September 28, 2022
De parte de Nodo50
199 puntos de vista

ASUNCI脫N MITA, Guatemala 鈥  La mayor铆a de la poblaci贸n guatemalteca sigue oponi茅ndose a la miner铆a y otros proyectos extractivos, en medio de una conflictividad socioambiental que enfrenta a las comunidades que defienden sus recursos naturales frente a intereses de consorcios multinacionales.

El m谩s reciente rechazo a proyectos mineros en este pa铆s centroamericano se dio el 18 de septiembre, en la localidad de Asunci贸n Mita, a 350 kil贸metros al sureste de la capital de Guatemala, en el departamento de Jutiapa.

Gana el No

Aqu铆, a trav茅s de una consulta ciudadana, 88 % de los m谩s de 8503 participantes dijeron 鈥渘o鈥 a las operaciones de la mina aur铆fera Cerro Blanco, propiedad de Elevar Resources, una subsidiaria de la canadiense Bluestone Resources.

鈥淧ara m铆 no hay que permitirlo, nosotros ya vamos para abajo (en nuestras vidas), pero no queremos que los ni帽os y j贸venes sufran por el impacto ambiental de la mina鈥, dijo Petronila Hern谩ndez, de 55 a帽os, al salir de ejercer su voto en una escuela localizada en los alrededores de Asunci贸n Mita.

Hern谩ndez agreg贸 a IPS que 鈥渘o estamos de acuerdo con la mina, nos afecta nuestros ojos de agua (nacientes), nosotros acarremos la ag眉ita del ojo de agua, y la mina la contamina鈥.

Hern谩ndez estaba acompa帽ada por su hija, Marilexis Ramos, de 21 a帽os.

鈥淥jal谩 que ganemos con el No鈥, dijo Ramos durante la jornada de consulta. Al final de tarde se inici贸 el recuento de votos, y para el lunes 19 los resultados comenzaron a ser claros.

Madre e hija viven en el caser铆o Cerro Liso, en los alrededores de Asunci贸n Mita, y muy cerca de la mina.

Marilexis Ramos, de 21 a帽os, durante su votaci贸n sobre la continuidad del proyecto minero Cerro Blanco, localizado en las cercan铆as de Asunci贸n Mita, a 350 kil贸metros al sureste de la capital de Guatemala, en el departamento de Jutiapa. El 88 % de los m谩s de 8503 participantes dijeron 鈥渘o鈥 a la explotaci贸n del yacimiento de oro y plata. Foto: Edgardo Ayala / IPS

La mina Cerro Blanco, de tipo subterr谩nea, obtuvo la licencia para operar en 2007, por un periodo de 25 a帽os, pero desde entonces no ha podido extraer el oro y plata que pretend铆a, debido a aspectos que no fueron previstos.

El proyecto se top贸 con vetas de aguas termales en el subsuelo que liberaron un calor que hac铆a imposible trabajar por suficiente tiempo dentro de los dos t煤neles construidos en la mina, explic贸 a IPS el activista Juan Carlos Estrada, de la Red del Agua y Saneamiento de Guatemala.

鈥淟a mina ha pasado varada durante casi 15 a帽os sin sacar una sola onza de mineral鈥, acot贸 Estrada.

Sin embargo, la lucha comunitaria sigue porque, a pesar del rev茅s en la consulta, la compa帽铆a contin煤a con sus intenciones de poder operarla y para ello pretende modificar el plan original y volverla una mina de cielo abierto.

La gente vs las transnacionales

Guatemala, una naci贸n de 17,4 millones de habitantes, ha vivido en las 煤ltimas d茅cadas conflictos socioambientales a partir de la defensa iniciada por las comunidades de sus territorios ante el avance de proyectos mineros, hidroel茅ctricos y otras iniciativas del extractivismo.

Mucho de ese conflicto se ha dado en territorios ind铆genas, que conforman 60 % de la poblaci贸n total. Miembros de poblaciones afectadas han resistido y han enfrentado la arremetida de polic铆as y soldados.

