October 7, 2021
De parte de SAS Madrid
347 puntos de vista


La comunidad cient铆fica ha perseguido una vacuna contra la malaria durante m谩s de 100 a帽os. Ha sido una b煤squeda que ha involucrado tantos millones de euros como horas de trabajo de cient铆ficos y epidemi贸logos de todo el mundo, pero ya es una realidad: por primera vez. La Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) acaba de dar su respaldo a una para que sea administrada a gran escala y que, por tanto, pueda agregarse 鈥攏o reemplazar鈥 al paquete b谩sico de medidas preventivas y diagn贸sticas. Es la llamada RTS,S / AS01 de la farmac茅utica GlaxoSmithKline, Mosquirix por su nombre comercial, y este mi茅rcoles ha hecho historia.

El director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha mostrado su satisfacci贸n ante el anuncio. 鈥淐omenc茅 mi carrera como investigador en malaria y anhelaba el d铆a en que tuvi茅ramos una vacuna eficaz contra esta antigua y terrible enfermedad. Hoy es ese d铆a: un d铆a hist贸rico. La tan esperada vacuna es un gran avance para la ciencia, la salud infantil y el control de la enfermedad鈥, ha expresado en rueda de prensa este mi茅rcoles. 鈥淪u uso, adem谩s de las herramientas de prevenci贸n existentes, podr谩 salvar decenas de miles de vidas de los m谩s j贸venes cada a帽o鈥.

La inmunizaci贸n que recomienda hoy la OMS act煤a contra el par谩sito Plasmodium falciparum, transmitido al ser humano a trav茅s de la picadura de las hembras del mosquito Anopheles, el m谩s mort铆fero del mundo y el m谩s prevalente en el 脕frica subsahariana. En 2019 se produjeron 409.000 muertes por paludismo, el 94% de ellas en este continente, donde los ni帽os son las principales v铆ctimas: m谩s de 260.000 africanos menores de cinco a帽os fallecen cada a帽o por esta enfermedad parasitaria que infecta a unas 200 millones de personas anualmente.

鈥淒urante siglos, la malaria ha acechado al 脕frica subsahariana, causando un inmenso sufrimiento personal鈥, ha expresado en su intervenci贸n la doctora Matshidiso Moeti, directora regional de la OMS para 脕frica. 鈥淟a recomendaci贸n de hoy ofrece un rayo de esperanza para el continente que carga con el mayor peso de la enfermedad鈥, ha a帽adido. La postura de la OMS, a partir de ahora, ser谩 que, en el contexto del control integral de esta patolog铆a, se utilice la vacuna RTS,S para la prevenci贸n del paludismo causado por el P. falciparum en los ni帽os que viven en regiones con transmisi贸n de moderada a alta. Esta deber谩 administrarse en cuatro dosis en ni帽os a partir de los cinco meses de edad.

Mosquirix fue desarrollada en el Centro de Investigaci贸n en Salud de Manhi莽a o CISM, en Mozambique, uno de los m谩s eminentes espacios consagrados a la innovaci贸n m茅dica y cient铆fica de 脕frica. La instituci贸n cumple 25 a帽os este 2021 como pionero ejemplo de 茅xito de la colaboraci贸n en igualdad de condiciones entre el Gobierno de Espa帽a y Mozambique.

鈥淓sta es una vacuna que se ha desarrollado en 脕frica, para ni帽os africanos y con cient铆ficos africanos. Este campo de investigaci贸n est谩 plagado de esfuerzos fallidos, y ahora tenemos una que ha demostrado su capacidad para prevenir enfermedades y muertes鈥, valor贸, por su parte, este lunes la doctora Kate O鈥 Brien, directora del departamento de Inmunizaci贸n de la OMS, en una sesi贸n informativa virtual. Adicionalmente, Pedro Alonso, director del Programa Mundial de la Malaria de la misma organizaci贸n, resalt贸 lo extraordinario de este hallazgo: 鈥淣o tenemos vacunas contra la filariasis, o la oncocercosis, o los gusanos de Guinea o cualquier protozoo porque, desde el punto de vista biol贸gico, son incre铆blemente complejos. Desde la perspectiva cient铆fica, este es un gran avance鈥.

