August 17, 2022
De parte de Asociacion Germinal
158 puntos de vista

Mientras la Organizaci贸n Mundial de la Salud sigue adelante con los planes para promulgar un tratado internacional de preparaci贸n para una pandemia nuevo o revisado, el Banco Mundial y otras organizaciones est谩n promoviendo nuevos reg铆menes de pasaportes de vacunas.

La Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) est谩 avanzando con los planes para promulgar un tratado internacional de preparaci贸n para una pandemia nuevo o revisado, a pesar de encontrar reveses a principios de este verano despu茅s de que docenas de pa铆ses, principalmente fuera del mundo occidental, se opusieran al plan.

La mayor铆a de los Estados miembros de la OMS acordaron el 21 de julio, durante una reuni贸n del 脫rgano Intergubernamental de Negociaci贸n (INB) de la OMS, acordaron buscar un instrumento pand茅mico jur铆dicamente vinculante que contendr谩 鈥渆lementos jur铆dicamente vinculantes y no jur铆dicamente vinculantes鈥.

STAT News describi贸 el acuerdo, que crear铆a un nuevo marco global para responder a las pandemias, como 鈥渆l llamado a la acci贸n de salud global m谩s transformador desde que [la] oms misma se form贸 como la primera agencia especializada de las Naciones Unidas en 1948鈥.

Mientras tanto, el Foro Econ贸mico Mundial, la Uni贸n Africana y el Banco Mundial, que crearon un fondo de 1.000 millones de d贸lares para la 鈥渧igilancia de enfermedades鈥 y el 鈥渁poyo contra las pandemias actuales y futuras鈥, est谩n desarrollando sus propios mecanismos de respuesta a la pandemia, incluidos nuevos marcos de pasaportes de vacunas entre pa铆ses.

El 鈥渢ratado pand茅mico鈥 de la OMS: 驴qu茅 se ha propuesto y qu茅 significar铆a?

Las conversaciones en curso para formular un 鈥渢ratado pand茅mico鈥 nuevo o revisado se basan en el marco internacional existente para la respuesta mundial a la pandemia, el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de la OMS, considerado un instrumento vinculante de derecho internacional.

El 1 de diciembre de 2021, en respuesta a los llamamientos de varios gobiernos para una 鈥渆strategia mundial de pandemia fortalecida鈥 y se帽alando la urgencia con la que estas entidades est谩n actuando, la OMS lanz贸 formalmente el proceso de creaci贸n de un nuevo tratado o enmienda del RSI, durante la Sesi贸n Especial, solo la segunda en la historia de la organizaci贸n.

Durante la reuni贸n, celebrada del 10 al 11 de mayo, los 194 pa铆ses miembros de la OMS acordaron por unanimidad poner en marcha el proceso, que anteriormente se hab铆a debatido de manera informal.

Los pa铆ses miembros acordaron:

鈥淧oner en marcha un proceso global para redactar y negociar una convenci贸n, acuerdo u otro instrumento internacional bajo la Constituci贸n de la Organizaci贸n Mundial de la Salud para fortalecer la prevenci贸n, preparaci贸n y respuesta ante pandemias鈥.

El RSI, un acontecimiento relativamente reciente, se promulg贸 por primera vez en 2005, a ra铆z del SARS-CoV-1.

El marco jur铆dico del RSI es uno de los dos 煤nicos tratados vinculantes que la OMS ha logrado desde su creaci贸n, el otro es el Convenio Marco para el Control del Tabaco.

El marco del RSI ya permite al director general de la OMS declarar una emergencia de salud p煤blica en cualquier pa铆s, sin el consentimiento del gobierno de ese pa铆s, aunque el marco requiere que las dos partes primero intenten llegar a un acuerdo.

Las propuestas para un tratado pand茅mico nuevo o revisado, presentadas en la sesi贸n ministerial especial de la OMS en mayo, fortalecer铆an 鈥渆n cierta medida鈥 los poderes relacionados con la pandemia de la OMS, incluido el establecimiento de un 鈥淐omit茅 de Cumplimiento鈥 que emitir铆a recomendaciones consultivas para los estados.

