April 22, 2022
De parte de ANRed
288 puntos de vista

Hoy a las 18:00 en el centro cultural Hasta Trilce, Maza 177, en el barrio de Almagro, se har谩 la presentaci贸n del libro 20 A帽os de La Toma. Resistencia, lucha y solidaridad desde un establecimiento en manos obreras al servicio del movimiento obrero y popular, organizado por los trabajadores del Sindicato de Profesionales Telef贸nicos. La Toma presenta su experiencia de lucha en Buenos Aires junto a dirigentes solidarios con esta larga experiencia de movilizaci贸n obrera y popular rechazando una persistente orden de desalojo.  Por Mario Hernandez


Entrevista a Carlos Ghioldi referente de La Toma (Rosario)

Hoy a las 18:00 en el centro cultural Hasta Trilce, Maza 177, en el barrio de Almagro, se har谩 la presentaci贸n del libro 20 A帽os de La Toma. Resistencia, lucha y solidaridad desde un establecimiento en manos obreras al servicio del movimiento obrero y popular, organizado por los trabajadores del Sindicato de Profesionales Telef贸nicos. La Toma presenta su experiencia de lucha en Buenos Aires junto a dirigentes solidarios con esta larga experiencia de movilizaci贸n obrera y popular rechazando una persistente orden de desalojo. Coordinaci贸n a cargo de Domingo Marino Aguilar, secretario de Organizaci贸n de CEPETEL, y de Luis Costa, secretario General de CEPETEL, con la presencia del autor del libro, Carlos Ghioldi, y los comentarios de Hugo Yasky, secretario General de la CTA de los Trabajadores y diputado nacional y Beto Pianelli, secretario General Asociaci贸n Gremial Trabajadores de Subte y Premetro. Carlos, 驴con qu茅 nos vamos a encontrar el viernes a las 18:00?

-La idea es presentar un libro donde contamos estos 20 a帽os de experiencia de lucha, de una sostenida lucha ante una persistente agresi贸n de parte de un sector del Poder Judicial, pero fundamentalmente de sectores empresariales que a trav茅s de las quiebras fraudulentas y de mandar a empresas a la quiebra hacen importantes inversiones o extienden su capitalizaci贸n desarrollando negocios muy importantes. Es decir, es un proceso de vaciamiento fraudulento con complicidad judicial con bastante historia, viene de la vieja historia del Hogar Obrero, es decir, son edificios que se compraron sin pagar.

Cuando los trabajadores ocupamos ese lugar y lo pusimos a funcionar en manos de los propios compa帽eros y compa帽eras que trabajamos ah铆 nos ganamos una enemistad, una agresi贸n que no ces贸 en estos a帽os. A pesar de que hubo periodos d贸nde hubo sectores gubernamentales o sectores pol铆ticos que asumieron gobiernos con una actitud no hostil con nosotros, este Poder Judicial, el poder empresarial, este poder f谩ctico nunca dej贸 de lado esa agresi贸n. As铆 que nos vimos en la obligaci贸n de desarrollar una pol铆tica de resistencia que se manifest贸 eficiente para mantener 21 a帽os este desalojo sin efectuar. Eso es lo que queremos contar. Queremos contar esos 20 a帽os. Es muy dif铆cil, imag铆nese que en esos 20 a帽os, esto empez贸 en el 2001, en el marco鈥

Fue parte de un movimiento.

-Fue parte de una situaci贸n, hab铆a en ese momento miles de empresas que cerraban, muchas de ellas fundidas por la explosi贸n de las pol铆ticas neoliberales m谩s fundamentalistas del mercado, que explotaron en el 2001 en toda la regi贸n. En aquel momento esas empresas se fundieron y muchos hicieron grandes negocios en esa crisis y este fue uno. Este empresario fue uno de los que se dedic贸 a la soja y a la inversi贸n en el negocio agropecuario y dej贸 a los trabajadores en la calle. Se capitaliz贸 enormemente con una quiebra fraudulenta que no podr铆a haber llevado adelante si no ten铆a relaci贸n con los sectores del Poder Judicial que lo permitieron. Este fue uno de esos casos.

Hubo trabajadores que tomaron las empresas, nosotros tambi茅n la tomamos. Hubo trabajadores que recuperaron el lugar y que siguen funcionando al d铆a de hoy, incluso con eficiencia y con 茅xito. Y hubo lugares como el nuestro, d贸nde no pudimos recuperar nada porque la agresi贸n judicial fue tan fuerte que nos impidi贸 jam谩s asentarnos y estabilizarnos. Un conflicto permanente, aunque parezca mentira, de m谩s de 21 a帽os, el cual nos permiti贸 hacer otro camino.

Por eso siempre decimos que es un establecimiento en manos obreras resistiendo el desalojo, y no una empresa recuperada. Porque de los empresarios no recuperamos nada, ni quisimos recuperar nada. Nosotros pusimos el lugar, el edificio en el centro de Rosario, al servicio de un conjunto de organizaciones del pueblo y los trabajadores. Al conjunto para que est茅 a su servicio, es decir, se comparte.