Tras tres d茅cadas de investigaci贸n de esta vacuna, tras demostrarse segura y eficaz en ensayos cl铆nicos, y tras la evaluaci贸n positiva en 2015 de la Agencia Europea del Medicamento, la OMS ampar贸 un programa piloto para suministrarla en 谩reas seleccionadas de Kenia, Ghana y Malawi. Este comenz贸 en 2019 con una campa帽a liderada por los ministerios de Sanidad de cada pa铆s. 鈥淔ueron ellos los que levantaron la mano para decir: 鈥楴os gustar铆a ser uno de los pa铆ses que ponga a prueba la introducci贸n de este producto鈥. Eso expresa de verdad el intenso deseo de tener una herramienta adicional de prevenci贸n鈥, aseguraba el pasado lunes O鈥橞rien.

Financiada con 60 millones de euros por la Alianza para las Vacunas Gavi, el Fondo Mundial de Lucha contra el iSda, la Tuberculosis y la Malaria (FMSIDA) y Unitaid, la campa帽a arranc贸 con el objetivo de evaluar distintas cuestiones pendientes: la viabilidad de administrar las cuatro dosis recomendadas, el papel de la misma en la reducci贸n de las muertes infantiles y su seguridad en el contexto del uso rutinario. 鈥淗ubo algunas se帽ales un poco desconcertantes en el ensayo cl铆nico de fase tres y, por precauci贸n, era importante resolverlas鈥, indic贸 O鈥橞rien, porque en el ensayo m谩s grande aquellos ni帽os que recibieron la RTS,S tuvieron 10 veces m谩s riesgo de padecer meningitis que los que recibieron solo una dosis de control. 鈥淎 trav茅s de una revisi贸n muy cuidadosa se ha demostrado que esos sucesos no tuvieron relaci贸n con su administraci贸n鈥, asegur贸 la doctora.

Dos a帽os despu茅s, los resultados de este programa piloto han sido valorados por los principales 贸rganos asesores de la OMS en esta materia: el Grupo Asesor Estrat茅gico de Expertos en Inmunizaci贸n (SAGE) y el Grupo Asesor de Pol铆ticas sobre Paludismo (MPAG). Estos han concluido que los resultados son lo suficientemente positivos como para recomendar el uso a gran escala de la vacuna. En este tiempo se han suministrado m谩s de 2,3 millones de viales a trav茅s de los programas de inmunizaci贸n rutinarios de cada pa铆s en m谩s de 800.000 ni帽os que han recibido al menos una dosis.

Los datos recabados en los dos 煤ltimos a帽os demuestran que la RTS,S es segura, reduce significativamente las formas graves de la enfermedad que son potencialmente mortales y tambi茅n que esta puede administrarse con eficacia en entornos de vacunaci贸n infantil de la vida real, incluso en tiempos de pandemia, como se ha demostrado desde principios de 2020, con la covid-19 de por medio.

Dada su eficacia parcial, de un 36% en ni帽os a partir de los cinco meses de vida, esta inmunizaci贸n no est谩 pensada como un remedio 煤nico, sino como una herramienta complementaria a las ya existentes que ayudar谩 a disminuir la mortalidad infantil. 鈥淯na reducci贸n as铆 puede traducirse en decenas de miles de vidas salvadas cada a帽o鈥, ha valorado la doctora Mary Hamel, l铆der del Programa de Implementaci贸n de la Vacuna contra la Malaria.

Una reducci贸n de la mortalidad del 36% puede traducirse en decenas de miles de vidas salvadas cada a帽o

Doctora Mary Hamel, l铆der del Programa de Implementaci贸n de la Vacuna contra la Malaria de la OMS

Igualmente, la OMS ha destacado que esta RTS,S aumenta la equidad en el acceso a medidas preventivas, pues los datos del programa piloto demuestran que en este tiempo m谩s de dos tercios de los ni帽os de los tres pa铆ses que no duermen bajo mosquiteros 鈥攗na de las herramientas m谩s eficaces鈥 s铆 que se han beneficiado de la inmunizaci贸n. En concreto, m谩s del 90% de los ni帽os s铆 gozaron de al menos una herramienta de prevenci贸n. La OMS tampoco ha encontrado un impacto negativo en la interacci贸n con otras vacunas infantiles.

