October 18, 2021
De parte de Indymedia Argentina
186 puntos de vista


Mario Hernandez

La propuesta de la Uni贸n Industrial Argentina (UIA) de eliminar las indemnizaciones por despidos tuvo su punto de apogeo en plena campa帽a electoral cuando fue retomada por los candidatos de Juntos por el Cambio. Si bien dicha iniciativa se viene instalando en la agenda desde hace algunos meses de la mano del empresariado fabril, durante las semanas previas a las PASO se convirti贸 en uno de los ejes program谩ticos de la oposici贸n, hecho que amplific贸 el debate y parti贸 aguas entre los sectores que piden una reforma del r茅gimen indemnizatorio y los que defienden a rega帽adientes las leyes laborales tales como est谩n. Uno de los voceros de la propuesta empresarial fue el jefe de Gobierno porte帽o, Horacio Rodr铆guez Larreta, quien se expres贸 en distintos medios a favor de reemplazarlo por un 鈥渟eguro鈥 como el que rige en la industria de la construcci贸n. 鈥Hay que implementar el modelo de la UOCRA鈥, asegur贸. Lo mismo repitieron Mar铆a Eugenia Vidal y Mart铆n Tetaz en los canales de televisi贸n. Luego de la victoria electoral de la oposici贸n, la iniciativa fue llevada al Congreso en forma de Proyecto de ley por el senador Mart铆n Lousteau.

El debate por la reforma viene de largo aliento y los sectores empresarios que la impulsan tienen pensado ir a fondo. Por su parte, el secretario general de la UOCRA, Gerardo Mart铆nez, explic贸 que el modelo de 鈥渇ondo de cese laboral鈥 que rige en su actividad viene funcionando desde 1969 y que se adec煤a a las caracter铆sticas de la industria de la construcci贸n. 鈥淧ermite que los trabajadores no pierdan ni un centavo de su derecho indemnizatorio, porque las empresas aportan mensualmente el 12% del monto del sueldo en una cuenta especial y cuando finaliza la obra el trabajador puede optar por retirar o no ese dinero de su cuenta bancaria鈥, detall贸.

Lo que no explicaron Larreta ni Gerardo Mart铆nez es que el r茅gimen que tiene la UOCRA se debe a la caracter铆stica estacionaria de la actividad. El 鈥渇ondo de cese laboral鈥 funciona en la construcci贸n porque las obras comienzan y terminan en diferentes momentos y les trabajadores suelen pasar de una empresa contratista a otra seg煤n los proyectos. Este r茅gimen no evita que en la rama exista un alto grado de precariedad laboral, aunque s铆 otorga un marco legal ante una modalidad de empleo vol谩til. Por esta particularidad del sector es que Gerardo Mart铆nez, al ser consultado por la posibilidad de trasladar ese mecanismo a otras actividades -como propuso el Jefe de Gobierno de la Ciudad-, esquiv贸 la pregunta y dijo que 鈥渃ualquier nueva alternativa se tiene que dar por la v铆a convencional entre los dirigentes sindicales y los empresarios. Debe estar sujeto a los intereses de las partes鈥. Dejando igualmente la puerta abierta a futuros cambios.

Es un hecho que la crisis provocada por la pandemia afect贸 el funcionamiento de las empresas de diversas actividades y, en mayor medida, a los trabajadores y las trabajadoras que all铆 se desempe帽an. Los efectos devastadores de una crisis sin precedentes a煤n siguen pegando el coletazo. No obstante, las medidas adoptadas por el Gobierno nacional tendieron a asegurar cierta estabilidad en los niveles de empleo. Ahora bien, es discutible si tuvieron el 茅xito esperado o no, pero lo cierto es que la prohibici贸n de despidos sin causa y el derecho a la doble indemnizaci贸n fueron medidas aplicadas en pos de asegurar las fuentes de trabajo.

Pero, 驴por qu茅 proponen la eliminaci贸n de las indemnizaciones? En primer lugar, hay que aclarar que esta retribuci贸n que obtienen les trabajadores cuando terminan una relaci贸n laboral est谩 contemplada en la Ley de Contrato de Trabajo y es garantizada por la Constituci贸n Nacional. Todo trabajador y trabajadora en relaci贸n de dependencia sabe que si lo despiden, el empleador debe pagarle una indemnizaci贸n acorde a su antig眉edad. En segundo lugar, es un sistema que otorga estabilidad y genera seguridad a la hora de reclamar por otros derechos.

Por su parte, especialistas agrupades en la Asociaci贸n de Abogados Laboralistas vienen sosteniendo que el crecimiento de la actividad productiva, el desarrollo de la industria y el incremento de los puestos de empleo dependen centralmente de la pol铆tica econ贸mica que se aplique. Hay un patr贸n com煤n que se repite a lo largo de la historia argentina reciente: cada vez que hay una crisis econ贸mica, el capital concentrado puja por una reforma laboral acorde a sus intereses.

Hay que recordar que durante la d茅cada de los 90, la legislaci贸n laboral sufri贸 diversas modificaciones (muchas de las cuales a煤n permanecen). Entre ellas, se incorpor贸 el denominado 鈥減er铆odo de prueba鈥 para contratos por tiempo indeterminado, durante el cual el empleador adquiri贸 el derecho de despedir al trabajador sin incurrir en el pago de indemnizaci贸n, e inclusive se lleg贸 a reducir, o incluso a exceptuar, el pago de algunas contribuciones patronales a la seguridad social. Adem谩s, y sin objeci贸n de un sector del sindicalismo, se incorporaron nuevas formas que flexibilizaban las contrataciones: el contrato por tiempo determinado sin causalidad objetiva para la temporalidad, los contratos por 鈥渁prendizaje鈥 y las 鈥減asant铆as鈥. En estos dos 煤ltimos casos se asum铆a una relaci贸n contractual no laboral, por lo cual se exceptuaba al empleador del pago de aportes y contribuciones a la seguridad social. Finalmente, por estas reformas (entre otras) la situaci贸n del mercado de empleo se fue deteriorando y subi贸 el desempleo, el subempleo y se precarizaron las relaciones laborales.

