March 24, 2022
De parte de SAS Madrid
246 puntos de vista

Un estudio profundiza en la ola de redes de solidaridad surgida para dar respuesta a las necesidades sociales en la pandemia. Ante la cat谩strofe, aparecieron el altruismo y la empat铆a, y se reinventaron sofisticados mecanismos de ayuda mutua.

Entre las im谩genes de hospitales colapsados y calles desiertas, una oleada de solidaridad y apoyo mutuo se articul贸 para dar respuesta a incontables situaciones de vulnerabilidad en los barrios de centenares de ciudades. C贸mo se articularon estas redes de apoyo mutuo y qu茅 aprendizaje se pueden extraer para siguientes crisis son las dos preguntas principales que intenta responder el estudio Solidaridades de proximidad. Ayuda mutua y cuidados ante la covid-19, elaborado por el Grupo Cooperativo Tangente, con el apoyo de la Federaci贸n Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM). 

El informe realizado por Jos茅 Luis Fern谩ndez de Casadevante Kois, Javier Fern谩ndez Ramos y Nerea Ram铆rez Piris se nutre del an谩lisis de un centenar de iniciativas y redes de apoyo mutuo de nueve comunidades aut贸nomas. Todas estas experiencias tienen rasgos en com煤n. Nacen desde abajo, de la autoorganizaci贸n ciudadana, de 鈥渦na capacidad para sobreponerse ante situaciones excepcionales, de la premisa de no dejar a nadie atr谩s鈥, dicen en el estudio. Son iniciativas basadas en el cuidado colectivo, una acci贸n comunitaria para 鈥渁tender necesidades de toda 铆ndole鈥 basadas en 鈥渟oluciones creativas鈥 que tuvieron como protagonistas a la ciudadan铆a aunque contaran con apoyos puntuales de alguna administraci贸n.

Para los autores de Solidaridades de proximidad, este despertar del apoyo mutuo invalida la extendida tesis de que en las situaciones de emergencia y excepcionalidad la poblaci贸n se convierte 鈥渆n un peligro a帽adido o superior a la propia cat谩strofe鈥. Lo que ocurri贸 durante la pandemia desmiente los prejuicios 鈥渟obre los que se asienta el p谩nico de las 茅lites鈥, el comportamiento habitual de las autoridades ante los desastres basado en la represi贸n y el control, una conducta que suele 鈥渁umentar la desconfianza rec铆proca鈥 entre la ciudadan铆a 鈥攙茅anse los 鈥減olic铆as de balc贸n鈥濃 y entre la ciudadan铆a y las instituciones. 

Lejos de las escenas de comercios y viviendas asaltadas, la sociolog铆a de los desastres lleva d茅cadas documentando que en la reacci贸n de la ciudadan铆a ante las emergencias suele 鈥減rimar el comportamiento racional鈥 a la vez que la empat铆a, el altruismo y la 鈥渁utoorganizaci贸n sin caer en el caos鈥, sostiene el informe. 鈥淎nte la cat谩strofe, aparecen el altruismo y la empat铆a, se dan inesperados liderazgos an贸nimos y se reinventan sofisticados mecanismos de ayuda mutua鈥, defienden.

Las tareas realizadas en estas redes no se pueden entender como un acto de puro altruismo sino tambi茅n de autoayuda en un momento de aislamiento, soledad y ruptura de la vida social y del tejido comunitario: 鈥淟as estrategias de salvaci贸n colectivas generan nuevas formas de sociabilidad, fomentan el sentido de pertenencia compartida y el compromiso individual, todo ello a trav茅s de tareas que aportan una sensaci贸n de bienestar a quienes las ejecutan, por arriesgadas, sacrificadas o tediosas que sean鈥, dicen los autores.

Mucho m谩s que despensas

L贸gicas comunitarias para compartir recursos escasos 鈥攃omo los alimentos o las medicinas鈥, la 鈥減reocupaci贸n y el cuidado por los extra帽os en hospitales de campa帽a鈥, las cocinas colectivas, los albergues improvisados o despensas solidarias fueron parte de una transformaci贸n que llev贸 a miles de personas a 鈥渄ar un paso al frente para hacerse cargo de otras鈥, escribi贸 en marzo de 2021 la activista ecofeminista Yayo Herrero, un proceso que para esta antrop贸loga es 鈥渋rreversible aunque parezca que desaparece que con el paso del tiempo鈥.

Las despensas solidarias fueron quiz谩 el fen贸meno m谩s visible, pero el abanico de iniciativas ciudadanas fue mucho m谩s all谩. De apoyo en tr谩mites administrativos a donaciones o pr茅stamos de dispositivos tecnol贸gicos para evitar el aislamiento, de actividades educativas y de ocio para la infancia a prestar apoyo a una soledad no deseada, de ayudas en compras de primera necesidad a donaciones de libros y material escolar, pasando por roperos solidarios, paseo de mascotas, asesor铆a legal y administrativa o distintos tipos de atenci贸n psicol贸gica.

