March 23, 2023
De parte de Kurdistan America Latina
2,080 puntos de vista

En el barrio de Armutlu, en la ciudad de Antioqu铆a, ha nacido un nuevo n煤cleo urbano tras el terremoto que sacudi贸 la regi贸n a principios de febrero. En los cruces de calles y en peque帽as plazas abundan los stands de varias organizaciones de la sociedad civil, que intentan cubrir las necesidades de las miles de personas que se han quedado sin hogar tras el se铆smo.

Con la ayuda de voluntarios llegados de todas las partes del pa铆s, se han organizado para suplir cualquier emergencia: desde un techo bajo el que pasar la noche, a atenci贸n psicol贸gica, juguetes para ni帽os, comida caliente, agua potable e incluso medicinas para mascotas. A su alrededor contin煤a el traqueteo de m谩quinas excavadoras que sacan escombros mientras algunos vecinos esperan desde hace d铆as poder recuperar el cuerpo de familiares fallecidos bajo los edificios derrumbados. Suena el claxon de coches de polic铆a que intentan abrir el camino a furgones f煤nebres, que no paran de entrar y salir de la ciudad. Apenas quedan edificios en pie en la zona y una nube de polvo invade todo el barrio.

La provincia a la que pertenece Antioqu铆a, Hatay, es una de las m谩s afectadas por los terremotos del pasado 6 de febrero. Ha sufrido el derrumbe de miles de edificios, entre ellos hospitales p煤blicos. El temblor destroz贸 carreteras dificultando el env铆o de ayuda humanitaria e incluso su aeropuerto qued贸 inhabilitado durante d铆as. Hatay es tambi茅n donde los equipos de rescate turcos llegaron m谩s tarde. Hace unos d铆as, el presidente del pa铆s, Recep Tayyip Erdogan, pidi贸 disculpas por lo que describi贸 como un 鈥渢rabajo no del todo eficiente鈥 en el env铆o de ayuda en los primeros d铆as tras los terremotos y lo achac贸 a los efectos del se铆smo y a las inclemencias del tiempo.

Testimonios de personas afectadas y organizaciones coinciden en que las autoridades no empezaron a aparecer en el barrio hasta 48 horas despu茅s. Fueron las entidades de la sociedad civil las que desplegaron ayuda en la zona desde el primer d铆a, ejerciendo a veces de rescatistas, a veces de proveedores de sustento y de m茅dicos.

Tamer Dogan, miembro de la formaci贸n marxista Partido de la Libertad Social (T脰P), lleg贸 al barrio unas 16 horas despu茅s del terremoto, tras organizar un cami贸n con comida y tiendas en Estambul. 鈥淐uando llegamos no hab铆a nada, no hab铆a agua, por no decir comida. La gente suplicaba por un poco de agua. Por el camino paramos en varios sitios para dar botellas a la gente. No ten铆an mantas, no ten铆an tiendas, nada. Algunos hab铆an encendido un fuego y tiritaban a su alrededor鈥, recuerda. 鈥淐onocemos el terreno y por eso nos fue f谩cil movernos aqu铆. Las demandas de la gente no son iguales en todas las zonas afectadas. Unos ped铆an comida urgente; otros, tiendas. Lo hemos ido solucionando en reuniones de crisis de forma interna. As铆 distribuimos la ayuda. Ahora tenemos una sede permanente aqu铆 y cuando ya no nos necesiten, nos iremos鈥, se帽ala Dogan.

El Partido de los Trabajadores de Turqu铆a (TIP), en alianza con T脰P en las pr贸ximas elecciones, tambi茅n despleg贸 un campamento el primer d铆a en la zona, que ahora atiende a unas 600 personas a diario. 鈥淥cho horas despu茅s del terremoto montamos nuestro campo aqu铆. No ten铆amos equipos de rescate, no somos profesionales. En este momento de urgencia rescatamos a varias personas con nuestras propias manos. Sacamos unas 200. Ahora nuestra organizaci贸n asiste al resto, cada d铆a vienen tres camiones con ayuda鈥, explica Hakan G眉nes, miembro del partido.

En su campamento hay una zona para solicitar autobuses para desplazarse a otras ciudades del pa铆s, un espacio habilitado para que los ni帽os jueguen y otro para atender a mascotas rescatadas bajo los escombros. Un par de calles m谩s all谩, el Partido Comunista de Turqu铆a (TKP) ofrece sopa caliente y arroz. Decenas de vecinos hacen cola para recibir alimento a diario y, entre ellos, tambi茅n se acercan varios miembros de las fuerzas de seguridad desplegados en la zona.