Tras esta recomendaci贸n, durante los pr贸ximos seis meses se buscar谩n socios financieros mientras los pa铆ses interesados comienzan a planificar c贸mo introducir la vacuna en sus programas. 鈥淟os pr贸ximos meses ser谩n cr铆ticos para definir los mecanismos de financiaci贸n que aseguren que todos los ni帽os se beneficien de esta vacuna. Y es una gran oportunidad para la solidaridad mundial鈥, ha sugerido Alonso este mi茅rcoles. 鈥淪e tomar谩n decisiones a trav茅s de la junta de Gavi para fin de a帽o, y ya existe una gran colaboraci贸n con GSK, pero el c贸mo se financiar谩 exactamente y cu谩l ser谩 el coste por dosis siguen siendo cuestiones que tenemos por delante鈥, ha manifestado O鈥橞rien en el mismo acto. En una nota de prensa conjunta, el FMSIDA, Unitaid y Gavi han celebrado esta noticia y anunciado que se plantear谩n c贸mo financiar un nuevo programa de vacunaci贸n.

Por su parte, el doctor Ghebreyesus ha prometido avanzar hacia una movilizaci贸n masiva, seg煤n sus propias palabras. 鈥淪i vamos a ampliar el acceso a esta nueva herramienta, necesitaremos m谩s capacidad de producci贸n. Y eso significa que necesitaremos recursos. Tener una vacuna es un hito importante, pero la clave es permitir el acceso a ella a tantos ni帽os como sea posible. As铆 que ese ser谩 el mayor desaf铆o ahora, y haremos todo lo posible para asegurarnos de que tenemos los recursos necesarios鈥.

Aire fresco para una lucha estancada

La lucha contra la malaria durante la primera parte del siglo XXI ha conocido una era dorada gracias al desarrollo e implementaci贸n de algunas herramientas de prevenci贸n clave, como los mosquiteros, los tratamientos combinados con artemisinina, las pruebas de diagn贸stico r谩pido y la inclusi贸n de la lucha contra esta patolog铆a como uno de los objetivos de desarrollo sostenible. La creaci贸n del FMSIDA y otras agencias bilaterales y fundaciones, como la Gates, permitieron, asimismo, disponer de suficientes recursos financieros. Todo ello ha evitado m谩s de siete millones de muertes y m谩s de 1.500 millones de casos de enfermedad.

No obstante, en el 煤ltimo lustro el progreso se ha estancado. En numerosas ocasiones, la OMS ha advertido de que con las herramientas y los recursos financieros disponibles, no se pod铆a seguir avanzando. En este contexto, el visto bueno de este organismo se convierte en una resoluci贸n hist贸rica. 鈥淐omo hemos visto con la covid-19, donde hay voluntad pol铆tica, hay fondos disponibles para asegurar que las vacunas lleguen鈥, ha sentenciado O鈥橞rien.

Innovaciones en camino

La RTS,S es la primera vacuna que consigue la recomendaci贸n de la OMS, pero hay otras. El pasado mayo, la Universidad de Oxford anunci贸 que su propuesta ha mostrado un 77% de efectividad en los resultados preliminares de su ensayo cl铆nico, del que van a iniciar la fase 3 para seguir explorando sus capacidades. Tambi茅n este a帽o, el laboratorio alem谩n BioNTech anunci贸 el comienzo de los ensayos cl铆nicos de una inmunizaci贸n 鈥渟egura y muy eficaz鈥 con ARN mensajero para finales de 2022. Y en Estados Unidos, un equipo cient铆fico ha infectado a 56 voluntarios y ha comprobado que el tratamiento posterior con un f谩rmaco induce una protecci贸n de hasta el 100% frente al microorganismo. 鈥淓sta no puede ser la definitiva. Es una realmente importante, pero esperamos que demuestre que se pueden desarrollar vacunas contra la malaria y estimule la b煤squeda de otras que complementen esta o que, con suerte, vayan m谩s all谩鈥, ha concluido, esperanzado, el doctor Pedro Alonso, director del Programa Mundial de la Malaria.

Enlace relacionado ElPais.com (06/10/2021).




Fuente: Sasmadrid.org