June 5, 2021
De parte de ANRed
314 puntos de vista

La Misi贸n Internacional de Observaci贸n de Derechos Humanos lleg贸 a Colombia el 25 de mayo y hasta el 3 de junio relev贸 situaciones de vulneraci贸n a los DDHH durante el Paro Nacional. Recabando testimonios de v铆ctimas en varias ciudades del pa铆s, denunciaron ante la Misi贸n de verificaci贸n la inactividad de las distintas agencias del Estado responsables de esclarecer dicha violencia. Seg煤n el informe publicado por la Misi贸n Internacional: 鈥淢ientras las organizaciones denunciaron al 26 de mayo 52 homicidios en el marco del Paro Nacional (7 d铆as despu茅s supera los 70), la Fiscal铆a solo ha reconocido 17 y s贸lo 3 de ellos vinculados directamente a la protesta鈥. Por Corresponsal popular para ANRed*


Cuando hablamos de internacionalismo, de eficacia en nuestra acci贸n comprometida con la vida y la dignidad de los pueblos, no podemos dejar de recordar la frase en la poes铆a de Gioconda Belli cuando nos dec铆a que: 鈥淟a solidaridad, es la ternura de los pueblos鈥. Porque la lucha contra quienes nos niegan, nos despojan, nos asesinan y nos callan no es solo la lucha del pueblo colombiano, sino es la lucha de todo un pueblo a nivel global que trasciende las fronteras impuestas por los Estados, y que no duda en cruzarlas para encontrarse y acuerparse en una misma lucha, por una misma causa.

Es esa misma ternura y compromiso el que se manifest贸 desde Argentina con la llegada de la Misi贸n Internacional de Observaci贸n de Derechos Humanos, desde el pasado 25 de mayo hasta el 3 de junio en Colombia. Misi贸n convocada en respuesta a las m煤ltiples denuncias de violaciones a los Derechos Humanos que ocurren en Colombia desde el pasado 28 de abril, en el marco del Paro Nacional. Es as铆 que acudieron al llamado del pueblo colombiano un conjunto de organismos de Derechos humanos de Argentina como son SERPAJ, APDH La Matanza y CORREPI, entre otras, y adem谩s una diversidad de organizaciones sociales y populares argentinas como el Frente Popular Dar铆o Santill谩n, el Frente de Organizaciones en Lucha, el Frente Patria Grande, entre otras y organizaciones gremiales y de la sociedad civil como ATE, CTA-Aut贸noma y la Asociaci贸n Americana de Juristas.

Los objetivos de la Misi贸n Internacional de Observaci贸n de Derechos Humanos en Colombia fueron relevar situaciones de violaci贸n de los DD.HH en el marco del Paro Nacional, elaborar un informe minucioso que tienda a visibilizarlas y denunciarlas a nivel nacional e internacional y contribuir a la articulaci贸n internacional en defensa de los DD.HH en toda la regi贸n. Para cumplir dichos objetivos la Misi贸n argentina se traslad贸 a varias ciudades como Cali, Medell铆n, Pereira, Popay谩n y Bogot谩, adem谩s de m煤ltiples puntos emblem谩ticos de resistencia como Silo茅, Usme, el Portal de la Resistencia, Soacha, Madrid y Facatativ谩, entre otros. All铆 entraron en contacto con v铆ctimas directas, familiares de las v铆ctimas, organizaciones y organismos de Derechos Humanos, j贸venes de la primera l铆nea, concejales y el pueblo en general en su hermosa diversidad. Visitaron territorios urbanos, campesinos, ind铆genas y del pueblo negro, recopilando la informaci贸n de la persecuci贸n sistem谩tica a sus liderazgos, a trav茅s de la criminalizaci贸n a la protesta y al movimiento social, montajes judiciales y ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas policiales, como asesinatos sistem谩ticos por parte de las organizaciones paraestatales.

Estos testimonios permitieron a la Misi贸n Internacional argentina conocer en primera persona la realidad que atraviesa el pueblo colombiano, por medio de la voz de las propias v铆ctimas de la violencia de las fuerzas represivas estatales, de organizaciones y organismos de todas las regiones de Colombia. Una realidad que no solo responde a la violencia y el terror sufrido durante este paro Nacional que comenz贸 el 28 de abril, sino que pudieron observar en su conjunto la trama de violencias estructurales que viene sufriendo el pueblo colombiano hist贸ricamente, de parte de las clases dominantes en el poder que se valen de perpetrar un genocidio contra su propio pueblo con tal de asegurar sus privilegios y su acumulaci贸n de tierras y riqueza por medio del despojo.

