June 2, 2022
De parte de CGT Capgemini Madrid
200 puntos de vista
  • Destina el 25% de las
    cuotas de los afilados a este fondo, 5 millones este 煤ltimo a帽o, con el
    que paga hasta 1.243 euros a los huelguistas
  • ELA amenaza con un a帽o
    muy conflictivo para hacer frente a la negativa de los empresarios a
    repercutir el IPC a los salarios y saca pecho con el instrumento tras el
    que se esconde buena parte de su fortaleza para conseguir alargar los
    conflictos y tensar la negociaci贸n: una millonaria caja de resistencia con
    la que paga un m谩ximo de 1.243 euros a sus afiliados en huelga y que le
    permite alargar los paros, algunos durante a帽os. 
  • Trabajadoras de limpieza del Guggenheim celebrando el fin de la huelga.

El sindicato mayoritario en el Pa铆s Vasco, con m谩s del
40% de la afiliaci贸n, defiende un modelo basado en la confrontaci贸n, en el que
la huelga se considera el instrumento m谩s eficaz, la 鈥溍簄ica manera de que la
patronal se siente a negociar鈥. El m谩ximo responsable de ELA, Mitxel Lakuntza,
ha querido lanzar un aviso a navegantes 鈥搇e谩se empresarios鈥 de que el sindicato
est谩 preparado para afrontar conflictos largos hasta conseguir 鈥渁cabar con la
precariedad鈥 y que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo.

La cantidad global que compone esa ‘caja de
resistencia’ es el secreto mejor guardado por ELA. 鈥淓sa es la cifra que le
gustar铆a tener a la patronal鈥, afirma Lakuntza. Pero s铆 se sabe que cada a帽o
‘engordan’ ese fondo com煤n con el 25% de las cuotas de sus 100.000 afiliados 鈥1
de cada 4 euros de cada mensualidad鈥 lo que supone que, si el a帽o pasado los ingresos
propios del sindicato, v铆a cuotas, superaron ligeramente los 20 millones de
euros, al menos 5 se destinaron a la ‘caja’ para financiar las huelgas y
proporcionar a los trabajadores unos ingresos que pal铆en la p茅rdida de los
salarios.

Un afiliado de ELA en huelga puede cobrar hasta 1.243
euros al mes. Ese es el m谩ximo, por debajo del cual se fija como tope el
salario habitual del trabajador. El m铆nimo de ayuda lo fija el salario m铆nimo
interprofesional, que ahora est谩 en 1.000 euros. Ning煤n otro sindicato en
Euskadi tiene una asignaci贸n a ese nivel, aunque LAB tiene lo que denomina
‘caja de lucha’, pero con prestaciones menores, que fijan la ayuda en 30 euros
al d铆a (900 euros al mes) a partir de tercer d铆a de huelga. CCOO y UGT no
tienen, y a nivel estatal USO es el 煤nico que tiene alg煤n tipo de prestaci贸n.

La ‘caja de resistencia’ de ELA no es una figura para
imprevistos, sino que se usa, y mucho. Desde 2017 la han utilizado 13.000
afiliados de ELA, 2.096 de ellos en 2021, a帽o en el que se registraron
conflictos capitaneados por ELA especialmente largos. Algunos ejemplos fueron
la huelga de Tubacex, que dur贸 235 d铆as鈥  las limpiadoras del Guggenheim 鈥285 d铆as
Novaltia, un conflicto que todav铆a sigue
abierto, que dura ya m谩s de 1.000 d铆as y que definen ya como 鈥渓a huelga m谩s
larga de Europa鈥. De hecho, seg煤n los datos que ha proporcionado Lakuntza
citando la informaci贸n del Consejo de Relaciones Laborales vasco (CRL), hasta
febrero se acumularon en Euskadi 18.469 d铆as sin trabajar por huelgas, mientras
que en el resto del Estado fueron solo 9.587. 鈥淓l 42% de los d铆as de huelga se
hicieron en el Pa铆s Vasco鈥, y 鈥渆so se traduce en mejores incrementos
salariales鈥, ha se帽alado. 鈥淓n la comunidad aut贸noma vasca los convenios
vigentes tienen un aumento medio de 4,92 puntos y en el resto del Estado, de
solo 2,40鈥, ha apuntado, para insistir en que la caja de resistencia 鈥済arantiza
una alternativa gracias a las m谩s de 100.000 personas afiliadas鈥.

 SHAPE  * MERGEFORMAT

Mitxel Lakuntza y la tesorera del sindicato
Alazne Mantxola. 
EUROPA PRESS

鈥淟as huelgas no se ganan porque tengas m谩s o menos
raz贸n鈥, ha dicho Mitxel Lakuntza. 鈥淪e ganan cuando tienes capacidad de
aguantar, porque los buenos acuerdos se alcanzan cuando hay lucha sindical鈥, ha
se帽alado, despreciando en cierto modo la voluntad negociadora que muestran el
鈥渟indicalismo espa帽ol鈥, como denomina a CCOO y UGT. 鈥淟os convenios no caen del
cielo鈥, ha insistido y 鈥渓a negociaci贸n solo es posible con la huelga鈥. Lo
dem谩s, es 鈥渁ceptar sin m谩s lo que propone la patronal鈥. En este sentido, considera
que la caja de resistencia es una herramienta 鈥渆strat茅gica鈥 porque, 鈥渃uando no
hay capacidad para la huelga, sin la caja de resistencia, se firman los
convenios que la patronal quiere鈥.

鈥淟a huelga nos permite conseguir acuerdos que de otra
forma no son posibles鈥, ha insistido, remarcando que es el 煤nico camino para
conseguir que en estas circunstancias con el elevado IPC, cuyo 煤ltimo dato de
este lunes lo sit煤a en el 8,7%, se traslade a los
salarios. Y si en este momento no hay m谩s huelgas, no es porque ELA no quiera,
sino porque se trata de empresas o sectores en los que ELA no cuenta con una
mayor铆a suficiente como para llevarla a cabo en solitario. Ha citado, por ejemplo
el sector del Metal de Bizkaia, que amenaza ya con huelgas por la falta de
acuerdo sobre el convenio, pero que a煤n no se han convocado. 鈥淎 veces, nos
encontramos con resistencias de otros sindicatos en sectores que no tenemos
mayor铆a suficiente para activar una huelga y esa es la situaci贸n, que esperemos
se vaya superando鈥.

Lakuntza ha puesto en valor tambi茅n que su sindicato
sea el 煤nico que se queda fuera de determinados acuerdos a los que s铆 se suman
el resto de los sindicatos, como ha sucedido recientemente en el acuerdo de Educaci贸n que ha
supuesto una reducci贸n de las ratio de alumnos por aula y que el departamento
ha firmado con el 80% de la representaci贸n de sector. 鈥淓s un acuerdo
oportunista e insuficiente. ELA no firma nada que no tiene contenidos鈥.

 




Fuente: Capgeminitas.blogspot.com