En contraposici贸n, entre 2003 y 2012 se crearon alrededor de 5 millones de nuevos puestos de trabajo. En t茅rminos porcentuales, el desempleo pas贸 del 22,5% en 2002 al 7% en 2012. El crecimiento de la producci贸n y del empleo en ese per铆odo fue posible por la pol铆tica econ贸mica de expansi贸n de la demanda agregada, a trav茅s del consumo privado y de la inversi贸n p煤blica. En diciembre de 2015 el salario promedio de los argentinos, medido en d贸lares, era uno de los m谩s altos de Latinoam茅rica, mientras que durante el per铆odo de gobierno macrista se fue licuando estrepitosamente y en 2019 lleg贸 a ser uno de los m谩s bajos, pasando de representar US$ 1.385 en 2015 a US$ 771 en 2019, una ca铆da del 44,3%. La salida de la convertibilidad y posteriormente la recomposici贸n de la econom铆a nacional reinstaur贸 la vigencia de los Convenios colectivos de trabajo y se impulsaron las negociaciones paritarias libres. 鈥淟o que funcion贸 para que no se siguieran perdiendo puestos de trabajo fue aumentar el costo del despido, y justamente esa es la l贸gica que tiene nuestro sistema de indemnizaciones. A las empresas se les permite despedir sin causa, pero eso tiene un costo porque en nuestro pa铆s se reconoce que es un acto que causa un da帽o鈥, explic贸 la doctora Cynthia Benzion.

En este sentido, una de las medidas que permitieron elevar los niveles de empleo a partir de la asunci贸n de N茅stor Kirchner fue la derogaci贸n de la Ley Banelco sancionada en el 2000, la cual constituy贸 el inicio del fin del gobierno de la Alianza. Las sospechas de pago de coimas a los senadores justicialistas para que votaran a favor y una seguidilla de acusaciones cruzadas, en medio de un pa铆s asediado por los altos 铆ndices de desempleo y pobreza, provocaron la renuncia del vicepresidente Carlos 鈥淐hacho鈥 脕lvarez. En aquel momento tambi茅n se cre铆a que era posible combatir una crisis econ贸mica con una reforma de flexibilizaci贸n laboral. Una iniciativa similar cobr贸 vuelo en 2017 bajo el gobierno de Macri y fue frenada a fuerza de movilizaci贸n popular. Ahora, a la salida del peor momento de la pandemia, el capital concentrado propone las mismas recetas que desregularon el mercado laboral en los 90.

Claro que la situaci贸n actual es compleja: seg煤n la OIT 鈥渟e prev茅 que en 2022 el n煤mero de personas desempleadas en el mundo se sit煤e en 205 millones, muy por encima de los 187 millones de 2019. Esta cifra equivale a una tasa de desocupaci贸n del 5,7 por ciento鈥. Pero las recetas no pueden ser siempre las mismas, y mientras Juntos por el Cambio vuelve a incurrir en los mandatos de la Escuela de Chicago, en el mundo crecen ideas como la repartici贸n de las horas de trabajo a partir de la reducci贸n de la jornada laboral. Durante la campa帽a de las PASO, se dijo muchas veces que hab铆a dos modelos en pugna. Esta polarizaci贸n queda en evidencia debido a que, para aumentar el empleo, desde un lado se propone cambiar el r茅gimen indemnizatorio, mientras que del otro lado de la grieta se insta a reducir la jornada laboral con proyectos como los presentados en el Congreso por el bloque de diputades

sindicales.

 

Proteger la estabilidad laboral 鈥渢iende a mejorar la econom铆a鈥

Paula Lozano, de la Asociaci贸n de Abogadxs Laboralistas, asegura que proteger la estabilidad laboral 鈥渢iende a mejorar la econom铆a鈥, y advierte que los proyectos de Juntos por el Cambio 鈥減ropician los despidos鈥, 鈥済eneran m谩s litigios鈥, y vuelven los derechos laborales 鈥渦n siglo atr谩s鈥.

La pol茅mica propuesta del jefe de Gobierno porte帽o, Horacio Rodr铆guez Larreta, de eliminar la indemnizaci贸n por despido prevista por la Ley de Contrato de Trabajo se convirti贸 en proyectos de ley de la mano del diputado nacional H茅ctor Stefani (PRO) y del senador Mart铆n Lousteau (UCR) que generaron cr铆ticas desde todos los 谩mbitos, tambi茅n el jur铆dico.

鈥淓s falso el discurso de que el problema en Argentina son las indemnizaciones laborales鈥, asegur贸 Paula Lozano, vicepresidenta de la Asociaci贸n de Abogados y Abogadas Laboralistas.

Luego, especific贸: 鈥淓l despido, como decisi贸n unilateral sin causa, es un acto il铆cito. Lo es porque vulnera la Constituci贸n Nacional que establece el derecho de la persona trabajadora a tener una protecci贸n frente al despido arbitrario. Esto afecta la estabilidad en el empleo y genera un grave da帽o a la persona que trabaja porque no solamente perd茅s el salario con todo lo que implica para una familia y para la persona, sino que perd茅s la posibilidad de tener un proyecto de vida. Si alguien alquila, si tiene acceso a educaci贸n, si va a hacer unas vacaciones, si tiene un cr茅dito. El despido afecta la vida en todas sus dimensiones鈥.

Lo que trascendi贸 de ambos proyectos es la idea de reemplazar las actuales indemnizaciones por un fondo que dieron en llamar Seguro de Garant铆a de Indemnizaci贸n (SGI), financiado con aportes mensuales de los propios trabajadores y contribuciones patronales. Al momento del cese del contrato de trabajo 鈥搃ndependientemente de que ocurra por renuncia, acuerdo mutuo o un despido con o sin causa鈥 el trabajador despedido dejar铆a de cobrar una indemnizaci贸n completa y pasar铆a a recibir pagos mensuales hasta conseguir un nuevo empleo o hasta que el fondo se agote.

Para la jurista, la propuesta es 鈥渓iviana e irresponsable鈥 en un momento en el que, incluso, rige a煤n la norma que proh铆be los despidos sin causa para proteger el empleo durante la emergencia laboral generada por la pandemia de COVID-19.

鈥淓stos discursos desconocen el conjunto de normas internacionales vigentes, generar铆an responsabilidad para el Estado y una catarata de juicios laborales. Para los que dicen que el problema (de la Ley de Contrato de Trabajo) siempre es el litigio, si estos proyectos legislativos se aprobasen generar铆an much铆sima litigiosidad porque cualquier juez o jueza laboral que tiene mandato de cumplir con el art铆culo 14 bis lo va a declarar inconstitucional鈥, resume.

El mito de la generaci贸n de empleo

Como argumento saliente, los promotores de esta ley, agrupados en Juntos por el Cambio, alegan que ser铆a una forma de generar empleo al bajar los costos laborales, algo que Lozano refuta de plano.

鈥淐铆clicamente, en la historia frente a cualquier crisis econ贸mica, y eso lo vemos en la d茅cada de los 90 en Argentina o en Europa en 2008, se instalaron medidas de austeridad o flexibilizadoras que lo que hacen es quitar derechos laborales y esto nunca gener贸 m谩s empleo, repasa la letrada. En el momento de nuestro pa铆s en que existieron estos contratos 鈥榖asura鈥, provocaron todo lo contrario. Porque cuando no se garantizan debidamente los derechos laborales las mayor铆as populares tienen menos ingresos, si tenemos menos ingresos hay menos consumo y eso genera menos fuentes de empleo: es un c铆rculo negativo鈥.