Eso les ha valido persecuci贸n y criminalizaci贸n por parte de las autoridades.

Dalia Gonz谩lez, del movimiento salvadore帽o Rebeli贸n Verde, en la orilla del r铆o Ost煤a, en el este de Guatemala, habla sobre el impacto que tendr谩 la contaminaci贸n que provendr铆a de la mina Cerro Blanco en las aguas de este r铆o, las que a su vez terminar谩n contaminando el r铆o Lempa, en El Salvador. Foto: Edgardo Ayala / IPS

En febrero, IPS report贸 sobre la lucha de comunidades ind铆genas maya q鈥檈qchi鈥, en el municipio de El Estor, en los alrededores del lago de Izabal, en el departamento del mismo nombre, al este de Guatemala.

Ah铆 opera la 煤nica mina que se encuentra activa en Guatemala, pues otros proyectos similares han sido parados por la poblaci贸n por medio de consultas ciudadanas o por sentencias de la justicia del pa铆s, luego de que las comunidades solicitaran amparos alegando falta precisamente de esas consultas.

La mina de n铆quel en El Estor es operada desde 2011 por el transnacional Grupo Solway Investment, con sede central en Suiza, luego de comprarla a la canadiense HudBay Minerals.

鈥淪e han realizado casi 100 consultas, en 100 municipios del pa铆s, y en todas se han rechazado proyectos de minas y de hidroel茅ctricas, principalmente鈥, dijo Jos茅 Cruz, del colectivo ambientalista Madreselva.

La tan alta cifra de consultas expresa el nivel de lucha de la poblaci贸n y el inter茅s por los recursos mineros y naturales de las empresas del sector.

鈥淓l 煤nico proyecto minero actualmente funcionando es El Estor鈥, subray贸 Cruz a IPS. Y sigue activo gracias a un 鈥渞emedo鈥 de consulta, manipulada por la empresa, que en apariencia dio el aval.

Los proyectos hidroel茅ctricos Oxec I y Oxec II tambi茅n han sido fuente de conflicto socioambiental.

La primera central comenz贸 sus operaciones en 2015 y la segunda est谩 en construcci贸n dos a帽os despu茅s. Ambas son propiedad de Energy Resources Capital Corporation, registrada en Panam谩.

Las comunidades q麓eqchi iniciaron en 2015 la lucha contra esas dos centrales hidroel茅ctricas en el r铆o Cahab贸n, localizadas en el municipio de Santa Mar铆a de Cahab贸n, en el departamento de Alta Verapaz, en el norte de Guatemala.

Luego de un proceso de persecuci贸n y criminalizaci贸n, por su participaci贸n activa en defensa de sus territorios, el l铆der q麓eqchi Bernardo Caal fue encarcelado en enero de 2018 y condenado en noviembre siguiente a siete a帽os de prisi贸n por un tribunal 鈥渟in prueba alguna鈥, seg煤n denunci贸 en su momento Amnist铆a Internacional, que lo consider贸 un preso de conciencia.

Sin embargo, fue liberado en marzo de este 2022, por buen comportamiento y porque en esencia no hab铆a evidencias contra 茅l.

Una pancarta con una leyenda contra la miner铆a cuelga de la fachada de la iglesia en Asunci贸n Mita, en el este de Guatemala. La empresa al frente de la mina Cerro Blanco calific贸 de ilegal el proceso de consulta celebrado en la localidad el 18 de septiembre. Foto: Edgardo Ayala / IPS

Proyectos transfronterizos contaminantes

Si bien el triunfo del 鈥渘o鈥 en Asunci贸n Mita representa un logro para la ciudadan铆a, el proyecto sigue representando un riesgo de contaminaci贸n, no solo para esta localidad, de 50 000 habitantes, sino incluso para El Salvador, el pa铆s vecino.

