October 26, 2021
De parte de Terraindomite
964 puntos de vista

El fil贸sofo Giorgio Agamben tom贸 partido en el asunto covid bas谩ndose en los conceptos que hab铆a desarrollado en el curso de sus an谩lisis, y en primer lugar el concepto de 鈥渘uda vida鈥.

Al principio fue Foucault y su concepto de 鈥渂iopoder鈥: a partir del siglo XVIII, la evoluci贸n pol铆tica no se dirigi贸 (en contra de lo que proclamaba la Ilustraci贸n) hacia una mayor libertad, sino al contrario, hacia el totalitarismo. Armado con nuevos conocimientos y t茅cnicas, el poder puede no s贸lo castigar en caso de transgresi贸n (una operaci贸n rudimentaria), sino gobernar la vida entera de todos los sujetos, mediante un c煤mulo, no de leyes, sino de simples directivas administrativas que enmarcan la menor de nuestras actividades (Tocqueville, que ya hab铆a hecho, ciertamente de forma menos sistem谩tica, esta observaci贸n, hablaba, no de biopoder, sino de 鈥渕onstruo blando鈥). Pero el an谩lisis foucaultiano s贸lo puso en cuesti贸n el poder del Estado, y sus seguidores est谩n ahora esencialmente en el campo liberal, y siguen la corriente pol铆ticamente correcta: entre ellos no se alza ninguna voz para defender nuestras libertades concretas.

Agamben, en cambio, analiza el verdadero poder, que es el del capitalismo, y hace o铆r su protesta contra un biopoder (poder sobre la vida) que ahora es s贸lo un tanatopoder (poder de la muerte): el objetivo de 鈥渉acer vivir鈥, justificaci贸n de toda la empresa totalitaria, es ahora s贸lo la m谩scara de 鈥渉acer morir鈥. No se puede evitar pensar en el poder nazi, que pas贸 del 鈥渆spacio vital鈥 (hacer vivir a los alemanes) a los campos de concentraci贸n y a la agresi贸n contra el resto (hacer morir a los no arios)

El poder m茅dico desempe帽a aqu铆 un papel fundamental. Es cierto que la medicina ya era un brazo armado del poder a finales del siglo XVIII: permit铆a, de forma econ贸mica (sin 鈥渟acar los tanques a la calle鈥), disciplinar a la poblaci贸n medicalizando la vida, desde el nacimiento hasta la muerte. Pero lo in茅dito de la crisis de covid es que ejerci贸 su funci贸n mediante la negativa a tratar (impuesta por el poder pol铆tico), organizando as铆 la mortalidad atribuida a covid. El poder pudo as铆 operar en bucle, y de manera absoluta: apoy谩ndose en el n煤mero de muertos as铆 obtenido, propag贸 obsesivamente el miedo a morir, lo que llev贸 a la aceptaci贸n de todas las medidas liberticidas. El paralelismo con la mafia, que extorsiona imponiendo su protecci贸n contra los abusos que ella misma comete, es evidente. La pol铆tica, en el sentido de los debates e intercambios de ideas sobre la mejor manera de resolver los problemas de una comunidad, ha desaparecido as铆, para ser sustituida por una 煤nica pregunta: 驴c贸mo evitar morir? La vida social, afectiva y cultural, todo lo que conforma el 鈥渂ios鈥, ha desaparecido ante el imperativo de la 鈥渮o茅鈥, la vida cruda, biol贸gica, la 鈥渘uda vida鈥 de Agamben.

Ahora, en el op煤sculo de Agamben 鈥淕uerra Civil鈥, publicado en 2015, basado en dos seminarios celebrados en 2001, encontramos una alegor铆a, o una premonici贸n exacta de la situaci贸n actual.