Sin embargo, seg煤n el Daily Sceptic, si bien el RSI ya es jur铆dicamente vinculante, las enmiendas propuestas en mayo no reforzar铆an las obligaciones o requisitos legales existentes:

鈥淟as regulaciones de los tratados existentes, como todo (o la mayor铆a) del derecho internacional, en realidad no obligan a los Estados a hacer nada m谩s que hablar con la OMS y escucharla, y tampoco especifican sanciones por incumplimiento; casi toda su producci贸n es asesoramiento.

鈥淟as enmiendas propuestas no alteran eso. No permiten que la OMS imponga unilateralmente medidas legalmente vinculantes en o dentro de los pa铆ses鈥.

El Daily Sceptic se帽al贸 que uno de los riesgos derivados de las negociaciones para un tratado nuevo o actualizado incluye la posible codificaci贸n de 鈥渓a nueva ortodoxia de confinamiento para futuras pandemias鈥, que 鈥渞eemplazar铆a las recomendaciones s贸lidas, basadas en la ciencia y previas a COVID鈥 previas a la covid鈥 previamente vigentes.

Seg煤n el Dr. Joseph Mercola, tal tratado otorgar铆a a la OMS 鈥減oder absoluto sobre la bioseguridad global, como el poder de implementar identidades digitales / pasaportes de vacunas, vacunas obligatorias, restricciones de viaje, atenci贸n m茅dica estandarizada y m谩s鈥.

Mercola tambi茅n cuestion贸 un 鈥渆nfoque 煤nico para la respuesta a la pandemia鈥, se帽alando que 鈥渓as amenazas pand茅micas no son id茅nticas en todas partes del mundo. En su opini贸n, dijo, 鈥渓a OMS no est谩 calificada para tomar decisiones de salud global鈥.

Preocupaciones similares contribuyeron, al menos en parte, a la oposici贸n contra las propuestas presentadas en la sesi贸n ministerial especial, durante la cual un bloque de pa铆ses en su mayor铆a no occidentales, incluidos China, India, Rusia y 47 naciones africanas, impidi贸 que se finalizara un acuerdo.

驴Se desvanecer谩 la oposici贸n?

Aunque no se logr贸 un acuerdo final en la reuni贸n de mayo, se lleg贸 a un consenso para organizar una nueva sesi贸n ministerial especial de la OMS a finales de este a帽o, posiblemente despu茅s de la Asamblea Mundial de la Salud de la OMS, programada del 29 de noviembre al 1 de diciembre, inform贸 Reuters.

Mxolisi Nkosi, embajador de Sud谩frica ante la ONU, dijo a la asamblea ministerial anual de la OMS que la nueva sesi贸n especial 鈥渃onsiderar铆a los beneficios de tal convenci贸n, acuerdo u otro instrumento internacional鈥.

Nkosi agreg贸:

鈥淧robablemente la lecci贸n m谩s importante que nos ha ense帽ado covid-19 es la necesidad de defensas colectivas m谩s fuertes y 谩giles contra las amenazas a la salud, as铆 como de desarrollar resiliencia para abordar futuras pandemias potenciales.

鈥淯n nuevo tratado sobre la pandemia es fundamental para esto鈥.

En ese momento, el embajador del Reino Unido ante la ONU, Simon Manley, al abordar la falta de un acuerdo inmediato y el consenso para celebrar una nueva reuni贸n, tuite贸 que 鈥渓as negociaciones pueden llevar tiempo, pero este es un paso hist贸rico hacia la seguridad sanitaria mundial鈥.

El INB, en su reuni贸n celebrada en Ginebra del 18 al 21 de julio, tambi茅n estuvo de acuerdo con este punto de vista, llegando a un consenso de que sus miembros trabajar谩n para finalizar un nuevo acuerdo internacional legalmente vinculante sobre la pandemia para mayo de 2024.

Como parte de este proceso, el INB se reunir谩 nuevamente en diciembre y entregar谩 un informe de progreso a la 76陋 Asamblea Mundial de la Salud de la OMS en 2023.

