c煤pula de oficiales que dirig铆a la Unidad Penitenciaria N掳 1 de Olmos. El sumario administrativo se帽ala, entre las irregularidades, la venta de droga en el penal y la comercializaci贸n de pabellones, celdas y permisos para trabajar y estudiar. En su car谩cter de Mecanismo de Local de Prevenci贸n de la Tortura, la Comisi贸n Provincial por la Memoria hab铆a denunciado estos hechos de corrupci贸n ante la auditor铆a ministerial. Otra investigaci贸n de similares caracter铆sticas se est谩 realizando sobre las c谩rceles del complejo penitenciario de Varela, Urdampilleta y Magdalena. El caso de Olmos destap贸 una trama de corrupci贸n penitenciaria que ocurre en varios penales de la Provincia.

El pasado 4 de agosto, la Auditor铆a de Asuntos Internos del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) realiz贸 una inspecci贸n a la Unidad 1 de Olmos en donde se constataron una serie de irregularidades en el funcionamiento del penal, entre ellas la venta de droga y comercializaci贸n de pabellones y celdas, y permisos para trabar y estudiar. Tras la inspecci贸n, la directora de la Auditoria Paula N谩poli recibi贸 amenazas de muerte.

Esta ma帽ana, una semana despu茅s del operativo en la c谩rcel de Olmos, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires desplaz贸 de sus cargos a los oficiales que integraban la Jefatura de la unidad penal.

En los meses anteriores, muchos actos de corrupci贸n hab铆an sido denunciados por la Comisi贸n Provincial por la Memoria (CPM) en su car谩cter de Mecanismo Local de Prevenci贸n de la Tortura y por las personas detenidas. Esas denuncias previas forman parte de sumarios administrativos que se iniciaron para investigar estos hechos y que desencadenaron con la remoci贸n de la c煤pula de oficiales.

A principio a帽o, mediante nota N掳 1876, la CPM hab铆a puesto en conocimiento a la auditor铆a de una denuncia por la venta de pabellones en el piso tercero y cuarto de la Unidad de Olmos: 鈥淟os referentes se est谩n por ir en libertad y al saberlo el pastor les pide la renovaci贸n de la compra de dicho pabell贸n por 50 mil pesos. De esta manera, y desde hace m谩s de 8 meses, debemos pagar $100 cada uno, por semana. Nos dice que si quieren seguir estando tranquilos hay que pagar esa suma鈥, describ铆a una de las personas detenidas en la denuncia que recibi贸 la CPM.

En esas mismas fechas, tambi茅n denunciaban la venta de costillares para las fiestas por valores de entre $4.000 y $5.000, que pod铆an abonar en cuentas de mercadopago o Ual谩: 鈥淵 esa es la carne que los mismos jefes les dan para vender a porcentaje, como as铆 tambi茅n pollos, verduras, quesos, que ser铆an los alimentos que deber铆an suministrarnos鈥, agregaban.

La trama de corrupci贸n penitenciaria que se hizo p煤blica ahora no es exclusividad de la c谩rcel de Olmos, en esa misma nota a la Auditor铆a de Asuntos Internos del SPB, la CPM describ铆a otros hechos denunciados por las personas privadas de libertad que estaban alojadas en las unidades 39 de Ituzaing贸, 41 de Campana y 24 y 31 de Florencio Varela.

De hecho, por otra denuncia penal realizada por la Auditor铆a a partir de informaci贸n aportada por la CPM, la justicia est谩 investigando hechos similares de corrupci贸n en las unidades del complejo penitenciario de Florencio Varela. En el marco de ese expediente, hubo un allanamiento judicial en donde se secuestraron estupefacientes, tel茅fonos celulares y otros dispositivos tecnol贸gicos.

Al igual que en Olmos, las principales denuncias son por la venta de pabellones y colchones o el pedido irregular de otros elementos; operaciones que ocurren siempre, seg煤n lo cuentan las personas detenidas, con la anuencia o incluso administraci贸n de las autoridades penitenciarias. Peor a煤n, ante la imposibilidad de abonar esas sumas ilegales, los detenidos suelen ser v铆ctimas de amenazas y castigos f铆sicos.

En la nota N掳 1876 se mencionaba que en la Unidad 24, los pabellones involucrados en estas tarifas ilegales ser铆an desde el 1 al 7, y la suma exigida alrededor de 30 mil pesos. Sobre esa misma c谩rcel, en abril de este a帽o, la CPM recibi贸 otra denuncia en ese caso sobre la venta de colchones: 鈥淵o no tengo c贸mo pagar, me hicieron problema el sexto d铆a por este motivo y me desalojaron del pabell贸n y sin mis cosas鈥.

En otra nota remitida a la Auditor铆a en abril, sobre la Unidad 42, el familiar de un detenido denunciaba: 鈥淨uer铆an obligarlo a que lleve pintura, cargas de cr茅dito, le sacan la mercader铆a que uno apenas puede enviar, en fin hasta la ropa electrodom茅sticos, zapatillas, nada les dejan. Y el que no lo hace lo echan y no lo dejan subir a ning煤n lado, a 茅l por no responder a eso, porque no tenemos, lo mandaron a buzones鈥.

Adem谩s de la denuncia penal por los hechos de corrupci贸n en el complejo penitenciario de Florencio Varela, la CPM interviene en otras denuncias que investigan hechos similares en las c谩rceles de Urdampilleta y Magdalena.

鈥淟o de Olmos y el resto de las denuncias exhiben una trama sist茅mica de extorsi贸n, hostigamiento, torturas y/o malos tratos, ejecutados o promovidos por los funcionarios penitenciarios, que agravan a煤n m谩s la situaci贸n en que se encuentran las personas privadas de la libertad鈥, se帽alan desde el Programa de Control de corrupci贸n e inteligencia ilegal de la CPM.

En el caso del complejo de penitenciario de Florencio Varela, seg煤n datos de agosto, las unidades 24, 31 y 42 de Florencio Varela tienen niveles de sobrepoblaci贸n del 163%, 252% y 328%, respectivamente. 鈥淓stas extorsiones ocurren en ese contexto de hacinamiento y sobrepoblaci贸n, y se aprovechan de esa situaci贸n de enorme vulnerabilidad y angustia de las personas detenidas y sus familias que, con tal de mejorar en lo m谩s m铆nimo las inhumanas condiciones de detenci贸n y no ser trasladadas a c谩rceles alejadas de sus familias, son v铆ctimas de este esquema de recaudaci贸n ilegal que debe erradicarse鈥, agregan desde la CPM.


Fuente: https://www.andaragencia.org/la-lucha-contra-la-corrupcion-penitenciaria-los-sistemas-de-recaudacion-ilegal/




Fuente: Argentina.indymedia.org