Desde su lectura, estos proyectos vuelven los derechos laborales 鈥渦n siglo atr谩s鈥. 鈥淟o que pretenden es ir previo a los M谩rtires de Chicago. En el inicio del capitalismo la persona trabajaba, de sol a sol, sin l铆mites. La edad promedio en la Inglaterra de los famosos talleres textiles era 35-40 a帽os, era la explotaci贸n hasta que el cuerpo te lo permit铆a鈥, recuerda.

Y remata: 鈥淓n los pa铆ses donde se han implementado estas medidas de austeridad cada vez fueron necesitando m谩s medidas flexibilizadoras. Las flexibilizaciones fueron siempre en perjuicio y generaron mayor crisis social, no generaron m谩s puestos de trabajo ni mejores derechos鈥.

驴A qui茅n beneficiar铆a eliminar la indemnizaci贸n por despido injustificado?

鈥淨ue esto beneficia a las empresas es una visi贸n muy inmediatista porque que existan derechos laborales no las perjudica. Que una persona tenga garantizado un salario digno, una estabilidad del empleo, en realidad genera mano de obra m谩s calificada, m谩s estable, con posibilidad de capacitaci贸n. La existencia de salarios dignos y derechos laborales tiende a mejorar la econom铆a, no a empeorarla鈥, argumenta Lozano.

鈥淪i nos preguntamos en qu茅 sectores de la econom铆a hay rentabilidad, no tienen nada que ver con la existencia o no de derechos laborales. Las 谩reas de la econom铆a que tienen m谩s rentabilidad la tienen por cuestiones macroecon贸micas, analiza la referente de los laboralistas. Por ejemplo, la industria de la construcci贸n tiene desde hace bastantes a帽os un estatuto, la Ley 22.250, que establece un fondo de cese de empleo, que no es similar a estos proyectos pero se va conformando con aportes mensuales, se retira en el momento del despido la suma entera y es indistinto el motivo de la extinci贸n del contrato. Pero no hay m谩s niveles de actividad ni de contrataci贸n por la existencia de este tipo de fondo. Cuando hay m谩s puestos de trabajo en la construcci贸n es porque hay mayores posibilidades de desarrollo de la obra p煤blica o privada鈥.

Esta modificaci贸n de la legislaci贸n laboral tampoco, al parecer, beneficia al trabajador. 鈥淎lgo que es muy grave de estos proyectos es que no operan como desaliento del despido porque para el empresario es indistinto si despide o si la persona renuncia. Entonces, 驴qu茅 pasa si en un establecimiento las personas se organizan y reclaman derechos? Esas personas pasan a ser molestas y es f谩cil despedirlas porque sale gratis. Estos proyectos, en lugar de desalentar los despidos, los propician鈥, afirma Lozano.

Para ella, en cambio, se trata de un discurso que intenta 鈥渄isputar sentido com煤n de cierto electorado por derecha鈥 y 鈥渆mpatizar con quien tiene un emprendimiento, quien tiene un kiosquito, y no se tiene en cuenta qu茅 hay detr谩s de eso鈥.

鈥淒e todos los sistemas posibles de protecci贸n frente al despido, el que existe en nuestro pa铆s no es el m谩s protector鈥, asegura, ya que permite al empleador dejar sin empleo a una persona de un d铆a para el otro, discrecionalmente, algo que est谩 prohibido en otros pa铆ses. Ante esto, 鈥渓a 煤nica reparaci贸n que prev茅 la legislaci贸n argentina es una indemnizaci贸n tarifada, que tiene en cuenta la antig眉edad en el empleo y la remuneraci贸n, y habr铆a que preguntarse si esto satisface una reparaci贸n adecuada鈥, finaliza.

Tambi茅n la organizaci贸n de abogados laboralistas Corriente 7 de julio emiti贸 un comunicado a trav茅s de sus redes donde explicit贸 los principales puntos espec铆ficos de conflicto con el Proyecto de ley de la oposici贸n para eliminar las indemnizaciones. Para empezar es anticonstitucional y para seguir, no va a bajar el nivel de litigiosidad como dicen. Va a trasladar el costo al Estado y va a aumentar la precarizaci贸n laboral.

芦El car谩cter solidario del fondo brinda la posibilidad de que los empleadores que quieren despedir hagan uso de la totalidad de los aportes integrados al mismo, socializando de este modo la reparaci贸n de un da帽o cometido por solo una persona.芦, explicaron.

Implica una disminuci贸n de la indemnizaci贸n; ya que el aporte es realizado sobre la 鈥渞emuneraci贸n bruta鈥 y elimina las indemnizaciones por preaviso e integraci贸n del mes de despido. 鈦

A modo de ejemplo, un trabajador despedido en su tercer a帽o de relaci贸n laboral percibir铆a, COMO M脥NIMO, un 32% menos que con la actual f贸rmula indemnizatoria.

No evita el litigio judicial; los motivos m谩s comunes continuar铆an existiendo, tales como; multas por trabajo no registrado, diferencias salariales, y/o cualquier tipo de indemnizaci贸n motivada en hechos discriminatorios, en la existencia de violencia laboral.

Es absolutamente inconstitucional, al normalizar el despido quit谩ndole su car谩cter antijur铆dico, se elimina del sistema normativo la efectivizaci贸n de la protecci贸n contra el despido arbitrario, circunstancia que determinar谩 la judicializaci贸n de los mismos.

Implica un aumento en la discrecionalidad del empleador; normaliza el poder de amenaza del despido, buscando aniquilar el poder de conflicto y la posibilidad de defensa de los derechos de las personas que trabajamos.

Pignanelli en versi贸n combativa

El titular del Sindicato de Mec谩nicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Ricardo Pignanelli, se refiri贸 a la propuesta de referentes de Juntos por el Cambio de eliminar la indemnizaci贸n por despido, al subrayar que ahora 芦quieren hacer los grandes cambios禄, cuando 芦hace seis a帽os (por las elecciones que llevaron en 2015 a Mauricio Macri al gobierno) mintieron sobre lo que iban a hacer禄.

芦Ahora nos est谩n diciendo de verdad lo que van a hacer禄, contrast贸 el titular de Smata, quien se帽al贸 que, si esos sectores intentaran eliminar la indemnizaci贸n por despido u otras conquistas sociales, 芦se va a terminar la tranquilidad del cordero manso禄 que hoy se percibe -dijo- entre los trabajadores ocupados y desocupados.

芦Donde quieran poner en pr谩ctica las ideas locas (como derogar la indemnizaci贸n por despido) se va a terminar la tranquilidad del cordero manso y se va a salir a la calle y va a hacer tronar el escarmiento, pero mal, porque los que vivimos las d茅cadas de los 60 o 70 sabemos que cuando vos oprim铆s de m谩s, corr茅s peligro de que todo estalle禄, analiz贸 Pignanelli.

