February 27, 2021
De parte de Indymedia Argentina
122 puntos de vista


Frente al creciente consumo de drogas por parte de los j贸venes de sus comunidades, los pueblos wich铆 formose帽os idean originales estrategias 鈥 conectadas con su cultura ancestral 鈥 para alejarlos de las adicciones.

25 de febrero de 2021

鈥淟a droga hace perder costumbres de otros tiempos. Las chicas antes tej铆an y hoy no; los chicos antes aprend铆an a hacer las artesan铆as y hoy no. Con la droga perdieron todo eso. No quieren y salen a robar para comprar droga. No es nuestra vida esa鈥, dice la anciana wich铆 en su lengua originaria.

La anciana, peque帽a y con el rostro apergaminado, habla con calma y espera la traducci贸n de una joven. La escena transcurre en el aula de una vieja escuela de la Comunidad wich铆 Lote 27, en Las Lomitas, Formosa.

Para las comunidades wich铆 la adicci贸n a las drogas es un fen贸meno relativamente nuevo, que no saben c贸mo enfrentar. Con el alcoholismo vienen lidiando desde hace muchos a帽os y en muchos casos la religi贸n ha servido de salida. Las iglesias anglicanas y holandesas influyeron entre ellos desde principios del siglo pasado, a veces fomentando un sincretismo que no contradijera la espiritualidad ancestral de los ind铆genas.

鈥淢uchos problemas que nos traen las drogas. Vemos adictos a nuestros j贸venes y es muy triste para nosotros que somos pap谩s y que somos mam谩s, hace dos a帽os atr谩s vemos a nuestros j贸venes que se endrogan y fuman marihuana, algunos inhalaban con nafta y poxir谩n. Antes tomaban alcohol, vino y ya empezaban a desaparecer en la comunidad; ahora caminan solos, vemos en la comunidad chicos que discuten con su madre y con su padre. Ellos ya no se juntan con los chicos normales. Tambi茅n los chicos se adictan con celulares, computadoras, motos con alta velocidad frente a una televisi贸n y se olvidan de trabajar, de hacer changas y no ayudan a hacer las actividades en la casa鈥, dice Alejandro Ram铆rez, presidente de la Comunidad wich铆 de Tres Pozos, en el oeste formose帽o.

Ram铆rez, un wich铆 peque帽o pero robusto, tambi茅n es el agente sanitario m谩s antiguo de la provincia, acostumbrado a lidiar con las problem谩ticas sanitarias de los suyos.

Estrategias propias

El impacto de la droga sobre los j贸venes de sus comunidades no s贸lo ha causado problemas de salud, de delincuencia y de violencia entre los wich铆, un pueblo ind铆gena que se caracteriza por resolver pac铆ficamente casi todos los conflictos de la vida cotidiana. Tambi茅n amenaza con hacerles perder su forma de vida, sus costumbres y su espiritualidad ancestral.

No hay estudios que aporten cifras del crecimiento del consumo, pero es una realidad que se hace evidente todos los d铆as. 鈥淪i tuvi茅ramos que hacer un ranking, el alcoholismo es muy alto y est谩 a la cabeza de los consumos problem谩ticos, Los j贸venes toman alcohol rebajado con agua y vino del m谩s barato. En segundo lugar est谩 la inhalaci贸n de pegamento y de nafta, y despu茅s viene el paco. Marihuana tambi茅n hay, pero menor medida porque es m谩s cara鈥, explica Gustavo N煤帽ez, de la Asociaci贸n para la Promoci贸n del la Cultura y el Desarrollo (APCD) de Las Lomitas, una de las ONG que trabaja con las comunidades ind铆genas de la provincia.

Con el apoyo casi nulo del Estado, en algunas comunidades 鈥 con la colaboraci贸n de iglesias y organismos no gubernamentales 鈥 los propios ind铆genas han empezado a implementar estrategias propias para tratar de contrarrestar un fen贸meno que ha crecido fuertemente en los 煤ltimos tiempos.

As铆, en varias de ellas se han creado espacios de reflexi贸n y transmisi贸n de la cultura ancestral, talleres de arte, una suerte de visitas con retiros en territorios ancestrales para alejar a los j贸venes de los proveedores y conectarlos con la naturaleza, e incluso una comparsa 鈥 El茅 wich铆 鈥 que, adem谩s, apunta a difundir la cultura y las costumbres tradicionales hacia el resto de la poblaci贸n.

