November 15, 2022
De parte de Nodo50
105 puntos de vista

Mar铆a S谩nchez Esteban, publicado originalmente para Mundo Obrero.

Cuando en los ayuntamientos defendemos mantener o recuperar la gesti贸n p煤blica siempre nos encontramos con la misma oposici贸n: 鈥渆so es una decisi贸n ideol贸gica鈥. Una cr铆tica realmente curiosa, que parece intentar colarnos el bulo de que cabe hacer una pol铆tica as茅ptica, a la que no gu铆en ideas o principios. Claro que hay un impulso ideol贸gico, una convicci贸n, tras la decisi贸n de remunicipalizar servicios como el agua, por ejemplo. La convicci贸n de que algunas cuestiones, como el acceso a bienes de primera necesidad, deben quedar fuera de la l贸gica del mercado. Que nadie deber铆a poder hacer negocio a costa de derechos humanos b谩sicos. 驴Es eso ideolog铆a? Por supuesto. Pero es una idea que, probablemente, suscribir铆an personas que han votado por opciones muy diversas.

Pero no deber铆amos conformarnos con una defensa ideol贸gica de lo p煤blico. Hay que ser capaces de defender tambi茅n su eficiencia. El argumento central es sencillo de entender y de explicar a nuestras vecinas: si una empresa privada ingresa X millones hay un porcentaje que se reserva para repartir beneficios. Es l贸gico, es una empresa, no una ONG. Pero si una empresa p煤blica ingresa la misma cantidad por el mismo servicio, ese porcentaje lo destina directamente a mejora del servicio, mejora de las condiciones laborales, inversi贸n, a bonificaciones sociales鈥 Es as铆 de simple: hay m谩s dinero disponible y, por tanto, va a haber mejor servicio.

Con las cuentas en la mano

Eso que parece evidente en teor铆a, 驴es realmente as铆 en la pr谩ctica? Bien, nuestra experiencia de los 煤ltimos 7 a帽os en el Ayuntamiento de Valladolid. Desde 1997 hasta 2017 el servicio de agua era gestionado por Aguas de Valladolid, una filial de la multinacional AGBAR, Aguas de Barcelona. El Ayuntamiento cobraba un canon de 5,6 millones al a帽o a la empresa, pero ten铆a que hacerse cargo de las inversiones en la red. 驴Cu谩nto se invirti贸 en esos 20 a帽os? 27 millones. Ahora, tras remunicipalizar el servicio, la empresa p煤blica tiene 13 millones de beneficio al a帽o y en solo 5 a帽os se han licitado inversiones por valor de casi 50 millones de euros. Es decir, casi el doble de inversi贸n en la cuarta parte de tiempo. La media por a帽o es de 6 o 7 veces m谩s inversi贸n que con la gesti贸n privatizada. Y todo esto, manteniendo congelado el precio del agua, con m谩s bonificaciones en funci贸n de la renta, etc.

Obviamente, se trata de uno de los servicios municipales de mayor envergadura, con lo que plantearse un proceso de remunicipalizaci贸n no es sencillo. Dar茅 en primer lugar algunos datos para ponernos en situaci贸n. Como se帽alaba, en 1997 la gesti贸n del servicio de aguas pas贸 de manos de la sociedad municipal ASVA a ser gestionada por la Uni贸n Temporal de Empresas Agualid, actualmente Aguas de Valladolid, dependiente del grupo Agbar. Inicialmente la concesi贸n se limitaba al Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado y posteriormente, en mayo de 2005, se ampli贸 incluyendo control de vertidos y la depuraci贸n de aguas residuales. Por tanto, los servicios que presta hoy d铆a son los de abastecimiento de agua potable, alcantarillado, depuraci贸n de aguas residuales, control de vertidos y gesti贸n de abonados.