En la conferencia de prensa presentada hoy 3 de junio del 2021 se destacaron testimonios sobre el accionar de las fuerzas represivas en los cuales se verific贸 que tanto la Polic铆a Nacional en general y en especial el Escuadr贸n M贸vil Antidisturbios (ESMAD) en coacci贸n con el ej茅rcito, descargan a les manifestantes 鈥渦na combinaci贸n de conductas y arsenal sofisticado, con severas consecuencias en el cuerpo y la psiquis de sus v铆ctimas. Las vulgarmente conocidas como 鈥渂ombas aturdidoras鈥 han provocado lesiones severas en centenares de personas y hasta varios homicidios鈥, por ejemplo el asesinato de Sebasti谩n Quintero Munera, en Popay谩n el 14 de mayo.

Por otro lado, tambi茅n se mencion贸 que 鈥渆s habitual que el personal policial dispare al rostro con balas de caucho provocando lesiones oculares en numerosos manifestantes y transe煤ntes, del mismo modo que es frecuente la utilizaci贸n de 鈥渃aucheras鈥, honderas y a煤n la misma mano para arrojar piedras de gran porte sobre la multitud鈥.

Sobre este accionar policial la Misi贸n de Solidaridad Internacional y Derechos Humanos de Argentina tambi茅n destac贸 鈥渆l criterio abusivo y arbitrario de las facultades para detener, el trato cruel dispensado a los detenidos que incluye tormentos, abusos con connotaciones sexuales sobre las mujeres y disidencias sexuales retenidas鈥, lo cual constituye violaciones repudiables no solo a los derechos sino en s铆 mismo a la condici贸n humana. En este sentido podemos recordar el caso de Alison el 14 de mayo, joven que fue agredida sexualmente por la fuerza policial tras su detenci贸n y se suicid贸 al d铆a siguiente, dejando grabado en la memoria del pa铆s su dolor mientras manifestaba que 鈥渕e manosearon hasta el alma鈥.

En cuanto a los sectores de mayor participaci贸n en estas movilizaciones, pero tambi茅n quienes en mayor medida fueron v铆ctimas de esta represi贸n desmedida, figuran en primer lugar lxs j贸venes, principalmente las primeras l铆neas, conformadas por mujeres y hombres de los barrios populares, escuelas y universidades. La misi贸n estuvo recorriendo Bogot谩, donde 鈥渟e pudo comprobar la decisi贸n inquebrantable de muchachos y muchachas dispuestos a forjar un futuro diferente al que le proponen.鈥 Otro de los sectores que tuvo contacto con la Misi贸n fueron las mujeres, donde se logr贸 constatar el papel crucial de las m谩s j贸venes en la primera l铆nea como de las madres en la segunda, quienes denunciaron que sus cuerpos a煤n hoy siguen siendo usados como botines de guerra. El campesinado y su constante lucha por la tierra es otro de los sectores que ha encabezado estas movilizaciones, quienes tambi茅n denunciaron a la Misi贸n los constantes embates del ESMAD, los sobrevuelos intimidatorios de helic贸pteros y la intimidaci贸n mediante bengalas lum铆nicas. El sector ind铆gena, por su lado, recibi贸 a la Misi贸n en Santander de Quilichao, despu茅s de dar un claro ejemplo de organizaci贸n a todo el pueblo colombiano con la solidaridad de la Minga en todo el pa铆s. A pesar de los ataques sufridos hist贸ricamente y particularmente en Cali, contin煤an en una f茅rrea defensa de su identidad, su cosmovisi贸n y su territorio. El sector afrodescendiente en Colombia tambi茅n recibi贸 a la Misi贸n, en Puerto Tejada, donde denunciaron el claro accionar racista de las fuerzas represivas, exponiendo que 鈥渕谩s de la mitad de las v铆ctimas de represi贸n en esta zona del pa铆s son negras鈥.