A medida que nosotros fuimos ocupando ese edificio tan grande, se fueron estableciendo sedes permanentes de diversas organizaciones. Esas sedes nos implicaron involucrarnos en luchas. Por ejemplo, todas las luchas por la reapertura de los juicios de terrorismo de Estado y los genocidas. La Toma facilit贸 para que se re煤nan todos los organismos de Derechos Humanos de Rosario.

Con el tiempo, mientras eso avanzaba, abrieron sus locales dentro del edificio y ah铆 qued贸 como sede de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos, de Familiares de Detenidos y Desaparecidos. Se trabaj贸 coordinadamente esa cuesti贸n. As铆 podemos nombrar, y voy nombrando en el libro, todos y cada uno de los frentes en los cuales terminamos involucrados, que contin煤a con la pandemia al d铆a de hoy.

Esta tarde a las 15:00 tenemos reuni贸n con el Sindicato de Personal Aeron谩utico para que abran su local sindical en Rosario por primera vez en el edificio de La Toma. No ten铆an sede sindical, funcionaban en el aeropuerto, en los propios lugares de trabajo, y ahora con la posibilidad de organizaci贸n van a tener su sede. Ya tenemos la disposici贸n para que ese sindicato se sume a los nueve sindicatos que ya funcionan en La Toma. Hay nueve sindicatos con oficinas compartidas y exclusivas dependiendo del tama帽o o del movimiento que tenga ese sindicato.

Luego podemos hablar del movimiento estudiantil. El comedor universitario de Rosario se recuper贸 a trav茅s que pusimos las instalaciones del patio de comidas del supermercado a disposici贸n para que se recupere el viejo comedor estudiantil que hab铆a sido cerrado por la dictadura y que nunca se hab铆a vuelto a abrir. Entonces, el primer comedor universitario de Rosario, luego de la dictadura, se abre en La Toma a trav茅s de la lucha de los trabajadores, de la lucha del movimiento estudiantil y del acompa帽amiento de las autoridades de la Universidad de Rosario.

Podemos ir desgranando muchos de estos ejemplos, los microemprendimientos productivos de la Municipalidad de Rosario que terminaron asent谩ndose en La Toma. La lucha por la Ley de salud mental, se organiz贸 desde La Toma y termin贸 quedando el primer dispositivo de reinserci贸n laboral de los externados del Hospital Psiqui谩trico de Rosario. As铆 sucesivamente tenemos en estos 20 a帽os acumuladas 60 organizaciones populares que comparten el lugar con los trabajadores que originalmente empezamos la lucha por los puestos de trabajo.

Mantuvimos nuestros puestos de trabajo, pero al hacerlo, siempre mantuvimos esa perspectiva de organizaci贸n, de solidaridad, de movilizaci贸n y de resistencia. Digo de movilizaci贸n, porque hace un a帽o, en plena pandemia, tal vez inspirados en el desalojo voluntario que hicieron los trabajadores del Bauen, hubo un sector pol铆tico de Rosario, un concejal que quiso avanzar contra nosotros. Cuando present贸 su proyecto frente al Consejo municipal de Rosario para pedir informes, lo esperamos con una movilizaci贸n tan fuerte en plena pandemia que fue rechazado. Hasta el mismo bloque del PRO rechaz贸 las pretensiones de su concejal de agredirnos, por la contundencia de la movilizaci贸n que en plena pandemia pudimos desarrollar.

Recuerdo un hecho destacado porque esa ocupaci贸n a la que hac茅s referencia en el 2001, en ese momento, un hecho casi excepcional, fue apoyada por el Sindicato de Comercio de Rosario.

-Para que quede claro, nosotros lo contamos en el libro, no solo el Sindicato de Comercio que en ese momento yo era el delegado de los trabajadores y adem谩s integraba la Comisi贸n Directiva del sindicato, sino que la CGT de Rosario encabezada por Juan Nucci, que era referente de lo que era el MTA junto con la CTA que en aquel momento estaba H茅ctor Quagliaro fusionaron su plenario de organizaci贸n de los paros generales apenas tomamos el lugar en el edificio junto con los trabajadores.

Yo no recuerdo que la CGT haya funcionado y fusionado su Consejo Directivo en alg煤n edificio tomado por los trabajadores en aquellos a帽os. Este caso para nosotros fue muy importante, por eso el movimiento sindical, hasta el propio secretario general de la CGT, antes de fallecer, en un acto p煤blico plante贸 que La Toma era parte integrante del movimiento obrero organizado de Rosario, y como tal nos consideramos.

-Y aclarar que vos ocupas un cargo directivo dentro de la CTA de los Trabajadores.

Resistencia, solidaridad y lucha

鈥 hay compa帽eros nuestros que est谩n en otros cargos. Cuando un compa帽ero de La Toma, por ciertas circunstancias toma un cargo de responsabilidad en la organizaci贸n sindical para nosotros es un orgullo. Por ejemplo el compa帽ero Aguilar es parte integrante del colectivo de los que trabajan en La Toma y es secretario de CEPETEL, es decir, nosotros somos un colectivo de trabajadores y de luchadores.