Recuperar la gesti贸n

Aguas de Valladolid abastece de agua a la ciudad de Valladolid y del suministro en alta a varias poblaciones cercanas, atendiendo por tanto a unas 350.000 personas. Para ello gestiona dos plantas de potabilizaci贸n (ETAP), una estaci贸n depuradora de aguas residuales (EDAR) y un laboratorio, tanto de control de vertidos como de calidad del agua de consumo humano. La cantidad de agua potable distribuida desde las ETAP麓s se eleva a casi 29 millones de metros c煤bicos al a帽o, proveniente tanto del Canal del Duero como del Canal de Castilla. Esta cantidad de agua se distribuye a trav茅s de una red de conducciones de m谩s de 666 Km. Las aguas residuales de la ciudad son transportadas hasta la EDAR a trav茅s de los m谩s de 777 Km de la red de alcantarillado. En la EDAR, tras los procesos de tratamiento oportunos, se devuelve el agua tratada al r铆o Pisuerga.

Menciono todos estos datos para hacernos una idea de la complejidad de abordar un proceso de recuperaci贸n de la gesti贸n desde lo p煤blico, m谩s a煤n teniendo en cuenta los l铆mites legales y econ贸micos impuestos a la administraci贸n local. Debido a esa complejidad, entendimos que lo m谩s riguroso y sensato era la contrataci贸n de personal t茅cnico cualificado que, junto con t茅cnicos del propio Ayuntamiento, pudieran elaborar un informe detallado sobre las distintas opciones existentes.

A continuaci贸n se form贸 una comisi贸n pol铆tico-t茅cnica, con representaci贸n de todos los grupos, para tomar una decisi贸n lo m谩s informada y consensuada posible. En las distintas reuniones, los representantes pol铆ticos solicitaron la aportaci贸n de diversos estudios o informes para valorar la situaci贸n y las distintas alternativas de futuro, que han ido siendo aportados por el equipo t茅cnico. Asimismo, se realizaron diversos Foros abiertos al conjunto de la ciudadan铆a, con la participaci贸n de colectivos y personas interesadas en los que se ha aportado toda la informaci贸n disponible y se recogieron opiniones y sugerencias.

Una vez culminado ese proceso, que creemos que ha sido riguroso y plural, entend铆amos que era necesario un primer pronunciamiento sobre el modelo de gesti贸n con el margen de tiempo suficiente para actuar, en caso de que se optara por un cambio. Y as铆, el 13 de julio de 2017, la comisi贸n que antes mencionaba decidi贸 elevar al Pleno la propuesta de que, a partir de julio de 2017, la gesti贸n del ciclo integral del agua estuviera en manos de una empresa municipal de titularidad 铆ntegramente p煤blica. Se realizaron diferentes informes de intervenci贸n, secretar铆a y asesor铆a jur铆dica para completar la documentaci贸n precisa (Estudios sociales, jur铆dicos y econ贸micos de la sociedad, estatutos, proyecto de reglamento y proyecto de tarifas) y el Pleno Municipal se pronunci贸 por mayor铆a absoluta a favor de la municipalizaci贸n a finales de ese mismo a帽o.

La voluntad pol铆tica ha estado clara desde un inicio, ya que desde Valladolid Toma la Palabra, de la que forma parte Izquierda Unida, plante谩bamos en nuestro programa la recuperaci贸n de la gesti贸n p煤blica del agua. No obstante, quer铆amos asegurarnos de que una decisi贸n en ese sentido cumpl铆a con unos requisitos en inter茅s de la ciudadan铆a vallisoletana.

