March 27, 2021
De parte de ANRed
283 puntos de vista


Desde hace un mes las comunidades de San Felipe y de La Esperanza, en Salta, se encuentran completamente aisladas y sin se帽al para comunicar urgencias. Por Corresponsal popular para ANRed.


Sin atenci贸n por parte de ning煤n organismo del estado provincial. 鈥淓ste camino, que son casi dos kil贸metros de agua, es el 煤nico por el cual los habitantes pueden circular para llegar al pueblito de Rivadavia鈥, cuenta Dalmiro Acosta, maestro wich铆 de la comunidad de San Felipe. Desde La Esperanza hasta Rivadavia hay aproximadamente 35 kil贸metros, que cuando se inunda se hacen un poco m谩s porque 鈥渄epende los caminos, cuando crece mucho hay que ir en lancha, dar una vuelta grande鈥, dice Joaqu铆n V谩zquez. Es necesario realizar el trayecto por agua, porque de otra manera los pobladores no pueden hacerse de alimentos o mercader铆a para sus familias.

Luego de las sequ铆as habituales del verano, donde se nota m谩s a煤n la falta de agua potable, al comienzo del oto帽o son habituales las inundaciones en todo el territorio wich铆, que aqu铆 en particular se agravan porque 鈥渆n gran medida se inunda por desv铆os con terraplenes de un empresario juje帽o, Omar Quintar. Este terrateniente viene siendo denunciado desde 2009 por los pobladores wich铆 en diferentes instancias. En 2016, aparece el caso en P谩gina 12 en una nota escrita por Dar铆o Aranda:

鈥淓ste se帽or (Omar) Quintar se rob贸 todos los campos. Desde nuestros bisabuelos que todos estamos aqu铆 y nunca nos dieron la tierra. Viene un empresario con plata y le dan todo a su nombre. Cuente por favor que eso pasa en Salta鈥, relat贸 Vernardino Pizarra, representante de las comunidades wich铆 de Rivadavia Banda Sur.

Si bien hay varios pozos de agua, 鈥渆st谩 eso de las crecidas que se inunda el pozo de agua tambi茅n鈥, comenta Joaqu铆n. Hay varios pozos y hay cisternas, las cisternas las hizo Fundaci贸n El alto, pero con alcance reducido a pocos pobladores. Es habitual tambi茅n la ausencia del estado. En este contexto, claramente, no hay clases que hayan comenzado, ni bolsas de mercader铆as, ni comedores. Es decir, es nulo el acceso a la asistencia social y sanitaria.

鈥淓l nordeste argentino ocupa el centro geogr谩fico de la Cuenca del Plata. La combinaci贸n de las caracter铆sticas topogr谩ficas y los reg铆menes pluviom茅tricos del 谩rea, determina la ocurrencia notable de inundaciones. El paisaje plano, con numerosos espacios con escurrimiento deficiente, contiene numerosos cursos de agua, ca帽adas, esteros y ba帽ados como uno de sus principales atributos distintivos. El escurrimiento se ve limitado por la escasa declinaci贸n del relieve y los cambios menores ipsom茅tricos producen notables alteraciones en el drenaje superficial, que en general es problem谩tico. Las inundaciones suelen ser asociadas a la idea de 芦desastre natural禄. Este concepto ha de ser considerado aqu铆 desde un punto de vista din谩mico como el resultado de la interacci贸n entre lo f铆sico y lo social que determina que el grado de desastre est茅 dado no por el fen贸meno f铆sico en s铆 mismo, sino por la vulnerabilidad de la sociedad a la que afecta.鈥 (ver)

Semanas atr谩s la comunidad de San Felipe, la primera en el camino desde el pueblo de Rivadavia, reclamaba una vez m谩s como desde hace a帽os casi ininterrumpidamente, al intendente Leopoldo Cuenca, por la falta de agua potable. Volvi贸 a circular entonces una realidad que ya era de p煤blico conocimiento: en San Felipe, frente a la escacez, muchas veces tienen que consumir agua de un madrej贸n en donde se estanca luego de las lluvias, y que por las altas temperaturas, por las plantas t贸xicas y porque los animales tambi茅n beben all铆, llega, generalmente a estado de putrefacci贸n al momento en que la gente se ve sin otro recurso que hacer uso de ella. 鈥淵 pasando San Felipe est谩 La esperanza, que la pasan peor con la crecida. Tambi茅n unas quince familias, muchas criollas, pero se van de La esperanza cuando se inunda. Van para la Misi贸n del pueblo. Es unos kil贸metros m谩s lejos que San Felipe -10 kil贸metros-. Siempre algunos quedan y los que tienen problemas de salud se van.鈥 La realidad de estas dos comunidades tambi茅n es diferente, aunque sean vecinas, porque en una la totalidad de la poblaci贸n es ind铆gena, en otra, hay muchas familias criollas. Ayer, tras varias semanas, Dalmiro Acosta volvi贸 a publicar en tono desesperado: Esta situaci贸n es de cada a帽o y si hay alguna persona enfermo es algo que se complica a煤n m谩s para la familia.

Aunque existe un Comit茅 de emergencia y los m贸dulos lleguen a casi todos 鈥搉o a todos-, es frecuente que se naturalice entre funcionarios, y otros agentes sociales del lugar y alrededores la inundaci贸n, porque 鈥減asa siempre鈥, lo cual no le quita para nada gravedad al problema, sino que m谩s bien parece volverlo m谩s tr谩gico. Como no hay se帽al en la zona, los wich铆 pueden pasar varios d铆as sin comunicarse, las urgencias no se pueden socorrer f谩cilmente, y dir铆amos que es todo un estado cr铆tico. Ning煤n funcionario ni m茅dico visit贸 estas comunidades. A estas alturas la gente ya est谩 pasando necesidad. El monte a su alrededor, que habitualmente les provee de comida, esta vez, est谩 inundado y, no los deja ni pescar.





Fuente: Anred.org