May 19, 2021
De parte de SAS Madrid
131 puntos de vista


Unos 10 millones de personas podr铆an necesitar ayuda psicol贸gica como resultado de la pandemia, seg煤n la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS). En Espa帽a, las terapias psicol贸gicas se han disparado en el 煤ltimo a帽o: las consultas al psic贸logo por depresi贸n han registrado una subida del 80,94% y las relacionadas con el duelo han aumentado un 135%, seg煤n datos de la plataforma de psic贸logos online ifeel.

Tras el inicio de la pandemia, el 6,4% de la poblaci贸n ha acudido a un profesional de salud mental, seg煤n la Confederaci贸n Salud Mental Espa帽a: el 43,7% ha ido a consulta por un trastorno ansioso y el 35,5% por uno depresivo. M谩s del doble de casos han sido mujeres. Ello a pesar de que casi un 60% de la poblaci贸n no trabaja su bienestar psicol贸gico general, seg煤n un informe de Seguros Aegon. 

Espa帽a es uno de los pa铆ses europeos con menor n煤mero de camas psiqui谩tricas por cada 100.000 habitantes

Mientras la demanda de atenci贸n psicol贸gica no para de crecer, el covid-19 ha paralizado los servicios esenciales de salud mental en el 93% de pa铆ses del mundo, seg煤n un estudio realizado por la OMS en 130 pa铆ses publicado con motivo del D铆a de la Salud Mental, celebrado el pasado 10 de octubre. 鈥淓l mayor impacto de la pandemia ha sido que ha habido menos acceso a los servicios de salud mental, que ya era precaria鈥, seg煤n denuncian desde M茅dicos sin Fronteras, desde donde remarcan que dichos servicios ahora se han reducido m谩s. Cristina Carre帽o, responsable de salud mental en el Departamento M茅dico de la ONG, explica que en los pacientes de renta baja y media hay una brecha de hasta el 80-85% en atenci贸n a la salud mental, lo que supone que solo una de cada 5 personas que necesita ayuda psicol贸gica la recibe. 

Espa帽a mantiene abiertos 91 hospitales de salud mental y tratamiento de toxicoman铆as, seg煤n el informe de CIVIO Del viejo psiqui谩trico a la atenci贸n comunitaria. Eurostat apunta que es uno de los pa铆ses europeos con menor n煤mero de camas psiqui谩tricas por cada 100.000 habitantes. La falta de profesionales y recursos lastra la atenci贸n de los trastornos mentales graves. 

Faltan profesionales y recursos

En Espa帽a, seg煤n datos del Instituto Nacional de Estad铆stica, el n煤mero de psic贸logos colegiados en 2019 ascend铆a a 33.209. Sin embargo, solo una m铆nima parte trabajaba en la sanidad p煤blica: el n煤mero de psic贸logos en los hospitales del Sistema Nacional de Salud era de poco m谩s de 2.000 en 2018, de acuerdo con un informe del Ministerio de Sanidad. Ante las largas listas de espera y la falta de recursos humanos y econ贸micos, los pacientes con ansiedad o depresi贸n que pueden pagarlo acuden al sistema privado, tal como indica el informe Pagar o esperar: c贸mo Europa 鈥攜 Espa帽a鈥 tratan la ansiedad y la depresi贸n, una investigaci贸n de CIVIO sobre el acceso a la atenci贸n psicol贸gica. 

En al menos siete pa铆ses de la Uni贸n Europea, los pacientes tienen que esperar m谩s de un mes para ser tratados de alg煤n problema de salud mental. En Espa帽a, los tiempos de espera entre consulta y consulta puedan ser de hasta tres meses. Entre las comunidades que menos tiempo hacen esperar a sus pacientes se encuentra Asturias, con 26 d铆as de media. En Arag贸n, Baleares, Cantabria o La Rioja la espera es de alrededor de dos meses. En la Regi贸n de Murcia, los adultos esperan una media de 71 d铆as para la primera consulta y 43 entre la primera y la segunda cita. 

La Sociedad Espa帽ola para el Estudio de la Ansiedad y el Estr茅s se帽ala que dos de cada tres casos de trastornos de ansiedad o depresi贸n son atendidos por la medicina de familia, que prescribe el 90% de los tranquilizantes sin derivar al paciente a un especialista

Espa帽a dedica el 5% del gasto total en sanidad a la salud mental, lo que supone 80,7 euros por persona. Aunque la salud mental forma parte de la cartera del Sistema Nacional de Salud, las administraciones p煤blicas no son capaces de ofrecer estos servicios, seg煤n denuncia el Defensor del Pueblo en un informe publicado en enero de 2020. La falta de profesionales en psicolog铆a hace que los trastornos adaptativos o ansioso-depresivos leves o moderados se traten de manera habitual en las consultas de Atenci贸n Primaria, dejando la psiquiatr铆a para los graves.

