October 4, 2022
De parte de Indymedia Argentina
212 puntos de vista

Con una diferencia de apenas cuatro puntos y con unos resultados inesperados en el Congreso y otros puestos clave, algo parece claro despu茅s de la jornada de este domingo: independientemente de lo que ocurra en la segunda vuelta, la pesadilla del bolsonarismo no ha acabado.

Por Cecilia Valdez @cevaldiez
S茫o Paulo 3 oct 2022 12:32

Los resultados de las elecciones de este 2 de octubre sorprendieron, no tanto por los n煤meros de Lula sino, y sobre todo, por los de Bolsonaro. Las encuestas daban una diferencia de 14 puntos a favor de Lula y eso se redujo a 5. Lula obtuvo un 48,43% y Bolsonaro un 43,2%, con un nivel de abstenci贸n cercano al 20%. A esta hora, unos y otros intentan entender las razones de una votaci贸n en la que prima la sorpresa. Se habla de un voto verg眉enza que las encuestas no llegan a leer porque los encuestados no son capaces de admitir, pero tambi茅n de una profundizaci贸n, y penetraci贸n, del discurso de Bolsonaro que se subestim贸.

Lula, por su parte, dio un discurso al conocerse los resultados definitivos y se帽al贸 que, aunque le hubiese gustado ganar en primera vuelta, nunca hab铆a ganado unos comicios de esa forma y, adem谩s, le gusta hacer campa帽a. No fue un discurso a la altura de los que ven铆a dando, pero atestigu贸 el golpe. El pr贸ximo 30 de octubre es la fecha del ballotage. Todos los an谩lisis que se hagan en este momento son apresurados y conllevan riesgo, pero al equipo de campa帽a de Lula le toca barajar y dar de nuevo.

El d铆a de la votaci贸n

Por la ma帽ana, poco tiempo despu茅s de que abrieran las urnas, Lula vot贸 en Bernando do Campo, a 20 kil贸metros de S茫o Paulo, donde inici贸 su carrera como sindicalista, y sigui贸 la jornada desde un hotel del centro de la ciudad m谩s grande del pa铆s. Bolsonaro vot贸 en la Zona Militar de Rio de Janeiro, su reducto electoral, y luego viaj贸 a Brasilia para seguir el recuento de votos.

Los d铆as previos a la votaci贸n transcurrieron sin grandes novedades. Cada uno de los candidatos llev贸 adelante sus manuales de campa帽a y los medios dedicaron parte de su programaci贸n a explicar, una y otra vez, el funcionamiento de las urnas electr贸nicas y lo que estaba permitido hacer, y lo que no, el d铆a de las elecciones. El dato m谩s llamativo, quiz谩s, se dio cuando el mismo presidente del Tribunal Superior Electoral, Alexandre de Moraes, advirti贸, en cadena nacional, que estaba prohibido portar armas a 100 metros de los lugares de votaci贸n. Llamativo y no tanto en un pa铆s que se viene armando hasta los dientes.

De los 217 millones de habitantes, 156 estaban llamados ayer a las urnas. Las elecciones se vivieron con mucha expectativa no solo en Brasil sino en el mundo y, sobre todo, en la regi贸n. Brasil, por su tama帽o, arrastra las econom铆as de gran parte de Am茅rica Latina. Durante la gesti贸n de Bolsonaro el pa铆s volvi贸 a entrar al mapa del hambre de la FAO, la pol铆tica medioambiental se ha visto seriamente perjudicada y se ha transformado en un paria internacional. Parad贸jicamente, se trata del mismo pa铆s donde 35 millones de personas superaron la pobreza para ingresar a la nueva clase media durante los gobiernos del PT, y que lleg贸 a ser la sexta econom铆a mundial en 2015 luego de los dos gobiernos de Lula. Seg煤n un informe de la la FAO, 61,3 millones de brasile帽os, una tercera parte de la poblaci贸n del pa铆s, tienen alg煤n tipo de inseguridad alimentaria, es decir, no saben cu谩ndo podr谩n comer.

A煤n as铆, al menos siete exministros de Bolsonaro fueron elegidos para el Congreso, algunos altamente cuestionados como el General Pazuello, exministro de Salud, que recibi贸 cr铆ticas por su gesti贸n de la pandemia y el retraso en la compra de vacunas; Ricardo Salles, exministro de Medioambiente, que supervis贸 la deforestaci贸n de la Amazonia; o Sergio Moro, que fue ministro de Justicia de Bolsonaro despu茅s de encabezar la operaci贸n Lava Jato y condenar a Lula. De 16 exministros de Bolsonaro, diez fueron electos para el Congreso. En S茫o Paulo, principal Estado de la regi贸n sudeste, distrito de mayor peso electoral de Brasil con el 22% de todos los votantes, el presidente brasile帽o consigui贸 el 47,71% frente al 40,89% de Lula.