鈥淟as fuerzas de seguridad que vinieron no ten铆an nada, no ten铆an comida tampoco. Nos piden cigarrillos y usan nuestros lavabos tambi茅n. Es el Estado qui茅n deber铆a proporcionarles este sustento, pero aqu铆 act煤an como si nunca hubiera habido un terremoto鈥, asegura Dogan.

Detenciones arbitrarias y material requisado

Todas las organizaciones consultadas aseguran que las autoridades les han requisado material de ayuda humanitaria, como lavabos port谩tiles o productos de higiene, para distribuirlos en otras zonas. La organizaci贸n feminista Mor Dayanisma (Solidaridad Morada) tambi茅n ha denunciado que las autoridades les han impedido distribuir productos sanitarios y de higiene 铆ntima a mujeres afectadas por el sismo.

El Gobierno impuso el Estado de emergencia en las regiones afectadas por el terremoto y en los 煤ltimos d铆as se han producido detenciones arbitrarias de miembros de estas entidades, denuncian sus miembros. El pasado 16 de febrero una decena de miembros del TKP fueron detenidos en la provincia de Osmaniye. La polic铆a entr贸 en su campamento asegurando que solo los equipos de rescate turcos AFAD pod铆an distribuir ayuda humanitaria. En Hatay fueron detenidos el mes pasado dos miembros de T脰P por criticar al Gobierno en una comparecencia p煤blica tras repartir comida a vecinos de la zona.

Seg煤n datos de Naciones Unidas, un mill贸n y medio de personas se habr铆an quedado sin hogar en Turqu铆a. Cerca de medio mill贸n de personas se habr铆an trasladado a otras provincias del pa铆s, seg煤n las autoridades turcas, mientras que el resto sobrevive en casas rurales, con familiares o en la calle. 20 d铆as despu茅s del terremoto a煤n se necesitan tiendas de campa帽a en varias provincias del pa铆s, especialmente en Hatay. La provincia fue sacudida por otro sismo de 6,4 el 20 de febrero que provoc贸 el derrumbe de nuevos edificios.

A finales de febrero, la Gobernaci贸n de la provincia se present贸 en la plaza donde se han desplegado las organizaciones exigiendo que se marcharan del lugar para instalar tiendas de la Media Luna Roja. Por el momento contin煤a el forcejeo entre las autoridades y las organizaciones, que quieren continuar asistiendo a los vecinos del 谩rea.

Las organizaciones sobre el terreno asisten ahora a las miles de familias que quieren permanecer en la zona. Algunas esperan enterrar a sus fallecidos, otros quieren seguir cerca de sus casas por miedo a que saqueen sus pertenencias y otros est谩n decididos a seguir en sus ciudades y trabajar en su recuperaci贸n. Con la ayuda de donaciones e ingenieros, el partido TIP est谩 construyendo casas con contenedores para brindar un poco de comodidad a las familias que permanecen en la zona. 鈥淓ste peque帽o proyecto puede ayudar a unas 200 personas. Vamos a poner en unos d铆as unos 35 containers鈥, explica Hakan G眉nes. 鈥淗emos hablado con el Ayuntamiento y con iniciativas locales para saber cu谩nta gente lo necesita, porque quiz谩s preferir铆an vivir en los pueblos. Quer铆amos saber primero sus necesidades鈥, concluye.

Donaci贸n internacional

Este lunes se ha celebrado en Bruselas la Conferencia de Donantes Juntos por la Gente de Turqu铆a y Siria, organizada por la Comisi贸n Europea y la presidencia sueca del Consejo de la UE, para ayudar a las v铆ctimas de los terremotos, que han dejado m谩s de 50.000 v铆ctimas mortales, 115.000 heridos y 14 millones de afectados entre ambos pa铆ses.

鈥淗emos recaudado 7.000 millones de euros en total para apoyar a la gente de Turqu铆a y Siria, m谩s de la mitad de los cuales fueron aportados por el equipo europeo鈥, dijo la presidenta de la Comisi贸n, 脷rsula von der Leyen. 鈥淢ostramos al mundo que estamos apoyando a quienes lo necesitan, y siempre estaremos con nuestros socios鈥, afirm贸 la funcionaria.

El encuentro fue convocado por Von der Leyen y el primer ministro de Suecia, Ulf Kristersson, en nombre de la presidencia del Consejo. Participaron m谩s de 60 delegaciones de la Uni贸n Europea y sus estados miembro, Naciones Unidas, el Banco Central Europeo y otras instituciones.

Seg煤n estimaciones de la ONU, el da帽o causado por los sismos en Turqu铆a excede los 100.000 millones de d贸lares.

FUENTE: Lara Villal贸n / eldiario.es

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org