March 28, 2022
De parte de Terraindomite
279 puntos de vista

Desde hace algunos a帽os, en casos m谩s de una d茅cada, se ha expandido el negocio de la apropiaci贸n y venta de datos gen茅ticos humanos. Es una 鈥渋ndustria鈥 con muchas aristas e impactos, sobre la que en general hay poca informaci贸n. Cada vez es m谩s com煤n que los gobiernos y empresas privadas establezcan bancos de datos con nuestra informaci贸n gen茅tica, con o sin nuestro consentimiento, en la mayor铆a de los casos sin plena conciencia de c贸mo pueden ser usados. En la era de los hackeos digitales, estas bases no son una excepci贸n.

El bot铆n de la identificaci贸n forense

En diciembre 2021, un cuidadoso trabajo de investigaci贸n period铆stica de Paula M贸naco Felipe y Wendy Selene P茅rez (Traficantes de ADN) puso en evidencia que las bases de datos gen茅ticos de la Fiscal铆a General de la Rep煤blica de M茅xico se han usado como fuente de negocios para la firma privada Central ADN, enga帽ando adem谩s a parientes en busca de personas desaparecidas. El reportaje expone que desde la instituci贸n se permiti贸 acceso y copias irregulares e ilegales de las bases de datos gen茅ticos de la FGR (antes PGR), y que computadoras de la firma privada estuvieron conectadas por meses a esas bases, sin conocimiento ni consentimiento de las personas cuyos datos est谩n all铆.

La empresa Central ADN consigui贸 adem谩s nuevas muestras de familiares de las personas desaparecidas, prometi茅ndoles que de esa forma podr铆an cotejar coincidencias con los datos de la FGR. Como  resume Paula M贸naco, en un pa铆s con 95,000 personas desaparecidas y 52,000 cad谩veres sin identificar, la identificaci贸n forense 鈥損ara la cual en repetidos casos las autoridades contratan a firmas privadas鈥, es un negocio millonario.

Biopirater铆a humana e industria farmac茅utica

Este caso terrible por la falta de escr煤pulos y la crueldad con las familias de las personas desaparecidas, no es sin embargo la 煤nica forma de apropiaci贸n y uso de informaci贸n gen茅tica en M茅xico. Desde estudios de 鈥渉erencia gen茅tica鈥 a toma de muestras en laboratorios privados o de instituciones p煤blicas de salud, la informaci贸n gen茅tica de la poblaci贸n mexicana, entre otras, es valiosa para muchas industrias, empezando por la gran farmac茅utica, la industria que junto a la digital m谩s se ha lucrado en tiempo de pandemia, sobre todo con el multimillonario negocio de las vacunas de ARNm, que como ya se ha evidenciado pueden modificar el genoma humano.

La llamada medicina gen茅tica o gen贸mica se basa en el an谩lisis de los genomas e intentar definir c贸mo diferentes enfermedades pueden estar influidas por los genes. Aunque todos los seres humanos tenemos el mismo genoma como especie, cada persona tiene una composici贸n gen贸mica 煤nica (parcialmente coincidente con sus parientes biol贸gicos) y adem谩s peque帽as variaciones que pueden indicar tendencias a ser m谩s propensos o a resistir mejor algunas enfermedades. Eso motiv贸 desde la d茅cada de 1990  la caza de variaciones gen茅ticas a nivel global, a menudo dirigida desde universidades de Estados Unidos con financiamiento del gobierno y/o empresas farmac茅uticas, sobre todo en poblaciones ind铆genas. Existen denuncias de este tipo de proyecto que recorr铆an el planeta tomando muestras de sangre y otros tejidos, as铆 como del  comercio de tejidos humanos que derivaron de estos proyectos.

El 鈥渁tractivo鈥 de las variaciones gen茅ticas, en particular las presentes en comunidades ind铆genas americanas, es que se podr铆an diferenciar de variaciones en poblaciones que se han mezclado m谩s con otras (por ejemplo, en grandes ciudades) y por tanto permite enfocar en la b煤squeda de rasgos particulares de inter茅s para las industrias farmac茅uticas y relacionadas.