Seg煤n la OMS, 鈥渃ualquier nuevo acuerdo, si lo acuerdan los Estados Miembros, es redactado y negociado por los propios gobiernos, [que] tomar谩n cualquier medida en l铆nea con su soberan铆a鈥.

La OMS afirma adem谩s que 鈥渓os propios gobiernos determinar谩n las acciones bajo el acuerdo mientras consideran sus propias leyes y regulaciones nacionales鈥.

La administraci贸n Biden expres贸 un amplio apoyo a un tratado pand茅mico nuevo o actualizado, con Estados Unidos encabezando las negociaciones previas sobre este tema, junto con la Comisi贸n Europea, a trav茅s de su presidenta Ursula von der Leyen, quien, como inform贸 anteriormente The Defender, tambi茅n es una firme defensora de los pasaportes de vacunas y la vacunaci贸n obligatoria contra el COVID-19.

Un an谩lisis de la Alianza para la Salud Natural Internacional especul贸 que cualquier acuerdo final puede simplemente fortalecer el RSI existente o, alternativamente, puede implicar una enmienda a la constituci贸n de la OMS, o ambos.

Apenas dos d铆as despu茅s del acuerdo INB del 21 de julio, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, tuite贸:

鈥淢e complace que, junto con el proceso de negociaci贸n de un nuevo acuerdo [internacional] sobre preparaci贸n y respuesta ante una pandemia, los Estados Miembros de la OMS tambi茅n est茅n considerando enmiendas espec铆ficas al [RSI], incluidas formas de mejorar el proceso para declarar una [emergencia de salud p煤blica de importancia internacional, o ESPII]鈥.

En el mismo hilo de Twitter, tambi茅n declar贸 que el brote de viruela del mono en curso es 鈥渦na emergencia de salud p煤blica de preocupaci贸n internacional鈥, una 鈥渜ue se concentra entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, especialmente aquellos con m煤ltiples parejas sexuales鈥.

En particular, el director general de la OMS anul贸 un panel de expertos que estaba dividido sobre si clasificar el brote como una emergencia de salud p煤blica mundial.

Con esta declaraci贸n, tres 鈥渆mergencias sanitarias mundiales鈥 ya est谩n en marcha, seg煤n lo determinado por la OMS: COVID-19, viruela del mono y poliomielitis.

Verano ajetreado para propuestas de pasaportes de vacunas

Mientras la OMS y los gobiernos mundiales sopesan los planes para un tratado pand茅mico actualizado o nuevo, otras organizaciones est谩n avanzando en tecnolog铆as y asociaciones de pasaportes de vacunas.

El 8 de julio, la Organizaci贸n para la Cooperaci贸n y el Desarrollo Econ贸micos (OCDE), compuesta por muchas de las naciones industrializadas del mundo, anunci贸 que promover铆a la unificaci贸n de los diferentes sistemas de pasaportes de vacunas actualmente en uso en todo el mundo.

Treinta y seis pa铆ses y organizaciones internacionales participaron en una reuni贸n en julio con el objetivo de 鈥渃rear un marco multilateral para establecer un r茅gimen global de pasaportes de vacunas鈥, seg煤n Nick Corbishley de Naked Capitalism.

El desarrollo es una continuaci贸n de los esfuerzos que involucran a la OMS para armonizar los reg铆menes mundiales de pasaportes de vacunas.

En febrero, la OMS seleccion贸 a T-Systems de Alemania como un 鈥渟ocio de la industria para desarrollar el servicio de validaci贸n de vacunaci贸n鈥, que permitir铆a 鈥渧erificar los certificados de vacunaci贸n a trav茅s de las fronteras nacionales鈥.

T-Systems, un brazo de Deutsche Telekom, fue anteriormente instrumental en el desarrollo de la interoperabilidad de los sistemas de pasaportes de vacunas en Europa.

Tambi茅n en julio, 21 gobiernos africanos 鈥adoptaron silenciosamente鈥 un sistema de pasaporte de vacunas, que a su vez tambi茅n estar铆a interrelacionado con otros sistemas similares a nivel mundial.