Asunci贸n Mita est谩 localizado en las cercan铆as de la frontera con El Salvador.

Organizaciones ambientalistas de Guatemala, Honduras y El Salvador han advertido que la contaminaci贸n por metales pesados, generados por el proceso de extracci贸n, terminar铆a impactando el r铆o Ost煤a, en el lado guatemalteco.

Y las aguas de ese r铆o, a su vez, alcanzar铆an el lago de Guija, del lado salvadore帽o. Y un segmento de ese lago es alcanzando por el r铆o Lempa, que provee de agua a m谩s de un mill贸n de personas en San Salvador y municipios vecinos.

El r铆o Lempa tiene 422 kil贸metros de longitud y su cuenca abarca tres pa铆ses: Guatemala, donde nace, y cruza una peque帽a porci贸n de Honduras y luego zigzaguea por todo El Salvador, hasta desembocar el oc茅ano Pac铆fico.

El Salvador aprob贸 en marzo de 2017 una ley que proh铆be la miner铆a, sea subterr谩nea o de cielo abiertos, pero la cercan铆a con la mina Cerro Blanco lo vuelve vulnerable de la contaminaci贸n.

鈥淣os preocupa, nuestra principal fuente de agua est谩 bajo amenaza鈥, dijo a IPS la activista salvadore帽a Dalia Gonz谩lez, del movimiento Rebeli贸n Verde.

Gonz谩lez agreg贸 que los gobiernos de Guatemala y El Salvador tienen que jugar un papel importante en la protecci贸n de los recursos naturales y la salud de la ciudadan铆a.

鈥淧orque los efectos de las minas son transfronterizos鈥, acot贸, la joven activista, a la orilla del r铆o Ost煤a, a donde hab铆a llegado junto a ambientalistas y periodistas salvadore帽os, tras presenciar el proceso de consulta.

Gonz谩lez hizo un llamado al presidente salvadore帽o Nayib Bukele, para que entable un di谩logo con su hom贸logo guatemalteco, Alejandro Giammattei, y buscar una soluci贸n al problema de la contaminaci贸n que afectar铆a tambi茅n a El Salvador.

鈥淟a situaci贸n es grave y amerita acciones urgentes鈥, se帽al贸 la salvadore帽a.


Tambi茅n le pueden interesar:

Lucha en Guatemala, una esperanza para ind铆genas en Am茅rica Latina

Miner铆a acapara tierras y golpea la agricultura en Am茅rica Central


Tras conocerse los resultados de la consulta ciudadana en Asunci贸n Mita, la empresa detr谩s de la mina Cerro Blanco, Elevar Resources, calific贸 de ilegal el proceso, seg煤n un comunicado de presa hecho p煤blico el lunes 19.

El director gerente de la empresa, Bob Gil, dijo: 鈥渆ste proceso de consulta es claramente ilegal y est谩 lleno de irregularidades鈥, seg煤n el comunicado.

Para la empresa, el proceso fue viciado por parte de lo que llam贸 鈥済rupos antiminer铆a鈥.

鈥淓stamos decepcionados con las acciones de estos grupos que utilizan referendos sesgados, para crear dudas e incertidumbres en torno a proyectos de miner铆a responsables como Cerro Blanco鈥, a帽adi贸.

El consorcio dijo que el objetivo es continuar desarrollando el proyecto y producir 2,6 millones de onzas de oro durante la vida 煤til del yacimiento.

Debido a los problemas que ha tenido con los t煤neles y el calor que no deja trabajar ni extraer los minerales, la compa帽铆a present贸 en noviembre de 2021 una solicitud a las autoridades para transformar el actual proyecto subterr谩neo a uno de cielo abierto.

La empresa 鈥渉abl贸 de una actualizaci贸n del Estudio de Impacto Ambiental, pero lo que proced铆a era un nuevo estudio, porque era un proyecto completamente diferente鈥, afirm贸 Cruz, de Madreselva.

ED: EG




Fuente: Ipsnoticias.net