January 29, 2021
De parte de Peri贸dico El Roble
1,454 puntos de vista

Editorial de enero/febrero

@lalentedetina

El 2020 fue un a帽o duro para los laburantes. Con el recambio presidencial muchos compa帽eros estaban esperanzados en que se ven铆a un proceso de recuperaci贸n salarial y de mejoras en las condiciones de vida pero la realidad nos golpe贸 duramente. Apenas asumido el nuevo gobierno, hizo un fuerte recorte en las jubilaciones y pensiones. Paso seguido, comenz贸 a negociar paritarias a la baja con todas las burocracias que representan a los trabajadores estatales. Todo esto antes de la pandemia.

Ya con la pandemia, el ajuste se potenci贸: aument贸 la desocupaci贸n, cayeron los salarios, los precios de los alimentos se fueron por las nubes, y la pobreza dio un salto nunca antes visto en la historia reciente de nuestro pa铆s. Frente a esto, el gobierno casi no avanz贸 sobre los intereses de la patronal, ya que solamente increment贸 un poco las retenciones y llev贸 adelante un t铆mido impuesto a las grandes fortunas que afecta poco y nada las riquezas de la burgues铆a. No solo eso: tambi茅n recul贸 en varias iniciativas, como la expropiaci贸n de Vicent铆n, al tiempo que no ahorr贸 en reprimir a diestra y siniestra, como por ejemplo en los casos de Guernica o de Facundo Castro.

M谩s all谩 de lo duro del ajuste, la l贸gica del capitalismo argentino sigue exigiendo m谩s y m谩s pol铆ticas regresivas para que la burgues铆a invierta y se pueda pensar en un crecimiento econ贸mico de mediano plazo, por lo que como clase tenemos que tener en cuenta que el ajuste actual no ha llegado a su fin, ni mucho menos.

En este contexto, una porci贸n importante de los laburantes que hab铆an depositado sus esperanzas en Alberto Fern谩ndez hoy se ven decepcionados, ya que se encontraron un gobierno tibio que se puso del lado de la burgues铆a tanto antes como durante la pandemia. Otra porci贸n importante de laburantes que en su momento votaron por el actual gobierno mantienen sus esperanzas, y es posible que en el 2021 se puedan ver algunas mejoras en los salarios y el empleo, siempre comparado con el dur铆simo 2020.

No obstante, en l铆neas generales, vamos a seguir en la l贸gica del ajuste de mediano plazo. Y es por ello que el gobierno no tiene otra salida que en tanto ajusta por el lado econ贸mico, se posiciona a favor del aborto (de hecho fue parte de su campa帽a electoral) y de otros reclamos populares como fue la despenalizaci贸n del consumo medicinal de marihuana. En esta l铆nea, es posible que en los pr贸ximos a帽os sigamos viendo una l贸gica similar: en tanto que tendencialmente nuestras condiciones de vida vayan empeorando en t茅rminos concretos, quiz谩s logremos algunos avances en l铆nea con los nombrados, que en t茅rminos concretos no afectan de manera directa la ganancia de ning煤n patr贸n.

Volviendo a la actualidad del ajuste, ya no hay m谩s recursos para financiar ni ATP ni IFE, por lo que el gobierno -que meses atr谩s hac铆a gala de la cuarentena- inaugura un 2021 mandando a todos los laburantes a contagiarse sin protocolos a sus puestos de trabajo, al tiempo que culpa a las fiestas clandestinas 鈥搎ue tienen su parte de culpa, pero no total- de los contagios que se vienen registrando.

Nuevamente como clase trabajadora somos la variable de ajuste de una nueva crisis del capitalismo. Y nuevamente se nos plantea la necesidad de pensar el problema de manera integral entendiendo su perversa l贸gica, para pensar una salida de fondo que supere a este modo de producci贸n y ponga en pie un gobierno de los trabajadores, y para los trabajadores.

Equipo de El Roble




Fuente: Periodicoelroble.wordpress.com