En la segunda parte del libro, Agamben examina el Leviat谩n de Hobbes a partir de su famoso frontispicio de 1651, que representa a un rey con una espada en una mano y un b谩culo de obispo en la otra, s铆mbolos de los poderes temporal y espiritual, de pie sobre un paisaje de campo que rodea una gran ciudad. A Agamben le sorprende que esta ciudad (como el campo) est茅 vac铆a de habitantes. Pero si se observa con m谩s detenimiento, se advierte que en la parte derecha de la ciudad (izquierda para el lector), la zona del poder pol铆tico, hay guardias armados, y en la parte izquierda, la zona del poder religioso, hay dos figuras cerca de la catedral, que hay que examinar con una lupa para darse cuenta de que son dos 鈥渕茅dicos de la peste鈥, reconocibles por sus m谩scaras de largos picos. (Puede sorprender que los m茅dicos, que tratan el cuerpo, aparezcan del lado de las autoridades religiosas: una notable anticipaci贸n de nuestros tiempos, en los que la supervivencia del cuerpo ha sustituido a la del alma, y la figura del m茅dico ha suplantado a la del sacerdote). El pueblo est谩, pues, ausente, representado s贸lo por las fuerzas que aseguran su sumisi贸n al poder.

驴C贸mo no pensar en los dos ciclos que hemos vivido recientemente? Primero, en Francia en 2018-19, la revuelta de los chalecos amarillos, sofocada por la polic铆a, armada, en vez de con mosquetes, con escopetas y lanzadores de pelotas de caucho; luego, en 2020-21, el terror covidiano, administrado por los medios de comunicaci贸n y los m茅dicos de plat贸. Estos 煤ltimos han sustituido a los 鈥済enerales de escena鈥 de la Guerra del Golfo, 驴es esto un progreso? En 2003, fue necesaria la guerra para imponer un sistema de informaci贸n totalitario en el que todos los medios de comunicaci贸n, todos los canales, escuchaban lo mismo; hoy, la censura puede imponerse sin ning煤n problema incluso en tiempos de paz. Pasar de los generales de etapa a los m茅dicos de etapa es, por el contrario, una verdadera escalada de totalitarismo.

As铆 que este es nuestro 鈥減aisaje despu茅s de la batalla鈥: un r茅gimen en el que la pol铆tica y los ciudadanos han desaparecido; todo lo que queda es, en palabras de Agamben, una 鈥渕ultitud disuelta鈥, masas atomizadas y no organizadas (los partidos pol铆ticos ya no las representan), invisibles, de las que s贸lo quedan las m谩scaras (al igual que, del gato de Cheshire, s贸lo la sonrisa, o m谩s bien la mueca). S贸lo la polic铆a puede moverse libremente, s贸lo los m茅dicos de plat贸 tienen derecho a hablar. As铆, la democracia residual de los covid s贸lo se compone de los dos tipos de perros guardianes que vigilan al reba帽o, que se reduce a ser objeto de represi贸n u objeto de cuidado (o de rechazo de cuidado). Nuestro r茅gimen alcanza as铆 la ademia (ausencia de personas) que se describe en el frontispicio del Leviat谩n.

Esta situaci贸n no es realmente patol贸gica, sino que entra en la l贸gica de la democracia burguesa: el pueblo s贸lo puede actuar a trav茅s de sus representantes, y en cuanto 茅stos son elegidos, desaparecen como s煤bditos y s贸lo tienen que obedecer. Pero hemos llegado al final de esta l贸gica: el pueblo, que no tiene ning煤n estatuto jur铆dico real, ya no est谩 capacitado para elegir a sus representantes, que de hecho est谩n cooptados: la llamada Asamblea Nacional ya no representa nada, y las elecciones presidenciales no son m谩s que un teatro de marionetas cuyos hilos son movidos por los medios de comunicaci贸n para distraer a los pacientes potenciales que somos.

Lars von Trier fue un profeta cuando en 1994 hizo de su Gran Hospital, llamado el Reino, la alegor铆a de todo el pa铆s, o m谩s bien de Europa. Como muestra de su profec铆a tenemos los confinamientos, las medidas, las vacunas鈥 y llegando al paroxismo los pasaportes covid en Francia, Italia, Australia, Israel, varios estados de EE.UU y un aut茅ntico apartheid que toma tintes terribles en Austria, donde su canciller, Alexander Schallenberg, y el ministro de Sanidad, Wolfgang M眉ckstein, anunciaron nuevas restricciones sanitarias, que se impondr谩n en cinco niveles.