Mientras garantiza la reforma laboral en Toyota

Toyota es conocida por los ritmos de producci贸n y los turnos rotativos que rompen los cuerpos y afectan la salud de los trabajadores. Adem谩s la mayor铆a de sus operarios son afectados por el impuesto a las Ganancias. De esta manera los operarios se negaban a trabajar los s谩bados en horas extras para poder descansar o para no pagar m谩s de ganancias. Ahora los s谩bados son obligatorios y se sigue pagando un impuesto que es regresivo, ya que el salario no es ganancia.

Las asambleas para aprobar la reforma se realizar铆an el 18 de octubre pero el SMATA las adelant贸 para que no se desarrolle el debate y la discusi贸n. Incluso en los delegados oficialistas hab铆a muchas dudas y negativas sobre lo supuestamente 鈥渂eneficioso鈥 de la propuesta que expresa la desconfianza que hay entre los trabajadores de un acuerdo que beneficia a la empresa. La directiva de Pignanelli se encarg贸 de militar una campa帽a veloz e intimidando y amenazando a los que no ten铆an acuerdo.

En base al pase a planta de unos 1.000 operarios pero sujeto a evaluaci贸n de la empresa y un plus por el d铆a s谩bado lograron hacer votar a favor la reforma del Convenio que la empresa y el sindicato planificaron. Un pase a planta que se podr铆a haber logrado con la fuerza de los miles que trabajan en Toyota sin perder el franco de s谩bado.  Los trabajadores no estaban yendo varios s谩bados por lo que ten铆an que levantar el d铆a de producci贸n, por eso hicieron este arreglo entre sindicato y empresa.

De esta manera y con el protagonismo del sindicato, Toyota pasa a ser la pionera de un plan de reforma laboral. Mientras los Milei, Espert, los Larreta y Santilli, dicen que hay que hacerlo, y el peronismo en sus variantes (Kicillof, Alberto Fern谩ndez, Cristina) dicen que no est谩n de acuerdo, las reformas son impulsadas en los hechos con sindicatos alineados al gobierno como es el SMATA. Es m谩s, el gobierno le otorg贸 exenci贸n de impuestos a la exportaci贸n de las automotrices. Este acuerdo sienta un peligroso precedente para todo el movimiento obrero y el automotriz en particular.
El desarrollo de la tecnolog铆a de la capacidad instalada de las empresas deber铆a estar puesto al servicio del mayor descanso de los trabajadores y de menores ritmos de producci贸n, es decir, reduciendo la jornada laboral sin rebaja salarial, con el pase a planta permanente de los contratados, y a su vez repartir las horas de trabajo entre ocupados y desocupados, y terminar con la desocupaci贸n, trabajando 6 horas, 5 d铆as a la semana, como viene planteando el Frente de Izquierda.

Alberto lanz贸 en Toyota la 鈥渕ovilidad sustentable鈥

El martes 12 Alberto Fern谩ndez visit贸 la planta de Toyota en Z谩rate. Fue para presentar el Proyecto de Ley de Movilidad Sustentable que enviar谩 al Congreso. El objetivo es 鈥渆stimular la utilizaci贸n creciente y sostenida de veh铆culos propulsados con fuentes de potencia no convencionales, de producci贸n nacional鈥. Se trata de autos el茅ctricos.

Luego del encuentro del Presidente con los CEO de distintas automotrices y dirigentes del SMATA, el ministro de Desarrollo Productivo, Mat铆as Kulfas, present贸 el proyecto junto al CEO de Toyota, Daniel Herrero y Gustavo B茅liz, secretario de Asuntos Estrat茅gicos.

B茅liz y Daniel Herrero celebraron que los acuerdos con las automotrices son parte de las 20 mesas sectoriales entre empresas y sindicatos impulsados por el Gobierno. En ellos se discute, entre otras cosas, la productividad y la 鈥渕odernizaci贸n de los convenios鈥.

El lugar elegido es muy simb贸lico: hace dos semanas se impuso en esa planta un acuerdo entre la empresa y el SMATA, que obliga a los obreros a trabajar los s谩bados. De esa manera, mantienen la f谩brica produciendo m谩s d铆as a la semana, con el objetivo de alcanzar las 180.000 unidades. No de 鈥渁utos el茅ctricos y sustentables鈥, sino de las camionetas que vende y exporta por m谩s de 3 millones de pesos cada una.

Lo que vimos en Z谩rate no es otra cosa que greenwashing (lavado verde): as铆 se llama cuando las empresas utilizan un discurso 鈥渆col贸gico鈥 para lavarse la cara mientras hacen negocios que adem谩s de millonarios son poco sustentables.

El ministro Kulfas tambi茅n destac贸 que el nuevo negocio impulsar谩 鈥渆l desarrollo de la cadena de litio, particularmente para la fabricaci贸n de bater铆as鈥.

M谩s que 鈥渦n inmenso aporte a la lucha ambiental鈥, como dijo el Presidente, lo que estamos viendo es un nuevo empuj贸n a los negocios de las multinacionales, que adem谩s est谩n muy ligadas al extractivismo. No solo de combustibles f贸siles como en Vaca Muerta, sino tambi茅n con la miner铆a de litio, ya cuestionada por organizaciones ambientalistas. No hay de parte del Gobierno ni de la derecha un plan para enfrentar la crisis clim谩tica ni reemplazar seriamente las energ铆as contaminantes. Tampoco de desarrollar un transporte p煤blico limpio, r谩pido y gratuito. Solo de impulsar la industria automotriz y energ茅tica.

 

隆BASTA DE MENTIR SOBRE EL 鈥淐OSTO LABORAL ARGENTINO鈥!

Rosario, octubre 2021

Carlos Ghioldi

Secretario Gremial CTA de los trabajadores Regional Rosario
Comisi贸n Gremial- Centro Cultural de La Toma

Una vez m谩s asistimos a una coordinada ofensiva de propaganda medi谩tica y empresarial rezongando y quej谩ndose por el 鈥渃osto laboral argentino鈥. Algunos 鈥渕edios鈥 (隆隆隆cu谩ndo no!!!) hasta le han bautizado como 鈥渓a mochila argentina鈥濃 En fin鈥
Desde hace a帽os, los empresarios y sus voceros insisten en el recurrente argumento; 鈥渘o podemos afrontar los costos laborales鈥濃 鈥渆normes costos laborales impiden la inversi贸n鈥 y un largo etc茅tera de lamentos por el estilo.