Hist贸ricamente, esto ha derivado en el patentamiento de la informaci贸n gen茅tica. Al comienzo, directamente de l铆neas celulares completas, como  se denunci en 1994 el patentamiento a nombre del gobierno de Estados Unidos de la informaci贸n gen茅tica de una mujer de la poblaci贸n Ngobe (guaym铆 en castellano), por su resistencia a la leucemia. Pese a que junto al pueblo Ngobe se logr贸 cancelar esa patente, el mecanismo se sigui贸 repitiendo, aunque con modificaciones de qu茅 y c贸mo se patenta para intentar evadir cuestionamientos legales.

La 鈥渧entaja鈥 de la  diversidad gen茅tica de los pueblos ind铆genas de M茅xico para las empresas farmac茅uticas fue justamente uno de los argumentos claves que esgrimi贸 Gerardo Jim茅nez S谩nchez para la creaci贸n del INMEGEN, del cual fue su primer director y permaneci贸 hasta 2009. El principal proyecto de este instituto ha sido el 鈥淢apa del genoma de las poblaciones mexicanas鈥, que  no representa ning煤n beneficio para las comunidades y pueblos ind铆genas que fueron muestreados. Pero s铆 coloca en acceso p煤blico la informaci贸n de variaciones gen贸micas obtenidas del muestreo de poblaciones en Sonora, Zacatecas, Guanajuato, Veracruz, Guerrero, Yucat谩n y 鈥渮apotecos de Oaxaca鈥, donde especifican el pueblo ind铆gena, porque en otros estados, aunque tomaron mayoritariamente muestras de pueblos ind铆genas, tambi茅n incluyeron poblaci贸n que consideraron mestiza.

Ese proyecto estuvo especialmente enfocado en poblaciones ind铆genas, pero la transferencia de datos gen茅ticos de la poblaci贸n mexicana a empresas e instituciones p煤blicas y privadas de Estados Unidos y otros pa铆ses ocurre todo el tiempo, sea a trav茅s de proyectos de 鈥渋nvestigaci贸n鈥, sea porque la mayor铆a de los laboratorios (p煤blicos y privados) hacen firmar un acta de consentimiento -complicada, larga, dif铆cil de entender- cuando tenemos que realizarnos alg煤n an谩lisis de tejidos biol贸gicos, seg煤n el cual pueden disponer de nuestras muestras biol贸gicas para investigaci贸n, que puede ser en el pa铆s o internacional. La mayor铆a de las personas firma este 鈥渃onsentimiento鈥 sin haberlo le铆do ni entender sus implicaciones, tal como generalmente ocurre cuando aceptamos las condiciones de los programas digitales, de comunicaci贸n, etc.

Hackeo de biodatos

El valor de las bases de datos gen贸micos, de una forma parecida a lo que sucede con otras bases de datos de nuestra informaci贸n digital, en mucho se basa en la cantidad y diversidad de datos que pueden acumular y la capacidad de programas -generalmente de inteligencia artificial- de manejar esos enormes vol煤menes de datos.

A ello abonan proyectos como los descriptos antes, as铆 como la toma de muestras por diversas razones de instituciones p煤blicas, policiales, m茅dicas y muchas privadas. En M茅xico una causa importante de por qu茅 las personas dan voluntariamente su informaci贸n gen茅tica es la b煤squeda de familiares desaparecidos. En Estados Unidos y otros pa铆ses, una serie de empresas privadas ofrecen buscar 谩rboles geneal贸gicos, rastrear antepasados lejanos, tambi茅n pruebas de paternidad, etc. En varios pa铆ses la toma de muestras gen茅ticas y su conservaci贸n en manos de instituciones ocurre desde el nacimiento y/o puede ser una pol铆tica p煤blica manejada y/o impuesta por el estado, como sucede por ejemplo en China, Suecia, Islandia.

Al igual que sucede con todas las bases de datos digitales, tambi茅n las bases de biodatos -sean de procedencia de proyectos investigaci贸n, m茅dicos, policiales, comerciales- pueden y han sido hackeados a gran escala.