No habr谩 un nuevo confinamiento a escala general para toda la poblaci贸n, como en oto帽o del a帽o pasado, pero s铆 medidas m谩s estrictas para las personas no vacunadas. Schallenberg, del Partido Popular Austriaco, lo explic贸 con una falsedad caracter铆stica: 鈥淒ebe quedar claro para todas las personas no vacunadas que no s贸lo son responsables de su propia salud, sino tambi茅n de la de sus semejantes. El sistema sanitario est谩 sobrecargado, porque todav铆a hay demasiados indecisos y procrastinadores que no quieren vacunarse鈥.

A partir del nivel tres, cuando la tasa de ocupaci贸n de las unidades de cuidados intensivos supere el 20 por ciento (400 camas), la prueba de ant铆genos pierde su validez en toda Austria. Eso significa que s贸lo podr谩n viajar a cualquier lugar las personas que se hayan vacunado, las que se hayan recuperado o las que tengan la prueba PCR en vigor. La novedad desde el viernes es que esta medida entra en vigor inmediatamente, cuando se supera el valor l铆mite.

La cuarta fase del plan entrar谩 en vigor cuando la tasa de ocupaci贸n sea del 25 por ciento o se ocupen 500 camas de cuidados intensivos. Las personas no vacunadas tendr谩n prohibida la entrada a restaurantes, hoteles, eventos, instituciones culturales, instalaciones de ocio o eventos deportivos. Esto tambi茅n se aplica si se presenta una prueba negativa, ya sea una prueba de ant铆geno o una PCR.

La quinta etapa comienza cuando la ocupaci贸n de las unidades de cuidados intensivos supere las 600 camas (o el 30 por ciento). Esta etapa conlleva 鈥渞estricciones de salida鈥 para los no vacunados y el confinamiento conocido de las fases anteriores de la pandemia. No se permitir谩n salidas en su vida privada a los que no se vacunen, salvo en casos excepcionales. S贸lo se les permite ir a hacer la compra a la tienda o de camino al trabajo.

Los niveles de alerta dependen, pues, de las camas existentes en los hospitales, pura arbitrariedad m茅dica. Basta que los recortes presupuestarios ampl铆en o reduzcan dicho n煤mero, para que los recalcitrantes queden en arresto domiciliario, porque son los nuevos delincuentes.

Como ya venimos afirmando desde hace mucho, todo esto es parte de un plan, que introduce pocoa poco nuevos escenarios adem谩s del sanitario, burda excusa para terminar de finiquitar desde arriba el capitalismo y sustituirlo por una tecnocracia transhumanista. El ej茅rcito austriaco, por ejemplo (ya que hablamos de Austria) ha anunciado que Europa podr铆a sufrir un gran apag贸n el茅ctrico por tiempo indefinido. En agosto la ministra de Defensa austr铆aca, Klaudia Tanner, supervis贸 unas maniobras militares para responder a un gran apag贸n el茅ctrico. 鈥淟a cuesti贸n no es si habr谩 un gran apag贸n, sino cu谩ndo鈥, asegura la ministra.

El gobierno de Viena ha lanzado una campa帽a de informaci贸n sobre el posible apag贸n el茅ctrico en Europa, con publicidad en los medios y la difusi贸n de m谩s de 6.000 carteles repartidos por todo el pa铆s con el t铆tulo: 鈥溌縌u茅 hacer cuando todo se detiene?鈥.

Los militares recomienda tener en casa reservas suficientes al equivalente a dos semanas de acampada, as铆 como pactar de forma previa con familiares y amigos un punto de encuentro y sentar las bases de una red de cooperaci贸n vecinal.

Las causas para una posible ca铆da del sistema el茅ctrico en Europa son muchas, desde fallos t茅cnicos, sobrecargas por picos de demanda, desajustes en el sistema o incluso causas atmosf茅ricas.

