March 26, 2021
De parte de Boicot Israel
214 puntos de vista


Los principios de la Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina, la principal plataforma por los derechos del pueblo palestino en el Estado español y de la que forman parte medio centenar de organizaciones, se basan en el firme compromiso con la antidiscriminación, el antirracismo, el antifascismo y la noviolencia.

No es la primera vez que grupos de extrema derecha intentan mostrar su supuesta solidaridad con el pueblo palestino. Y no es la primera vez que nos pronunciamos al respecto (https://boicotisrael.net/bds/rescop-instrumentalizacion-organizaciones-fascismo/). Y en la RESCOP seguimos manteniéndonos firmes en nuestros principios.

Por eso, volvemos a expresar nuestro más profundo rechazo a un nuevo intento de instrumentalizar la legítima lucha del pueblo palestino por parte de organizaciones racistas y neofascistas.

El antirracismo (incluyendo la lucha contra la islamofobia y la judeofobia) y el antifascismo son pilares fundamentales del movimiento de solidaridad con Palestina y del movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel (BDS).

Por desgracia, el apoyo a organizaciones y partidos políticos en contra de personas migrantes y refugiadas y de índole racista, machista, LGTBfóbica y que niegan el cambio climático ha aumentado durante la última década. Esos partidos de extrema derecha también apoyan las políticas de Israel, con una cosmovisión e intereses compartidos que conectan la judeofobia europea con el sionismo. Numerosas empresas armamentísticas y proyectos represivos, con frecuencia vinculados a la derecha y extrema derecha, también tienen lucrativas colaboraciones con el apartheid israelí, que utiliza sistemáticamente cuerpos y territorios palestinos como laboratorio de pruebas de tecnologías de control y destrucción.

La extrema derecha de Europa, que está involucrada en ataques contra personas judías y musulmanas, es una firme partidaria del Estado de apartheid de Israel, construido sobre un proyecto colonial y racista, el movimiento sionista, que mientras se presenta como heredero de la memoria de las víctimas del genocidio nazi, teje relaciones estratégicas con quienes lo justifican.

Todas estas afinidades ideológicas se han hecho especialmente visibles con los gobiernos de extrema derecha en Israel. Y también lo vemos claramente con el partido de extrema derecha Vox, profundamente racista mientras apoya a Israel. También con organizaciones sionistas de ultraderecha como ACOM, quien dice luchar contra la judeofobia pero ha mostrado su apoyo reiteradas ocasiones a Vox y a Trump y quien utiliza diferentes estrategias -guerra legal, hasbará y presión a elites políticas de derecha y ultraderecha- para atacar al movimiento de solidaridad con Palestina. Sin embargo, su apoyo social y de los movimientos sociales es nulo. Por el contrario, la causa palestina y el BDS cuentan con el apoyo de innumerables organizaciones antifascistas y antirracistas, tanto en el Estado español como globalmente, con los que se realizan múltiples actos y colaboraciones.

Nosotras seguimos firmes. La libertad y la justicia son indivisibles. ¡Contra el racismo, el fascismo, la ocupación y el apartheid! ¡Viva Palestina libre!

Estado español, 26 de marzo de 2021
Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP)




Fuente: Boicotisrael.net