January 18, 2021
De parte de SAS Madrid
246 puntos de vista

La pandemia de Covid-19 ha supuesto un ‘antes y un despu茅s’ dentro de la profesi贸n enfermera. El sobreesfuerzo y las secuelas tanto f铆sicas como psicol贸gicas provocadas por los contagios ha hecho que el 35 por ciento de los profesionales se sienta menos satisfecho con su profesi贸n. De hecho, 2 de cada 10 enfermeras no descartan retirarse antes de lo previsto, tal y como revela una encuesta realizada por Medscape entre 10.400 enfermeras en Estados Unidos, entre las que figuran especialistas, diplomadas y auxiliares. 

El ‘burnout‘ tiene mucho que ver en todo ello. La presi贸n asistencial ha conseguido agravar uno de los “principales motivos de insatisfacci贸n” entre el colectivo, aumentando su alcance y efectos de forma generalizada. En tan solo seis meses, el porcentaje de enfermeras que lo sufren se ha duplicado, pasando del 8 al 19 por ciento y del 9 al 19 por ciento en el caso de las auxiliares. Un 37 por ciento afirman estar ‘quemadas’ o ‘muy quemadas’ tras enfrentarse a la pandemia, el triple que el semestre anterior a la llegada del virus.

Un desgaste que tampoco se ve compensando en la parte econ贸mica ya que solo el 17 por ciento prev茅 aumentar sus ingresos anuales con la crisis. El porcentaje es a煤n menor cuando se trata de enfermeras diplomadas (11 por ciento), especialistas cl铆nicas (8 por ciento), anestesistas (6 por ciento) y personal de ginecolog铆a.

Las profesionales que cobran por horas se muestran m谩s optimistas en este aspecto que aquellas que perciben un sueldo fijo. Por contra, m谩s de la mitad, creen que la pandemia no supondr谩 ning煤n cambio en sus salarios e incluso puede contribuir a reducirlos. Adem谩s, el 9 por ciento considera que el sueldo enfermero es el aspecto menos satisfactorio dentro de esta profesi贸n.

8 de cada 10 volver铆an a escoger la profesi贸n

A pesar de lo vivido en estos 煤ltimos meses, la vocaci贸n se ha mantenido intacta en muchos casos y la mayor铆a siente orgullo de su profesi贸n. Prueba de ello es que, aproximadamente el 80 por ciento, elegir铆a de nuevo Enfermer铆a como destino laboral. 7 de cada 10, adem谩s, seguir铆an los mismos pasos en sus formaci贸n salvo a la hora de hacer pr谩cticas, donde menos de la mitad de los encuestados repetir铆a. Parad贸jicamente, el gran reto “sin precedentes” que ha supuesto el Covid-19 ha hecho que en torno al 10 por ciento se sienta m谩s satisfecha de ser enfermera, especialmente al ayudar a los pacientes o conseguir cambiar sus vidas.

Este es, de hecho, el principal aliciente profesional para un tercio de las encuestadas. Los profesionales tambi茅n valoran como aspectos motivadores el equilibrio personal y profesional, el orgullo de la profesi贸n, tener el empleo deseado, ser bueno/a en ello y la relaci贸n tanto con los compa帽eros como con los pacientes. El salario, por contra, es uno de los aspectos menos atrayentes.

En el otro lado de la balanza, un 21 por ciento se decantar铆a por otra carrera diferente si le dieran a elegir en estos momentos. En un tercio de los casos aproximadamente, esto significar铆a escoger un camino totalmente desvinculado de la Enfermer铆a. La jubilaci贸n anticipada tambi茅n figura como opci贸n para el 20 por ciento de los sanitarios insatisfechos, as铆 como una reducci贸n de la jornada actual. Los estragos de la pandemia han llevado a plantear medidas m谩s dr谩sticas como abandonar la profesi贸n y buscar otro empleo. Una posibilidad que contemplan 1 de cada 10 encuestados. 

Estas cifras, aunque preocupantes, fueron tomadas a finales de verano, cuando lo peor de la pandemia estaba por llegar, por lo que el impacto puede ser a煤n mayor al que refleja el informe, tal y como reconocen sus autores, con miedo de que sean “muchas m谩s” las enfermeras que renuncien a su puesto de trabajo debido a la crisis. 

Burocracia y faltas de respeto, principales escollos

El descontento manifestado tambi茅n tiene que ver con la escasez de material y equipos de protecci贸n que denuncian m谩s de la mitad de los participantes. M谩s a煤n, teniendo en cuenta que el contagio a familiares ha sido y es la principal preocupaci贸n de los profesionales, incluso por encima de su seguridad personal.  

Dentro de los casos positivos, destaca la baja hospitalizaci贸n y la prevalencia de sintom谩ticos frente a asintom谩ticos, salvo en el caso de las enfermeras de Ginecolog铆a. El hecho de que varios de los encuestados – hasta un 43 por ciento- no revelaran qu茅 ocurri贸 tras recibir los resultados, plantea la posibilidad de que algunos de ellos se reincoporasenen al trabajo sin guardar cuarentena. 

Con pandemia o sin ella, la burocracia sigue siendo el aspecto menos motivador en el trabajo de una enfermera. Las tareas administrativas y la cantidad de “documentos que hay que cumplimentar” suponen un problema para el 32 por ciento de las enfermeras y el 28 por ciento de las auxiliares. Para otros, la peor parte del trabajo es tener que lidiar con las “faltas de respeto de los m茅dicos o supervisores”, la falta de conciliaci贸n o los ratios “demasiado altos”. 

Enlace relacionado RedaccionMedica.com (17/01/2021).




Fuente: Sasmadrid.org