Tal vez el argumento m谩s repetido y que de tanto hacerlo se ha incorporado en la consideraci贸n del conjunto del pueblo, es aquel que dice:

Por cada 100 pesos que se le paga a un trabajador el empresario debe poner 50 en cargas sociales鈥

Bueno, este argumento condensa una mentira descomunal. No es as铆. Hoy no lo es, y jam谩s lo ha sido. Veamos:

Supongamos que 100 es el sueldo neto que percibe el trabajador

A esos 100 del trabajador se le deben sumar aproximadamente entre 22 y 25 (de acuerdo al convenio) en concepto de aportes obligatorios que el trabajador efect煤a y que EL PATR脫N RETIENE鈥
Repetimos鈥 El empresario los RETIENE pero SON 22 o 25 que provienen DEL BOLSILLO DEL TRABAJADOR.
Es decir 122 o 125 ser铆a el sueldo bruto del trabajador y 22 o 25 van como aportes al 鈥渟istema social鈥 directamente desde el bolsillo del asalariado鈥

A esos 125 debe agregarse otros 25 o 27 que SI provienen del bolsillo del patr贸n鈥 (esta vez s铆鈥) en concepto de 鈥渁portes patronales鈥濃
La mentira de los se帽ores charlatanes del 鈥渃osto laboral argentino鈥 consiste en considerar los 25 que le RETIENEN al trabajador, sum谩ndolos a los 25 que DEBEN aportar como si todo saliera de sus bolsillos.

Si no fuese una propaganda tan difundida, ser铆a para darles el primer premio a la 鈥渃ara de hormig贸n armado鈥 a una mayor铆a del empresariado argentino que repite este argumento鈥

Sintetizando: De cada 100 que se le paga al trabajador se tributa 25 que se le retuvieron al mismo y 隆solamente!鈥 25 debieron ser aportados por el empresario鈥

Podemos agregar que solamente unos miserables incorregibles pueden sostener tan livianamente el asunto de la 鈥渕ochila argentina鈥 ya que si compar谩semos con los aportes que realizan las patronales en otros pa铆ses, especialmente en el 鈥渕undo desarrollado鈥 que tanto admiran, ver铆amos que el costo laboral en este pa铆s es much铆simo m谩s bajo.
Pero es algo que desarrollaremos en otra oportunidad.

PERO NO ES TODO:
En base a estas falacias sobre el costo laboral, los legisladores de 鈥淛untos por el Cambio鈥 han presentado proyectos de 鈥渆liminar y flexibilizar derechos de los trabajadores鈥.
Digamos, de paso, que otra caracter铆stica de una mayor铆a de empresarios miserables es que son muy f谩ciles de enga帽ar por parte de los elencos de las grandes patronales olig谩rquicas hegem贸nicas. Y los proyectos presentados por esos legisladores son una nueva prueba de ello. Veamos.
M谩s all谩 del torpe y desmentido concepto de que con 鈥m谩s flexibilidad laboral se ayuda a crear trabajo鈥. Concepto que la experiencia hist贸rica de este pa铆s y en todo el mundo ha demostrado con sobradas creces como una MENTIRA DESCOMUNAL.
Ya que en ning煤n lugar del mundo, en ning煤n momento de la historia, flexibilizar las relaciones laborales logr贸 otra cosa que no sea aumentar el desempleo.
Sin embargo, con esos argumentos han presentado proyectos en el sentido de 鈥渆liminar la indemnizaciones por despido鈥.
Estos inaceptables proyectos, adem谩s de perjudicar al movimiento obrero y al conjunto de los trabajadores, contienen una enorme trampa.
Con la excusa de 鈥渁horrarse鈥 alg煤n despido que eventualmente le debe abonar un empresario a sus trabajadores, LE INCORPORAN UN APORTE OBLIGATORIO MENSUAL a todos los empresarios, equivalente (seg煤n los proyectos) al 10 % del conjunto de la masa salarial para ser 鈥渋nvertido鈥 en el sistema bancario.
Es decir que, para evitar pagarle a un trabajador una indemnizaci贸n de dos o tres sueldos (eventualmente una vez cada 3 o 5 a帽os)鈥 le agregar铆an un aporte obligatorio del 10 % de toda la masa salarial para engordarle los bolsillos a las patronales banqueras鈥

隆隆隆Solamente empresarios miserables y muy tontos pueden avalar estos proyectos!!!
En fin, ahora tal vez queda m谩s claro por qu茅 raz贸n las usinas medi谩ticas insisten e insisten con el costo laboral argentino鈥 y por qu茅 aparecen proyectos que perjudican a los trabajadores y TAMBI脡N le imponen un nuevo aporte a los empresarios, engordando los negocios de un pu帽ado de patronales del sector financiero鈥
(C贸mo dice un personaje de un programa de televisi贸n鈥) 隆隆隆Para eso era!!!

Pronunciamiento de los aceiteros

Desde la Federaci贸n de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algod贸n y Afines de la Rep煤blica Argentina rechazaron los proyectos legislativos, impulsados por la alianza Juntos por el Cambio, que pretenden eliminar la indemnizaci贸n por despido y sustituirla por un 鈥渟eguro de garant铆a鈥.

En su comunicado expresan:

鈥淪eg煤n estas iniciativas, el nuevo 鈥渟eguro鈥 se conformar铆a con los aportes mensuales de los empleadores y al momento de la extinci贸n del contrato de trabajo -por la causa que fuese- ser铆a utilizado para el pago de una especie de remuneraci贸n mensual hasta que la persona obtenga un nuevo empleo.

Desde nuestra organizaci贸n gremial reafirmamos nuestro rechazo de forma contundente por los siguientes motivos:

1) Implica la derogaci贸n de un derecho fundamental de la persona trabajadora, el derecho a ser -al menos- indemnizada, frente al il铆cito patronal de segregaci贸n del empleo.

2) El despido 鈥渟in causa鈥 es un acto il铆cito. Afecta la protecci贸n contra el despido arbitrario (art铆culo 14 Bis de la Constituci贸n Nacional) y el derecho 鈥渁l trabajo鈥 (art铆culo 6 del Pacto Internacional de Derechos Econ贸micos Sociales y Culturales, entre otras normas internacionales con rango constitucional). La persona despedida no solo pierde su salario -derecho fundamental- si no que se le afectan todas sus dimensiones vitales y las de su familia (alimentaci贸n, vivienda, salud, educaci贸n, vestimenta, seguridad social, acceso al cr茅dito, proyectos familiares y personales, entre otros).

3) De todos los sistemas de despido posibles, la 鈥渢arifa鈥 del art铆culo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo no es el m谩s protectorio. Por ejemplo, por la normativa de emergencia, desde hace un a帽o y medio, los despidos sin causa o por falta de trabajo o fuerza mayor se encuentran prohibidos y son nulos.

