November 19, 2021
De parte de La Peste
311 puntos de vista


“Un pueblo de hombres libres no es necesariamente un pueblo libre”

Friedrich von Hayek

Entre el 1 y el 10 de abril de 1947, el economista austriaco galardonado con el Premio Nobel de Ciencias Económicas el año 1974, Friedrich August von Hayek (1899-1992), invitó a un grupo de distinguidos economistas, filósofos e historiadores a una reunión en el Hotel du Parc en la villa de Mont Pelerin en Suiza, donde  tuvo lugar el primer meeting fundador de Mont Pèlerin Society.

Dentro de los miembros fundadores de la Sociedad Mont Pelerin destacan los economistas Ludwig von Mises (1881-1973), Milton Friedman (1912-2006), George Stigler (1911-1991), y el filósofo Karl Popper (1902-1994).

Hayek y su grupo de intelectuales, discutieron lo que ellos llamaron la crisis de nuestro tiempo, mediante la cual postulaban que socialismo y totalitarismo son esencialmente lo mismo, esto es, un colectivismo que como modelo de organización es incompatible con la libertad humana puesto que, toda planificación económica, por leve que sea, se basa en la creación de un supuesto bien común o justicia social que conduce hacia el totalitarismo que termina por desmantelar el mercado libre y provoca la destrucción de toda libertad económica y personal.

El objetivo fundamental de Hayek fue crear un grupo de influyentes intelectuales para combatir el avance del comunismo, el ascenso del socialismo y el keynesianismo, de tal forma que mediante la influencia ideológica en los ámbitos político, económico y social, se defendiesen los ideales  del libre mercado reduciendo al máximo la  intervención del Estado en la economía, es decir, Hayek aboga por un capitalismo puro y sin restricciones. Dichas tesis están contenidas en la obra de Hayek llamada El Camino de Servidumbre, publicada en 1944.

Desde su fundación en 1947, la Sociedad Mont Pelerin ha reclutado entre sus filas a destacados economistas, filósofos, políticos y empresarios de diferentes nacionalidades para expandir sus objetivos por el mundo mediante el denominado neoliberalismo, cuyo origen se remonta al año 1922 y a la obra llamada El Socialismo de Ludwig von Mises, en la cual se hace diferencia entre un nuevo liberalismo y un viejo liberalismo.  El término neoliberalismo fue retomado y acuñado posteriormente por el economista alemán Alexander Rüstow, en el seno del movimiento que emerge en el Coloquio Walter Lippmann en 1938.

Mont Pèlerin Society, comienza su acercamiento con Chile a partir de 1955, cuando Julio Chaná Cariola, Decano de la Facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica de Chile, suscribe un acuerdo con la Agencia Americana para el Desarrollo Internacional – USAID – para que la Facultad de Economía entablara un vínculo académico con la Universidad de Chicago, en la cual impartían clases los economistas Milton Friedman, Arnold Harberger (1924) y Friedrich von Hayek,  destacados miembros y fundadores de la Sociedad Mont Pelerin.

En virtud del convenio entre la Pontificia Universidad Católica y la Universidad de Chicago, un grupo de estudiantes chilenos se formaron al abrigo y adoctrinamiento de los economistas Arnold Harberger y Milton Friedman. A este grupo de chilenos adoctrinados bajo los principios del neoliberalismo se les conoce como los Chicago boys, quienes durante la dictadura cívico-militar, recibieron carta blanca de Augusto Pinochet para convertir a chile en el laboratorio de America latina para implementar las teorías neoliberales.

