May 30, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
2,384 puntos de vista

Redacci贸n

Como estaba previsto, la pandemia ha terminado por dar la puntilla a la pr谩ctica de la medicina, tal y como se concibi贸 hasta ahora. No s贸lo de la medicina p煤blica, sino de toda la medicina, que quedar谩 reservado para los privilegiados que se la puedan pagar. Los dem谩s deber谩n acudir al supermercado habitual, donde por unas pocas monedas se podr谩n tomar la temperatura a s铆 mismos, as铆 como la presi贸n arterial, o manejar el estetoscopio, delante de una pantalla en la que aparece un matasanos.

La cadena francesa de supermercados Monoprix ha creado zonas de 鈥渟alud cotidiana鈥 equipadas con cabinas que permiten consultar a los m茅dicos a distancia, a trav茅s de una pantalla.

La empresa Tessan Pharma Express ha patentado estas cabinas. Dice que s贸lo trabaja con m茅dicos debidamente inscritos en el Colegio oficial, que el 20 de abril reaccionaron con un comunicado de prensa, en el que no se oponen a la medicina a distancia.

Las cabinas de teleconsulta tienen una impresora y el m茅dico puede extender una receta que llega r谩pidamente al usuario.

Este tipo de pr谩cticas son tan descaradas que la poblaci贸n puede darse cuenta de que la medicina es un negocio, y eso les desacredita como corporaci贸n. 鈥淣o se puede aceptar que un m茅dico se haga cargo de un paciente sin la posibilidad de realizar un examen cl铆nico cada vez que sea deseable; sin ning煤n anclaje territorial ni conocimiento del tejido sanitario y m茅dico-social; sin preocuparse de su trayectoria asistencial y sin asegurar la continuidad asistencial鈥.

En un art铆culo el doctor Fran莽ois Simon expresa su preocupaci贸n por el hecho de que el galeno no sepa nada del paciente en el momento de la teleconsulta: 鈥淓l paciente no conoc铆a al m茅dico el d铆a anterior y no sabr谩 nada de 茅l el d铆a siguiente [鈥 Esto es medicina a bajo precio. Ten铆amos la impresi贸n de que esto se hab铆a olvidado en los 煤ltimos meses, y es bueno escucharlo鈥.

La empresa asegura que 鈥渆ste servicio de telemedicina no tiene en absoluto vocaci贸n de sustituir una consulta presencial ni de promover un modelo 煤nico en la pr谩ctica del arte m茅dico. Se trata de una herramienta complementaria en el itinerario asistencial y puede ser una respuesta especialmente relevante en los desiertos m茅dicos y en los territorios bajo presi贸n鈥.

Como es habitual en el mundo moderno, ni el supermercado ni la empresa que fabrica las cabinas se responsabilizan del error de diagn贸stico ni de la mala praxis. No asume ning煤n riesgo, a pesar de que sin una consulta directa, la probabilidad de un diagn贸stico err贸neo es mayor.

Dentro de poco veremos a los cajeros y a los reponedores de los supermercados evacuando consultas m茅dicas, haciendo test de coronavirus, vacunando a los clientes contra cualquier clase de infecciones.

https://mpr21.info/la-medicina-es-u…




Fuente: Grupotortuga.com