November 23, 2021
De parte de Amor Y Rabia
151 puntos de vista



por Jonathan Sumption
(miembro del Tribunal Supremo del Reino Unido de 2012 a 2018)

La ausencia de escr煤pulos morales en la b煤squeda de lo que se considera un bien p煤blico es el primer s铆ntoma del totalitarismo.

22 de noviembre de 2021

En toda Europa, las normas b谩sicas de la sociedad civilizada est谩n dando paso al p谩nico. Los no vacunados est谩n siendo excluidos de una gama cada vez m谩s amplia de derechos b谩sicos. Austria los ha criminalizado. Italia les ha impedido hacer su trabajo. La polic铆a holandesa ha disparado contra manifestantes anti-confinamiento, hiriendo gravemente a algunos de ellos. Asistimos a la m谩xima locura de pol铆ticos asustados que no pueden aceptar que son impotentes ante algunos fen贸menos naturales.

Si los confinamientos, los cierres forzosos de empresas y otras contramedidas brutales funcionan, 驴por qu茅 estos pa铆ses se encuentran en su quinta ola de pandemia y en su tercer o cuarto confinamiento? 驴Cu谩nto tiempo debe durar esto antes de que reconozcamos que estas medidas simplemente retrasan las infecciones al per铆odo posterior a su levantamiento?

La actual l贸gica de persistir en los confinamientos es que nunca podr谩n ser levantados. Lo que alguna vez se justific贸 como medidas temporales para mantener estable la situaci贸n hasta que las vacunas estuvieran disponibles, amenaza con ser impuestas a las personas como cambios permanentes en su forma de vida. Quiz谩s la caracter铆stica m谩s fea de la crisis es la costumbre de los pol铆ticos de culpar a otros por el fracaso de sus propias pol铆ticas. La oposici贸n a las vacunas es una tonter铆a. Son muy eficaces para prevenir enfermedades graves y la muerte. Pero no son tan eficaces como se pensaba contra la infecci贸n o la transmisi贸n del Coronavirus.

El canciller austriaco se ha puesto al frente del juego de echar la culpa a otros de lo que pasa. Y otros se sienten tentados a seguirle por ese camino. Sin embargo, la proporci贸n de personas completamente vacunadas en Austria, del 64%, est谩 muy por encima de la media europea (57%) y no muy por debajo de la de UK (68%). Los Pa铆ses Bajos y B茅lgica se encuentran entre los pa铆ses m谩s vacunados de Europa, con un 74%, pero han experimentado algunos de los mayores aumentos del n煤mero de infecciones. Mientras tanto, se olvida la dimensi贸n moral. El problema b谩sico es el enfoque de la pandemia trat谩ndola como una cuesti贸n puramente t茅cnica de gesti贸n de la salud p煤blica, cuando tambi茅n es una cuesti贸n compleja en los campos econ贸mico, social y pol铆tico.

Esto lleva a la suposici贸n irreflexiva de que no hay l铆mites a lo que la mayor铆a asustada puede imponer leg铆timamente a otros con la esperanza de protegerse contra la infecci贸n. La ausencia de escr煤pulos morales en pos de lo que se considera un bien p煤blico, es el primer s铆ntoma del totalitarismo. La reducci贸n de los seres humanos a meros instrumentos de pol铆tica estatal es la siguiente.

La interacci贸n social con otras personas no es una actividad de ocio opcional, sino una necesidad b谩sica de la humanidad. Un m铆nimo de respeto por la autonom铆a personal de nuestros semejantes es esencial si queremos vivir juntos en alg煤n tipo de armon铆a. Estas cosas son las que nos hacen una comunidad. Los gobiernos que los ignoran cruzan una importante l铆nea moral e inevitablemente se ven envueltos en un ataque sostenido contra la humanidad de su pueblo.

Aquellos que se niegan a vacunarse pueden ser imprudentes, quiz谩s ego铆stas. Pero si ni siquiera se les permite decidir qu茅 procedimientos m茅dicos se someter谩n y qu茅 medicamentos recibir谩n en sus propios cuerpos, entonces no queda mucho de su autonom铆a como seres humanos. El camino est谩 abierto al despotismo y una discordia social interminable.

El resto de nosotros deber铆a observar y notar cu谩n f谩cilmente la democracia liberal puede ser subvertida por el miedo.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com