4) El proyecto de seguro de garant铆a de indemnizaci贸n (SFI) viola la Constituci贸n Nacional, con lo cual generar铆a una catarata de litigios, ya que no ser铆a avalado por la justicia laboral.

5) Los proyectos de Juntos por el Cambio no pretenden generar puestos de trabajo. Muy por el contrario, propician el despido libre, masivo y sin consecuencias econ贸micas para el empleador.

6) El seguro de garant铆a no solo afecta la indemnizaci贸n del trabajador y la trabajadora, sino que implica que 鈥渟er铆a gratis鈥 despedir para las empresas. De este modo, no cumple una funci贸n esencial de la indemnizaci贸n, que es el desaliento del despido.

7) La potestad patronal de despedir sin causa es el m谩ximo poder de disciplinamiento sobre los reclamos de las y los trabajadores y atenta contra el ejercicio de sus derechos colectivos. De esta manera, ser铆a muy sencillo para las patronales sacarse de encima a las y los trabajadores 鈥渕olestos鈥 que participan, reclaman y se organizan en el lugar de trabajo.

Por las razones planteadas y por nuestra conciencia de clase, rechazamos estos proyectos que pretenden hacernos retornar a los inicios del capitalismo, cuando la explotaci贸n de la fuerza de trabajo era ilimitada y no exist铆an los derechos laborales conquistados a lo largo de siglos gracias a la lucha de nuestra clase trabajadora y al movimiento obrero organizado.

Derechos para las mayor铆as populares que deben ser ampliados en su alcance y contenido ya que se relacionan con el goce de una vida digna.

M谩s cerca en el tiempo, la experiencia de nuestro pa铆s en la d茅cada del 90, en la que vivimos a la vez una profunda flexibilizaci贸n de los derechos laborales y una destrucci贸n masiva de empleos con cientos de miles de personas desocupadas, demostr贸 la falsedad de los argumentos patronales que pretenden justificar nuestra precarizaci贸n con una supuesta creaci贸n de trabajo.

Por todo esto advertimos que como organizaci贸n sindical llevaremos a cabo todas las acciones gremiales necesarias para defender nuestros derechos fundamentales.

Nos pronunciamos por la continuidad de la vigencia de la prohibici贸n de los despidos, la doble indemnizaci贸n, y todas aquellas medidas que garanticen la efectividad de la protecci贸n contra el despido arbitrario y la estabilidad en el empleo.

Reafirmamos que el 煤nico camino para salir de la compleja situaci贸n que atraviesa nuestro pa铆s es preservando y creando trabajo digno, con ingresos como dictan el 14 bis de la Constituci贸n y el 116 de la Ley de Contrato de Trabajo.

隆A la crisis se la enfrenta con pleno empleo, con salarios m铆nimos vitales de acuerdo a su definici贸n legal, paritarias libres y la plena vigencia de los derechos laborales, sindicales y constitucionales para el conjunto de la clase trabajadora argentina!

Comisi贸n Directiva
Federaci贸n de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algod贸n y Afines de la Rep煤blica Argentina
F.T.C.I.O.D y A.R.A.鈥 

Carri贸 pidi贸 eliminar las indemnizaciones

Elisa Carri贸 dijo el martes 5 que hay que eliminar las indemnizaciones en Argentina. As铆, la l铆der de la Coalici贸n C铆vica y Juntos se sum贸 a la campa帽a que vienen impulsando desde distintos sectores de la derecha para imponer una reforma laboral que recorte derechos a los trabajadores.

En medio de una charla organizada por su partido con comerciantes en Villa La Angostura, dijo: 鈥淟a revoluci贸n impositiva en la Argentina es parte de esta revoluci贸n republicana que empez贸 con el campo por la cuesti贸n impositiva de las retenciones. Hay que simplificar impuestos, discriminar entre Naci贸n, provincia y municipios, hay que bajar impuestos y tener programas sociales y universales como el ingreso ciudadano. Y hay que terminar con la indemnizaci贸n que a las Pymes las funde鈥.

As铆, la ex diputada intent贸 justificar, en nombre de las Pymes, una pol铆tica que apunta a darles beneficios a los grandes capitalistas. Ins贸litamente, en el medio de su argumentaci贸n, Carri贸 cont贸 su experiencia personal: 鈥淭uve que pagarle una fortuna a una chica que trabaj贸 conmigo como empleada dom茅stica un mes y diez d铆as鈥, solt贸 sin siquiera sonrojarse. No solo dice simp谩ticamente que dej贸 gente en la calle durante la pandemia, sino que adem谩s se queja de haber tenido que pagar lo que correspond铆a.

La indemnizaci贸n y la reforma laboral es uno de los temas que se vienen instalando en la campa帽a electoral, desde antes de las PASO, cuando el jefe de Gobierno porte帽o, Horacio Rodr铆guez Larreta, expres贸 su apoyo a su eliminaci贸n para ir hacia un 鈥渟istema de seguros鈥, como ya se utiliza en el gremio de la construcci贸n.

La iniciativa es similar a la que viene proponiendo Mart铆n Lousteau, como parte de la reforma laboral que pide el FMI para el pr贸ximo per铆odo. No extra帽a de estos sectores pol铆ticos que gobernaron directamente para los due帽os del pa铆s durante cuatro a帽os y ahora, ante la disputa de votos con la ultraderecha de Javier Milei, se ven en la necesidad de endurecer su discurso.

Desde el Gobierno nacional, el discurso oficial dice que se oponen tajantemente a una medida de este tipo. Sin embargo, en distintos hechos se ve c贸mo van avanzando con ataques contra los trabajadores. Un poco se pudo ver en estos d铆as con la firma de un nuevo acuerdo en Toyota, que convierte a los s谩bados en jornadas obligatorias de trabajo y tiene todo el apoyo del SMATA, un sindicato oficialista.

En el mismo sentido, Kicillof aument贸 hace algunas semanas la jornada laboral de los trabajadores estatales de la provincia de Buenos Aires, en un ataque que dej贸 en silencio a los sectores del Gobierno que t铆midamente ven铆an hablando de reducir la jornada laboral.

El problema es que la crisis avanza, y con ella el desempleo. Mientras de un lado se va generando una masa cada vez m谩s grande de trabajadores desocupados, del otro lado son millones quienes trabajan en jornadas cada vez m谩s extensas, para poder llevar un plato de comida a la mesa de sus familias.

Hace unos d铆as, el economista Pablo Anino lleg贸 a una conclusi贸n mediante unos c谩lculos sencillos: si se redujera la jornada laboral a 6 horas en las grandes empresas, manteniendo como m铆nimo un salario que permita cubrir la canasta familiar, se podr铆an generar en el acto 900.000 puestos de trabajo.