Existen muchos ejemplos recientes de irrupciones ilegales y robo de informaci贸n en bases de biodatos de compa帽铆as privadas o p煤blicas, que han accedido a millones -hasta decenas de millones 鈥 de datos personales. En 2020, el FBI entr贸 aprovechando una brecha que alegan no haber sido su responsabilidad, a los datos de un mill贸n de personas de las bases gen茅ticas de la empresa GEDMatch para realizar b煤squedas no autorizadas. Varias otras empresas que guardan biodatos entregados y pagados por consumidores han sido hackeadas con robo de informaci贸n.

Los fines de tales irrupciones pueden ser comerciales, para estafas, fraude de identidad, chantajes, etc. A los gobiernos de China y Estados Unidos lo que m谩s les preocupa es el uso que se podr铆a hacer para desarrollar potenciales armas biol贸gicas adaptadas a grupos poblacionales. Por lo cual seguramente lo est茅n intentando desarrollar ellos mismos, pero por supuesto no hay datos p煤blicos al respecto.

La toma de muestras individuales de integrantes de un pueblo ind铆gena, aporta datos sobre todo ese pueblo. La extracci贸n, comercio y uso de datos digitales personales -incluyendo biol贸gicos y gen茅ticos 鈥 va mucho m谩s all谩 que el uso individual, para generar adem谩s de abusos comerciales, nuevas formas de control y vigilancia, cruzando la informaci贸n con la pl茅tora de otros datos individuales y colectivos digitalizados.

Todo esto pone sobre la mesa, nuevamente y desde otras aristas, el impacto que tiene la digitalizaci贸n en muchas 谩reas de nuestras vidas, que es mucho m谩s que la suma de impactos y efectos individuales. Si adem谩s a帽adimos los proyectos de modificaci贸n gen茅tica, esta vez a escala internacional, validados por la OMS, el panorama se carifica mucho m谩s.

Ya informamos sobre los mecanismos de las vacunas de ARNm y la modificaci贸n del ADN humano a escala mundial con productos experimentales. La OMS, que valid贸 la inoculaci贸n de estos productos, ignorando los principios de precauci贸n de la salud p煤blica, trabaja ahora para establecer y financiar investigaciones destinadas a modificar el genoma humano. Siempre bajo el ep铆grafe de 鈥渏ustificaci贸n de la salud p煤blica鈥, un t茅rmino que se utiliza en exceso y que se cita cada vez que es necesario justificar pr谩cticas contestadas.

Un informe que anuncia las ambiciones transhumanistas de la OMS

Como siempre, la organizaci贸n internacionalista de las Naciones Unidas, presenta un informe de recomendaciones que ella misma ha ordenado y que valida a continuaci贸n. Por 鈥渆so鈥 nos referimos a la Asamblea Mundial de la Salud -el 贸rgano decisorio de la OMS- y a sus principales financiadores, a saber, el gobierno de Estados Unidos y la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates.

Desde su creaci贸n en 1948, la OMS ha pasado de tener una misi贸n esencialmente de apoyo t茅cnico a los pa铆ses miembros a una actividad de regulaci贸n y gobernanza mundial en materia de salud. La instauraci贸n del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) en 2005 y el programa 鈥Una salud鈥, desarrollado posteriormente y destinado en particular a coordinar la lucha mundial contra las zoonosis, le han permitido imponerse con el apoyo de la financiaci贸n internacional, cada vez m谩s procedente del sector privado.

驴Qu茅 nos dice el informe de recomendaciones de la OMS sobre la edici贸n del genoma humano[1]? Que la reciente aplicaci贸n de herramientas, como CRISPR-Cas9, para modificar el genoma humano con la intenci贸n de tratar o prevenir enfermedades es un modo recomendable para abordar los desaf铆os cient铆ficos, 茅ticos, sociales y jur铆dicos. Si bien estas nuevas tecnolog铆as ofrecen oportunidades reales para el tratamiento de enfermedades gen茅ticas, tambi茅n pueden ser mal utilizadas y la OMS est谩 validando potencialmente los trabajos del aprendiz de brujo.

