September 3, 2022
De parte de Nodo50
198 puntos de vista

Las Madres de la Paz kurdas, con sus característicos pañuelos blancos de muselina, acudieron al exterior del Palacio de Dolmabahçe, donde se han firmado anteriores acuerdos de paz, para pedir al gobierno que reanude las negociaciones de paz finalizadas en 2015. Fueron agredidas físicamente, arrastradas y detenidas.

Las madres kurdas conocidas como Madres de la Paz y los familiares de los presos políticos hicieron este miércoles un llamamiento a la paz en el Día Internacional de la Paz frente al Palacio de Dolmabahçe en Estambul, donde se firmó un acuerdo de paz entre el gobierno turco y la parte kurda en 2015, ha informado la agencia de noticias Mezopotamya.

Las mujeres de la Asamblea de Madres por la Paz de Estambul y los familiares de los presos políticos se reunieron de manera digna frente al Palacio de Dolmabahçe con sus distintivos pañuelos de muselina blanca que simbolizan la paz.

La primera oradora, Aklime Keskin, dijo que su petición es la paz y que querían que todas las madres kurdas, turcas y de otros países apoyaran su llamamiento.

«Nunca dejaremos de pedir la paz para todos. Incluso si un guerrillero o un soldado es asesinado, nuestra única petición será la paz», dijo Keskin.

Otra madre, Bedia Gökgüz, dijo que la paz es necesaria para toda la humanidad y pidió el fin de toda la violencia y los asesinatos.

«Muchas personas mueren en las cárceles todos los días. Detengan el aislamiento. Nuestras lágrimas se han secado. Las madres kurdas llevan los cadáveres en cajas todos los días», dijo Gökgüz.

Refiriéndose a las conversaciones de paz iniciadas en 2013 y terminadas en 2015, Gökgüz exigió que se reanuden urgentemente las conversaciones de paz y dijo que iniciarán una sentada allí hasta que se logre la paz.

Behiye Duman también explicó cómo las autoridades les trataron de forma racista e inhumana.

«Vemos todo tipo de trato malo e inhumano. Matan y esconden a nuestros hijos, no los entregan a sus familias. Ponen los restos de nuestros seres queridos en una bolsa y los envían por correo», dijo Duman.

Al final de la declaración de prensa, la policía intervino para impedir que las madres continuaran su protesta. La policía, bloqueando a los demás que acudieron a hacer una declaración, trató de impedir que los medios de comunicación fueran testigos de su brutal intervención contra las Madres de la Paz, Bedia Gökgüz, Zeliha Gökgüz y Şükran Tugay, a quienes agredieron físicamente, arrastraron y detuvieron.




Fuente: Rojavaazadimadrid.org