February 24, 2021
De parte de La Haine
322 puntos de vista


El relato oficial dice que entre la muerte de Franco en 1975 y el fallido golpe de Estado de Tejero (23 de febrero de 1981), Espa帽a ser铆a una Arcadia id铆lica (de apellido Transici贸n), en la que los l铆deres de la oposici贸n al r茅gimen de Franco y los reformistas del interior pactaron una agenda para preparar al Estado espa帽ol para su anhelada entrada en Europa as铆 como garantizar la democracia y el progreso generalizado, todo ello bajo la supervisi贸n del rey Juan Carlos I como valedor de la balbuciente democracia.

Sin embargo, al cabo de 4 d茅cadas,la crisis econ贸mica, la desafecci贸n pol铆tica de la sociedad espa帽ola motivada por los sangrantes casos de corrupci贸n de la 茅lite pol铆tico-econ贸mica y el creciente descr茅dito de la instituci贸n Mon谩rquica han hecho revisar tales esquemas, incluida la tesis de la supuesta reconciliaci贸n nacional propagada por la 鈥渕ass media鈥 de la 茅poca de la Transici贸n, todav铆a pendiente de su finiquito legal. As铆, el grupo de trabajo de la ONU sobre desapariciones forzadas ha concluido en su informe preliminar que 鈥渆l Estado espa帽ol deber铆a asumir la tarea de esclarecer las m谩s de 114.000 desapariciones forzadas que se produjeron en Espa帽a durante la guerra civil y la dictadura franquista鈥 y ha lamentado que no haya “ninguna investigaci贸n judicial efectiva en curso ni ninguna persona condenada”, lo que atribuyen a “una combinaci贸n de diversos factores, como la interpretaci贸n de la Ley de Amnist铆a de 1977鈥, (conocida como Ley de la Reconciliaci贸n en la terminolog铆a transicionista).

La deriva totalitaria del Estado Espa帽ol arranca con la implementaci贸n de la doctrina de la alternancia en el Poder del bipartidismo PP-PSOE como defensa y garante del citado establishment dominante, fruto del acuerdo t谩cito entre los partidos pol铆ticos tras el simulacro de golpe de mano de Tejero (23-F del 1981) y alcanz贸 su mayor铆a de edad con la llegada al poder del PSOE y el nombramiento como Presidente del Gobierno de Felipe Gonz谩lez (1982), con quien asistimos al finiquito de la id铆lica Transici贸n y al inicio de la deriva totalitaria del sistema mediante la implementaci贸n del llamado 鈥渢errorismo de Estado鈥 o 鈥済uerra sucia鈥 contra ETA y su entorno, del que ser铆an paradigma los Grupos Armados de Liberaci贸n (GAL).

Un hito fundamental en la espiral involucionista del r茅gimen del 78 ser铆a la implantaci贸n por el Gobierno socialista de Felipe Gonz谩lez de la Ley Antiterrorista de 1985, definida por Jos茅 Manuel Bandr茅s en su art铆culo 鈥淟a Ley antiterrorista: un estado de excepci贸n encubierto鈥, publicado en el diario 鈥淓l Pa铆s鈥, como 鈥渓a aplicaci贸n de facto del estado de excepci贸n encubierto鈥. Dicha Ley Anti-terrorista (todav铆a vigente a pesar de la ausencia de actividad por parte de ETA), ser铆a un anacronismo propio de la dictadura franquista, un limbo jur铆dico que habr铆a convertido los s贸tanos de cuartelillos y comisar铆as en escenarios dist贸picos de naturaleza real (no ficitica) y en Guant谩namos virtuales refractarios al control de jueces, fiscales y abogados.

La deriva regresiva tendr铆a su continuaci贸n con la Ley Org谩nica 7/2000 del Gobierno Aznar que incluy贸 como novedad la aparici贸n del llamado 鈥渄elito de exaltaci贸n del terrorismo鈥 y prosigui贸 su escalada con la firma por Aznar y Zapatero del llamado 鈥淧acto por la Justicia y las Libertades鈥 de 2003 que instauraba de facto 鈥渓a cadena perpetua estratosf茅rica鈥 al elevar la pena m谩xima de c谩rcel hasta cuarenta a帽os, superando la 鈥渃rueldad del r茅gimen de Franco 鈥 que contemplaba los 30 a帽os de c谩rcel como pena m谩xima.

En el paroxismo de la involuci贸n, hemos asistido a la modificaci贸n del C贸digo Penal para constri帽ir hasta su nimiedad los derechos de expresi贸n (Ley Mordaza) y a la firma entre Rajoy y S谩nchez del llamado 鈥減acto antiyihadista鈥 que bajo la falacia de combatir el terrorismo yihadista 鈥渃onvierte en delitos terroristas infracciones menores o conductas l铆citas y supone un ataque a la l铆nea de flotaci贸n del sistema constitucional鈥 en palabras de Manuel Cancio Meli谩.

Asimismo, la libertad de expresi贸n en Espa帽a agoniza ante la nueva ofensiva represora de la Audiencia Nacional que constre帽ir谩 hasta el paroxismo la libertad de expresi贸n mediante la imposici贸n sistem谩tica de multas estratosf茅ricas y cuyo pen煤ltimo episodio ser铆a la pr贸xima entrada en prisi贸n del rapero Pablo Hasel por presuntos 鈥渄elitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona鈥. Dicha cruzada involucionista tendr铆a a la Audiencia nacional y al Tribunal Supremo como brazos ejecutores del tardofranquismo judicial, tribunales que estar铆an controlados por el llamado 鈥渃lan de los pol铆ticos鈥 en palabras del ex-Presidente de Sala del TS, Ram贸n Trillo y cuyo objetivo confeso ser铆a la implementaci贸n de la llamada Doctrina Aznar que tendr铆a objetivo 煤ltimo 鈥漜riminalizar a grupos y entidades d铆scolos y refractarios al mensaje del establishment dominante del Estado espa帽ol鈥.

La mencionada deriva involucionista del Tardofranquismo judicial del Estado espa帽ol estar谩 amparado por la 鈥渆spiral del silencio鈥 de los medios de comunicaci贸n de masas del establishment (PRISA, Vocento, Grupo Planeta, Grupo God贸, Grupo Zeta, Editorial Prensa Ib茅rica, Unidad Editorial, TVE y Mediaset Espa帽a), teor铆a formulada por la polit贸loga alemana Elisabeth Noelle-Neumann en su libro 鈥淟a espiral del silencio. Opini贸n p煤blica: nuestra piel social鈥 (1977). Dicha teor铆a simbolizar铆a 鈥渓a f贸rmula de solapamiento cognitivo que instaura la censura a trav茅s de una deliberada y sofocante acumulaci贸n de mensajes de un solo signo鈥, con lo que se producir铆a un proceso en espiral o bucle de retroalimentaci贸n positiva. A ello contribuye el encefalograma plano de la conciencia cr铆tica de la sociedad actual favorecida por una pr谩ctica period铆stica peligrosamente mediatizada por la ausencia de la ex茅gesis u objetividad en los art铆culos de opini贸n y el finiquito

del c贸digo deontol贸gico period铆stico que tendr铆a su plasmaci贸n en la implementaci贸n de la autocensura y en la sumisi贸n a la l铆nea editorial de su medio de comunicaci贸n con lo que parece evidente la necesidad de una nueva Transici贸n para lograr la anhelada normalidad democr谩tica.

GERM脕N GORRAIZ L脫PEZ-Analista




Fuente: Lahaine.org