April 19, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
355 puntos de vista


El Consejo de Autonomía Democrática de Shengal (MXDŞ, por sus siglas originales) aseguró que mantendrá su resistencia ante los intentos de intervención exterior. Esta postura la sostendrá hasta que el Gobierno Regional de Kurdistán (norte de Irak) y la administración de Bagdad reconozcan el estatus autónomo y el autogobierno, encabezado por el pueblo yezidí, en la región de Shengal.

“La lucha no terminará hasta que nuestro pueblo pueda vivir libremente y decidir su propio futuro”, se expresó en una declaración al finalizar la asamblea ordinaria del MXDŞ el viernes pasado.

En, la vigilia de 138 días frente al edificio de la Asayîşa Êzîdxanê, en apoyo a las fuerzas de seguridad locales, concluyó por el momento, aunque acciones de este tipo pueden reanudarse.

En su reunión del MXDŞ, los y las miembros de este espacio abordaron, entre otras cosas, cuestiones relacionadas con los rápidos cambios que suceden en Medio Oriente, la evolución política regional, y el acuerdo negociado entre el gobierno central iraquí y el GRK sobre el control de Shengal.

En las conclusiones de la reunión se indicó que Medio Oriente se encuentra en una “situación inestable”, debido a que es una zona de acción de la modernidad capitalista y de los estados-nación. Esta región, según el MXDŞ, vive constantes cambios y desplazamientos de poder e intereses cruzados.

“Son estos estados colonialistas los que lanzan guerras en beneficio de sus intereses en Medio Oriente y no toman medidas en beneficio de los civiles. Una nueva ocupación del gobierno de Estados Unidos no significa que su estrategia haya cambiado”, manifestaron en la declaración.

Con respecto al acuerdo negociado en octubre entre el Ejecutivo de Bagdad y el gobierno semiautónomo de Bashur (Kurdistán iraquí), desde el MXDŞ remarcaron que ese tratado, mediado por Estados Unidos y Turquía, dejó de lado al pueblo yezidí.

“La comunidad yezidí ha indicado claramente que la voluntad y el interés de las personas que viven en Shengal deben ser el factor determinante en las decisiones sobre Shengal –aseveraron en el comunicado-. Cualquier ejercicio del poder estatal debe ser legitimado por el pueblo. Si los intereses de los yezidíes se ven completamente socavados, habrá resistencia”.

“La reinstalación del gobierno del PDK (Partido Democrático de Kurdistán) es particularmente conflictiva para la región de Shengal. Esto se debe a que el partido gobernante de la familia Barzani, que colabora con Turquía, abandonó a los yezidíes ante el genocidio de ISIS en el verano de 2014, al darse a la fuga. Por ello, los planes de aplastar ahora la autodefensa de la región, que tanto costó conseguir, suscitan la mayor indignación”.

Desde el MXDŞ estimaron que “se produjeron principalmente llamamientos, acciones y manifestaciones de nuestros clérigos, el pueblo, el consejo autonómico, todas las instituciones, los líderes tribales, la comunidad árabe y las fuerzas militares. En resumen, podemos afirmar que cada persona ha adoptado la actitud correcta. Esta voluntad común es un motivo de celebración para nosotros. Lo vemos como la base de una alianza social”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org