April 18, 2021
De parte de ANRed
312 puntos de vista


芦El poder judicial est谩 en crisis. Es el 煤nico poder que parece vivir al margen del sistema republicano禄. Con estas palabras, durante la apertura de las sesiones legislativas de 2021, el presidente argentino Alberto Fern谩ndez defini贸 el problema que rodea al Poder Judicial en el pa铆s. Desde los procesos de lawfare -la instrumentalizaci贸n legal para perseguir a dirigentes pol铆ticos, como tambi茅n ha ocurrido en Brasil, Bolivia y Ecuador en los 煤ltimos a帽os- hasta la falta de perspectiva de derechos humanos, una reforma estructural del sistema de justicia se fue instalando en el debate p煤blico del pa铆s. Y, en gran parte, esto se debe al movimiento feminista.  Por Diario Femenino


No es un proyecto de ley que vaya al hueso de la cuesti贸n de g茅nero. Crear nuevos juzgados, pero que est茅n compuestos por hombres machistas no cambia nada. Es necesario contar con m谩s personas con perspectiva de g茅nero, y no s贸lo con m谩s mujeres, se帽ala Herrera.

El caso de Mar铆a Ovando fue emblem谩tico en este sentido. Madre de 12 hijos, Ovando fue condenada dos veces por los tribunales de la provincia norte帽a de Misiones. Una vez por la muerte de una de sus hijas, v铆ctima de desnutrici贸n, y otra por 芦no haber impedido禄 un caso de abuso sexual a otra de sus hijas y a su nieta. La jueza Margarita Potschka conden贸 a Ovando a 20 a帽os de prisi贸n, mientras que los acusados de los abusos sexuales a las ni帽as recibieron penas menores.

Ovando sigue presa, y el caso revel贸 graves irregularidades y una estructura basada en estigmas que a煤n rige el poder judicial.

Moviendo las estructuras del poder judicial

Herrera destaca las posibilidades de acciones positivas para una reforma judicial feminista: incluir contenidos con perspectiva de g茅nero en las facultades de Derecho; partir de una l贸gica de paridad y transparencia en los concursos para nuevos magistrados; aplicar la capacitaci贸n obligatoria en materia de g茅nero; y priorizar los criterios desde una perspectiva de g茅nero y derechos humanos para la incorporaci贸n de jueces y juezas.

芦Proponer una reforma judicial feminista pone en crisis al Poder Judicial en si, porque su estructura es evidentemente sexista y patriarcal禄, dijo Herrera. 芦Los lugares de decisi贸n siempre estuvieron ocupados mayoritariamente por hombres que reproducen actos de violencia institucional, en un organismo que, supuestamente, es el garante de los derechos de las personas禄.

Desde agosto del a帽o pasado, cuando se aprob贸 el proyecto de ley en el Senado, el debate sobre la necesidad de una reforma judicial ha sido impulsado por el movimiento feminista a ra铆z del avivamiento del caso de 脷rsula Bahillo.

La joven fue asesinada despu茅s de haber denunciado 18 veces a su ex novio, sin respuestas eficaces o directamente ignoradas por parte del sistema judicial. Este 8 de marzo, una de las principales reivindicaciones de las mujeres fue una reforma judicial feminista, como se帽al贸 Cele Fierro, del movimiento Juntas y a la Izquierda.

芦El sistema judicial es patriarcal y clasista. Es el 煤nico poder que no es elegido por el voto popular, sino por el poder pol铆tico gobernante禄, se帽ala Herrera.

Decisiones an贸nimas

A principios de marzo, una exposici贸n de la vicepresidenta Cristina Kirchner tambi茅n impuls贸 la discusi贸n sobre el Poder Judicial. A pedido suyo, se transmiti贸 por las cadenas de televisi贸n una audiencia en la C谩mara de Casaci贸n Penal en el marco del caso del d贸lar futuro. En un a帽o electoral como el 2015, la causa judicial contra Kirchner tuvo una fuerte cobertura medi谩tica, y el candidato del partido de extrema derecha Cambiemos, Mauricio Macri, fue electo presidente.

En casi una hora, denunci贸 las decisiones arbitrarias tomadas en el anonimato por jueces y fiscales.

芦Insist铆 en la presencia de los medios de comunicaci贸n y en la presencialidad de la audiencia porque es importante conocer la cara de los jueces, de los fiscales禄, dijo Kirchner. El anonimato puede ser 芦conveniente禄. 芦Ustedes, los jueces, influyen en la vida de los argentinos, que no se dan cuenta que las decisiones que ustedes toman impactan directamente en sus vidas y en su bienestar禄, dijo se帽alando a los magistrados.

Instalar el debate

Seg煤n Herrera, en un a帽o de elecciones legislativas, la reforma del Poder Judicial tendr谩 dificultades para ser aprobada, ya que necesitar铆a contar con los votos de la oposici贸n.

Ella cree que un primer paso ser铆a establecer un debate p煤blico y hacerlo m谩s inclusivo, contra la percepci贸n de que la justicia es algo lejano a la poblaci贸n. Herrera establece un paralelismo con el proceso de construcci贸n de la ley del aborto en Argentina.

