July 19, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
293 puntos de vista


La Comandancia General de las Unidades de Protección de las Mujeres (YPJ) emitió una declaración con motivo del noveno aniversario de la Revolución de Rojava, que se cumple este 19 de julio.

En el texto, las YPJ reiteraron la “promesa de que protegeremos a nuestro pueblo contra todos los ataques en desarrollo y potenciales, y que cumpliremos con los deberes y las responsabilidades que conlleva esta resistencia épica y la herencia histórica”.

“Celebramos el noveno aniversario de la Revolución de Rojava, también saludamos al líder del confederalismo democrático, el líder Apo (Abdullah Öcalan), y a todos los mártires de la revolución, los insurgentes en prisión, las familias de los mártires, los pueblos de Rojava y del Norte y Este de Siria, y todos los pueblos del mundo”, expresaron.

Desde las YPJ recordaron a las mártires Arin Mirkan, Zin Kobanê, Avesta Xabûr, Anna Campbell, Hevrin Xelef, Yadê Eqide, Zehra Berkel, Karker Afrin y Gelhats “con respeto, amor y gratitud”.

“Este es el momento de abrazar la revolución, de formar un círculo de fuego alrededor del líder del confederalismo democrático y de romper el aislamiento”, sentenciaron.

Las YPJ recordaron que “en 2011, se desarrollaron revueltas en muchos países árabes contra el sistema del Estado-nación. En particular, los pueblos de Túnez, Egipto, Libia y Yemen se levantaron”.

“El pueblo kurdo es un pueblo que lleva luchando por la libertad desde su existencia, y las bases de un sistema democrático se sentaron el 19 de julio de 2012 en Kobanê y Rojava, desarrollando una organización durante este proceso de rebelión en Oriente Medio –puntualizaron-. La Revolución de Rojava es la encarnación de los 20 años de trabajo del líder Apo en Rojava”.

Desde las YPJ aseguraron que “esta revolución, bajo el liderazgo de las mujeres kurdas y del pueblo kurdo, despertó los sentimientos de libertad de todos los pueblos de la región y se convirtió en la esperanza de una vida libre para todo el mundo, además de ser la unidad y el símbolo de los pueblos kurdo, árabe, sirio, asirio, armenio y turcomano. El pueblo, por su propia voluntad, transmitió el paradigma democrático ecológico y libertario de las mujeres y el sistema de confederalismo democrático y desarrolló su propio autogobierno”.

“Las mujeres kurdas que lideraron la revolución influyeron primero en las mujeres y los jóvenes de la región, y después en las mujeres y los jóvenes del mundo –aseveraron-. La Revolución de Rojava es una revolución que tuvo lugar con el objetivo de desarrollar una sociedad libre”.

Las YPJ señalaron que “la legitimidad de la Administración Autónoma, que es la esperanza de la vida democrática de los pueblos, ofrece un nuevo modelo de vida para los pueblos que hoy buscan una vida democrática. Por tanto, reconocer el estatuto de la Administración Autonómica es reconocer la voluntad de los pueblos. Dado que la ONU y la UE (Unión Europea) no reconocen el estatus de Rojava, la República turca legitima los ataques de la mafia y las bandas yihadistas”.

“Como las Unidades de Protección de las Mujeres, renovamos nuestra promesa de que ampliaremos la Revolución del 19 de julio, que es la esperanza de vida de los pueblos contra las fuerzas hegemónicas, y la mantendremos hasta el final, y reiteramos nuestra promesa de que protegeremos a nuestro pueblo contra todos los ataques que se desarrollen y puedan desarrollarse, y que cumpliremos con nuestros deberes y responsabilidades traídos por esta resistencia épica y herencia histórica”, indicaron.

Por último, desde las YPJ expresaron: “Estamos al lado de todos los pueblos oprimidos, especialmente del pueblo kurdo, y prometemos que responderemos a los sueños de nuestros mártires y a las esperanzas y expectativas de nuestro pueblo, con el objetivo de liberar Afrin, Serêkaniyê y Gire Spi, con la determinación de cumplir nuestros deberes en el noveno aniversario de la revolución”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org