November 30, 2022
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
256 puntos de vista

Andrew Tarantola

El Departamento de Polic铆a de San Francisco est谩 solicitando a la Junta de Supervisores de la ciudad permiso para desplegar robots para matar a los sospechosos que las fuerzas del orden consideren una amenaza suficiente como para que el “riesgo de p茅rdida de vidas para los miembros del p煤blico o los agentes sea inminente y supere cualquier otra opci贸n de fuerza disponible para el SFPD”. El proyecto de pol铆tica, redactado por el propio SFPD, tambi茅n pretende excluir “cientos de rifles de asalto de su inventario de armas de tipo militar y para no incluir los costes de personal en el precio de sus armas”, seg煤n un informe de Mission Local.

Como se帽ala Mission Local, esta propuesta ya ha visto una importante oposici贸n tanto dentro como fuera de la Junta. El supervisor Aaron Peskin, inicialmente se opuso a los requisitos de uso de la fuerza, insertando “Los robots no se utilizar谩n como uso de la fuerza contra cualquier persona”, en el lenguaje de la pol铆tica. La polic铆a de San Francisco elimin贸 ese texto en un borrador posterior, algo que yo, como residente de San Francisco de toda la vida, no sab铆a que pod铆an hacer sin m谩s. El Comit茅 de Reglas, compuesto por tres miembros y presidido por Peskin, aprob贸 entonces por unanimidad ese borrador y lo remiti贸 al pleno de la Junta de Supervisores para su votaci贸n el 29 de noviembre. Peskin justific贸 su decisi贸n alegando que “podr铆a haber escenarios en los que el despliegue de la fuerza letal fuera la 煤nica opci贸n”.

El cuerpo de polic铆a mantiene en la actualidad una docena de robots por control remoto totalmente funcionales, que suelen utilizarse para inspecciones de zonas y eliminaci贸n de bombas. Sin embargo, como demostr贸 la polic铆a de Dallas en 2016, tambi茅n son excelentes plataformas de lanzamiento de bombas. Las unidades de desactivaci贸n de bombas suelen estar equipadas con cartuchos de escopeta de fogueo que se utilizan para interrumpir por la fuerza el funcionamiento interno de un artefacto explosivo, aunque nada impide a la polic铆a utilizar balas reales si lo necesita, como reconoci贸 recientemente la polic铆a de Oakland a la junta de supervisi贸n civil de esa ciudad.

Aunque San Francisco nunca ha permitido expl铆citamente que los robots acaben con vidas humanas, las armas aut贸nomas letales (LAW) son cada vez m谩s comunes en la guerra moderna. Las minas antipersona, una de las primeras iteraciones del armamento automatizado, est谩n prohibidas desde 1997 (pero que se lo digan a las minas que ya est谩n en el suelo) y las defensas totalmente automatizadas, como los sistemas Phalanx de los barcos, se utilizan desde la d茅cada de 1970. Los sistemas ofensivos aut贸nomos, como los veh铆culos a茅reos no tripulados (UAV) y los drones de combate, se han utilizado durante a帽os, pero siempre han necesitado un “humano en el bucle” que cargue con la responsabilidad de disparar realmente las armas. Ahora, el Departamento de Polic铆a de San Francisco -el mismo que regularmente le cuesta a la ciudad indemnizaciones de seis cifras por su uso excesivo de la fuerza y que se opone activamente a las investigaciones sobre su afinidad con las palizas a base de porras- quiere ejercer ese mismo poder de vida y muerte sobre los civiles de San Francisco.

Traducci贸n realizada por Tortuga con la versi贸n gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

Fuente original: https://www.engadget.com/san-franci…




Fuente: Grupotortuga.com