August 1, 2021
De parte de A Las Barricadas
131 puntos de vista


Visto en SansNom. Traducido por NoticiasALB

Erigido en el extremo norte de la isla danesa de Zelanda, el majestuoso castillo de Elsinore control贸 el estrecho que conduce al mar B谩ltico durante varios siglos. Si este monumento sigue siendo hoy el orgullo de los lugare帽os, otros no dejan de recordar con malicia que sigue siendo especialmente conocido fuera de la isla por haber servido de escenario a una c茅lebre tragedia, de la que generalmente solo se conserva el hecho de que ” all铆 hay algo podrido en el Reino de Dinamarca“. Y lo que es m谩s, ni siquiera se puede contar con noticias recientes para contradecir el viejo adagio de Shakespeare. Al contrario. 驴No es cierto que all铆 es donde el 3 de junio se aprob贸 la ley que permite la liberaci贸n masiva de solicitantes de asilo del pa铆s, subcontratando ahora su “recepci贸n” a terceros pa铆ses fuera de la Uni贸n Europea mientras estudian el expediente (se est谩 discutiendo con Egipto, Etiop铆a y Ruanda)? 驴Y no es este territorio del viejo continente el que fue pionero en la imposici贸n a la poblaci贸n de un “Pasaporte COVID” a partir del 21 de abril, obligatorio desde hace m谩s de 15 a帽os en cines, estadios, bibliotecas, bares o incluso鈥 autoescuelas y otros salones de peluquer铆a?

Por otro lado, tambi茅n es en este pa铆s n贸rdico donde luego resurgi贸 una peque帽a sugerencia an贸nima, ofrecida a todos los manifestantes quemados con poner fin a estas nuevas medidas liberticidas. Una peque帽a sugerencia que incluso se repiti贸 dos veces (por si alguien no escuch贸 correctamente) a unos treinta kil贸metros del castillo de Elsinore, tocando precisamente algo podrido del reino de Dinamarca y ‘alg煤n otro lugar’. Se trata nada menos que de desbaratar los controles de identidad de la polic铆a y del c贸digo QR sanitario que realiza cualquier otro t铆tere saboteando las ondas que conectan smartphones y tablets a sus imprescindibles bases de datos de todo tipo .


Vejby (Dinamarca), 25 mayo 2021

La primera alarma para las autoridades se produjo el 25 de mayo en la localidad de Vejby , cerca de la costa de Kattegat en Zelanda, a unos 50 km al norte de Copenhague. All铆, se desat贸 un incendio nocturno contra una estaci贸n base y su edificio adyacente, que cort贸 a todos los operadores de telefon铆a m贸vil de la zona. Pero eso no es todo, ya que las autoridades se帽alaron de puntillas que la infraestructura carbonizada tambi茅n albergaba no solo un radar del ej茅rcito para la vigilancia del agua (en este caso la Armada), sino tambi茅n varios equipos de la red encriptada de la polic铆a danesa necesarios para los controles (SINE, SIkkerhedsNettet ) . Los investigadores inicialmente circunspectos se sintieron r谩pidamente intrigados por la presencia “de un gran agujero en la cerca detr谩s de la instalaci贸n segura “, luego acordon贸 inmediatamente el 谩rea antes de ser rastreado por perros todo el d铆a siguiente.


Helsinge (Dinamarca), 15 julio 2021

La segunda alarma se produjo el 15 de julio en la ciudad de Helsinge , a 5 kil贸metros de Vejby, cuando una segunda antena retransmisora 鈥嬧媠e convirti贸 en humo alrededor de las 2:30 am. Una vez m谩s, el fuego mordi贸 los cables entre el edificio que alberga los equipos de telecomunicaciones y la propia antena, antes de trepar por esta 煤ltima. Las autoridades descontentas afirmaron entonces que “cualquier v铆nculo con incendios de naturaleza similar tambi茅n se incluir谩 en la investigaci贸n ” y han vuelto a llamar a los fieles perros (nos referimos a los de cuatro patas) para inspeccionar la zona.

Mientras que los buenos sabuesos daneses, sin duda menos versados en este campo que otros colegas europeos est谩n ahora analizando la teor铆a humeante de la “autocombusti贸n de antena” -ciertamente cansados 鈥嬧媎e servir a la polic铆a y al control sanitario o de vigilar el teletrabajo- as铆 como en el hecho de que podr铆a ser ” Simplemente sea 鈥嬧媢na extra帽a coincidencia” , por nuestra parte podr铆amos arriesgarnos a otra hip贸tesis. Y un poco m谩s realista, 隆qu茅 diablos!

Para eso, tenemos que volver al m铆tico skjaldm枚 de “Vikingos”, estos guerreros con escudos que en ocasiones lucharon por centenares contra los godos o los hunos, seg煤n cuenta la historia de las sagas n贸rdicas. Uno de ellos, quiz谩s el m谩s famoso, se llamaba Lagertha y hab铆a ganado el Valhalla hac铆a varios siglos, cuando de repente comprendi贸 que esperar con Od铆n la gran cat谩strofe final era solo una calcoman铆a milenaria de las tonter铆as cristianas. Y que incluso si eso significa terminar en este soso siglo XXI en forma de m煤sica electr贸nica, videojuegos, series de televisi贸n o peor a煤n, fantas铆as neonazis, tambi茅n podr铆as volver directamente a Kattegat para saquear todo lo que lo ha hecho posible. Una vez de regreso en su amada bah铆a, fue all铆, la primavera pasada, donde le disgust贸 este mundo mediado por m谩s y m谩s ap茅ndices, cada vez m谩s tecnol贸gicos, donde demasiados seres blanden con deleite la pantalla de su propia servidumbre. Lejos de cualquier resignaci贸n, se comprometi贸 una vez m谩s a “deslizar el p谩nico de sus amigos hacia el campo enemigo”, como dijo el odioso monje que una vez escribi贸 su leyenda. Si ciertamente le falt贸 tiempo para entender las nuevas relaciones sociales en el origen de toda esta mierda, tard贸 poco en prender fuego con deleite a las dos torres de cables y radares que la rodeaban. Estas estructuras de telecomunicaciones no solo chocaban contra su propia sensibilidad, no solo bloqueaban cualquier horizonte deseable, sino que tambi茅n proporcionaban concretamente al enemigo los medios de un control difuso permanente, evit谩ndole muchas batallas.

Al enterarse un poco m谩s tarde de lo que el poeta anglosaj贸n hab铆a escrito en Hamlet sobre Dinamarca, Lagertha no pudo evitar sonre铆r. Caminando hasta el borde de las olas, continu贸 a煤n m谩s bella, pensando que si ahora todo el planeta estaba afectado por la misma decadencia tecnol贸gica priv谩ndonos poco a poco de toda autonom铆a, el remedio primitivo que acababa de emplear por reflejo en Vejby como en Helsinge, por otro lado, siempre funcion贸 de maravilla …

[Resumen de prensa danesa, 31 de julio de 2021]




Fuente: Alasbarricadas.org