Durante los años 1947 y 1991, tuvo lugar la llamada Guerra Fría, un enfrentamiento ideológico, informativo, económico, político, social y militar entre los Estados Unidos  y  la Unión Soviética, para imponer y aumentar su influencia a nivel global, tras derrotar a las  fuerzas del Eje en 1945. En la Segunda Guerra Mundial, el Eje estaba compuesto por Alemania, Italia y Japón, países que tenían dos cosas en común: la ideología autoritaria e imperialista de sus gobiernos, y el agravio por los resultados de Tratado de Versalles.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el modelo capitalista liberal estadounidense y el modelo comunista soviético eran contrarios e incompatibles, y dado el hecho de que ambas superpotencias estaban en posesión de armas nucleares cuyo uso podía provocar una destrucción mutua, entonces y para dirimir sus diferencias, volcaron su estrategia de dominación hacia países satélites y zonas de influencia, entre ellos Chile, por sus recursos naturales y su estratégica posición geopolítica en la región.

En lo que respecta a Latinoamérica, Estados Unidos, preocupado por el avance del comunismo en esta parte del continente, ideó a través de la Central Intelligence Agency – CIA -, financiando a diversos grupos de empresarios de distintos países, una serie de golpes de estado para derrocar a los gobiernos democráticamente elegidos, utilizando para ello el apoyo incondicional de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad de cada país.

Las fuerzas armadas actuando a traición y de manera mercenaria, obedecieron las órdenes y mandatos de los dueños del capital y las finanzas mundiales para imponer, mediante torturas, desapariciones y asesinatos, el programa educativo de las élites capitalistas destinado a diseminar la doctrina neoliberal  en Latinoamérica.

La Sociedad Mont Pelerin a través de Milton Friedman, quién fuera consejero de la presidencia de los Estados Unidos, asesoró directamente al dictador chileno Augusto Pinochet. Más aún, los Chicagos boys, adoctrinados por Friedman y  financiados por un grupo de empresarios golpistas, fundaron en 1981 en Chile, el Centro de Estudios Públicos – CEP – Think Tank destinado a analizar y promover el pensamiento neoliberal.

Corrían los años de la guerra fría y los economistas chilenos formados por Friedman y Harberger, ya instalados en importantes centros  de difusión intelectual y de poder en el país, ven en la incursión política del socialista Salvador Allende Gossens, una amenaza para los intereses de los Estados Unidos y para la doctrina neoliberal difundida por la Sociedad Mont Pelerin.

Ante la amenaza de un gobierno socialista en Chile, y su potencial expansión por los países de la región, los Chicago boys, siguiendo las órdenes de sus mentores y de la CIA, trabajaron a inicio de los años setenta en la elaboración de “El Ladrillo”, una obra que contenía las bases de la política económica neoliberal para el futuro gobierno que se instalaría luego del golpe militar del 11 de septiembre de 1973.

Participaron en la elaboración de El Ladrillo, entre otros Chicago boys, Pablo Barahona, Sergio Undurraga Saavedra, Emilio Sanfuentes, Álvaro Bardón y Sergio de Castro. El prólogo fue escrito por Sergio de Castro quién fue designado por el régimen militar como Ministro de Economía entre los años 1975 y 1976; siendo luego designado como Ministro de Hacienda durante los años 1976 a 1982.

La ideología y la doctrina neoliberal contenida en El Ladrillo, fue institucionalizada e incorporada al ordenamiento jurídico, social, económico y político chileno, a través de la  creación de la Constitución Política del año 1980.

Con posterioridad a la dictadura de la oligarquía cívico-militar chilena, que finalizó el 11 de marzo de 1990, el neoliberalismo ha mantenido su vigencia y poder, e incluso se ha perfeccionado durante los gobiernos democráticos de Patricio Aylwin, Eduardo Frei, Ricardo Lagos, Michelle Bachelet y Sebastián Piñera.

