January 23, 2023
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
133 puntos de vista

Grup Antimilitarista Tortuga

Este día 24 de enero se cumplen once meses del inicio de la guerra de Ucrania, luctuoso hecho que nos convoca en esta plaza cada día 24 de mes para pedir el final de las acciones bélicas e instar a las partes enfrentadas a resolver sus diferencias mediante el diálogo.

No obstante, como bien sabemos, la de Ucrania no es la única guerra que asola a la humanidad. Queremos aprovechar estas convocatorias para, además de pedir la paz para Ucrania, recordar otros escenarios igualmente destructores de la vida y dignidad humana y la naturaleza.

Hoy vamos a hablar brevemente sobre la guerra de Yemen.

Esta contienda se inició en 2011, bajo el paraguas de la llamada “Primavera Árabe”. En un principio fue una revuelta pacífica que consiguió la dimisión de Saleh, un presidente que se había perpetuado décadas en la gobernación del estado. Sin embargo, el nuevo gobierno, presidido por el general Hadi, vicepresidente de Saleh y elegido en candidatura única, no consiguió dar respuestas a las inquietudes de los distintos sectores del país y la situación rápidamente desembocó en un conflicto armado entre actores muy diferentes. Los intereses que, a partir de ese momento, pasaron a dirimirse mediante la vía armada tenían componentes de tipo religioso, étnico, político y secesionista. Al Qaeda y el Estado Islámico estuvieron también implicados. Finalmente, una de las facciones, la de la etnia hutí, mayoritaria en las regiones del Norte, se hizo con el control de la mayoría del país y forzó el exilio del presidente Hadi.

Algunos países vecinos se alarmaron ante el control de Yemen por parte de los hutís, por ser éstos de confesión chií, y temer que el país podría convertirse en una plataforma para la entrada de Irán (país también chií) en la península arábiga. Por ello convocaron una coalición militar con el objetivo de derrotar militarmente a los hutís y reponer en el gobierno al presidente derrocado Hadi. La alianza, encabezada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes, tradicionales rivales de Irán, comenzó una campaña de bombardeos masivos e indiscriminados sobre Yemen y un estricto bloqueo por tierra y por mar de las rutas de suministro al país, sin que dicho esfuerzo bélico, desarrollado durante años, les haya permitido alcanzar sus objetivos. Esta situación se mantiene a día de hoy.

Cabe reseñar que la implicación española en esta guerra ha sido muy importante, ya que Arabia Saudí, el principal agresor externo de Yemen, es un gran comprador de armamento de fabricación española. No debemos olvidar el debate suscitado hace pocos años cuando algunos sindicatos y partidos políticos españoles de izquierda (acordémonos sobre todo del alcalde de Cádiz) reclamaron que no se suspendiera una venta de misiles al país saudí (misiles destinados a ser lanzados sobre la población de Yemen) para que no fuera cancelado un encargo de buques militares a la factoría Navantia. Buques que, por cierto, se emplean en el bloqueo naval de Yemen que ha producido una enorme mortandad, sobre todo de niños, por hambruna.

Las consecuencias de esta guerra son devastadoras. A finales de 2021, hace ya más de un año, la ONU informó de que entre “150.000 y 300.000 personas han muerto en los combates y otras 227.000 han fallecido a causa de las conseLa otra guerra que también recordamos (y denunciamos) este mes: Yemencuencias indirectas del conflicto, como la falta de agua potable, el hambre y las enfermedades. La mayoría de las víctimas indirectas son niños, ya que sus cuerpos son especialmente vulnerables a la malnutrición y la desnutrición”. Estas cifras, que en el último año no han dejado de crecer, son avaladas y aún aumentadas por diferentes organizaciones de derechos humanos, las cuales alertan del enorme costo de vidas civiles debidas al bloqueo y a los bombardeos de la coalición saudí.

En Yemen, como en Ucrania, es urgente el fin de la guerra y el inicio de conversaciones de paz.

Por un mundo sin guerras, sin negocio de armas, por un mundo en Paz.

Elx, 24 de gener de 2023.




Fuente: Grupotortuga.com