La pandemia sirvi贸 de ensayo para este tipo de operaciones militares de ingenier铆a social. El ej茅rcito de Austria inform贸 en 2017 de la amenaza de una posible pandemia como la del coronavirus. El mismo proceso de an谩lisis de datos que se us贸 para prever la pandemia, recalca el coronel Pierre Kugelweis, es la base para 鈥渓os extensos preparativos de las Fuerzas Armadas frente a los efectos de un posible apag贸n鈥.

Hace unas semanas Facebook, Instagram y otras redes sociales sufrieron una interrupci贸n del servicio que dur贸 varias horas.

Esos mismos d铆as, Reino Unido sufri贸 una crisis de desabastecimiento que ocasion贸 que algunas personas no pudieran acceder a servicios b谩sicos. Ahora, el desabastecimiento de microchips unido a la subida de precio de la energ铆a, el encarecimiento de las materias primas y los problemas con el transporte amenazan la campa帽a comercial del 鈥淏lack Friday鈥.

Suiza tambi茅n prepara a su poblaci贸n y a las empresas para un colapso energ茅tico invernal. En L铆bano hay apagones constantes desde hace un mes, mientras que Moldavia est谩 en estado de emergencia por un corte en el suministro de gas (importado de Rusia a trav茅s de Gazprom). Varias regiones de China sufren cortes de suministro el茅ctrico durante 9 o 10 horas al d铆a por 鈥渇alta de carb贸n鈥 y Alemania tambi茅n prepara a su poblaci贸n para apagones durante este invierno.

驴Ser谩 esto el comienzo de la 5陋 fase del plan de dominio global, como ha afirmado tambi茅n el ex-CEO de Pfizer Mike Yeadon en su art铆culo El camino hacia un nuevo orden mundial ?

Mike Yeadon, un cient铆fico que trabaj贸 para Pfizer, dice: 鈥淣os acercamos a la fase 5 de la tiran铆a, que es la instauraci贸n del caos y la ley marcial (noviembre de 2021-marzo de 2022),  y la mayor铆a de la gente sigue pensando que vamos a volver a la normalidad.鈥

Fase 1 鈥 Simular una amenaza y crear miedo. (Diciembre 2019-marzo 2020):

Crear una pandemia en China.

鈥 Matar a decenas de miles de ancianos.

鈥 Aumentar el n煤mero de casos y muertes

鈥 Presentar la vacunaci贸n como la 煤nica soluci贸n desde el principio.

鈥 Centrar toda tu atenci贸n en Covid-19.

鈥 Resultado: p谩nico (casi) generalizado.

Fase 2- Sembrar las semillas de la divisi贸n. (Marzo 2020-Diciembre 2020)
鈥 Imponer m煤ltiples medidas coercitivas innecesarias, liberticidas e inconstitucionales.

鈥 Paralizar el comercio y la econom铆a.

鈥 Observar la sumisi贸n de una mayor铆a y la resistencia de una minor铆a rebelde.

鈥 Estigmatizar a los rebeldes y crear una divisi贸n horizontal.

鈥 Censurar a las personalidades disidentes.

鈥 Castigar la desobediencia.

鈥 Generalizar los tests PCR.

Crear confusi贸n entre casos, infectados, enfermos, hospitalizados y muertos. 

 -Descalificar todos los tratamientos eficaces.

鈥 Esperanza de una vacuna de rescate.

Resultado, p谩nico (casi) generalizado. 

Fase 3 鈥 Proporcionar una soluci贸n traicionera y mortal (diciembre de 2020-junio de 2021):

鈥 Ofrecer una vacuna gratuita para todos.

Prometer protecci贸n y vuelta a la normalidad. 

鈥 Establecer un objetivo de vacunaci贸n colectiva.

鈥 Simular la recuperaci贸n econ贸mica parcial.

鈥 Ocultar las estad铆sticas sobre los efectos secundarios y las muertes por inyecciones.

鈥 Hacer pasar los efectos secundarios de las inyecciones como efectos 鈥渘aturales鈥 del virus y de la enfermedad.

鈥 Difundir la noci贸n de una variante como una mutaci贸n natural del virus.