En cuanto a los delitos cometidos por las fuerzas de 鈥渟eguridad鈥 que fueron denunciados antes la Misi贸n y que deben ser investigados, resumen que la violaci贸n a los derechos humanos ha sido en funci贸n de los delitos que corresponden a los criterios de:

Desaparici贸n forzada de personas

Delitos contra la vida (homicidios, lesiones oculares, lesiones varias)

Delitos contra la integridad moral (torturas)

Delitos contra la integridad sexual (abuso sexual)

Delitos contra la libertad (privaci贸n ilegal de la libertad, detenciones arbitrarias)

Delitos contra la libertad de reuni贸n y el libre ejercicio a la protesta

Delitos contra la propiedad (da帽os)

Ante esto, seg煤n la Misi贸n 鈥渘o hay dudas sobre el car谩cter de lesa humanidad de los delitos m谩s graves ni sobre la procedencia de apertura de instancias jurisdiccionales universales.鈥

Es importante resaltar que las instituciones estatales como Fiscal铆a, Defensor铆a del Pueblo y Procuradur铆a no recibieron a la delegaci贸n, a pesar de que se les solicit贸 una reuni贸n para presentarles el informe de lo relevado, dichos organismos se negaron aludiendo que ten铆an m煤ltiples actividades por la venida de la CIDH. Sin embargo, la comunidad han percibido que las instituciones gubernamentales no asumen el compromiso que se requiere ante las alarmantes violaciones a los DD.HH e interceder para el cese de dicha violencia policial y militar. Se denunci贸 ante la Misi贸n de verificaci贸n la inactividad de las distintas agencias del Estado responsables de esclarecer dicha violencia. Seg煤n el informe publicado por la Misi贸n Internacional: 鈥淢ientras las organizaciones denunciaron al 26 de mayo 52 homicidios en el marco del Paro Nacional (7 d铆as despu茅s supera los 70), la Fiscal铆a solo ha reconocido 17 y s贸lo 3 de ellos vinculados directamente a la protesta鈥. Es llamativo entonces por qu茅 ahora que viene la CIDH al pa铆s, s铆 dicen asumir sus responsabilidades y por tanto no tener tiempo de atender el informe relevado por la Misi贸n Internacional, cuando hasta la fecha, el trabajo de dichas instituciones ha sido ineficiente e insuficiente.

Adem谩s de la ya conocida brutalidad de las fuerzas represivas y la complicidad de las instituciones estatales, la Misi贸n Internacional de Observaci贸n de Derechos Humanos argentina destac贸 el car谩cter pac铆fico de las manifestaciones, el cual es constantemente alterado a trav茅s del acoso permanente sobre les manifestantes, o por la provocaci贸n de personal civil infiltrado en las filas de la protesta. Manifestaciones que se han colmado de colores, bailes, expresiones art铆sticas y la alegr铆a que denota en la gente el hecho de estar organizadxs, de reconocer en ese mismo pueblo una juventud consciente, que est谩 saliendo a resistir por sus derechos hist贸ricamente vulnerados y en contra de que su futuro ya est茅 hipotecado por parte del gobierno colombiano.

Son expresiones de paz, que, desde la olla popular, las asambleas y el di谩logo en los puntos de resistencia siguen construyendo pa铆s, siguen construyendo paz con justicia social y sobre todo, siguen generando transformaciones reales de la sociedad que permiten pensarnos, hoy m谩s que nunca, que otra forma de vida es posible, que tenemos el coraje, la capacidad y la fuerza para asumir nuestro propio destino y vivirlo con alegr铆a, respeto, dignidad y amor por la vida.

Por 煤ltimo, cabe valorar el compromiso y la entrega de las 23 personas que compon铆an la Misi贸n de Solidaridad Internacional y Derechos Humanos de Argentina, quienes asumieron por su cuenta y por iniciativa propia el reto de relevar lo que el Estado colombiano ha querido ocultar frente a la opini贸n p煤blica internacional. Sin embargo, como dec铆an al cierre de la conferencia de prensa: 鈥淣inguna de las intimidaciones ni de las provocaciones ha detenido el objetivo que vinimos a cumplir a Colombia, que es recabar todas las denuncias de DD.HH en distintos puntos del pa铆s para llevar esa voz a los distintos organismos internacionales (鈥) Nos vamos con el enorme compromiso de acercar a todos los organismos, incluso los locales, el informe final y de trabajar en la sistematizaci贸n de la informaci贸n para este informe desde Buenos Aires鈥. Estos actos constituyen finalmente, actos de solidaridad eficaz a nivel internacional, de hermanamiento en estos tiempos tan oscuros y complejos que, como ya nos han ense帽ado experiencias valerosas como las del pueblo cubano con sus brigadas m茅dicas en plena pandemia, ahora tambi茅n el pueblo argentino nos da una muestra de ello, y nos recuerda que, como dec铆a Fidel: 鈥淪er internacionalistas es saldar nuestra propia deuda con la humanidad鈥.

*Nota tambi茅n publicada en el porta Vida Digna.





Fuente: Anred.org