芦Si me preguntaran hace cinco a帽os si tendr铆amos aborto en Argentina, dir铆a que no. Sin embargo, hoy tenemos el aborto legal. Lo que era imposible, lo hicimos posible. Creo que este a帽o, instalar el tema y analizar sus implicaciones de manera profunda, en s铆 mismo, ya es un paso importante: visibilizar y tomar conciencia de lo que es el Poder Judicial芦.

Perspectiva de g茅nero y sistema judicial

Pensar en la perspectiva de g茅nero atravesando todo el sistema judicial, en todos sus niveles, implica tambi茅n pensar 鈥揺n el orden federal- 鈥渆n las expresiones de violencia de g茅nero que no son violencia dom茅stica o sexual o femicidios, como las mujeres imputadas en delitos de narcotr谩fico. Con perspectiva de g茅nero, pueden ser v铆ctimas de trata o explotaci贸n鈥.

鈥淓s muy dif铆cil atravesar los muros del Poder Judicial. Cuando decimos que tenemos que cambiar el paradigma, la perspectiva de g茅nero viene a decir que la complejidad del fen贸meno social, la violencia, tiene una multidimensionalidad y no puede ser interpretada si no es a partir de la interdisciplina鈥, resalta Mila Montaldo, coordinadora de la Comisi贸n de G茅nero de la Asociaci贸n Civil Justicia Leg铆tima, que le present贸 su proyecto de reforma al Presidente, para transversalizar una mirada jur铆dica de g茅nero en la justicia federal, 鈥descolonizar鈥 el sistema de justicia y democratizarlo propiciando una composici贸n igualitaria en paridad de g茅nero, cupo laboral trans, ind铆gena y de personas con discapacidad.

鈥淐uando las reformas se plantean como normativas, sin considerar qu茅 pr谩cticas hay que corregir, probablemente estemos en el mismo camino del fracaso porque el problema es estructural鈥, alerta Ileana Arduino, abogada especializada en violencia de g茅nero, directora del 谩rea de Feminismos y Justicia Penal del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP). 鈥淟as investigaciones muestran que lo que marca la diferencia para las personas que sufrieron episodios de violencia en el marco de la pareja es tener acompa帽amiento especializado, incluso operadores judiciales dicen que ven el proceso con una calidad mejor cuando las v铆ctimas tienen ese acompa帽amiento. Pero en las estructuras del Ministerio P煤blico y dem谩s son marginales鈥, se帽ala sobre una cuesti贸n concreta a modificar. En la misma l铆nea, trabajar sobre la identificaci贸n del riesgo, con evaluaciones espec铆ficas para saber cu谩l es el riesgo a evitar y c贸mo.

鈥淪i no hay un circuito claro de qui茅n interviene, va a haber hermosos informes de fin de a帽o pero poca capacidad de transformaci贸n鈥.

As铆 resume Montaldo las dimensiones de la transformaci贸n que se necesita encarar:

鈥淟os femicidios son cr贸nicas de una muerte anunciada y ese anunciamiento lo tiene el Estado, que no est谩 pudiendo dar respuesta. De la evidencia de los 煤ltimos casos, estamos hablando de la desidia del sistema judicial y la fuerza policial, los m谩s refractarios a incorporar perspectiva de g茅nero y cambiar el modelo f谩lico que tienen de instrumentaci贸n鈥.

La formaci贸n de g茅nero como requisito excluyente

鈥淟a reforma judicial en su l贸gica habla de administraci贸n de justicia y unificaci贸n de fueros, y consideramos que hay dos patas fundamentales a煤n m谩s importantes: paridad de g茅neros y formaci贸n de postulantes鈥, plantea Melisa Garc铆a, referente de la Asociaci贸n de Abogadas Feministas (Abofem Argentina).

鈥淓s un paradigma que hay que cambiar y la 煤nica manera es que haya formaci贸n cada vez m谩s acorde para que no nos encontremos m谩s ni con jueces ni con fiscales sin formaci贸n en g茅nero y termine pasando que muera una mujer cada 23 horas鈥.

Por eso, Abofem impugn贸 ante el Consejo de la Magistratura, el organismo que elige a los jueces de primera y segunda instancia, a 52 de los 138 secretarios, fiscales y abogados que se hab铆an postulado a un concurso p煤blico, y tiene a otras postulaciones en la mira.

La formaci贸n, plantea Garc铆a, es imprescindible para romper con prejuicios a煤n vigentes como la concepci贸n de la 鈥渧铆ctima estereotipada: una mujer desecha, que no puede rehacer su vida, sufriente, donde el Estado patriarcal tiene que venir a sacarla. Si rompe ese esquema, no es tan v铆ctima. Como Thelma Fard铆n: rompe el esquema de la v铆ctima que se espera que sea y se empieza a poner en tela de juicio su relato. La justicia busca esa v铆ctima en sus preguntas. 驴Por qu茅 estabas vestida de tal manera? Todav铆a est谩 eso en las sentencias鈥.

Fuentes: Resumen Latinoamericano/ Fernanda Paixao/Tiempo Argetino/Luciana Rosende/





Fuente: Anred.org