Actualmente la Sociedad Mont Pelerin mantiene su influencia en Chile a través de los siguientes miembros, a saber:

  • Arturo Fontaine Talavera (1952), Filósofo, quien  fuera director del  CEP en 1982.
  • José Piñera Echenique (1948), Economista, fue Ministro de Minería entre los años 1980 y 1981; y Ministro del Trabajo y Previsión Social entre los años 1978 y 1980.
  • Carlos Francisco Cáceres Contreras (1940), Economista, fue miembro del Consejo de Estado en 1976; Presidente del Banco Central en 1982; Ministerio de Hacienda entre los años 1983 y 1984; Ministro del Interior entre los años 1988 y 1990.
  • Cristián Larroulet Vignau (1953); Economista, se incorporó a la estatal Odeplan en 1975; en la década de 1980 volvió a Chile y regreso a ODEPLAN; fue jefe de gabinete del Ministro de Hacienda en 1985; Integró la Comisión Nacional de Modernización de la Educación bajo el Gobierno de Eduardo Frei (1994-2000); Colaboró en la firma del Tratado de Libre Comercio con Estado Unidos bajo el Gobierno de Ricardo Lagos (2000-2006); participó en el elaboración del Acuerdo por la Calidad de la Educación suscrito en 2007, bajo el primer Gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010); fue Ministro Secretario General de la Presidencia durante el primer Gobierno de Sebastián Piñera (2010-2014).

Durante el segundo mandato del Presidente Sebastián, que se inició el 11 de marzo de 2018 y se extenderá hasta el 11 de marzo de 2022, el economista Cristian Larroulet se desempeña como el jefe de los Asesores  Presidenciales, es decir,  Larroulet es el representante del poder en las sombras de la SMP en Chile.

El legado que ha dejado en Chile la doctrina  neoliberal impulsada por la Sociedad Mont Pelerin ha generado, entre otros efectos, los siguientes:

  1. a) Supresión del Estado de Bienestar, pasando a manos de los particulares la satisfacción de aquellas necesidades que son de interés general para la sociedad. El bienestar del individuo ha quedado condicionado a las leyes del mercado. El Estado solo tiene un rol de participación subsidiario en aquellas actividades en las cuales los particulares no tienen interés en participar.
  2. b) La defensa a ultranza del laissez-faire como la mejor manera de prosperar sin ningún tipo de intervención pública en la actividad económica, esto es, dejar que las cosas se desarrollen por sí mismas.
  3. c) La imposición de una determinada sociedad de clases en la sociedad a través del liberalismo, vale decir, el fortalecimiento y desarrollo de personas y grupos privilegiados, y una desigual distribución de la riqueza.
  4. c) El papel subordinado de la política respecto de la economía. Esto es, la política simplemente debe ser el garante de las relaciones de mercado.
  5. d) Una Constitución Política que no reconoce ni garantiza los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las personas, tales como: el derecho al trabajo, a la salud, a la educación, a la protección social, a la vivienda, a la cultura, entre otros. En otras palabras, lo que en otras Constituciones Políticas se consideran derechos económicos y sociales, en la Constitución Neoliberal Chilena se estableció que son libertades y no derechos, por tanto, no pueden ser reclamados por los ciudadanos.

En definitiva, Mont Pèlerin Society es un think tank de influencia a nivel mundial, creada para la defensa y promoción de los intereses de las élites dueñas del capital y las finanzas mundiales, que en el caso chileno, ha privado a la población de los derechos económicos, sociales y culturales básicos para una vida digna, condicionando además el desarrollo de la persona humana a las leyes del mercado, y generando un nivel de desigualdad en la distribución de la riqueza que ha posicionado a Chile como uno de los países más desiguales del mundo; todo ello bajo la amenaza, ideológicamente manipulada, que de existir en Chile un Estado socialista, los ciudadanos perderían su libertad, sus derechos y  sus bienes.

Carlos Francisco Ortiz

Recibido el 18 de noviembre del 2021


Colaboraciones a edicionesapestosas[arroba]riseup.net


Antropología del sujeto neoliberal*

La igualdad y la justicia social en el neoliberalismo

David Graeber: Contra el estudio académico de la economía

De la economía considerada como magia negra

Bases para una Economía alternativa




Fuente: Lapeste.org