December 4, 2020
De parte de Kurdistan America Latina
1,636 puntos de vista

Un nuevo an谩lisis de la Clasificaci贸n Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (CIF) para Yemen indica que vuelven a repetirse condiciones similares a la hambruna (fase 5 de la CIF) en un periodo de menos de dos a帽os, y advierte que el n煤mero de personas que sufren desnutrici贸n podr铆a casi triplicarse, pasando de 16.500 en la actualidad a 47.000 entre enero y junio de 2021.

Al mismo tiempo, el an谩lisis de la CIF advierte que el n煤mero de personas que se enfrentan a la inseguridad alimenticia de la fase 4 鈥揻ase de emergencia鈥 podr铆a aumentar de 3鈥6 millones a 5 millones de personas en la primera mitad de 2021, lo que les acercar铆a a un peligro real de caer en condiciones catastr贸ficas y, sin un cambio de rumbo, posiblemente en la hambruna.

鈥淓stos alarmantes n煤meros deben actuar como una llamada de atenci贸n al mundo. Yemen est谩 al borde de la hambruna y no podemos dar la espalda a los millones de familias que ahora est谩n en una situaci贸n de necesidad desesperada. No nos equivoquemos, el a帽o 2021 ser谩 a煤n peor que el a帽o 2020 para las personas m谩s vulnerables de Yemen. La hambruna todav铆a puede prevenirse, pero esa oportunidad se desvanece cada d铆a que pasa鈥, declar贸 David Beasley, Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas.

La fase 4 es una 煤ltima advertencia para la acci贸n: en este punto del espectro del hambre de la CPI, las personas ya sufren enormemente y algunas de las m谩s vulnerables pueden incluso morir de hambre. M谩s de la mitad de la poblaci贸n (16鈥2 millones) de 30 millones de personas se enfrentar谩 a niveles cr铆ticos de inseguridad alimentaria (fase 3+) a mediados de 2021, y muchas de estas personas est谩n a punto de caer en niveles de hambre cada vez mayores ya que m谩s de cinco a帽os de guerra han agotado a las familias y las han dejado sumamente vulnerables a las crisis.

鈥淓s imperativo mantener a la gente con vida manteniendo el flujo de alimentos, pero este ciclo no puede continuar eternamente. Yemen necesita que cese el conflicto, que es el principal causante de la inseguridad alimentaria en el pa铆s. Las familias yemen铆es necesitan estabilidad y seguridad, as铆 como ayudas para su subsistencia que les permitan reanudar la producci贸n normal de alimentos, de forma que necesiten menos apoyo externo y puedan crear sistemas alimentarios m谩s resistentes y autosuficientes鈥, declar贸 el director general de la FAO, QU Dongyu.

El apoyo humanitario inmediato y coordinado es fundamental para prevenir la hambruna y salvar vidas, en un pa铆s que depende de las importaciones para el 80% de sus alimentos y en el que m谩s del 70% de la poblaci贸n vive en zonas rurales y depende de la agricultura para su subsistencia. Sin embargo, los importantes d茅ficits de financiaci贸n amenazan con recortes a煤n mayores en la asistencia alimentaria de emergencia, as铆 como en los servicios de tratamiento de la malnutrici贸n que salvan vidas de ni帽os menores de cinco a帽os y de mujeres embarazadas o lactantes, y apoyan a los hogares produciendo los alimentos y los ingresos que necesitan para salir adelante.

鈥淓l mundo no puede quedarse de brazos cruzados mientras Yemen se sume en la hambruna y millones de ni帽os y familias vulnerables pasan hambre鈥, dijo la Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore. 鈥淟a situaci贸n ya es catastr贸fica, y sin una acci贸n urgente morir谩n m谩s ni帽os. Hemos evitado la hambruna en Yemen antes, y deber铆amos ser capaces de evitarla de nuevo, con un mayor apoyo y con un acceso sin obst谩culos a todos los ni帽os y las familias que lo necesiten鈥.

La creciente crisis es una combinaci贸n de causas complejas: la intensificaci贸n del conflicto que ha provocado un colapso econ贸mico, incluidos los dram谩ticos aumentos de los precios de los alimentos en el sur de Yemen, y un embargo a la importaci贸n de combustible que afecta a las familias de las zonas septentrionales. La pandemia de Covid-19 ha agravado el sufrimiento, ya que las remesas han disminuido, las oportunidades de obtener ingresos se han agotado, los servicios de salud se han tenido que extender al m谩ximo y las restricciones de viaje han comprometido el acceso a los mercados. Adem谩s, una plaga de langostas e inundaciones repentinas han golpeado la producci贸n local de alimentos en algunas zonas.

Los recortes en el apoyo humanitario de este a帽o, incluida la asistencia alimentaria, han acabado con los logros anteriores en materia de seguridad alimentaria y han dejado a las familias con brechas de consumo de alimentos cada vez m谩s grandes. Los recortes del pr贸ximo a帽o continuar谩n y podr铆an ampliarse a menos que se reciban fondos con urgencia, advierten estos organismos.




Fuente: Anfespanol.com