February 1, 2021
De parte de SAS Madrid
1,598 puntos de vista

Un informe de Corporate Europe documenta c贸mo la privatizaci贸n de hospitales y residencias de mayores ha desarmado la capacidad de los Estados europeos de enfrentar al virus y evitar una masacre.

Los expertos, con t铆tulo o sin 茅l, no tardaron en dar todo tipo de explicaciones a la r谩pida expansi贸n del virus y su alta tasa de mortalidad. El turismo y la interconexi贸n en un mundo globalizado, la propia naturaleza del covid-19 y la de los l铆deres pol铆ticos que tardaron en reaccionar o lo hicieron con medidas equivocadas fueron algunas de ellas. Ahora un informe lanzado por Corporate Europe Observatory este mes de enero profundiza en una de las causas menos manoseadas por las tertulias: la privatizaci贸n de la sanidad y de las residencias de mayores.

El estudio When the Market Become Deadly (Cuando el mercado se vuelve mortal) desgrana los intereses privados de los grandes oligopolios que dominan el negocio de la sanidad privada y desarma los argumentos que defienden que la gesti贸n privada es m谩s eficiente y barata. 

El trabajo de Corporate Europe acusa a los Estados europeos de haberse convertido gracias a sus pol铆ticas de privatizaci贸n de servicios sanitarios y de cuidado de mayores en c贸mplices de la muerte de m谩s de 466.000 personas en Europa. Y hace una advertencia para lo que queda de pandemia y para las crisis del futuro: 鈥淟a UE debe rechazar a los grupos de presi贸n privados que ahora le susurran al o铆do y darle la vuelta a las pol铆ticas que han acelerado la liberalizaci贸n de la atenci贸n m茅dica, y colocar a los servicios p煤blicos en el centro de su estrategia. Si no lo hacen, estar谩n en juego m谩s vidas鈥.

Los pa铆ses europeos 鈥攃on 26 millones de casos y medio mill贸n de muertes hasta el 11 de enero鈥 han sido junto con Estados Unidos, Brasil y la India los m谩s afectados por la pandemia. Para esta organizaci贸n internacional la relaci贸n es directa: a m谩s privatizaci贸n m谩s muertes por covid-19. Hacer negocio con la salud 鈥渃onlleva riesgos鈥, sentencian. Para 鈥渆xprimir las ganancias鈥 de los accionistas de los servicios de salud y cuidado de mayores, argumentan, las cl铆nicas y las residencias recurren de forma sistem谩tica a peores condiciones de trabajo, peores salarios, poco personal con m谩s trabajo y m谩s estr茅s, recortes en formaci贸n y en seguridad, algo que se traduce en una peor atenci贸n. La apuesta de los gobiernos europeos por la colaboraci贸n p煤blico-privada se ha traducido en una derivaci贸n sistem谩tica de recursos hacia las cl铆nicas privadas, vaciando de recursos a una sanidad p煤blica p煤blica que ha perdido en las 煤ltimas d茅cadas gran parte de su capacidad de respuesta a una crisis como la vivida en estos meses. Un respuesta que tampoco vino de la sanidad privatizada.

Los efectos de la privatizaci贸n de la sanidad, ya evidentes en tiempos de vieja normalidad, se han podido ver con lentes de aumento durante la crisis sanitaria: los proveedores privados, explican, seleccionan a los pacientes de menor riesgo y mayor capacidad adquisitiva, 鈥渕ientras que los pacientes de mayor riesgo y menos recursos, o aquellos que necesitan atenci贸n de emergencia鈥 siguen dependiendo de la sanidad p煤blica. Una sanidad que 鈥渃arece de recursos debido a la austeridad y la captaci贸n cada vez mayor de fondos p煤blicos por parte de proveedores con fines de lucro鈥.

Estas tendencias, que ya resultan mortales en tiempos ordinarios, han tenido 鈥渋mplicaciones desastrosas鈥 para la capacidad de los sistemas de salud y atenci贸n en tiempos de pandemia. 

鈥淟os recortes en el presupuesto de salud han provocado escasez de personal y reducci贸n del n煤mero total de camas hospitalarias, mientras que el aumento de los hospitales privados va de la mano de una ca铆da de las camas de cuidados intensivos, que son menos rentables para las empresas鈥, se帽ala el informe. 

Las cl铆nicas privadas, explican desde este observatorio, dan prioridad a los pacientes m谩s rentables y relegan los cuidados de emergencia y las unidades de cuidados intensivos (UCI). 鈥淐uando golpe贸 la pandemia, el aumento de la proporci贸n de camas de hospitales privados no pudo hacer nada para compensar la disminuci贸n general de camas de hospital en la sanidad p煤blica, y en particular en las UCI, en muchas partes de Europa鈥, apuntan.

Corporate Europe pone como ejemplo a Italia, uno de los pa铆ses m谩s castigados por la pandemia en la primera ola, y pone el foco en la regi贸n de Lombard铆a. Una investigaci贸n de la revista pol铆tica y cultural brit谩nica New Stateman entraba a responder por qu茅 una regi贸n tan rica como esta hab铆a sufrido tanto los efectos del virus. Y se帽alaba a la sanidad privatizada, que pas贸 de captar el 30% de los fondos p煤blicos en 2010 al 50% en 2020, como la principal raz贸n. Sobre todo porque al mismo tiempo que crec铆an los recursos de la privada, la sanidad p煤blica de la regi贸n agonizaba: el n煤mero de camas para pacientes agudos pas贸 de 7 por cada 1.000 personas en 1990 a 2,6 en 2015. En abril de 2020, una regi贸n que tiene el 20% de la poblaci贸n italiana sumaba el 50% de las muertes por covid-19. En esos tiempos, la mortalidad en Lombard铆a por coronavirus era del 18%, tres veces m谩s que en la vecina regi贸n del Veneto.