Desde la plataforma No Gracias denuncian que hay una gran presi贸n para psicologizar o psiquiatrizar el sistema sanitario. 鈥淣o nos parece mal repensar el modelo de salud, hay que repensarlo desde los determinantes sociales de la salud pero sin psiquiatrizar ni psicologizar el sistema鈥, dice su presidente, Roberto S谩nchez S谩nchez, presidente de la plataforma.

La Sociedad Espa帽ola para el Estudio de la Ansiedad y el Estr茅s (SEAS) se帽ala que dos de cada tres casos de trastornos de ansiedad o depresi贸n son atendidos por la medicina de familia, que prescribe el 90% de los tranquilizantes sin derivar al paciente a un especialista. Espa帽a es el primer pa铆s del mundo en el 铆ndice de consumo por cada 1.000 habitantes de benzodiacepinas, los medicamentos para tratar la ansiedad, el insomnio o los trastornos emocionales, seg煤n un informe de la Junta Internacional de Fiscalizaci贸n de Estupefacientes (JIFE).

Espa帽a, Italia, Portugal, Grecia y Croacia no superan el ratio de 20 psic贸logos por cada 100.000 habitantes, mientras que Suecia o Dinamarca alcanzan los 50

鈥淣o cerramos los ojos a que hay unos malestares que deben ser atendidos, pero sin psicologizar鈥, porque 鈥渉acemos un flaco favor si todo lo psicologizamos. Tenemos que tener unas herramientas y unas ayudas y el debate es hasta cu谩ndo tiene que ser profesional鈥, aseguran desde No Gracias. Para Roberto S谩nchez, 鈥渕uchos afrontamientos que tendr铆an que partir de uno mismo se est茅n llevando al terreno del sistema sanitario y la respuesta es medicalizar y psicologizar鈥. Sin embargo, 鈥減or mucho pensamiento positivo que hagas, hay una situaci贸n que te est谩 haciendo estar en un estado muy lamentable: si no tienes ayudas para cuidar a tu padre soportas todo el sufrimiento emocional鈥. Son los determinantes sociales de la salud, que no siempre se tienen en cuenta a la hora de abordar este tipo de problemas. 

Redefinir el modelo de la salud mental

El Defensor del Pueblo considera que hay que abordar cuanto antes el incremento de recursos de atenci贸n psicol贸gica, extenderla al 谩mbito de la Atenci贸n Primaria y crear m谩s plazas de formaci贸n especializada. Desde la plataformacreen que toca redefinir el modelo de la salud mental. 鈥淭enemos que reformular mucho el sistema de salud para dar respuesta a este tsunami y establecer el nuevo rol de los psic贸logos en el sistema, aumentando el n煤mero y poniendo psic贸logos en Atenci贸n Primaria鈥.

Para el doctor Enrique Gavil谩n, autor del libro Cuando ya no puedes m谩s, 鈥渓as alternativas no son solo m谩s psic贸logos, sino mejorar la condiciones de vida de las personas, ciudades m谩s saludables, acordar la distancia de los lugares de trabajo al hogar, para no tener que coger varios medios de transporte y tardar una hora en llegar al trabajo鈥 Detr谩s de todas las cuestiones de 铆ndole personal y profesional hay una serie de condicionantes que dependen m谩s de la sociedad y de nuestros h谩bitos鈥, recuerda este m茅dico rural miembro del Laboratorio de Polimedicados, seg煤n el cual 鈥渉abr铆a que discutir si faltan psic贸logos en Atenci贸n Primaria, igual que pol铆ticas para promover el ejercicio f铆sico, condiciones de trabajo mejores para que las personas no tengan que estar trabajando con angustia de origen laboral鈥.