鈥 Justificar la continuaci贸n de las medidas coercitivas no aplicando el umbral de inmunidad colectiva.

鈥 Sancionar a los profesionales de la salud por el ejercicio ilegal de cuidados y curaciones

鈥 Resultado: dudas y sentimientos de traici贸n entre los vacunados, des谩nimo entre los opositores.

Fase 4 鈥 Instalar el Apartheid y el c贸digo QR (junio 2021-octubre 2021):

鈥 Planificar voluntariamente la escasez.

鈥 Imponer la tarjeta sanitaria (c贸digo QR) para premiar a los vacunados y castigar a los resistentes.

鈥 Crear un apartheid, de los privilegiados contra el resto.

鈥 Quitar el derecho a trabajar o estudiar a los no vacunados.

鈥 Quitar los servicios b谩sicos a los no vacunados.

鈥 Imponer tests  de pago PCR a los no vacunados.

鈥 Resultado, primera etapa de control digital y empobrecimiento de los opositores.

Fase 5 鈥 Establecer el caos y la ley marcial (noviembre 2021-marzo 2022):

鈥 Aprovechar la escasez de bienes y alimentos.

鈥 Paralizar la econom铆a real y cerrar f谩bricas y comercios.

鈥 Hacer que el desempleo se dispare.

鈥 Imponer una tercera dosis de la 鈥渧acuna鈥 (refuerzo).

鈥 Reanudar la eutanasia de los ancianos.

鈥 Imponer la vacunaci贸n obligatoria para todos.

鈥 Ampliar el mito de las variantes, la eficacia de las vacunas y la inmunidad de grupo.

Demonizar a los antivacunas y responsabilizarlos de las muertes.

鈥 Arrestar a los l铆deres de la oposici贸n.

鈥 Imponer una identidad digital (c贸digo QR) a todo el mundo: partida de nacimiento, DNI, pasaporte, permiso de conducir, tarjeta sanitaria鈥

鈥 Imponer la ley marcial para derrotar a la oposici贸n.

Resultado, segunda etapa de control digital y encarcelamiento o remoci贸n de los opositores.

Fase 6 鈥 Cancelar las deudas y desmaterializar el dinero (marzo de 2022-septiembre de 2022):

鈥 Desencadenar el colapso econ贸mico, financiero y burs谩til, la quiebra de los bancos.

鈥 Retirar dinero de las cuentas bancarias de los particulares para compensar las p茅rdidas de los bancos.

鈥 Activar el 鈥淕ran Reinicio鈥.

鈥 Desmaterializar el dinero.

鈥 Cancelar las deudas y los pr茅stamos.

鈥 Imponer el monedero digital. (billetera digital)

鈥 Incautar propiedades y terrenos.

Prohibir todos los medicamentos a nivel mundial.

鈥 Confirmar las vacunas obligatorias semestrales o anuales.

鈥 Imponer el racionamiento de alimentos y una dieta basada en el Codex Alimentarius.

鈥 Extender  las medidas a los pa铆ses emergentes.

Resultado, tercera etapa de control digital  y la instauraci贸n del N.O.M. en todo el planeta.

Nos vienen avisando, viene sucediendo, en marzo de 2020 ya se avisaba de que vendr铆an vacunas obligatorias con sustancias extra帽as y chips que causar铆an muertes y m谩s control social y que se ven铆a una dictadura. Entonces quien dec铆a esto era un conspiranoico terraplanista de ultraderecha. Est谩 pasando, vienen  nuevos avisos de cosas aun peores 驴hacemos caso esta vez o seguimos viendo la sexta?

Fuentes

Mike Yeadon 鈥 El camino hacia el nuevo orden mundial

mpr21.info

https://www.derstandard.at/story/2000130664530/stufen-der-pandemie-welche-schritte-zur-bekaempfung-gesetzt-werden

Rosa Llorens 鈥 https://www.legrandsoir.info/medecins-et-policiers-seuls-citoyens-du-regime-covidique-une-analyse-d-agamben.html

astillasderealidad

mentealternativa

antena 3




Fuente: Terraindomita.blackblogs.org