September 21, 2021
De parte de La Haine
397 puntos de vista


El t茅rmino becario engloba a aquellas personas que realizan tareas, remuneradas o no, con un componente formativo. Un ejemplo paradigm谩tico son las pr谩cticas curriculares del 煤ltimo a帽o de los grados universitarios, que son obligatorias para completar los estudios y, en su inmensa mayor铆a, no remuneradas. Otras veces las becas no van asociadas a ning煤n plan de estudios.

Desafortunadamente, hay un gran n煤mero de estas pr谩cticas que, lejos de ser una oportunidad para formarse e introducirse en el mundo laboral, son utilizadas por administraciones y empresas para sustituir puestos de trabajo. Este parece ser el caso de la universidad Carlos III de Madrid, que fue denunciada por la Inspecci贸n de Trabajo en 2019 por utilizar becarios de manera fraudulenta, ahorr谩ndose casi 1,5 millones de euros en cotizaciones a la Seguridad Social.

Este uso fraudulento de la figura del becario conlleva un gran perjuicio para la clase trabajadora, que se ve abocada a unas condiciones todav铆a m谩s precarias. Algunos de los problemas m谩s comunes son los siguientes: los salarios son m谩s bajos (o, incluso, inexistentes), la jornada laboral es m谩s extensa, las cotizaciones a la Seguridad Social son 铆nfimas (de forma que el becario no tiene derecho a prestaci贸n por desempleo al terminar), no hay indemnizaci贸n por fin de contrato temporal, etc.

Por todo ello, es importante tener herramientas para detectar si nuestra condici贸n de becarios es fraudulenta y poder actuar en consecuencia. Al no existir una diferencia clara entre una beca y una relaci贸n laboral, los tribunales han desarrollado el denominado Criterio del Beneficio. Este consiste en analizar cada situaci贸n pormenorizadamente, comparando las labores que desempe帽a el becario con las del personal laboral para conocer qu茅 parte se beneficia m谩s de la relaci贸n: si se trata del becario, entonces la beca est谩 conforme a la ley; si es la empresa, entonces la beca es fraudulenta y se trata de una relaci贸n laboral.

De este criterio se desprende que un becario no puede sustituir una prestaci贸n laboral propia; en otras palabras, la empresa o instituci贸n debe tener la capacidad de desarrollar su actividad con normalidad prescindiendo de becarios. Del mismo modo, al tener una finalidad formativa, el becario debe ser tutorizado durante todo el periodo por un trabajador con relaci贸n laboral.

Una vez que tenemos sospechas de que nuestra beca podr铆a ser un fraude, 驴qu茅 podemos hacer al respecto? A diferencia de lo que sucede cuando existe relaci贸n laboral, la recomendaci贸n general es no demandar hasta finalizar la beca, puesto que la empresa podr铆a ponerle fin de manera inmediata sin verse obligada a readmitir al becario. Esto se debe a que, al no tratarse de un contrato de trabajo, no se aplica la garant铆a de indemnidad en las mismas condiciones. Para que dicha garant铆a opere primero tendr铆amos que conseguir que se declarara la existencia de la relaci贸n laboral ante un 贸rgano judicial.

En consecuencia, durante el periodo de becario se deber铆an recabar pruebas de la actividad sospechosa y, al finalizar, interponer la demanda reclamando las cantidades pertinentes. En cualquier caso, al existir una casu铆stica tan amplia, lo m谩s aconsejable es informarse sobre la normativa espec铆fica que aplica en nuestro caso y acudir a nuestro sindicato (CNT) para trazar una estrategia personalizada apoyados por el grupo de Acci贸n Sindical.

Peri贸dico CNT




Fuente: Lahaine.org