Aunque las redes suelen realizar diversas actividades, el 76,7% de las redes incluidas en el estudio prestaron servicios de despensa solidaria y el 75,5% realiz贸 tareas de ayuda a personas mayores y colectivos especialmente vulnerables. A muy poca distancia, la coordinaci贸n y derivaci贸n a servicios p煤blicos (70,9%) y el apoyo en los tr谩mites administrativos (60,47%) fueron otras de las tareas m谩s habituales en estas redes de apoyo mutuo. 

Solo en la ciudad de Madrid a finales de mayo de 2020 hab铆a 63 redes de apoyo mutuo, seg煤n un estudio de la FRAVM, que atend铆an a 45.808 personas. De estas iniciativas, cerca de la mitad exist铆a antes de la pandemia o ten铆a ra铆ces en colectivos preexistentes. Sin embargo, se帽ala el estudio, un gran n煤mero de redes surgi贸 en escasas semanas: 鈥淯na parte de estas iniciativas ha surgido a trav茅s de redes informales reflejando c贸mo, en un breve periodo de tiempo, somos capaces de conectarnos y organizar respuestas 谩giles ante las adversidades鈥. 

La experiencia previa del tejido asociativo tambi茅n fue clave. 鈥淟as redes de ayuda mutua ser铆an una mezcla de espont谩neas comunidades del desastre con la experiencia acumulada durante d茅cadas por los tejidos asociativos a la hora de establecer mecanismos de solidaridad colectiva鈥, plantean en el informe. Una 鈥渞etaguardia invisible鈥 de a帽os de experiencia militante permiti贸 estas 鈥渞espuestas extraordinarias鈥, tan 鈥渟orpresivas鈥 como 鈥渆spont谩neas鈥. Seg煤n el informe, se produjo una 鈥渟imbiosis muy productiva鈥 entre la vieja guardia y la nueva generaci贸n de personas implicadas en este tipo de iniciativas comunitarias. Las primeras aportaron infraestructura y experiencia. Las segundas, nuevas formas organizativas y 鈥渁proximaciones novedosas a la acci贸n ciudadana鈥. 

La forma de participaci贸n y de vivir estas redes de apoyo mutuo evolucion贸 en los dos a帽os de pandemia. Entre el inicio del confinamiento y el fin del primer estado de alarma fue el 鈥減eriodo de efervescencia鈥, donde se ensayaron las f贸rmulas organizativas y se replicaron aquellas m谩s exitosas por todo el territorio. Era el momento del confinamiento m谩s duro, de la soledad de las personas mayores y de las mayores necesidades sociales. En ese contexto, el fen贸meno de las redes surgi贸 como 鈥渓a respuesta m谩s espont谩nea y sorpresiva ante una situaci贸n que desbord贸 a las instituciones鈥. 

Con la desescalada y la llegada del verano de 2020, cay贸 la participaci贸n por la reincorporaci贸n al trabajo de muchas personas que estaban en ERTE y por el 鈥渃ansancio de sostener acciones de apoyo de forma continuada鈥. Muchas redes cerraron entonces y no todas volvieron a abrir despu茅s del verano. En 2021, 鈥渓a situaci贸n de necesidad se cronific贸鈥 y algunas de estas redes se consolidaron y se independizaron de las organizaciones y colectivos a los que estaban vinculados en sus inicios, se帽alan en Solidaridades de proximidad. Un a帽o despu茅s del inicio de la pandemia, el 76% de las redes segu铆a activa, lo que indica que 鈥渦na gran necesidad social sigue desatendida鈥. 

Los recursos que hicieron posible estas redes provinieron en su enorme mayor铆a de fondos propios, de donaciones internas y de personas y entidades particulares. Solo el 8,33% de las redes consultadas cont贸 con apoyo p煤blico. El 90% de las redes no contaron con ayuda de las instituciones.

Los confinamientos de estos dos a帽os, concluye el informe, 鈥渞edescubrieron la importancia del barrio y su esfera destac贸 como espacio preferente para articular respuestas ciudadanas鈥. En estas redes, la participaci贸n de las mujeres y de las personas m谩s j贸venes fue clave, as铆 como el comercio local, que fue utilizado por siete de cada diez redes vecinales como espacio de informaci贸n y divulgaci贸n de iniciativas solidarias. M谩s del 60% de las cien redes investigadas recibieron donaciones de alimentos y otros productos de los negocios de proximidad. 

Para los autores del informe, las redes de apoyo mutuo surgidas en la pandemia tendr谩n un efecto duradero al 鈥渟ituar la interdependencia en primer plano鈥, un paso necesario para pensar un futuro alternativo. 鈥淭ras este ensayo planetario de lo que est谩 por venir, constatamos c贸mo la salud p煤blica, la justicia social y la sostenibilidad, est谩n m谩s entrelazadas que nunca en cualquier futuro que imaginemos para la ciudad鈥, constata el informe.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com 24/03/2022.




Fuente: Sasmadrid.org