En 20 a帽os muchos de los compa帽eros que trabajamos ah铆 consiguieron otro trabajo, fallecieron, se jubilaron y se agregaron otros. Porque lo que hay ah铆 no es falso, es un puesto de lucha por las distintas causas que desde el movimiento obrero y popular se mantienen firmes sin resoluci贸n a pesar de que haya gobiernos m谩s hostiles o un poco menos hostiles.

Nosotros creemos que lo m谩s importante es mantener un grado de movilizaci贸n y de reclamo, por supuesto frente a cada circunstancia se actuar谩 de distinta manera, que es lo que hace que las cosas avancen. La gran ense帽anza de estos 20 a帽os de lucha es que hay que mantener la mayor movilizaci贸n permanente de los sectores populares para que las reivindicaciones sean satisfechas, o por lo menos atendidas. Por supuesto que ayuda si hay un funcionario menos hostil, si hay un funcionario hostil tenemos que luchar muy duro. Si hay un funcionario un poco m谩s sensible se luchar谩 un poco menos. Pero en ambos casos siempre habr谩 que luchar, la idea es conocer la diferencia. Pero, fundamentalmente la organizaci贸n colectiva de los trabajadores luchando y moviliz谩ndose es el 煤nico camino que nos permite que las demandas sean atendidas. No podemos esperar por los tiempos.

El movimiento popular debe marcar agenda con sus demandas y eso se hace con las movilizaciones. Eso es lo que aprendimos en estos 21 a帽os. Por supuesto, respetar y saber entender cuando uno encuentra un funcionario no hostil y uno hostil. No puede meterlos a los dos en la misma bolsa. As铆 lo definimos nosotros y as铆 hemos sobrevivido estos 21 a帽os de resistencia. Por eso decimos resistencia, solidaridad y lucha. Tal vez para no hacerla tan larga te digo que todo este libro est谩 dedicado a un funcionario, un empresario con el cual dialogu茅 a seis meses que tomamos el edificio, que era uno de los presidentes de la C谩mara de Supermercados de Rosario, tenemos una conversaci贸n en la cual le digo 芦mire hace 6 meses que nos quieren desalojar, no han podido hacerlo. Vamos a sentarnos a negociar una salida para este conflicto.禄 Ese se帽or me dijo 芦con usted y con esa gente no negocio nada porque en 6 meses o 7 meses solitos van a salir gateando quebrados por el hambre y van a abandonar el edificio禄. 芦Bueno禄 le dije, 芦ya vamos a ver禄. Pasaron 21 a帽os.

20 a帽os de La Toma el viernes 22 a las 18:00 en el Centro Cultural Hasta Trilce, en Maza 177. Un libro prologado por Hugo Yasky y Adolfo P茅rez Esquivel.

-Precisamente usted ha sido gestor de uno de esos pr贸logos, as铆 que le agradezco p煤blicamente que nos haya ayudado a conseguirlo. Si bien Adolfo vino y le gust贸 mucho recorrer el lugar, gracias a su gesto, escribi贸 las sencillas palabras que acompa帽an todo el libro.

Por el contrario, es un gusto para m铆. Siempre me sent铆 identificado con La Toma, he ido varias veces, hemos tratado de apoyar en lo que hemos podido. Recuerdo aquella contratapa de P谩gina 12 de Osvaldo Bayer, entre otras cosas鈥

-Osvaldo Bayer prolog贸 el primer libro que escribimos contando esta historia en el a帽o 2004 o 2003. Hab铆a venido y hab铆a quedado muy impactado por esa circunstancia. Nos escribi贸 un hermoso pr贸logo en ese libro que se llamaba Cr贸nicas de un conflicto en curso. Siempre recordamos con mucho afecto su presencia, su participaci贸n y el afecto que nos ten铆a por esta lucha.

Carlos, nos vemos el viernes.

-Nos vemos el viernes. Ser谩 una inmensa alegr铆a verlo a usted. A los compa帽eros los invitamos a que participen e incluso a compa帽eros que no est谩n de acuerdo con nosotros. Los invitamos porque siempre les preguntamos 芦驴Qu茅 hubieran hecho ustedes que nosotros no estamos haciendo?禄. Porque una de las cosas que aprendimos en estos 21 a帽os de compartir el espacio con tantas organizaciones populares y a veces pensando tan distinto, es que uno nunca es due帽o de la verdad y siempre se aprende much铆simo. Esa es una de las m谩s grandes cosas que tenemos de esta lucha, compartir con sectores diversos y buscar los puntos comunes para luchar juntos nos ense帽贸 much铆simo.

-Bueno, vamos a estar invadidos por rosarinos porque el viernes y el s谩bado se presenta La Trova por los 40 a帽os.

-Adri谩n Abonizio aparece p煤blicamente en muchas presentaciones con una remera por los 20 a帽os de La Toma. Demostrando su car谩cter solidario y su gentileza con este conflicto. 脡l es uno de los que siempre viene, incluso usa el comedor con el hijo y est谩 siempre hablando con los compa帽eros. Para dar el ejemplo de un compa帽ero muy reconocido y muy talentoso y a su vez que nunca abandona su pertenencia a los sectores populares.





Fuente: Anred.org