El 8 de julio, que tambi茅n es el D铆a de la Integraci贸n africana, la Uni贸n Africana y los Centros Africanos para el Control de Enfermedades lanzaron un pasaporte digital de vacuna v谩lido en toda la Uni贸n Africana, describi茅ndolo como 鈥渓a columna vertebral de la salud electr贸nica鈥 del 鈥渘uevo orden de salud鈥 de 脕frica.

Esto sigue al desarrollo en 2021 de la plataforma Trusted Travel, ahora requerida por varios pa铆ses africanos, incluidos Etiop铆a, Kenia, Togo y Zimbabwe, y compa帽铆as a茅reas como EgyptAir, Ethiopian Airlines y Kenya Airways, tanto para viajes entrantes como salientes.

M谩s all谩 de 脕frica, Indonesia, que actualmente ocupa la presidencia rotatoria del G20, est谩 llevando a cabo 鈥減royectos piloto鈥 que lograr铆an la interoperabilidad de los diversos sistemas de pasaportes de vacunas digitales actualmente en uso a nivel mundial. Se espera que el proyecto se complete en noviembre, a tiempo para la Cumbre de L铆deres del G20.

Naked Capitalism destac贸 el papel de la empresa sudafricana Cassava Fintech en los esfuerzos por desarrollar un pasaporte de vacunas interoperable para toda 脕frica.

Una subsidiaria de la compa帽铆a africana de telecomunicaciones Econet, Cassava desarroll贸 inicialmente la aplicaci贸n 鈥Sasail鈥, que la compa帽铆a describi贸 como la primera 鈥渟煤per aplicaci贸n global鈥 de 脕frica que combina 鈥減agos sociales鈥 con la capacidad de enviar y recibir dinero y pagar facturas, chatear con otros y jugar.

Cassava y Econet entraron en una asociaci贸n estrat茅gica con Mastercard, 鈥減ara avanzar en la inclusi贸n digital en toda 脕frica y colaborar en una serie de iniciativas, incluida la expansi贸n del Africa CDC TravelPass鈥.

Como inform贸 anteriormente The Defender, Mastercard apoya la iniciativa de pasaporte de vacuna Good Health Pass que tambi茅n est谩 respaldada por la alianza ID2020 y respaldada por el asediado ex primer ministro del Reino Unido Tony Blair.

Mastercard tambi茅n ha promovido la tecnolog铆a que se puede integrar en la tarjeta DO, una tarjeta de cr茅dito / d茅bito que realiza un seguimiento de la 鈥asignaci贸n de carbono personal鈥.

ID2020, fundada en 2016, afirma apoyar 鈥enfoques 茅ticos y protectores de la privacidad para la identificaci贸n digital鈥. Sus socios fundadores incluyen Microsoft, la Fundaci贸n Rockefeller, Accenture, GAVI-The Vaccine Alliance (a su vez un socio central de la OMS), UNICEF, la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates y el Banco Mundial.

Los dos principales accionistas de Mastercard son Vanguard y BlackRock, que tienen participaciones significativas en docenas de compa帽铆as que apoyaron el desarrollo de pasaportes de vacunas o implementaron mandatos de vacunas para sus empleados. Las dos firmas de inversi贸n tambi茅n tienen grandes participaciones en fabricantes de vacunas, incluidos Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson.

Mastercard proporciona fondos para el Programa de Identidad para el Desarrollo (ID4D) del Banco Mundial, que 鈥渟e centra en promover sistemas de identificaci贸n digital para mejorar los resultados del desarrollo al tiempo que mantiene la confianza y la privacidad鈥.

El Centro para los Derechos Humanos y la Justicia Global de la Facultad de Derecho de Nueva York describi贸 recientemente el programa ID4D, que promociona su alineaci贸n con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, como uno que podr铆a allanar el camino hacia un 鈥camino digital al infierno鈥.

Seg煤n el centro, esto ocurrir铆a a trav茅s de la priorizaci贸n de la 鈥渋dentidad econ贸mica鈥 y el uso de una infraestructura que ha 鈥渆stado vinculada a violaciones graves y a gran escala de los derechos humanos鈥 en varios pa铆ses.