Consider谩bamos fundamental que la plantilla actual de Aguas de Valladolid pudiera continuar realizando las mismas tareas y cinco a帽os despu茅s as铆 es. No solo por una cuesti贸n de derechos laborales, sino tambi茅n porque se trata de personal muy cualificado que conoce bien el servicio y que, por tanto, va a ser una garant铆a para mantener la calidad. El modelo que se ha decidido proponer permite subrogar en la nueva empresa a las 159 personas que conforman la plantilla actual de Aguas de Valladolid, en condici贸n de indefinidos, asegurando de esta forma que la gran experiencia de estos trabajadores pasar谩 al nuevo servicio. Por lo que la ciudadan铆a vallisoletana tiene la tranquilidad de que las instalaciones y las personas que tratan el agua son las mismas que en la etapa anterior, m谩s las que ir谩n sumando gracias a las ofertas de empleo p煤blico.

En segundo lugar, cont谩bamos con un importante inconveniente, que era el d茅ficit inversor acumulado de los 煤ltimos 20 a帽os, pues apenas se hab铆an realizado las necesarias obras de mantenimiento y renovaci贸n. En los 煤ltimos 19 a帽os, no hab铆an reinvertido por parte del Ayuntamiento de Valladolid lo que estaba previsto para el mantenimiento de las instalaciones y redes, por lo que nos encontramos un d茅ficit acumulado de al menos 96,7 Millones de 鈧. Esto determina que el servicio estuviera en punto cr铆tico: muchos elementos est谩n obsoletos, su vida 煤til agotada y su estado es deficiente. Por este motivo, se ha valorado que en los pr贸ximos 10 a帽os, m谩s los 5 que llevamos de gesti贸n p煤blica, ser谩 precisa una inversi贸n de al menos 178 millones de euros. Se considera que la gesti贸n directa a trav茅s de la empresa p煤blica permite un mayor control de las necesidades de mejora las infraestructuras que en las formas de gesti贸n indirecta.

Por otra parte, consider谩bamos fundamental que el cambio en el modelo de gesti贸n supusiera un esfuerzo econ贸mico asumible y no comprometiera el mantenimiento de otros servicios municipales. En cuanto a la financiaci贸n inicial, la menos costosa hubiera sido mantener el r茅gimen de concesi贸n, debido a que el concesionario realiza el aporte econ贸mico, pero a cambio exigir铆a que se le asegurasen unos beneficios. Sin embargo, de acuerdo con el informe econ贸mico, que prev茅 escenarios a 15 y 20 a帽os, con la creaci贸n de una empresa municipal es posible acometer las inversiones recomendables para mantener las redes y las plantas de tratamiento y depuraci贸n, sin que sea preciso recurrir a la inversi贸n del sector privado, y por lo tanto, sin tener que concederle unos beneficios por su participaci贸n. Gracias a ello, en 15 a帽os se habr谩 capitalizado la red e instalaciones con una inversi贸n de 178,5 millones de euros, y sin endeudamiento.

Por el contrario, el modelo que m谩s financiaci贸n inicial hubiese requerido ser铆a el de empresa mixta, que exigir铆a la mayor financiaci贸n inicial de 9,1 millones, mientras que tanto la gesti贸n directa a trav茅s de servicio, como la empresa municipal exigen la financiaci贸n inicial de 8 millones de euros. Por tanto, entre los modelos que suponen recuperaci贸n de la gesti贸n p煤blica, se trata del m谩s econ贸mico, y adem谩s el que menor subida de tarifas exigir铆a para que al final del periodo no se tenga ni pr茅stamo ni excedente de tesorer铆a y se puedan acometer las necesidades en las infraestructuras del ciclo urbano del agua. En el caso de haber optado por una empresa mixta la tarifa se habr铆a incrementado, al tener que aportar un m铆nimo de 5% de rentabilidad para el socio privado.

Doy datos a este respecto: en los 19 a帽os de gesti贸n privada se ha producido una subida acumulada del 37% de la tarifa. Si se mantuviera la concesi贸n, el modelo prev茅 que en los pr贸ximos 15 a帽os la subida tendr铆a que ser de otro 34%. En el caso de que opt谩ramos por empresa mixta, ser铆a de casi el 28%, mientras que en la gesti贸n directa por empresa p煤blica, seguimos con las tarifas congeladas 5 a帽os despu茅s. Se trata, por tanto, de la opci贸n menos gravosa para la ciudadan铆a con mucha diferencia. Adem谩s, la propuesta que hemos puesto en marcha es que AquaVall tenga en cuenta la situaci贸n econ贸mica con un fondo social para personas con necesidades econ贸micas y bonos para pymes por la crisis provocada por la pandemia.

