February 12, 2021
De parte de Nodo50
491 puntos de vista

En la mayor铆a de los casos, las v铆ctimas son captadas en sus propios pa铆ses. Son explotadas sexualmente (81%), mientras que 13% son sometidas a trabajo forzado y el 6% restante a otros tipos de explotaci贸n, se帽ala un informe de la ONU

Madrid, 11 feb. 21. AmecoPress/ONUMujeres.- Las mujeres son las principales afectadas por la trata de personas, definida como la captaci贸n, el traslado y la recepci贸n de personas dentro de un pa铆s o a trav茅s de fronteras para explotarlas. As铆 lo ratifica un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd) publicado esta semana, que asegura que siete de cada diez v铆ctimas de este delito a nivel mundial son mujeres adultas y ni帽as.

La situaci贸n puede verse agravada por la covid-19, alerta el organismo, ya que las redes de trata generalmente apuntan a poblaciones vulnerables 鈥抪ersonas migrantes, sin trabajo o de niveles socioecon贸micos bajos鈥, por lo que 鈥渆s probable que la recesi贸n inducida por la pandemia haya puesto a m谩s personas en riesgo鈥.

La investigaci贸n revela que en Am茅rica Latina y el Caribe la brecha de g茅nero muchas veces es incluso mayor a la media global, especialmente en Centroam茅rica y el Caribe. All铆, 79% de las v铆ctimas detectadas en 2018 son ni帽as y mujeres. S贸lo las ni帽as representan 40% del total de las v铆ctimas, 鈥渆l mayor porcentaje de ni帽as v铆ctimas de trata registrado en todo el mundo鈥, se帽ala el informe.

La enorme mayor铆a de las personas que son captadas por redes de trata en Centroam茅rica y el Caribe es explotada sexualmente (81%), mientras que 13% es sometida a trabajo forzado y el restante 6% a otros tipos de explotaci贸n.

La jefa de investigaci贸n de la Onudd, Angela Me, explic贸 que lo que distingue a Centroam茅rica es especialmente la explotaci贸n sexual infantil, ya que en otras regiones del mundo en las que hay una gran tasa de trata de ni帽as y ni帽os suele estar vinculada a los trabajos forzados. Para la experta, la explotaci贸n sexual de ni帽as puede tener que ver con otros fen贸menos de la regi贸n, como los elevados niveles de femicidios y de otros episodios de violencia de g茅nero, lo que refleja 鈥渦na cultura de la desigualdad en la que las mujeres y las ni帽as son menos respetadas que los hombres鈥.

En una l铆nea parecida, el informe hace referencia a algunos estudios en Centroam茅rica 鈥渜ue sugieren que la violencia dom茅stica y otras formas de violencia contra mujeres, ni帽as y ni帽os, as铆 como la discriminaci贸n contra las minor铆as 茅tnicas, aumentan potencialmente el riesgo de que las ni帽as se conviertan en v铆ctimas de trata鈥.

M谩s abajo en el mapa, en Sudam茅rica, 69% de las v铆ctimas de trata son mujeres. En este caso la trata con fines de explotaci贸n sexual tambi茅n es la forma m谩s denunciada en la regi贸n y adem谩s registr贸 un aumento, al pasar de 58% en 2016 a 64% en 2018. La inmensa mayor铆a de las v铆ctimas de trata con fines de explotaci贸n sexual 鈥96%鈥 son mujeres y ni帽as.

La segunda forma m谩s denunciada es la trata con fines de trabajo forzoso. El informe aclara que Argentina y Chile fueron los 煤nicos pa铆ses de la regi贸n que reportaron m谩s v铆ctimas de este tipo.

Respecto del perfil de los victimarios, los datos del estudio muestran que, en Sudam茅rica, la mayor铆a de los investigados, arrestados, procesados o condenados por trata 鈥渃ontin煤an siendo varones鈥 (alrededor de 64%). En Centroam茅rica, por otro lado, la proporci贸n de mujeres involucradas en este delito es ligeramente superior a la de los varones (51% y 49%, respectivamente).

La trata puede ser interna o dom茅stica cuando las distintas etapas del proceso se desarrollan dentro un pa铆s y es internacional cuando involucra a m谩s de un pa铆s. En Am茅rica Latina, la mayor铆a de los casos se produce dentro de las fronteras de los pa铆ses.

Cuando hay casos de trata internacional, 鈥渘o hay un patr贸n claro de pa铆ses de origen y destino鈥. El informe menciona, de todas maneras, algunas caracter铆sticas. En Sudam茅rica, por ejemplo, los pa铆ses donde se detecta la trata a veces son tambi茅n destinos para los flujos de tr谩fico transfronterizo dentro de la regi贸n. Otro rasgo es que la mayor铆a de las v铆ctimas que llegan a Centroam茅rica y el Caribe son de pa铆ses de la regi贸n o de alguna parte de Sudam茅rica. Adem谩s, se ha identificado un flujo de v铆ctimas captadas en Centroam茅rica y el Caribe que se traslada hacia Estados Unidos y M茅xico.

Criminalizaci贸n

La Onudd asegura que la mayor铆a de los pa铆ses de Am茅rica Latina y el Caribe cuenta con una normativa que incluye un delito espec铆fico de trata de personas. 鈥淟a mayor铆a de los pa铆ses introdujeron un delito espec铆fico sobre la trata de personas entre 2004 y 2012鈥, especifica el texto. Hasta agosto de 2018, s贸lo un pa铆s de la regi贸n ten铆a una legislaci贸n 鈥減arcial鈥.

El n煤mero de condenas por cada 100.000 personas registradas en Sudam茅rica ha sido menor en comparaci贸n con los pa铆ses centroamericanos, advierte el informe. Sin embargo, las tasas de condena cada 100.000 personas han aumentado en general durante los 煤ltimos 15 a帽os. Lo mismo pas贸 en Centroam茅rica, que en 2018 casi alcanzaba el promedio global.

De acuerdo con la investigaci贸n, tanto en una regi贸n como en la otra el n煤mero de v铆ctimas detectadas por cada 100.000 habitantes tambi茅n aument贸 desde la entrada en vigor del Protocolo de las Naciones Unidas contra la Trata de Personas, que gener贸 a su vez el aumento de la tasa de condenas.

Uruguay aprob贸 reci茅n en 2018 una ley de prevenci贸n y combate de la trata que aborda el problema de manera integral. Antes, el marco legal uruguayo contaba con la ley de violencia sexual de 2004 鈥搎ue contempla la trata de ni帽as, ni帽os y adolescentes鈥 y la ley de migraciones de 2008, que tipific贸 por primera vez el delito de trata.

Fotos: Archivo AmecoPress.

鈥 –

Internacional 鈥 Trata 鈥 Violencia sexual 鈥 Estudios de g茅nero. 11 feb. 21- AmecoPress.




Fuente: Amecopress.net