May 4, 2021
De parte de A Las Barricadas
134 puntos de vista


Habr茅is observado que esta vez no he dicho ni p铆o en torno a la abstenci贸n en las elecciones en Madrid. Hice el firme prop贸sito de no leer nada de los desbarres pol铆ticos alentando al Voto del Miedo. No he le铆do prensa, an谩lisis, ni encuestas, m谩s que nada por no encontrar reproches a la abstenci贸n, ya que entonces me encuentro en situaci贸n de responder, y quer铆a evitarlo por salud mental. No. 

Pues bueno, ya ten茅is los resultados de las elecciones en Madrid. Ya sab茅is lo que ha pasado con los que dec铆an que hab铆a que frenar al fascismo votando. Caray, que lo llevan diciendo lo menos desde hace diez a帽os, y mientras m谩s elecciones hay y mientras m谩s voto se pide, m谩s fascismo hay en las instituciones. M谩s que votar para frenar al fascismo, parece que se vota para que haya fascistas. Es m谩s, el fascismo parece bien alimentado en las diversas democracias. Hay ultraderecha en Austria, en Alemania, en Finlandia, en Hungr铆a, en todas partes. Incluso ese ultranacionalismo del que se nutren los fachas es el alimento habitual de millones de personas en Holanda, Reino Unido, Francia, Italia o EEUU. Yo he llegado a pensar que los que ped铆an frenar al fascismo mediante el voto, lo que en realidad estaban deseando es que apareciera de una vez, para que Espa帽a fuese de alguna manera, una democracia de corte europeo.

Seamos claros, cient铆ficos, emp铆ricos: mientras m谩s elecciones hay, mientras m谩s se clama contra el fascismo, mientras m谩s se pone de tontos, cocain贸manos, pirados, ladrones y malos gestores a las derechas coligadas con Dios, Patria y Rey, menos republicanos progresistas aparecen. Y eso s贸lo puede llevar a una conclusi贸n: que el fascismo avanza, no porque la gente se abstenga. El fascio avanza porque la izquierda no convence.

La izquierda parlamentaria, la de verdad, la que gobierna, no consigue convencer a una enorme masa de abstencionistas, en su mayor铆a pobretones, de lo siguiente: de que su voto sirve para algo. Es as铆 de simple: una limpiadora que est谩 echando sesenta horas a la semana en una subcontrata, y que gana 600 euros al mes y que cotiza por treinta, con una semana de vacaciones al a帽o, caso real鈥 Tiene que tener mucha fe para ir a votar a una gente, que gana m谩s que ella, que vive mejor que ella y que a帽o tras a帽o demuestran que gobiernan para los ricos en l铆neas generales, ya que a la hora de recaudar, estrujan al pobre sin mayores miramientos, mientras le cuentan con ojos de manga japon茅s, que s贸lo piensan en ellos y en ellas. 

El problema de la izquierda, uno de ellos, es el siguiente: la recaudaci贸n del Estado, sale del bolsillo de los trabajadores. Y el Estado del Bienestar y sus Ingresos M铆nimos Vitales, son decorados de atrezzo, castillos de cart贸n piedra. Y ese enga帽o, evidente, tiene que pasaros factura electoral, y viva la virgen para los pol铆ticos que viven adosados, a la n贸mina, al discurso y al cargo.




Fuente: Alasbarricadas.org