Mastercard tambi茅n est谩 activa en 脕frica a trav茅s de su iniciativa conjunta con otra compa帽铆a fintech (tecnolog铆a financiera), Paycode, para 鈥渁umentar el acceso a los servicios financieros y la asistencia gubernamental para comunidades remotas en toda 脕frica鈥 a trav茅s de un sistema de identidad biom茅trica que contiene los datos de 30 millones de personas.

El Banco Mundial y la OMS promueven la 鈥減reparaci贸n para una pandemia鈥 y los pasaportes de vacunas

El Banco Mundial anunci贸 a finales de junio la creaci贸n de un fondo que 鈥渇inanciar谩 inversiones en el fortalecimiento de la lucha contra las pandemias鈥 y 鈥渁poyar谩 la prevenci贸n, la preparaci贸n y la respuesta 鈥 con un enfoque en los pa铆ses de ingresos bajos y medios鈥.

El fondo fue desarrollado bajo el liderazgo de Estados Unidos, Italia y el actual presidente del G20, Indonesia, 鈥渃on un amplio apoyo del G20鈥, y estar谩 activo a finales de este a帽o.

Proporcionar谩 m谩s de $ 1 mil millones en fondos para 谩reas como la 鈥渧igilancia de enfermedades鈥 y 鈥渁poyo contra las pandemias actuales y futuras鈥.

La OMS tambi茅n es una 鈥減arte interesada鈥 en el proyecto y proporcionar谩 鈥渆xperiencia t茅cnica鈥, seg煤n el director general de la OMS.

El acuerdo sigue a una asociaci贸n estrat茅gica de 2019 entre la ONU y el Foro Econ贸mico Mundial, para 鈥渁celerar鈥 la implementaci贸n de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU y sus ODS.

Aunque el acuerdo ha circulado recientemente en las redes sociales, se anunci贸 en junio de 2019, antes de la pandemia de COVID-19. Abarca seis 谩reas de enfoque, incluida la 鈥渟alud鈥 y la 鈥渃ooperaci贸n digital鈥.

En t茅rminos de salud, el acuerdo pretende que 鈥渁poyar谩 a los pa铆ses [sic] a lograr una buena salud y bienestar para todos, en el contexto de la Agenda 2030, centr谩ndose en las principales amenazas emergentes para la salud mundial que requieren una asociaci贸n y acci贸n m谩s fuertes de m煤ltiples partes interesadas鈥.

A su vez, la 鈥渃ooperaci贸n digital鈥 promovida por el acuerdo supuestamente 鈥渟atisfar谩 las necesidades de la Cuarta Revoluci贸n Industrial al tiempo que busca avanzar en el an谩lisis global, el di谩logo y los est谩ndares para la gobernanza digital y la inclusi贸n digital鈥.

Sin embargo, a pesar de la ret贸rica que predica la 鈥渋nclusi贸n鈥, las personas y entidades que se han negado a aceptar solicitudes como los pasaportes de vacunas han enfrentado repercusiones en sus vidas personales y profesionales.

Tal fue el ejemplo de una doctora canadiense que fue multada con 6.255 d贸lares en junio por su negativa a usar la aplicaci贸n de informaci贸n de salud ArriveCAN del pa铆s, que est谩 siendo investigada por preocupaciones de privacidad, para ingresar al pa铆s.

Ann Gillies dijo que fue multada al reingresar a Canad谩 despu茅s de asistir a una conferencia en los Estados Unidos.

Andrew Bud, CEO de la compa帽铆a de identificaci贸n biom茅trica iProove, un contratista del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, describi贸 los certificados de vacunas como impulsores de 鈥渢odo el campo de la identificaci贸n digital en el futuro鈥, y agreg贸 que 鈥渘o se trata solo de COVID [sino] de algo a煤n m谩s grande鈥 y que 鈥渦na vez adoptados para COVID [ellos] se utilizar谩n r谩pidamente para todo lo dem谩s鈥.

Michael Nevradakis

Traducci贸n: TerraIndomita

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org