El informe tambi茅n indica que 鈥溾 las orientaciones normativas de la OMS se ver谩n impulsadas por los avances en la frontera de nuevas disciplinas cient铆ficas como la gen贸mica, la epigen茅tica, la gen茅tica, el dise帽o (del genoma), la inteligencia artificial y los grandes datos, todo lo cual presenta oportunidades transformadoras pero tambi茅n riesgos para la salud mundial鈥. La OMS ha demostrado en el pasado que no tiene capacidad para dirigir la gesti贸n de grandes epidemias, ni tampoco la investigaci贸n m茅dica, especialmente las numerosas y aplicadas al desarrollo de pat贸genos peligrosos para los humanos. Estas investigaciones est谩n m谩s destinadas al desarrollo de armas biol贸gicas que al desarrollo de tratamientos. El caso de los 26 biolaboratorios financiados por el Pent谩gono en Ucrania es s贸lo un ejemplo revelado a la luz del conflicto ruso-ucraniano.

La OMS y la vocaci贸n eugenista de las Naciones Unidas

Seg煤n el informe, 鈥渓os beneficios potenciales de los trabajos de mejora del genoma humano incluyen nuevas estrategias para el diagn贸stico, tratamiento y prevenci贸n de enfermedades gen茅ticas; nuevas oportunidades para tratar la infertilidad鈥︹.

Sin embargo, los investigadores de este programa no tienen una ideolog铆a de procreaci贸n, como nos recuerda un portavoz globalista, el Dr. Oelrich: 鈥淓l a帽o pasado nos comprometimos a dar acceso a la anticoncepci贸n a 100 millones de mujeres m谩s en todo el mundo. Este a帽o hemos invertido 400 millones de d贸lares en nuevas f谩bricas para producir anticonceptivos de acci贸n prolongada para las mujeres de los pa铆ses de ingresos bajos y medios鈥 Con Bill y Melinda Gates, estamos trabajando estrechamente en iniciativas de planificaci贸n familiar鈥.

Las vacunas ya han permitido inocular otras sustancias sin el conocimiento de los vacunados en los pa铆ses en desarrollo, como el ant铆geno hCG a trav茅s de sueros antitet谩nicos o antipolio. La hCG es un inhibidor de la funci贸n reproductora en la mujer y se ha utilizado de forma fraudulenta durante varias d茅cadas con el 煤nico fin de reducir el crecimiento de la poblaci贸n en los pa铆ses pobres. La OMS estuvo muy implicada en esta labor en los a帽os 90, como indican las publicaciones cient铆ficas citadas en 鈥la eliminaci贸n de los pobres鈥.

El verdadero problema es el de la gobernanza sanitaria mundial

El informe de la OMS sobre la edici贸n del genoma humano, en su primera recomendaci贸n, anuncia 鈥渆l liderazgo de la OMS y de su director general鈥 en los temas de la modificaci贸n de las secuencias del genoma humano, nada m谩s y nada menos. Una auto-recomendaci贸n para tomar todo el poder en un 谩rea m谩s que sensible. En 2021, la OMS ya hab铆a reforzado su papel de gobernanza mundial en la gesti贸n de epidemias con su tratado sobre las pandemias. La epidemia de Sars-Cov 2 sirvi贸 para reforzar los poderes de la OMS y sus donantes.

驴Es realmente razonable confiar su salud a una organizaci贸n como la OMS? La gobernanza sanitaria mundial ha ganado 10 a帽os con la epidemia de Covid y deber铆a ser m谩s permanente en los pr贸ximos meses con nuevas medidas de control gracias al pase sanitario mundial. Como se帽al贸 Jacques Attali -otro notorio globalista, mas贸n y asesor del presidente franc茅s desde Mitterrand- en una entrevista hace 43 a帽os:

鈥淓n lugar de reparar a los hombres, vamos a producirlos sanos [鈥 En la medida en que el hombre se convierte en una producci贸n del hombre, se vuelve como todos los objetos, se produce, tiene una duraci贸n de vida, es moldeado por el hombre. Pero me parece que un hombre producido por el hombre ya no es un hombre, es una m谩quina porque est谩 moldeado. Convertir al hombre en un objeto -privado de libertad- es la base de todas las dictaduras. La dictadura sanitaria estar谩 dirigida por la OMS y sus 鈥済enerosos fil谩ntropos鈥.

Fuentes

Silvia RibeiroDesinform茅monos

lecourrierdesstrateges

verdadypaciencia




Fuente: Terraindomita.blackblogs.org