January 25, 2021
De parte de SAS Madrid
186 puntos de vista


La mayoría de provincias de España superan ese umbral, que impide el movimiento de viajeros con el resto de Europa.

La Comisión Europea ha propuesto este lunes endurecer las recomendaciones sobre restricciones al movimiento para aislar de manera tajante a las zonas con una incidencia acumulada de más de 500 casos de covid-19 por cada 100.000 habitantes en 14 días. La nueva recomendación, que Bruselas espera que los Estados miembros aprueben en cuestión de horas o días, supondría la prohibición de viajar, salvo causa excepcional, para los residentes en las zonas afectadas. Numerosas provincias españolas, incluidas Madrid y Barcelona, superan el umbral fijado por la Comisión.

“La situación en Europa, con las nuevas variantes, nos lleva a tomar decisiones difíciles pero necesarias”, ha señalado la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, tras aprobar el proyecto con las nuevas medidas restrictivas. La recomendación devolverá al continente a una situación de semiparálisis similar a la registrada en primavera, durante la primera ola de la pandemia.

En el caso de España, una gran parte del territorio supera los 500 casos por 100.000 habitantes. Las únicas que, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, del pasado viernes, quedarían fuera de este confinamiento europeo serían Canarias y la cornisa cantábrica: Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra. La norma impedirá el desplazamiento desde esas zonas hacia el resto de Europa, así como la llegada desde el exterior mientras el índice no baje de los 500 casos.

El endurecimiento del control llega como respuesta a la propagación de las nuevas cepas del virus, una escalada de casos que ha disparado las alarmas en casi todos los países de la Unión Europea. La recomendación vigente, adoptada en octubre del año pasado, establecía límites de movimiento para las zonas con más de 150 casos pero menos de 500, pero en ningún caso contemplaba la prohibición tajante de movimientos.

El proyecto de recomendación establece una nueva categoría en el mapa epidemiológico, rojo oscuro, reservada a las zonas donde la incidencia acumulada de casos durante 14 días supere el umbral de los 500. El texto señala que “los Estados miembros deberán disuadir con fuerza los viajes no esenciales desde y hacia las áreas clasificadas como rojo oscuro”. El documento solo contempla excepciones para el paso del transporte de mercancías, una actividad para la que se establecerá un sistema de carriles abiertos en las fronteras, y para los trabajadores transfronterizos en servicios esenciales (como el sanitario).

El texto también prevé que los Estados miembros ofrezcan a las personas procedentes de zonas rojo oscuro y que, de manera imprescindible deban viajar, la posibilidad de someterse a un test previamente, y la obligación de guardar cuarentena a la llegada. La prueba en la zona de destino solo será posible para los ciudadanos de un país que regresen desde el extranjero y que no hayan podido realizar un test previo.

“Las normas pueden variar, pero la principal recomendación en esas zonas es la de no viajar”, ha señalado la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, durante la rueda de prensa posterior a la aprobación del proyecto.

Enlace relacionado ElPaís.com 25/01/2021.




Fuente: Sasmadrid.org