Un puente al empleo

D铆as atr谩s, el gobierno nacional present贸 en el Congreso el Proyecto de ley 鈥淧rograma de generaci贸n y fortalecimiento del empleo argentino 麓Un puente al empleo麓鈥, iniciativa desde la que buscan transformar los planes sociales en empleo formal.

La propuesta busca, a partir de beneficios y exenciones impositivas, que el empresariado local contrate a personas que posean un plan social. En el art铆culo 3 de la potencial norma se estipulan dos tipos de beneficios; 1) reducci贸n de hasta el 100% de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino para 鈥渓as relaciones laborales que se inicien e incrementen la n贸mina laboral por cada empleador o empleadora a partir de la entrada en vigencia de la presente ley鈥 (una duraci贸n m谩xima de 24 meses); y 2) el acceso a un esquema de 鈥protecci贸n y regularizaci贸n de situaciones laborales precarias, permitiendo acceder a beneficios鈥. En principio la 鈥渆xtinci贸n de la acci贸n penal prevista por la Ley N掳 24.769鈥, es decir borrar de un plumazo aquellas multas, sanciones o penas dispuestas por la legislaci贸n que sanciona los delitos tributarios. Algo as铆 como un plan de amnist铆a a los empleadores, algo que se busc贸 hacer con la reforma laboral impulsada durante el macrismo.

Adem谩s, el empresario que se integre al programa podr谩 lograr la baja del Registro de Empleadores con Sanciones Laborales (siempre y cuando se registren la totalidad de los trabajadores/as hasta entrada la vigencia de la ley) y varias condonaciones de deudas de capital e intereses por la falta de pago de aportes y contribuciones de la seguridad social.

驴Qu茅 se le pide a la empresa a cambio? La regularizaci贸n de las relaciones laborales dentro de los noventa d铆as corridos. A su vez, la persona contratada podr谩 percibir el beneficio del programa hasta un a帽o despu茅s, siempre y cuando cumpla con las capacitaciones laborales dispuestas por los ministerios de Desarrollo Social y Trabajo, a cargo del 鈥渆mpalme鈥.

La propuesta impulsada por el titular de la C谩mara de Diputados, Sergio Massa, es un reciclado de viejas leyes o disposiciones que se impulsaron desde el 2002 y han fracasado.

Duhalde fue el primero en plantear el empalme dentro del esquema del plan 鈥淛efes y Jefas鈥, el cual conten铆a a su interior un registro de empleadores destinado a empresas, instituciones p煤blicas y privadas 鈥渄ispuestas a incorporar a los beneficiarios del PROGRAMA para el desarrollo de actividades laborales鈥.

En enero de 2003, lanzaba el programa Componente Solidario de Inserci贸n Laboral que planteaba restar al salario b谩sico que pagaba el patr贸n los 150 pesos correspondientes al 鈥渏efes y jefas鈥. Tras seis meses, las empresas pod铆an contratar de manera efectiva a la persona o rescindir su contrato. En caso de tomar de manera definitiva al empleado pasar铆a a tener m谩s 鈥渃r茅dito鈥 para nuevas incorporaciones.

Con el decreto 1506 que prorrogaba la emergencia ocupacional, N茅stor Kirchner agregar铆a el art铆culo 4 por el cual los beneficiarios de planes pod铆an reinsertarse en el trabajo formal a trav茅s de 鈥減rogramas espec铆ficos y/ o acciones de empleo transitorio, formaci贸n profesional y promoci贸n del empleo privado鈥.

Desde la secretar铆a de Trabajo se analizar铆an las 鈥渃ondiciones de empleabilidad鈥 de los y las beneficiarias del plan 鈥淛efes y jefas鈥 y ser铆an destinados a la 贸rbita del ministerio de Trabajo (programas de capacitaci贸n y promoci贸n del empleo) para su reinserci贸n en el sector privado. 驴Qu茅 beneficios se les otorgaba a las empresas? El aporte estatal de $150 para el sueldo durante seis meses, y la excepci贸n del 50% de las contribuciones patronales por un a帽o.

El 3 de mayo de 2017, se public贸 en el Bolet铆n Oficial el 鈥淧lan Empalme鈥, versi贸n macrista. El mismo remit铆a en su art铆culo 3 a la adhesi贸n al programa de  inserci贸n laboral, creado en 2006 y que propon铆a subsidiar a las empresas con parte del salario a trav茅s de los fondos concernientes a los planes sociales. Al igual que en el proyecto actual se fijaba a los ministerios de Desarrollo y Trabajo como la autoridad de aplicaci贸n. El subsidio al empleo se estimaba 鈥渄urante un plazo de hasta VEINTICUATRO (24) meses, siempre que contin煤e vigente la relaci贸n laboral, en las condiciones que fije la Autoridad de Aplicaci贸n鈥.

Seg煤n Tiempo Argentino 鈥渆l programa impulsado por Mauricio Macri proyect贸 80.000 麓empalmes麓 por a帽o, pero seg煤n las presentaciones hechas al Congreso por el entonces jefe de Gabinete, Marcos Pe帽a, funcion贸 solo para 12.000 personas entre 2017 y 2019.

Cabe preguntarse: 驴por qu茅 los empresarios contratar铆an m谩s personal sin mayor productividad? 驴Hay condiciones para reactivar el empleo con la ca铆da del consumo y el desplome del salario real de la clase trabajadora?

芦Este plan (empalme) servir铆a si el mercado interno estuviera reactivado, porque uno tomar铆a, para pasarlo al mercado formal, a aquel que tiene un subsidio禄, hab铆a se帽alado en 2007 el entonces presidente de la UIA, Juan Sacco.

Tambi茅n se refiri贸 el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja: 鈥(Hay que trabajar sobre los) costos laborales no salariales, los impuestos al trabajo, los sobrecostos que hoy existen y que se hacen m谩s gravosos cuando se trata de actividades mano de obra intensiva y de baja calificaci贸n鈥.

En este caso se intenta interpelar a un empresariado que, por sus declaraciones p煤blicas, se encuentra m谩s preocupado por dar de baja la doble indemnizaci贸n y sepultar definitivamente el decreto contra los despidos y suspensiones que en ver c贸mo sumar nuevos empleados/as a su planta.

El acuerdo del gobierno con hoteleros y gastron贸micos

Alberto Fern谩ndez encabez贸 en la tarde del jueves 14, en la sede central de la UTHGRA (Uni贸n de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastron贸micos de la Rep煤blica Argentina), la firma de un convenio con representantes de c谩maras empresarias y sindicatos del sector gastron贸mico y hotelero.

Asistieron los ministros de Trabajo, Claudio Moroni; Desarrollo Social, Juan Zabaleta; Turismo y Deportes, Mat铆as Lammens; y Mujeres, G茅neros, y Diversidad, Elizabeth G贸mez Alcorta. Suscribieron el acta Jos茅 Luis Barrionuevo por la Uni贸n de Trabajadores del Turismo y representantes de las C谩maras y empresas del sector.

