February 18, 2022
De parte de Anarquista.info
1,009 puntos de vista

Primer d铆a de clases.

Los ni帽os en la vereda, los padres en la calle y las docentes tratando de que se formen en fila. El patio no se puede usar por que un grupo de trabajadores est谩n cortando el pasto. La directora saluda, presenta a trabajadores nuevos, nos cuenta algo del mobiliario y de paso, avisa que falta nombrar un docente para cuarto grado, y que no hay desayuno ni almuerzo por algo de los proveedores. La bandera de ceremonias y el protocolo de cuando aplaudir. Acto seguido la indicaci贸n de manitos fuera de los bolsillos, 鈥減araditos derecho鈥 y a cantar el himno nacional argentino. Justo cuando el cami贸n de basura dobla, frena y descubre que la calle est谩 ocupada. Un mont贸n de pibitos gritan 鈥渏uremos con gloria morir鈥 aunque no logran ahogar el sonido de las motoguada帽as.

Jurar morir con gloria, implica necesariamente matar por la patria. Matar a otro pibito que debe estar cantando algo parecido en otra parte del mundo, justo cuando la prensa indica el uso de bombas racimo contra poblaci贸n civil, incluidas escuelas.

Seguramente el mes que viene vendr谩n algunos ex combatientes y dar谩n charlas a los alumnos en el marco de 鈥渁genda Malvinas 40 a帽os鈥 hablando de 鈥渉茅roes鈥 y 鈥渃a铆dos鈥.

Pero antes de Malvinas, es probable que tengan alguna actividad referida al 煤ltimo golpe militar. Medio por arriba, sin entrar en demasiados detalles. Son ni帽os y ya tendr谩n tiempo de preguntarse por qu茅 se reivindica 鈥渓a gesta de Malvinas鈥, cuando los responsables de esa guerra son los mismos que se repudian cada 24 de marzo. Esos que mantuvieron una dictadura feroz durante varios a帽os ayudados por partidos pol铆ticos, empresarios y la iglesia.

Algunas preguntas no tienen respuestas, o por lo menos no tienen una sola. Siempre depende del lado desde donde se mire. Del lado de la pol铆tica siempre es m谩s f谩cil ejercer la mirada. En un mismo partido hubo quien se negaba a los juicios a los militares, acompa帽贸 los indultos y muchos a帽os despu茅s encontr贸 una bandera de los derechos humanos, la levant贸 y pidi贸 鈥渏uicio y castigo鈥. Otros, entusiasmados con los votos, juzgaron, encarcelaron y ante el riesgo de algunos milicos enojados apoyaron las leyes de obediencia de vida y punto final, para muchos a帽os despu茅s, ir a la caza de los pocos viejos vivos que participaron de la dictadura. La pol铆tica tiene el beneficio de no tener que ser coherente, se puede estar a favor, en contra y todo lo contrario. Eso s铆, con las Malvinas no se jode. No importa el bando pol铆tico, en campa帽a se prometer谩 algo para 鈥渓os h茅roes de Malvinas鈥 y se continuar谩 el reclamo por la soberan铆a de las Islas y llegado el caso se mandar谩 a cagar a palos a los ex combatientes si se ponen pesados con reclamos.

La pol铆tica y los pol铆ticos al d铆a de hoy est谩n discutiendo de que bando ponerse en la guerra entre Rusia y Ucrania, como si al mundo le importara. En la decisi贸n pesan los votos, la econom铆a, y las Falklands. En definitiva, la guerra y la dictadura son la pol铆tica con otros m茅todos.

Seria desconsiderado no aclarar que siempre hay excepciones, pero el caso particular se pierde en la generalidad de la pol铆tica.

En eso de las miradas, no estar铆a de m谩s pensar como seria en el caso de un ni帽o viviendo en las islas, viendo como llegaban los militares argentinos (esos que secuestraban y desaparec铆an gente en su pa铆s). Pensar c贸mo se ver铆a la vida desde el ba帽o, usado como refugio de los bombardeos. 鈥渃uando no se quiere ver, no hay m谩s que cerrar los ojos鈥, as铆 que seguramente sea m谩s c贸modo dejar de ponerse en el lugar del otro y seguir pensando en que 鈥渓os chicos de la guerra鈥 fueron solos los soldados argentinos y seguir gritando los goles del Diego en el 86, recordando la arenga previa del 10 鈥渧amos eh, vamos que estos hijos de puta nos mataron a nuestros pibes, nuestros amigos, vecinos 隆no podemos perder!鈥

Podr铆a decirse que parte del ser argentino es sostener un nacionalismo raro, descendiente de inmigrantes. Quiz谩s por eso la exageraci贸n, lo irracional. Hay otros nacionalismos que, sin compartirlos, son m谩s f谩ciles de entender (el Estado argentino tiene apenas 200 a帽os). Los nacionalismos de Ucrania y Rusia deben ser m谩s complicados, pero en el fondo los Estados tienen rasgos parecidos. Los ni帽os rusos tienen su Paka-Paka y un Zamba que les baja l铆nea. Seguramente en Ucrania tengan algo parecido. Lo otro, es casi igual. Estados que tienden a expandirse, geopol铆tica que habla de autodeterminaci贸n de los pueblos cuando les conviene y militares que secuestran, matan o torturan en nombre de la patria. Los ba帽os donde se esconden los pibitos tampoco deben ser tan distintos.

Por suerte la propaganda estatal no es infalible, y resulta esperanzador pensar que muchos de esos ni帽os, llegado el caso, van a negarse a matar a otro en nombre de la patria o el Estado.




Fuente: Anarquista.info