Gesti贸n p煤blica, sobran las razones

Por tanto, en resumen, nos hemos decantado por el modelo de gesti贸n 100% p煤blica a trav茅s de entidad p煤blica empresarial:

  • Porque es la mejor forma de garantizar la capacidad total de la toma de decisiones acerca de un servicio p煤blico atendiendo a criterios sociales y medioambientales.
  • Porque garantiza la calidad del servicio manteniendo la plantilla y mejorando el control sobre las necesidades de mantenimiento e inversi贸n en infraestructuras.
  • Porque permite un mayor control de las necesidades de mejora las infraestructuras que en las formas de gesti贸n indirecta.
  • Porque es viable econ贸micamente y permite recuperar en un plazo razonable la inversi贸n al no tener que compartir los beneficios con un socio privado.
  • Y, por 煤ltimo, porque es la f贸rmula que permite establecer precios adaptados a la renta y el consumo real.

En Valladolid hubo una intensa contienda tanto medi谩tica como judicial. Presentaron recurso a la decisi贸n tanto la empresa concesionaria Aguas de Valladolid, S.A., como el Ministerio de Hacienda a trav茅s de la Abogac铆a del Estado, la Confederaci贸n Vallisoletana de Empresarios (CVE) y la Asociaci贸n de Empresas Gestoras del Agua (AGA).

Por el inter茅s p煤blico

Posteriormente la justicia ha fallado reiteradamente a favor de la legitimidad y legalidad de la decisi贸n municipal. En una de las resoluciones judiciales se aseveraba que existe un inter茅s p煤blico digno de protecci贸n en la autonom铆a de la Corporaci贸n local para poder elegir el modo de gesti贸n de los servicios de los que es titular. Y, si bien eso se plasma en una decisi贸n administrativa, como la que tom贸 el Pleno de Valladolid, 鈥渓a misma (cito) no puede quedar desvinculada de una opci贸n pol铆tica que corresponde ejercer a qui茅n tiene mayor铆a en el Ayuntamiento dado que ello es propio del car谩cter democr谩tico de las Corporaciones Locales, m谩s concretamente de los Ayuntamientos鈥.

Se pon铆a de manifiesto as铆 el verdadero conflicto pol铆tico de fondo. Negar a los ayuntamientos la potestad de decidir c贸mo gestionar los servicios p煤blicos que la ley le obliga a prestar es tanto como reducir la influencia del voto popular a la hora de que la ciudadan铆a decida c贸mo quiere que sean gobernados sus municipios.

Y es que, pese a las enormes trabas legales que se introdujeron sobre todo a trav茅s de la llamada 鈥淟ey Montoro鈥, la forma 鈥渘atural鈥 de prestar el servicio p煤blico debe ser la gesti贸n por la propia entidad, y la contrataci贸n es la forma 鈥渞esidual鈥, puesto que la contrataci贸n debe estar motivada y justificada en una necesidad que no pueda ser cubierta por la gesti贸n p煤blica.

Remunicipalizaci贸n de servicios funerarios, limpieza, basura, transporte鈥

M谩s reciente es la remunicipalizaci贸n de NEVASA, la empresa que gestiona los cementerios y el tanatorio municipal. Hasta ahora se gestionaba de forma mixta, 51% del ayuntamiento, 49% de Ferrovial. Nos hicimos con el 100% del accionariado con una inversi贸n de 4,5 millones, que esper谩bamos amortizar en 7 a帽os. Con el primer balance de 2021, el primer a帽o en que la empresa fue p煤blica (no todo el a帽o) el beneficio fue de 1.428.000 euros, con lo que la inversi贸n podr铆a amortizarse en solo 4 o 5 a帽os. Si hubi茅ramos mantenido la empresa mixta, el 49% habr铆a ido a Ferrovial y el 51% al Ayuntamiento.