Por su parte, Fernando Haddad, el candidato del PT, consigui贸 35,70% frente al aliado de Bolsonaro, Tarc铆sio Gomes de Freitas con el 42,32%. Como sea, Bolsonaro no solo se hizo fuerte en cantidad de diputados y senadores, sino tambi茅n con gobernadores, es decir, tiene razones de sobra para celebrar esta elecci贸n. Aunque Lula pueda derrotar a Bolsonaro en una segunda vuelta, se enfrentar谩 a un escenario muy dif铆cil para gobernar. 鈥淣os encandilamos con las encuestas y no vimos lo que estaba pasando a nuestro alrededor鈥, sostiene Gonzalo Berr贸n, doctor en Ciencia Pol铆tica de la Universidad de S茫o Paulo. 鈥淎c谩 hay una cuesti贸n m谩s cultural, e ideol贸gica, potenciada por una maquinaria fenomenal. Pusieron millones para hacer campa帽a con el presupuesto secreto que eran unos 30 mil millones de d贸lares鈥. La pol铆tica de derecha, tal y como se la conoci贸 antes de Bolsonaro, no existe. Muchos comparan la extrema derecha brasile帽a con el fascismo italiano. Una fuerza compuesta por milicias, polic铆as y grupos evang茅licos, y peque帽os y medianos propietarios, con una fuerte capacidad de movilizaci贸n. 鈥淧or primera vez en Brasil, hay una derecha activa y movilizada鈥, agrega Berr贸n. 鈥淒ir铆a que incluso m谩s movilizada que los sectores de izquierda y el PT. Adem谩s, es gente que est谩 fuera de control y bancada por un loco mayor como Bolsonaro鈥.

Graciela Rodriguez, eco-feminista y Directora del Instituto Equit coincide: 鈥淣o se si me sorprenden tanto los resultados, ac谩 hay un proceso de derechizaci贸n muy profundo: los evang茅licos, las milicias, el lavado de dinero. Hay todo un tema realmente preocupante que son las econom铆as de las ilegalidades, que la izquierda no est谩 queriendo ver. Esa derechizaci贸n se ve en lo econ贸mico, en la vida cotidiana, pero tambi茅n ha instalado una guerra ideol贸gica, los pentecostales han hecho un trabajo brutal. Me ponen triste los resultados, pero creo que hay que trabajar mucho m谩s鈥.

Otro ingrediente fundamental de esta elecci贸n fue el gran 铆ndice de abstenciones (20%). Algunos sostienen que una gran masa de estos votantes de barrios populares, que suelen ser m谩s afines a Lula, no concurren a las urnas por falta de medios. 鈥淗ubo una iniciativa para que el transporte p煤blico fuera gratis, pero Bolsonaro se neg贸鈥, advierte Rodriguez,. 鈥淓n algunas ciudades pudieron mantenerlo pero en otras no. Pero de todas formas, aun donde se mantuvo gratis, la frecuencia fue mucho menor鈥.

Por lo dem谩s, un tema del que pr谩cticamente no se habla es el grado de desmantelamiento del aparato del Estado, y la construcci贸n de un Estado neoliberal y de seguridad con un fuerte rol de las fuerzas armadas. 鈥淓n Argentina, a los militares no se los deja asomar la cabeza鈥, sostiene Rodriguez. 鈥淎qu铆 el discurso de las fuerzas armadas no es que est谩 intacto pero no hay un entendimiento general del peso que tienen. Brasil es orden y progreso 鈥攅l lema que lleva en su bandera鈥. A todo esto hay que a帽adir otro ingrediente, que hay un orden autoritario, jer谩rquico y esclavista hist贸rico, que se arrastra, y que con Bolsonaro dio rienda suelta. 脡l se encarg贸 de reforzar un discurso patriarcal y racista, y eso fue creando todo un clima ideol贸gico鈥.

La mayor铆a coincide con que el voto verg眉enza fue el gran protagonista de la jornada electoral de ayer. Un poco porque permite entender el comportamiento de los datos, y lo que (no) reflejaron las encuestas, y otro poco porque permite entender un comportamiento social en unas condiciones econ贸micas y sociales por dem谩s complejas. Por otro lado, el peligro para Lula de una segunda vuelta es que lo deja en una posici贸n m谩s d茅bil para negociar con una elite econ贸mica que lo ven铆a marcando de cerca y que ahora tendr谩 el terreno m谩s abonado para poner condiciones.

Si bien la campa帽a que llev贸 a Lula a vencer en esta primera vuelta 鈥攁unque no alcanz贸 el 50% necesario鈥, no abund贸 en la discusi贸n de su programa pol铆tico, es innegable la capacidad de Lula de establecer alianzas, estrategias y negociaciones varias. Algo que se encarg贸 de reafirmar en el discurso que dio cuando se conocieron los resultados, refiri茅ndose a la necesidad de trabajar en nuevas alianzas. Concretamente se tratar铆a de una alianza con Simone Tebet, que qued贸 en tercer lugar, con el 4,1%. 鈥淭ebet ya dijo que se va a tomar 48 horas para decidir, pero son pocos votos, no cambian nada鈥, opina Rodriguez. 鈥淵o soy pesimista para una segunda vuelta鈥, a帽ade. Bolsonaro tambi茅n habl贸, y se lo vio bastante medido y cauto, dos caracter铆sticas que casi nunca van de la mano con su nombre. Pero el desconcierto es grande, y desde anoche los tiene a todos recalculando.


Fuente: https://www.elsaltodiario.com/brasil/remontada-bolsonaro-obliga-segunda-vuelta-compromete-reeleccion-lula




Fuente: Argentina.indymedia.org