El objetivo, seg煤n el discurso oficial, es compatibilizar una serie de programas sociales con empleo registrado en esas 谩reas. Fern谩ndez asegur贸 que su gobierno est谩 empe帽ado en 鈥渇ormalizar a la Argentina鈥.

鈥淭iene que haber sido el turismo el sector que m谩s ha padecido鈥 por la pandemia, asegur贸 el presidente y celebr贸 los n煤meros que arroj贸 el turismo nacional 鈥渆ste fin de semana largo鈥.

鈥淓stamos buscando un mecanismo por el cual el Estado no lo haga elegir a alguien entre el plan y el empleo por el riesgo a perder una cosa y quedarse sin la otra鈥, asegur贸 el presidente. Seg煤n dijo, hace poco tambi茅n firmaron un acuerdo similar con las empresas de la construcci贸n para que les den un cupo a beneficiarios de planes.

La pol铆tica es la misma que anunci贸 recientemente, en plena campa帽a electoral, en la localidad de Concordia, Entre R铆os. All铆, la 鈥渃ompatibilizaci贸n de los planes sociales con el empleo formal鈥, era algo que ped铆an a gritos los empresarios del citrus y del ar谩ndano, las econom铆as regionales fuertes de esa regi贸n.

驴Por qu茅 lo ped铆an? Seg煤n el relato patronal y del mismo Fern谩ndez, era dif铆cil conseguir personal para trabajar en las cosechas, porque el trabajo que ofrecen estas empresas es temporal. Los trabajadores se arriesgaban a perder el plan que estaban cobrando por un empleo que no durar铆a m谩s que la cosecha.

En aquella oportunidad, el anuncio estuvo destinado a trabajadores y trabajadoras rurales, a quienes se conoce como 鈥済olondrinas鈥, porque van de un punto a otro del pa铆s detr谩s de las ofertas de trabajo ultra precario y semi esclavo.

El Gobierno, lejos de obligar a los empresarios a regularizar su situaci贸n, pone a disposici贸n el pago de los planes como parte de los salarios que deber铆an pagar las empresas. Es decir, lo que se presenta como un beneficio para trabajadores, es un subsidio a las empresas. Esto es lo que Fern谩ndez replica ahora con gastron贸micos y hoteleros.

Hablan de empleo genuino y formal, pero a la vez sostienen que la compatibilizaci贸n de los planes sociales tiene que ver con el temor de los trabajadores a quedarse sin una cosa o la otra. Eso es un reconocimiento claro de que el empleo del que tanto hablan no ser铆a para nada estable.

鈥淒铆as atr谩s estuve en una f谩brica de autos que tom贸 en agosto 700 nuevos empleados y que habilit贸 un segundo turno como hac铆a a帽os no hab铆a en esa f谩brica. Hace un par d铆as estuvimos lanzando el plan de electromovilidad y vi lo que est谩 pasando en todas las automotrices que est谩n movi茅ndose a un ritmo de producci贸n incre铆ble鈥.

Alberto pone la industria automotriz como ejemplo, pero no es el 煤nico. Este mi茅rcoles, la presidenta del Coloquio de IDEA y CEO de Schneider Electric, Paula Altavilla, tambi茅n sostuvo que lo que se est谩 logrando en esta industria, es lo que hay que replicar 鈥渃on un traje a medida鈥 para cada sector. Con este eufemismo, pide extender la reforma laboral que avanza de hecho, a trav茅s de la flexibilizaci贸n de los Convenios colectivos de trabajo, sector por sector.

En el mismo coloquio de IDEA que re煤ne a los CEOS y referentes de la pol铆tica tradicional m谩s importantes, tambi茅n se escuch贸 el reclamo de 鈥渇ormalizar a la Argentina鈥 e incorporar al esquema productivo privado a los trabajadores de la Econom铆a popular. Los empresarios est谩n deseosos de servirse de la mano de obra barata y con salarios subsidiados v铆a planes sociales, como acaban de lograr los hoteleros y gastron贸micos con el anuncio del jueves pasado.

Fake news

En los 煤ltimos d铆as circul贸 por distintos medios como Clar铆n e Infobae la supuesta 鈥渘oticia鈥 de que los patrones gastron贸micos en teor铆a no consiguen personal, lo que es poco cre铆ble en un pa铆s donde crece la desocupaci贸n. La fake news toma como fuente a empresarios, CEOs, bur贸cratas de Uthgra, y hasta referentes del negocio inmobiliario. Buscan instalar la falsa idea de que 鈥渘o trabaja el que no quiere鈥, cuando basta ver que hay miles que buscan empleo y no consiguen. Ahora bien, 驴en qu茅 condiciones se trabaja en el rubro gastron贸mico?

鈥淓n este momento los salarios, y no solo en gastronom铆a, quedaron por debajo de la inflaci贸n y ni que hablar en d贸lares鈥, dijo Alejandro Fluriach, due帽o de Lucciano鈥檚 y Tea Connection.

Evidentemente los patrones son conscientes de que los sueldos que ofrecen no alcanzan para vivir.

鈥淓s complejo no solo contratar personal sino tambi茅n despu茅s poder mantenerlo. Hay mucha rotaci贸n en el sector鈥, dijo Fernando Goijman, CEO de Tostado Cafe Club.

鈥淓l personal formado gana mal, entonces se va afuera. En una parrilla en Espa帽a, a un parrillero le pagan 3.500 euros por mes. Eso ac谩 es imposible鈥, dijo Dante Cama帽o, titular de la Uni贸n de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastron贸micos de la Rep煤blica Argentina (UTHGRA).

Mientras los grandes medios le dan aire a los discursos de los empresarios que plantean que falta 鈥渃ultura del trabajo鈥 y los candidatos de los partidos tradicionales aprovechan las elecciones para instalar la agenda de una reforma laboral que quite derechos a los trabajadores, la legisladora Noel Arga帽araz denuncia las condiciones en las que trabajamos miles en toda la provincia y el pa铆s, as铆 como denunci贸 hace algunos meses el armado de listas negras en gastronom铆a y otros rubros.

鈥淐errado por falta de personal dicen los mismos patrones que arman las #LISTASNEGRAS persecutorias, imponen los horarios rotativos con jornadas largu铆simas y la extrema precarizaci贸n鈥, Noel Arga帽araz, legisladora por el FIT en C贸rdoba.

Historias de Instagram de @noel.arganaraz

 

 

Fuentes: Anred, La Izquierda Diario, Resumen Latinoamericano, Tiempo Argentino, Clar铆n, www.canalabierto.com.ar, T茅lam, www.infogremiales.com.ar, La Tinta




Fuente: Argentina.indymedia.org