En menos de un a帽o se comprueba que es un servicio que se puede prestar perfectamente con gesti贸n 100% p煤blica y de forma absolutamente eficiente econ贸micamente, beneficiando a las arcas municipales. Si hay un margen de beneficio, debe destinarse 铆ntegramente a mejorar el servicio.

Por tanto, no se trata solamente de discurso. Los hechos, los datos, las cuentas, demuestran que es perfectamente posible gestionar de forma directa. El Ayuntamiento de Valladolid es hoy una de las corporaciones locales que m谩s servicios municipales gestiona directamente. De hecho, es la 煤nica ciudad europea de m谩s de 200.000 habitantes en la que la limpieza, la recogida de basuras, el transporte p煤blico, los aparcamientos, la gesti贸n del agua y de los servicios funerarios es 100% p煤blica.

Hay que convencer no solo con ideolog铆a, sino tambi茅n con hechos. En el caso de la municipalizaci贸n del agua se toman como base estudios t茅cnicos rigurosos, informes econ贸micos y jur铆dicos, y as铆 demostramos que, adem谩s de ser nuestra opci贸n preferida pol铆tica o ideol贸gicamente, era la m谩s eficiente. Y eso fue abriendo camino, para la funeraria como he contado antes, pero cada vez para m谩s servicios.

Recientemente desde el gobierno de coalici贸n hemos recuperado tambi茅n la gesti贸n directa del aparcamiento de la Plaza Mayor. Y despu茅s el servicio de pr茅stamo de bicicletas que pasar谩 a tener el triple de estaciones y de bicicletas disponibles. Y hemos pasado de tener una empresa p煤blica que gestionaba 煤nicamente el servicio de autobuses a tener una empresa integral de movilidad, 100% p煤blica, que tambi茅n gestiona aparcamientos, bicicletas de alquiler, ascensores para facilitar la accesibilidad en los barrios, etc.

Valladolid versus Salamanca

En este sentido he aprendido durante este proceso que hay que desmontar los mitos. No, la gesti贸n p煤blica no es m谩s cara, sino todo lo contrario. Seg煤n el informe de la Organizaci贸n de Consumidores y Usuarios, Salamanca y Valladolid est谩n entre las 15 ciudades m谩s limpias, m谩s o menos al mismo nivel. 驴Cu谩l es la diferencia? Que en Salamanca, con el servicio privatizado, el coste es de 96 鈧 por habitante al a帽o. En Valladolid, con el servicio de limpieza 100% p煤blico son 32 鈧 por habitante al a帽o, la tercera parte. La inversi贸n para mejorar la red supera los 40 millones de euros licitados frente a los 27 invertidos por el gobierno del PP con el servicio privatizado durante 20 a帽os.

Es ideolog铆a, pero tambi茅n son datos. Y es que una cosa y la otra van de la mano. Las vecinas y vecinos pagamos un dinero importante para tener servicios p煤blicos. En parte v铆a impuestos y en algunos casos tambi茅n mediante precios p煤blicos. Si una parte de eso que pagamos tiene que ir a rentabilizar la inversi贸n de una empresa, nos va a salir m谩s caro s铆 o s铆. Porque la l贸gica de la empresa no es la del inter茅s p煤blico, es la del beneficio. Prestamos un servicio p煤blico y nos debemos al inter茅s general. Por eso es por lo que la ciudadan铆a debe confiar en lo p煤blico.

ATTAC no se identifica necesariamente con las opiniones expresadas en los art铆culos, que son responsabilidad de los autores de los mismos.




Fuente: Attac.es