Un viaje a la cultura ancestral

Despu茅s de una larga lucha, hace unos a帽os el gobierno de Formosa les devolvi贸 a los wich铆 de Lote 27 y de Tres Pozos las tierras ancestrales de El Pajarito, en la ribera del R铆o Bermejo, muy lejos de cualquier zona urbana. Desde entonces, utilizando el poco tiempo libre que les dejan otras actividades, est谩n trabajando en ellas para volver.

Mientras tanto, encontraron all铆 un territorio donde cambiar el escenario para la pelea contra las adicciones que afectan a los m谩s j贸venes. Los llevan all铆, los hacen participar de pr谩cticas ancestrales y los alejan, aunque solo sea moment谩neamente, de los dealers.

鈥淭enemos 550 hect谩reas en el R铆o Bermejo. El Pajarito es un lugar de sanaci贸n porque en esa comunidad hay cementerios donde est谩n nuestros abuelos y nuestros antepasados. Cuando nosotros entramos, sentimos que andan el esp铆ritu de ellos, donde nos dan 谩nimo y nos dan energ铆a, nos dan fuerzas. Sobre todo, cuando llega el amanecer escuchamos distintos cantos de p谩jaros, donde esos cantos significan que llega el nuevo d铆a. Nosotros aprovechamos a mariscar, a melear, a disfrutar de la naturaleza cuando andamos caminando cerca del r铆o escuchamos coletazos de pescados y correntada del agua del r铆o. Vamos all铆 con los j贸venes, en familia, lejos de las drogas, para que conozcan. Es un lugar de sanaci贸n鈥, dice Ram铆rez.

No se trata sin embargo de una vuelta a un pasado buc贸lico y casi natural, que ser铆a ineficaz en el combate contra las adicciones, sino de tratar de articular la cultura ancestral con la vida cotidiana del presente.

鈥淟a recuperaci贸n de la memoria hist贸rica, se intenta en un espacio donde los j贸venes juntan con los mayores para hablar de la cultura, pero no solamente de la cultura tel煤rica sino como una cuesti贸n din谩mica. Generamos los espacios para que los mayores puedan transmitirles de alguna manera los valores culturales y que puedan ir haciendo juntos una s铆ntesis para estos tiempos, distintos a los tiempos en que los mayores eran j贸venes鈥, explica N煤帽ez, de APCD.

Murga, cultura y prevenci贸n

En estrecho contacto con las comunidades wich铆 del oeste formose帽o, adem谩s de APCD 鈥 cuyo trabajo de prevenci贸n se centra en Lote 47, Lote 27 y Tres Pozos 鈥 trabajan Los Hogares de Cristo, una red creada hace ya 15 a帽os por el Padre Pepe Di Paola.

鈥淗acemos un abordaje de los j贸venes con consumos problem谩ticos junto con el Sedronar y los Hogares de Cristo, tanto en la prevenci贸n como en la contenci贸n. Hacemos talleres de arte, damos apoyo a los estudiantes, y generamos espacios de intercambio entre los j贸venes y los adultos, para lo que incluso refaccionamos dos locales para que puedan reunirse. Tambi茅n tenemos un equipo de dos psic贸logos que abordan problem谩ticas individuales y familiares. Ah铆 no solamente surge el problema de las adicciones, sino que se detectan casos de abuso y de violencia de g茅nero鈥, detalla N煤帽ez.

En ese marco, la formaci贸n de la comparsa 鈥淓l茅 Wich铆鈥 marc贸 un antes y un despu茅s. En la lengua wich铆 鈥淓le鈥 significa loro y 茅se es el nombre que, hace casi diez a帽os, eligi贸 un primer grupo de j贸venes de las comunidades wich铆 cercanas a Las Lomitas para bautizar a su agrupaci贸n carnavalera. No fue un bautismo realizado al azar: el loro es un p谩jaro respetado tradicionalmente por los wich铆 por su capacidad de aprender.

Los j贸venes se preparan durante todos los meses del a帽o para los desfiles de Carnaval, donde participan con motivos originarios para hacer su cultura. Con los lazos que se construyen alrededor de ese proyecto, tambi茅n se busca integrarlos para alejarlos de las adicciones.

鈥淟es ense帽amos a tocar instrumentos, danzamos y bueno, utilizando esas estrategias tuvimos logros importantes para el cambio de las vidas de nuestros j贸venes鈥, resume Ram铆rez, el agente sanitario de Tres Pozos.

Fuente: https://www.tiempoar.com.ar/nota/la-original-lucha-de-los-wichi-contra-la-droga




Fuente: Argentina.indymedia.org