La media europea est谩 en 18 psic贸logos por cada 100.000 habitantes. Espa帽a, Italia, Portugal, Grecia y Croacia no superan el ratio de 20, mientras que Suecia o Dinamarca alcanzan los 50. Espa帽a est谩 a la cola de Europa tanto en el n煤mero de psiquiatras como en el de psic贸logos. Seg煤n un informe del Senado sobre las necesidades de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud (SNS) realizado en 2010, en el sistema p煤blico de salud hab铆a 4,3 psic贸logos por cada 100.000 habitantes, que ascendieron a 6 en 2018, seg煤n datos del Defensor del Pueblo. Mientras que comunidades como Madrid, Canarias o Navarra han duplicado o m谩s el n煤mero de psic贸logos, en el resto del pa铆s apenas ha variado en la 煤ltima d茅cada. Espa帽a se sit煤a as铆 muy por debajo de la media europea en psic贸logos cl铆nicos, que brillan por su ausencia en Atenci贸n Primaria o las UCI, salvo excepciones. 

Por primera vez en nuestro pa铆s, durante la pandemia los psic贸logos han empezado a formar parte de los equipos asistenciales de las UCI

En 2016, el Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPAS) incluy贸 psic贸logos cl铆nicos en las plantillas de algunos centros de salud y por primera vez en nuestro pa铆s, durante la pandemia los psic贸logos han empezado a formar parte de los equipos asistenciales de las UCI gracias al Programa de Atenci贸n Psicol贸gica en las UCI durante el covid-19, puesto en marcha por el Proyecto HU-CI de humanizaci贸n de los cuidados intensivos.

Durante la primera ola de la pandemia, en un mes se realizaron 488 intervenciones de atenci贸n psicol贸gica en casi todas las unidades de cuidados intensivos de Castilla-La Mancha, algunos hospitales p煤blicos y privados de Catalunya y algunos privados de Madrid.

El Proyecto de intervenci贸n psicol贸gica en las UCI durante el covid-19 鈥渉a sido todo un 茅xito鈥, seg煤n los responsables del programa, y tanto pacientes como familiares y profesionales sanitarios 鈥攍os tres grupos a los que va dirigido鈥 se sienten agradecidos y reconfortados al sentirse escuchados, aunque tambi茅n ha habido dificultades. En el caso de los profesionales sanitarios, tras jornadas de trabajo agotadoras, en algunas ocasiones les ha resultado dif铆cil quedarse para participar de las sesiones grupales al terminar su turno. Cuando la actividad se ha realizado, sin embargo, la han valorado muy positivamente y han participado en grupos posteriores. Los 13 psic贸logos que han formado parte de la intervenci贸n se muestran satisfechos por la acogida recibida en los hospitales y han mostrado gran flexibilidad para adaptarse a las necesidades espec铆ficas de cada centro. 

Salud mental en la respuesta ante el covid

鈥淟a atenci贸n en salud mental y psicosocial tiene que estar integrada en la respuesta a la covid, pero no hay recursos鈥, reconoce Cristina Carre帽o, responsable de salud mental en el Departamento M茅dico de M茅dicos sin Fronteras. La ONG ha prestado durante la pandemia tanto atenci贸n a pacientes y familiares, personal de salud y poblaci贸n general, como ayuda para gestionar el estr茅s, cuidados y prevenci贸n.

Espa帽a es el primer pa铆s del mundo en el 铆ndice de consumo por cada 1.000 habitantes de benzodiacepinas, los medicamentos para tratar la ansiedad, el insomnio o los trastornos emocionales

Como parte del proyecto europeo RESPOND, el Departamento de Psiquiatr铆a de la Universidad Aut贸noma de Madrid est谩 llevando a cabo una intervenci贸n psicol贸gica de la OMS no para tratar psicopatolog铆a, sino para gente que est谩 estresada y necesita apoyo. 鈥淎hora cuando pensamos en intervenir con poblaciones con un nivel de estr茅s, primero ofrecemos una intervenci贸n de baja intensidad y si sigues estresado, m谩s intensa. Se trata de respetar los tiempos naturales de la persona, que desarrolle sus respuestas adaptativas, intentando no psicologizar o patologizar, sino que el tiempo juegue tambi茅n su papel鈥, explica Roberto Mediavilla, investigador postdoctoral del Centro Colaborador de la Organizaci贸n Mundial de la Salud en la Facultad de Medicina de la Universidad Aut贸noma de Madrid. 

Entre las estrategias de respuesta en salud mental ante las pandemias, los investigadores apuntan a la necesidad de que se creen oportunidades de hacer cribados en Atenci贸n Primaria, el acceso a los cuidados de salud a colectivos vulnerables, las medidas relacionadas con su aplicaci贸n fuera del sistema sanitario o la importancia del refuerzo de medidas preventivas y no solo de intervenci贸n, como analizar qu茅 caracter铆sticas definen a los grupos resilientes. 

Enlace relacionado EllSaltoDiario.com (18/05/2021).




Fuente: Sasmadrid.org