December 6, 2022
De parte de Lobo Suelto
159 puntos de vista

El viernes 2 de diciembre se festejaron los 40 a帽os de la escuela Creciendo Juntos. La celebraci贸n incluy贸 una muestra fotogr谩fica en la que puede percibirse la profundidad de esa experiencia pedag贸gica, territorial y militante, y la conmovedora obstinaci贸n con la que se abri贸 camino en medio de dificultades ostensibles a lo largo de su trayecto. Tambi茅n un video que recoge testimonio de padres, madres, docentes, asesores pedag贸gicos, alumnos, alumnas y las porteras, cuyo compromiso emocion贸 en cada relato. 

En este recorrido, nos pareci贸 entender la naturaleza de las diferentes transformaciones de la escuela: 

  1. Un momento fundacional en el que se decide emprender el proyecto en el marco de un contexto dado por el barrio-familia en el que se asume colectivamente construir un jard铆n de infantes primero y luego una escuela. Ese per铆odo est谩 dominado por una singular radicalidad: la materialidad de la educaci贸n de los hijos e hijas del barrio requer铆a de un gesto corporal. La construcci贸n de las aulas y el edificio por parte de la misma comunidad que enviar铆a all铆 a sus ni帽os y ni帽as. Educarlos significaba edificar la escuela a trav茅s de jornadas de trabajo voluntario muy recordadas como 茅picas y festivasen las que ese espacio iba despleg谩ndose. Del jard铆n al primer grado y de la primaria a la secundaria. Todo un proyecto construido con las propias manos. 
  2. El segundo momento transcurre a comienzos de siglo con la emergencia de una comunidad estallada que se introduce en la escuela. Lejos de blindarse, Creciendo Juntos se propuso alojar a ese barrio, sus dilemas y las preguntas que tra铆a y desafiaban la consistencia misma de la experiencia. El hambre (la escuela preparaba ollas populares), los saqueos del 2001 y la violencia cotidiana fueron parte de una realidad que mostraba un rostro despiadado y exig铆a repensarlo todo. 
  3. El momento actual en el que la consolidaci贸n institucional y el reconocimiento del Estado permiten una mayor capacidad de expansi贸n de la propuesta educativa (en el acto, adem谩s de leer un texto colectivo de Creciendo Juntos, hablaron Natalia Peluso del Ministerio de Educaci贸n de la Naci贸n y la actual intendenta del municipio de Moreno, Mariel Fern谩ndez) y la ampliaci贸n de los reconocimientos jur铆dicos y distintos recursos (la ampliaci贸n actual del edificio la est谩 llevando adelante una cooperativa de presos con el apoyo municipal). 

Cada una de estas etapas tuvo sus exigencias concretas. Al principio, construir una escuela como expresi贸n de una din谩mica territorial que ejerc铆a una fuerza democr谩tica de auto institucionalizaci贸n e imaginar una forma escuela capaz de prolongar esa perspectiva y ser reconocida en su singularidad. Luego, la situaci贸n abierta en torno al 2001 requiri贸 repensar la figura del maestro-militante para dar cuenta de aquello que la escuela no pod铆a ver y era el n煤cleo problem谩tico m谩s desafiante: sostenerse rehaciendo la organizaci贸n y reelaborar los modos de implicancia docente y comunitaria en la experiencia. Por 煤ltimo, el mayor grado de reconocimiento alcanzado plantea nuevos dilemas: recrear el lenguaje de la gesti贸n social educativa, y de la escuela en particular, para no disolverse en un dise帽o t茅cnico. Replantear las condiciones del acto educativo y los estilos docentes para reencontrar siempre esa intuici贸n primera; la pregunta sobre qu茅 puede una escuela, y que estuvo en cada una de estas tres capas de politizaci贸n que atraves贸 Creciendo Juntos. Esta es su intuici贸n mayor, su legado y su secreto orgullo. Dicen que despu茅s de los festejos viene la resaca. Es en ese mareo, en el que estas tres l铆neas temporales que han marcado a cada generaci贸n que le toc贸 protagonizarlas se entremezclan, toca retomar esa vieja pregunta que siempre, misteriosamente, resulta ser la m谩s actual. 驴Podr谩 la escuela enfrentar los dilemas de un tiempo, tramado por oscuridades y veladas potencialidades, que a煤n no llegamos a comprender? Inventamos o erramos era la consigna que convocaba al festejo. La precisi贸n de este enunciado da cuenta de esa tensa pero feliz perseverancia.  




Fuente: Lobosuelto.com