鈥淧repararse para una pandemia implica gastar dinero con la esperanza de que no sea necesario. Esto es algo que solo el sector p煤blico, liberado del af谩n de lucro, puede lograr鈥, conclu铆a la investigaci贸n de New Statesman.

Los efectos de la privatizaci贸n fueron incluso m谩s graves en el caso de las residencias de mayores, apunta Corporate Europe, en donde 鈥渉an mantenido bajos sus costos al contratar muy poco personal, que a menudo est谩 mal pagado, no est谩 adecuadamente capacitado, recibe poca o ninguna paga por enfermedad y no tiene otra opci贸n que el trabajo ocasional en m煤ltiples instalaciones, lo que contribuye a la propagaci贸n del virus鈥.

El informe hace especial menci贸n al caso espa帽ol, donde tres de cada cuatro residencias est谩n gestionadas por empresas privadas, muchas de ellas financiadas con fondos p煤blicos. Los relatos de mayores muertos en sus camas y las 贸rdenes lanzadas desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid de no trasladar a los enfermos a los hospitales hubieran sido impensables en un sistema que hubiera pensado m谩s en el bienestar de los mayores que en el beneficio empresarial. La falta de personal y recursos en las residencias, unido a d茅cadas de vaciamiento de la sanidad p煤blica, seg煤n denunci贸 Amnist铆a Internacional en un informe lanzado en octubre del pasado a帽o, causaron decenas de miles de muertos en las residencias espa帽olas. En toda Europa, cerca del 60% de las muertes por covid-19 se han producido en este tipo de instalaciones.

Entre los responsables de esta deriva, Corporate Europe se帽ala al 鈥減rol铆fico鈥 lobby de la sanidad privada en Bruselas, que est谩 utilizando la pandemia como una 鈥渙portunidad鈥 para conseguir sus objetivos. La obsesi贸n por los recortes de la Uni贸n Europea, denuncian desde esta ONG, no ha hecho m谩s que contribuir a la privatizaci贸n del sector de la sanidad y de los cuidados de mayores 鈥渃on resultados catastr贸ficos鈥 durante la crisis sanitaria.

鈥淟a evidencia en contra de la colaboraci贸n p煤blico-privada en salud est谩 aumentando, pero a煤n se necesita un cambio de mentalidad鈥, indican. Poco ayuda que uno de los asesores de la Comisi贸n Europea a la hora de tratar la crisis sanitaria sea la consultora privada McKinsey, que jug贸 un rol importante en el proceso de privatizaci贸n de la sanidad p煤blica brit谩nica.

El cuento de la mayor eficiencia y el menor costo

La mayor eficiencia de los hospitales p煤blico-privados es un mito interesado y 鈥渘o nace de la evidencia鈥, seg煤n un informe de 2017 realizado por Eurofund, una agencia dependiente de la UE. Este estudio se帽alaba que las cl铆nicas privadas seleccionan los tratamientos y los pacientes m谩s rentables, y derivan los m谩s costosos a los hospitales p煤blicos, donde se realizan un 鈥渁tenci贸n m谩s compleja, costosa, y no rentable鈥, incluida la atenci贸n de emergencia y los cuidados intensivos, todos ellos convertidos en elementos clave en la atenci贸n de los pacientes m谩s graves con coronavirus. 

El otro gran 鈥渃uento de hadas鈥, seg煤n palabras de Corporate-Europe, sobre las ventajas de los hospitales p煤blico-privados es el de un supuesto ahorro frente a los hospitales p煤blicos.

Seg煤n el an谩lisis de esta organizaci贸n, basado en los datos de la OCDE de 2019, los pa铆ses de la UE gastan mucho menos en su sistema de salud que Estados Unidos, que tiene un sistema 鈥渁ltamente privatizado鈥. 

El gasto total de EE UU en salud alcanza el 16,96% de su PBI mientras que la media europea es del 8,26%. Si el c谩lculo se hace en funci贸n del gasto del Estado por persona, la diferencia es a煤n mayor: EE UU gasta 11.072 d贸lares per c谩pita, mientras que la media europea se sit煤a en 3.800. 鈥淟a privatizaci贸n sanitaria no solo es m谩s cara para los usuarios finales sino tambi茅n para el Estado鈥, sentencia Corporate Europe.

Esta externalizaci贸n de servicios ha tenido consecuencias directas en el n煤mero de muertes producidas por la pandemia. Un informe realizado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en el que comparaba el impacto de la primera ola en diferentes pa铆ses se aventuraba incluso a proponer una f贸rmula: 鈥淯n aumento del 10% en el gasto en sanidad privada se relaciona con aumento del 4,3% en los casos de covid-19 y un aumento del 4,9% en la mortalidad relacionada鈥. Seg煤n esta agencia de la ONU, la privatizaci贸n de la atenci贸n m茅dica 鈥渁umenta significativamente las tasas de prevalencia y mortalidad de covid-19 en todos los pa铆ses鈥.

La emergencia sanitaria todav铆a no ha acabado y amenaza con no ser la 煤ltima. 鈥淟a crisis del covid-19 ha sido una llamada de atenci贸n para muchos, un recordatorio de que podemos elegir c贸mo se administran nuestros servicios p煤blicos vitales鈥, advierten desde Corporate Europe.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com 31/01/2021.




Fuente: Sasmadrid.org