February 12, 2021
De parte de CNT Comarcal Sur Madrid
2,694 puntos de vista

La secci贸n sindical de CNT en La Rueca ha demandado a la empresa por vulnerar el derecho de un trabajador a ajustar su jornada y horario laboral en el 鈥淓stado de alarma鈥 provocado por la primera ola de Covid19.

La vista se celebrar谩 el d铆a 16 de febrero; desde la secci贸n sindical denuncian que la empresa, la 煤nica opci贸n que ofreci贸 a los/as trabajadores/as que reclamaban este derecho para cuidados de familiares, fue que solicitaran reducci贸n de jornada o el permiso no retribuido.

Durante el a帽o 2020, se inici贸 una pandemia v铆rica que a d铆a de hoy contin煤a y que exigi贸, por parte de todos y de todas, la toma de unas medidas que restringieran nuestra movilidad, trabajo y contactos personales. En marzo de 2020, se decret贸 el Estado de Alarma y el confinamiento, que en lo laboral implic贸 realizar nuestro trabajo
desde los domicilios (por lo menos, la parte que fuese posible). En el Servicio de Inclusi贸n socio comunitaria para menores de 65 a帽os de San Blas Canillejas, servicio p煤blico externalizado y gestionado por La Rueca, pudieron realizar la pr谩ctica totalidad del trabajo desde sus domicilios, a excepci贸n de la gesti贸n de dos tipos concretos de ayuda, que necesitaron de su presencia en el centro. Tras conseguir que la empresa aportara mascarillas, ya que les quer铆an all铆 sin ellas, acudieron semanalmente a sus
respectivos centros, en diferentes turnos que implicaban su asistencia en un d铆a semanal por trabajadora en pleno confinamiento, durante la primera ola de la pandemia. Es importante aludir al hecho de que mediante el tele trabajo se atendieron a cientos de personas, quienes no tuvieron que esperar nunca m谩s de 3 d铆as, siendo lo normal atender en el propio d铆a.

Con el relajamiento de las medidas, pero sin escuelas infantiles, ni colegios abiertos, los cuales para finales de mayo ya se sab铆a que no abrir铆an hasta septiembre, se empez贸 a hablar del retorno a lo presencial. En nuestra empresa, nos empezaron a hablar del retorno el 14 de mayo, estando a煤n en fase 0. Finalmente, se anuncia una desescalada progresiva que, sin saber el devenir de los acontecimientos, supondr铆a el retorno al 100% presencial para la 煤ltima semana de junio. Este hecho contrastaba enormemente con las posibilidades de desempe帽o de las funciones de las compa帽eras del citado Servicio, ya que en ning煤n momento se permiti贸 desde la Administraci贸n ni el trabajo grupal presencial (que ocupaba buena parte de su jornada), ni las visitas domiciliares ni las atenciones presenciales en los centros (recomendaci贸n expresa de atender solo casos que fuesen o urgentes o necesarios de atender presencialmente). El
resultado estaba claro: realizar 鈥渢ele trabajo鈥, pero desde el despacho y asumiendo graves riesgos en in itinere.

Tras establecerse una primera semana con un d铆a presencial, se solicit贸 por parte de los trabajadores mantener este horario como medida de conciliaci贸n familiar; en el caso del Secretario de Organizaci贸n de la secci贸n Sindical de la CNT en La Rueca asociaci贸n, para cuidar a su hija menor de 3 a帽os. Al compa帽ero mencionado, dicha medida le fue concedida primero y despu茅s, se le retir贸 sin empezar a disfrutarla, argumentando que no se adecuaba a unas determinadas medidas que la entidad establec铆a de manera general para toda la plantilla, sin que 茅stas se hubiesen pactado con las personas trabajadores. No se produc铆a as铆 la adaptaci贸n para conciliar para las personas de La Rueca, dando igual las situaciones concretas o que el propio director de la entidad se jactase de que asegurar铆a la adaptaci贸n de las jornadas y las medidas para tales casos. Daba igual la protecci贸n de los menores por parte de la legislaci贸n y daba igual que pudiese seguir realizando el trabajo como hasta entonces, sin perjuicio ni para las personas usuarias, ni para la Administraci贸n que hab铆a subcontratado el servicio, ni para La Rueca que lo gestionaba. Ni siquiera se permiti贸 una pr贸rroga de dos semanas, en las medidas que impon铆a la entidad, para poder contratar a personas o encontrar servicios que pudiesen aportar los cuidados que, por ejemplo, necesitaba la hija del compa帽ero de la secci贸n sindical, 24 horas antes de tener que incorporarme
al horario impuesto y con los colegios y servicios de cuidado cerrados. 驴Qui茅n se ocupar铆a de las hijas y personas dependientes de las personas trabajadoras? La respuesta de la entidad es que las personas trabajadoras renunciasen a su salario y solicitasen un permiso no retribuido por cuidado de menores, haciendo imposible cualquier tipo de conciliaci贸n y generando situaciones grav铆simas, que han supuesto en algunos casos que personas trabajadoras hayan tenido que abandonar su relaci贸n laboral, en plena pandemia, situando a sus familias en un riesgo evidente de
desprotecci贸n.

Para el compa帽ero de la secci贸n sindical, ha derivado en una crisis de salud que a d铆a de hoy sigue y una demanda contra la entidad, por conciliaci贸n, que se resolver谩 en proceso judicial el pr贸ximo 16 de Febrero. La entidad La Rueca, que se dedica a la intervenci贸n social, atenta contra la conciliaci贸n de las personas trabajadores, obviando cualquier criterio para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres, y obligando a muchas personas a prescindir de su trabajo en los peores momentos. La Rueca genera precariedad y riesgo social a pesar de que la misi贸n y valores que dicen tener; pues, ante todo, su principal objetivo es ganar dinero. Esta es la realidad. Durante los 煤ltimos dos a帽os, se han iniciado contra La Rueca cerca de 20 procesos de judiciales, protagonizados por personas afiliadas a la secci贸n sindical, entre los que se incluyen demandas por despido, por reconocimiento de derechos en funciones y categor铆as profesionales, demandas por conciliaci贸n, e incluso, demandas colectivas para asegurar los derechos de todas las personas trabajadoras en La Rueca.

Secci贸n sindical de CNT en la Rueca Asociaci贸n

CNT Comarcal Sur Madrid




Fuente: Comarcalsur.cnt.es