June 3, 2022
De parte de SAS Madrid
161 puntos de vista

Un total de 706.740 pacientes se encontraban en lista de espera para ser operados al cierre de 2021. Tras un excepcional descenso en 2020 provocado por la pandemia del coronavirus, esa cifra es la m谩s alta desde que se inici贸 el registro en 2003. Y se estima que siga creciendo. En ese contexto, la Alianza de la Sanidad Privada en Espa帽a (ASPE) se reivindica como un “aliado” para aliviar esa presi贸n y critica que la futura Ley de Equidad, Universalidad y Cohesi贸n vaya a obstaculizar la colaboraci贸n con el sector. 

“Frente a esta crisis, no contar con el 谩mbito privado es una absoluta irresponsabilidad y, sin embargo, la nueva Ley de Equidad, en vez de considerarnos complementarios, nos convierte en excepcionales. Con la situaci贸n de las listas de espera en niveles r茅cord me parece deplorable. Supone un perjuicio para el paciente”, ha asegurado este jueves Carlos Rus. El presidente de Aspe ha hecho estas declaraciones durante una rueda de prensa celebrada para poner de manifiesto “la alarmante e in茅dita crisis asistencial” que sufre el conjunto del pa铆s. 

Antes de esa intervenci贸n, el secretario general de la alianza, Luis Mendicuti, ha augurado que las listas de espera quir煤rgicas seguir谩n aumentando. “La previsi贸n es que en junio sean a煤n superiores debido al incremento de 600.000 pacientes en espera de primera consulta de especialidades que se sumaron entre julio y diciembre de 2021, pasando de los 2,2 a los 2,8 millones”, ha apuntado. Mendicuti ha recordado que la paralizaci贸n del sistema sanitario y el miedo de los pacientes a acudir a los centros m茅dicos que provoc贸 la Covid tuvieron como consecuencia “una demanda oculta no diagnosticada” que est谩 empezando a aflorar. 

Seg煤n el Proyecto Venturi, que analiza la absorci贸n de la demanda asistencial tras la acumulaci贸n por el coronavirus, para revertir la situaci贸n a niveles prepand茅micos en 2021 deber铆an haberse realizado hasta 6,84 millones de intervenciones quir煤rgicas, 2,35 millones m谩s que las llevadas a cabo. As铆 las cosas, el tiempo medio de espera para pasar por quir贸fano se ha incrementado hasta los 123 d铆as, con casu铆sticas por encima de los 180, el m谩ximo legal en algunas comunidades. 

A este respecto, Rus ha aludido a las leyes de garant铆as de respuesta asistencial por las que cada Ejecutivo auton贸mico ha de regular los periodos m谩ximos para la atenci贸n de cada patolog铆a. Esas normas establecen que, en caso de superarse el tiempo establecido, la consejer铆a de Sanidad est谩 obligada a ofrecer al paciente la posibilidad de ser derivado a un centro concertado. “Estos compromisos no se cumplen y la inmensa mayor铆a de ciudadanos no conoce que puede reclamar este derecho”, ha lamentado. 

Para la alianza, el Ministerio de Sanidad debe establecer un protocolo estatal que favorezca plazos de espera igualitarios, con independencia de la autonom铆a, para evitar que existan inequidades. “Independientemente de que la titularidad de la gesti贸n de los recursos sea p煤blica o privada, es fundamental para el conjunto de la ciudadan铆a la eficiencia en t茅rminos de tiempo de resoluci贸n de su proceso asistencial para evitar el agravamiento de su salud por un diagn贸stico tard铆o“, han reclamado.

La inmensa mayor铆a de ciudadanos desconoce que puede reclamar ser derivado a un centro concertado si se supera el tiempo m谩ximo de espera establecido

La sanidad privada forma parte del Sistema Nacional de Salud y cuenta con el 56% del total de centros hospitalarios y el 32% de las camas existentes en Espa帽a, adem谩s de 12.000 centros extrahospitalarios. “Hemos hablado con los asociados y tienen disponibles en torno al 15% de las camas. Esto supone 7.500, con las que podemos incrementar el n煤mero de operaciones anuales en 300.000 y reducir la lista de espera en la mitad de tiempo”, ha comentado el presidente de la patronal.

Espa帽a destina aproximadamente el 11% de su gasto sanitario a conciertos, un importe cercano a 8.000 millones de euros. Aspe agrega que los precios medios concertados de procedimientos como cataratas, intervenciones de cadera o rodilla, entre otros, son entre un 25 y un 69% m谩s bajos que las tarifas p煤blicas. 

“Si no se producen m谩s derivaciones es una cuesti贸n de voluntad pol铆tica. La obligaci贸n de los pol铆ticos es que los recursos p煤blicos funcionen de la mejor manera posible. Lo primero es lograr la mayor eficiencia en el 谩mbito p煤blico y a donde este no llegue, contar con el 谩mbito privado”, ha incidido Rus y ha concluido instando a la red p煤blica a “tomar la iniciativa sin titubeos ni consignas y apoyarse en la capacidad del sector empresarial para reducir esta crisis sanitaria actual”.

Enlace relacionado 20Minutos.es (02/06/2022).




Fuente: Sasmadrid.org