June 22, 2021
De parte de SAS Madrid
138 puntos de vista

La sanidad privada quiere m谩s trabajo y a la sanidad p煤blica le sobra. Este es el an谩lisis que hizo la patronal Aspe antes de anunciar una nueva propuesta dirigida al Ministerio. Quieren ayudar a reducir las listas de espera y la oferta que realizan para ello es suculenta: a la mitad de precio que las tarifas p煤blicas, de media. “Nosotros hemos hecho un estudio y concluimos que las tarifas de los conciertos con la administraci贸n que tenemos, en comparaci贸n con las tarifas p煤blicas, son un 50% m谩s baratas de media nacional”, asegura a este medio Carlos Rus, presidente de la patronal.

Los datos del a帽o pasado de la sanidad privada en su papel asistencial reflejan que ha faltado el trabajo a causa de la pandemia. Todas las 谩reas estuvieron por debajo de su actividad normal: las intervenciones quir煤rgicas cayeron un 14%, las consultas externas un 9%, las urgencias un 26% y los ingresos UCI un 16%.

La ayuda que se ofrece es, en principio, para cualquier servicio que necesite el sistema p煤blico, pero en concreto donde se ven m谩s problemas son en las primeras consultas, con su consecuente prueba diagn贸stica, y en las intervenciones quir煤rgicas. Los datos del Ministerio de Sanidad as铆 lo avalan. En el a帽o 2020, en comparaci贸n con 2019, hubo un incremento de casi un mes (26 d铆as) en la espera para una operaci贸n, elevando la cifra hasta los 148 d铆as y siendo el valor m谩s alto de la serie anual publicada por el departamento de Carolina Darias. Como buena noticia, queda que en junio de 2020 la situaci贸n era peor (se ha mejorado en 22 d铆as en seis meses).

Las cifras son medias nacionales y no todas las comunidades presentan los mismos problemas. En Castilla- La Mancha se espera para una cirug铆a nueve meses y medio mientras que en Asturias se reduce a los dos meses. “Nosotros tenemos conciertos con todas las comunidades aut贸nomas y su peso en la factura hospitalaria es del 13%”, explica Rus. “Las consultas est谩n empezando a mejorar, pero en la actividad quir煤rgica hay un problema”, a帽ade.

Los precios que ofrece la privada, si bien hay variaciones, confluyen en ese 50% de rebaja frente a la p煤blica. Por ejemplo, para una amigdalectom铆a, el precio se reduce un 59% de media nacional. Para unas cataratas, el precio del concierto es un 43% menor que la tarifa p煤blica, siempre siguiendo los precios ofrecidos por Aspe. En general, todos los procesos muestran una mejor铆a del precio a nivel nacional y solo en tres pruebas diagn贸sticas en determinadas comunidades aut贸nomas el negocio le saldr铆a caro al sistema p煤blico.

El n煤mero total de pacientes en listas de espera es de 685.175, seg煤n los datos oficiales del Ministerio de Sanidad con fecha diciembre de 2020. Eso s铆, si bien la cifra es muy alta, es cierto que hay casi 20.000 personas menos en comparaci贸n con el mismo mes de 2019.

Las especialidades m谩s colapsadas son traumatolog铆a, cirug铆a general y de digestivo, y oftalmolog铆a. Si se pone el foco en esta 煤ltima, hay 90.780 personas esperando a que la operan de cataratas, una intervenci贸n que hoy tiene un retraso de 82 d铆as. Precisamente esta asistencia m茅dica la privada lo hace con una rebaja respecto a la tarifa p煤blica del 43% de media nacional. Otro ejemplo lo proporciona la colecistectom铆a, un proceso que mantiene en listas de espera durante 130 d铆as (un mes m谩s que en 2019) a 18.087 personas (m谩s de 2.000 pacientes m谩s en solo un a帽o). La sanidad privada concierta este servicio a la sanidad p煤blica a un 40% de rebaja sobre la tarifa p煤blica.

Los ejemplos son muchos. L铆neas antes se mencionaba que la traumatolog铆a era la especialidad m谩s castigada por las listas de espera. Dentro de esta rama, las pr贸tesis de rodilla son de las operaciones m谩s demandadas. Con los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, hay 27.199 pacientes en una lista de espera de seis meses (69 d铆as m谩s que a finales de 2019). Esta operaci贸n se ofrece desde Aspe con un descuento del 26% de media nacional, pero que llega al 79% en comunidades como Andaluc铆a y cuyo valor m谩s ajustado con la tarifa p煤blica se da en Baleares (13% de reducci贸n).

Vacunaciones de coronavirus

Otro de los servicios que la sanidad privada le ofrece a la p煤blica es sumar a sus enfermeras al proceso de vacunaci贸n, algo que har铆a gratis, ya que solo piden cubrir los gastos en los que se incurre. Rus asegura que con los profesionales de enfermer铆a de los que disponen se podr铆an inocular 150.000 dosis a la hora. Si bien la cifra implicar铆a un salto cuantitativo, lo cierto es que hoy el problema de la campa帽a de vacunaci贸n no es de manos, sino de ant铆genos. Con todo, de cara a futuras campa帽as donde no se presenten los cuellos de botellas que existen ahora, ser铆a una suma muy importante, como la que se ha permitido con las mutuas.

La privada resalta que esta ayuda se podr铆a usar de la misma forma que se utilizaron sus hospitales durante la pandemia. La actividad de la sanidad privada en la atenci贸n al coronavirus fue del 30% de pacientes hospitalizados, bien sea por seguros, mutuas o derivados de la p煤blica. Las regiones donde se atendieron m谩s ingresos hospitalarios en la privada frente al total de su comunidad aut贸noma fueron Baleares (26%), Catalu帽a (24%) y Andaluc铆a (16%). Asimismo, el 29% de los afectados que hasta el 31 de diciembre de 2020 han requerido asistencia en UCI han sido tratados en la privada (5.256 pacientes sobre 18.251), destacando la actividad de Catalu帽a (un 25%).

Enlace relacionado ElEconomista.es (21/06/2021).




Fuente: Sasmadrid.org